Nada que decir

By | 12:27 3 comments


Había pensado en hacer un post sobre moda que es lo que acostumbramos a escribir por estos lares. Pero sinceramente, no tengo ningunas ganas de escribir sobre trapos. Así que me he puesto a escribir, así sin más. A hacer un post sin tener una idea de lo que decir. A dejar correr las teclas sobre el teclado, esperando a una idea brillante, que posiblemente nunca vendrá. No hoy por lo menos. Estoy y me encuentro mentalmente agotada. Y lo único a lo que aspiro es a dejar expresar toda una serie de inscripciones gráficas en una interfaz, una cosa que se llama, en los tiempos modernos, ordenador.

No tengo nada que decir y tampoco voy a decir nada. Aviso por si queréis parar de leer. Es una sensación extraña, indescriptiblemente extraña. Una montaña rusa de subidas y bajadas. Ahora no pienso en nada. Lo raro es escribir mientras no se piensa en nada. ProbadloEscribid sin una idea fija. La sensación es monumental. Nunca sabes lo que va a salir de esta compota de parágrafos, letras, y composiciones rítmicas de oraciones sin sentidoPorque el único sentido que hay es el que le damos nosotros. El que nos inventamos. Y escribir sin sentido es guay. Me aventuro a decir que es la primera vez. No sé cómo saldrá. Una experimentación experimental de letras sin orden ni conexion.

Tampoco sé porqué estoy escribiendo. No me apetecía escribir. Supongo que es algo mecánico. Algo interior que tengo que sacar. Me dicen que si escribo, que sea por algo, por algún motivo, que explique, que tenga un razonamiento. Un razonamiento
 entendible para la población, algo fácil de leer. No. No tengo motivo alguno para explicar la razón en el razonamiento de mi escritura, de mi entendimiento. De un entendimiento meramente subjetivo, de algo que el lector es el único capaz de darle sentido. Estoy dispuesta a ello. A aceptar la responsabilidad de dejar el escrito en us manos, a ser capaz de dejar una parte de mí en otra persona. Porqué cualquiera de mis palabras, escritos  forma parte de su autor. Es cómo un niño, hay que cuidarlos, mimarlos, jugar con las palabras, crear un contexto entendible. Un contexto, dicen. 

¿Como crear contexto cuando escribir es inspiración? Palabras al aire, plasmadas hábilmente sobre papel, escogidas al azar que se desdibujan, a menudo más rápidas que el propio escritos, más inteligentes, más listas, más pillas. Las palabras nos escuchan, nos alejan, nos conciernenson nuestras mejores armas y a la vez, nuestra mejor defensa. El saber es poder, decía un tal Focault. El saber de la palabrería es uno de ellos. Desembocar en una nube de habilidad contradictorias de desenvoltura y espontaneidad. Tal es su descripción. Más palabras
 envueltas en más palabrasConvertimos los números en letras, las letras en números. Grafismos inventados que vienen y van, que marcan el savoir faire de una sociedad, que son por el contrario, invenciones humanas para explicar sonidos. Pensamos en imagen, no en letra. Y aunque así sea, la letra conforma nuestro modo de vida. 

"Mis palabras suben volando, mis pensamientos se quedan aquí abajo; palabras sin pensamientos nunca llegan al cielo."

William Shakespeare.





Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

3 comentarios:

  1. Pues para no querer escribir te ha salido bastante bien jaja Besos y buen finde!

    ResponderEliminar
  2. Es cierto que hay dias q no se apetece escribir, pero sabes q aun asi lo debes de hacer. Jaja

    ebdnvintage.blogspot.com

    elbauldenora.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola guapa!

    Pues para estar desganada (todas tenemos rachas o días) te ha quedado un post genial, reflexivo sobre la escritura, la inspiración, la relevancia de lo escrito...
    Me ha gustado mucho, y yo también pienso que pienso demasiado pero creo que es una virtud o al menos que existen peores defectos como el no pensar casi nada.

    ¡Besazooooossss!

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.