Pestillos, everywhere

By | 12:36 2 comments

Uno de esos días en los que una decide ir al lavabo de la Universidad, y al entrar , para que las personas con torpeza neuro-visual evadan la tentación de abrir la puerta, echo el pestillo.

Hay pestillos con muy mala leche: por lado están esos pestillos que al cerrar van flojitos y al abrir cuesta un montón. Y por otro, están los que cuando los cierras ya sabes que te va a costar patadas abrirlo y volver a salir del baño. Aunque no se si buena idea, porque en la Uni abunda la niebla y el olor a excremento de vaca esta presente en casi todos los recovecos...pero en fin, a lo que vamos.

Imaginad que intentáis salir, quitar el cerrojo y...¡ZAS! De repente ves que por mucha fuerza que hagas sigue cerrado, y claro, una ya se ve el pastel a kilómetros: los bomberos intentando sacarme de ahí, el despliegue para tirar la puerta abajo, el mal rollo y la mala compañía de las arañas, que se alimentan de nuestras becas y crecen hasta el punto de parecer tarántulas ( sobretodo Clementina, que es la reina de las arañas que residen en el váter, y me da miedo porqué fijo que algún día abro la puerta y me la encuentro ahí, sentada, mientras le algún artículo de La Vanguardia), los alumnos con efecto cotilla intentando mirar a ver que pasa, el tiempo de espera hasta que los bomberos vengan en el que una puede aprovechar para releer los emotivos dibujitos y frases celebres escritas en toda puerta que se precie, la llamada de urgencia en plan "veréis, es que no puedo salir del toilet porqué se ha atascado, y ...", etc,etc.


Esos segundos en los que te acuerdas del desgraciado que los inventó, del que los puso, y del que se le olvidó cambiarlos, esos segundos en los que recuerdas todo lo que puede llegar a pasar por un puñetero pestillo oxidado.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

2 comentarios:

  1. ¡ja,ja,ja! Me ha encantado, porque ¿quien no ha pasado por una situación similar? me he sentido completamente identificada, y es que utilizar un baño público es toda una aventura empezando por la variedad de pestillos. Besos!

    Con la realidad en los talones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa!!! Se pasa fatal! Me acuerdo una vez que no abría el pestillo y resulta que lo habían montado mal y abría para otro lado! No veas que sofoco me entró!! Jajaja! Besos!!!!!!

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.