Luces, truenos y ¿Acción?

By | 17:13 Leave a Comment

Empiezo a pensar que no es casual. Cada vez que caen cuatro gotas en el pueblecito donde habito se va la luz.

Me da una sensación rara…antes de que se vaya, la tensión sube y baja como si de una montaña rusa se tratara. Si estás acompañada no pasa nada, pero como le pille a uno solo, se te ponen los pelos de gallina.  Es como una peli de terror mala: baja la luz, se oye un trueno, el rayo y vuelve a subir la luz.

La cuestión es que el juego de luces me ha pillado en la bañera. No es que sea supersticiosa, pero los rayos me dan un especial respeto (no es el primero que aterriza en la cabeza de algún ciudadano), por lo tanto, intento mantenerme lo más alejada posible de ellos, y si puedo, extremar las precauciones (desconectar cables, cerrar ventanas, bajar persianas y finalmente, coger lamparilla y pilas) mejor que mejor.

Eso sí, cuando se va la luz, se va de verdad. Nada de dos horas, ni tres, ni cuatro. Una ya puede llamar a Endesa. Todo el pueblo llama a Endesa. Se hace el atestado de avería. Y Endesa se encarga de presentarse diez horas más tarde. Gracias Endesa.

Realmente, sin electricidad te sientes en la época prehistórica. No se puede cocinar, ni encender el ordenador, ni ver la tele…Y lo peor de todo, si en el piso el lavabo es interior, la odisea está servida.  ¡Qué romántico bañarse con velitas!

En los días en que el cable eléctrico no pasa por su mejor momento, la mente ingenia otros quehaceres para matar el tiempo.  Por ejemplo, leer El Quijote, jugar al Monopoly, hacer un puzle de 5000 piezas, enseñar al loro a pasar el polvo, la aspiradora, a poner lavadoras…y cuando se haya acabado con el loro, se puede emplear el resto del tiempo a plagiar el Guernica.

Todas estas actividades, se pueden realizar hasta que anochece. Después toca darse un coscorrón contra la columna, la puerta, porqué como no podía ser de otro modo, las pilas de la linterna se han acabado.

Como no hay mal que por bien no venga, he aprendido la lección y he comprado una con batería, cuatro paquetes de pilas y media docena de velas. Seguro que a la próxima no me pilla desprevenida. 
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

0 comentarios:

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.