¿La “rendición” es condicionante del género?

By | 20:08 Leave a Comment
El mundo es raro, raro, pero que muy raro…Anteayer, mientras escribía el artículo de Phineas y Freb me sugirieron que mirara la nueva declaración de Gadafi. No es que me interesen especialmente los temas políticos pero accedí, ya que tiene que ver con el sexismo.

Resulta que el coronel libio declaró en la televisión de su país que se luche contra los rebeldes y la OTAN aunque” Líbia sea pasto de las llamas”.”No vamos a rendirnos. No somos mujeres. Vamos a seguir luchando”, dijo literalmente.[i]


Bueno, tengo la impresión de que muchos de ustedes me van a decir que la cultura de ellos y la nuestra es diferente y que por lo tanto no tiene ningún sentido analizar la frase. No les voy  quitar la razón, pero de todos modos, voy a intentar profundizar sobre el tema.

Lo curioso de la afirmación no es el cargado olor a machismo que desprende, sino que Gadafi tiene a más de 500 mujeres soldado luchando tras jurarle lealtad[ii].  O por lo menos eso es lo que dicen los diarios The Guardian y The Washington Post.

De una manera u otra, el “rendirse” (que yo sepa) no tiene que ver con el género humano al que se pertenezca.  Mujeres y hombres, hombres y mujeres ¿qué más da? ¿Es que la rendición comporta otro elemento? Puede. Un “valor” al que muchos se agarran como si les fuera la vida en ello: el honor.
Esta hipótesis me lleva a preguntarme si el honor es diferente según los roles ¿Es que las mujeres se rinden antes? ¿O es cosa de los principios? ¿El rendirse es ser débil? Depende para quien.  Y el “quién” no incluye al género.

Por otro lado, hay un “valor” que se mete en medio del “honor” y la “rendición”: la dignidad.  ¿Pero de verdad sabemos lo que es, lo que representa? Yo soy del pensar que la dignidad y la moral, son  la una hermana de la otra, dos gemelas que van de la mano pero que nunca juegan juntas.  Por un lado, la dignidad es poder mantener los principios (éticos, sociales, culturales), y la moral es lo que la conciencia nos dicta. Esa vocecilla que dice lo que se debe y lo que no, lo que está bien o mal según los principios inscritos en una sociedad, según lo que nos han dicho que es “digno”.

Por último cabe decir que el honor, el valor, la rendición y la dignidad no dependen del género, sino de la educación, de las vivencias que cada persona guarda en su alma, en su cabeza. Y de la mezcla de todos ellos nace el sentimiento. Positivo o negativo, lo creamos o no comos una compota de sentimientos.

Tal y como dijo el escritor argentino Jorge Luis Borges: hay derrotas que tienen más dignidad que la misma victoria.

Les dejo para que piensen en ello.


H.Lana


 Fuentes:
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

0 comentarios:

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.