Oui. Faquir. Alors. Omelette

By | 15:19 16 comments

 

Iba tarde y abrí la contracubierta para cerciorarme. Romain Puértolas. Puértolas, bien, apellido español. Leo un poco de su biografía resumida que le ha puesto la editorial: “de origen franco-español”. Bien, bien. Miro la hora, me meto cómo un rayo en la ducha, me enjuago cómo si hubiesen pirañas dentro, me pongo los tejanos, el jersey rosa y le echo una bronca a la melena por no desenredarse como debería, pongo el secador al máximo. Al acabar cojo la chaqueta, me miro por última vez al espejo y ¡mierda! Voy a hacerme la raya del ojo, me paso y parezco un panda. Un panda molón, pero un panda al fin y al cabo. Me da igual y salgo escopeteada cómo si me persiguiese hacienda y le doy a las patas con un garbo nada inusual.

Mi amiga y yo habíamos quedado para llegar con tiempo de sobras. Y llegar llegamos, vamos que el metro de la verde funciona estupendamente, lo que deja que desear es el maps. Tal cual y por esa razón pasamos de ponerlo y nos guiamos con una captura de pantalla que ponía 10 minutitos de nada hasta el Instituto Francés. Con esa gracia natural que tiene mi amiga para preguntar a quién se le cruce – y que yo no dejo de admirar- llegamos cuarenta minutos después. Pero llegamos, y sanas y salvas al Instituto Francés dónde se presentaba el libro de El increíble viaje del faquir que se quedó atrapado en un armario de Ikea.

-Bonjour. –nos saludó la bibliotecaria-

Automáticamente nos miramos.

-Hola, buenas tardes. –respondimos al unísono-

Ya hacía rato que había empezado. Vimos dos hombres sentados frente una mesa rectangular con gente sentada al rededor y hablando éste en francés. Bueno, por lo menos, el hombre se ha traído traductor – supusimos que era el hombre de su derecha- y supusimos mal porqué el hombre en cuestión también hablaba en francés y era el que hacía las preguntas. Chupisúperfantásticamente apoltronamos las posaderas en dos sillas y decidimos quedarnos a ver si cogíamos algo al vuelo. Pero claro, la fonética del francés no es lo mismo leída que hablada. Que leída se entiende mínimamente, pero entender el idioma hablado ya es otro percal. Y un percal que requiere un gran esfuerzo de concentración visual-auditiva-referencial. Y un par de ovarios, que por suerte tenemos, aussi.

A la media hora ya había desconectado y me puse a observar a los demás. Así que apuntad este DIY, que es perfecto para todo profesional de la comunicación y todo actor que se precie. O para fardar, que también sirve, también.

Sin título

Cómo hacer que entiendes una conferencia en otro idioma sin entender nada y que no se note

1) Asiente con la cabeza de vez en cuando.

2) Ríe cuándo otros rían.

3) Frunce el ceño, como si lo que dijese el conferenciante en cuestión fuese interesante y te suscitase un intenso barrenar cerebral.

4) Pon la espalda recta y adopta una postura con humos, cómo si dominases el idioma de toda la vida de Dior y los otros fuesen unos incompetentes.

5) Si hace falta – y éste es el punto clave-  saca una libretita y apunta algo. Aunque sea “en un pueblo de la Mancha vivía un joven hidalgo que…”. Eso le dará credibilidad al tema. Yo por ejemplo, me dediqué a escribir este post y coló.

6) Ves mirando al que tengas al lado –nunca falla- e imita su postura y quehacer. Y si falla, siempre le puedes echar a él las culpas.

7) Pon cara de atención. Si al que habla se le escapa la risilla… ¡No te lo plantees! Es que debe ser gracioso. Así que al turrón, y a enseñar los piños cómo si no hubiese mañana.

8) Estira las piernas de vez en cuando, eso dará la sensación que estás relajado con la conferencia en cuestión aunque a tu barriga le estén dando ganas de salir pitando hacia la toilette.

En fin, y ya está. En el sitio habían nombreuses personnes y me juego una paella con gambas a que no todos sabían francés. La verdad es que creo que no había visto tanta gente raruna dans ma vie. Una señora con turbante, un tipo – concretamente el que tenía delante- que al mínimo ruidito se giraba con la face désagréable y malas pulgas. Otra señora, que no dejaba de apuntar en una libretita, igual que yo, pero fijo que sin pasarle la brillante idea por la cabeza de actualizar blogger….

Todo hasta dónde llega mi buena perspectiva entre las columnas de la biblioteca. Que por cierto, cómo me queda tiempo y espacio, decir que el hombre que hacía las preguntas se enrollaba más que una persiana, vamos lo típico, introducciones más largas que la propia pregunta. Como no hice foto ni nada, os diré que el autor iba vestido con una camisa de algodón blanca, tejanos, bambas amarillas Kelme, americana y una chaquetilla de punto en forma de pico con botones negros.

Y recordad, lectores míos…  si a mi me funcionó durante dos horas -y por eso lo comparto- , a vosotros fijo que también.

Un besote y nos leemos prontoooooo!!! ♥

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

16 comentarios:

  1. Jajajajjajajaja me encantó, enserio!!
    Yo creo que hasta se puede aplicar a mas cosas y situaciones esto xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A toda situación que se precie para salir del paso. XD

      Eliminar
  2. Hahaha qué bueno!! Creo que tomaré nota, nunca se sabe en dónde te puedes meter hahaha
    Solo una cosa que comentar, "bonjour" se escribe junto :)

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lara! En cuanto llegue a casa lo modifico. :*

      Eliminar
  3. Braveau! Casi un mes entre entradou y entradou (aix aix aix...) pero ha validé la penau muchón! Me ha encantadieux el toné, la ironie y el clarísimo desproposité del texto, trois en claveau de humoeur.

    Y ahora aplaudamos todos, ¡esas sonrisas! Palma uno, palma dos, palma tres, palma cuatro y palma cinco. Muy bien, humanos y humanas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajajaja! Merci!!!! Je suis vivant le humour.

      Eliminar
  4. Hola bonita!!
    jajajajajjajaj eres un caso ehhhh. Me ha encantado, prometo seguir todos los pasos si algún día me pasa, aunque espero por Dior que no!! ajjajajajaj

    XOXO
    Lady Christina

    http://ladychristinaandthecity.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que no! Pero si te pasa, que te quiten no bailao!
      <3

      Eliminar
  5. Ay qué buena entrada en serio, me he reído de lo lindo xD
    Una vez estuve en una situación parecida, pero era tal mi nivel de aburrimiento que no tardé ni 10 minutos en empezar a dar cabezadas del sueño que me entró... Jajajaja

    Un saludo^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! Clapar siempre es una buena opción. Hay conferencias que són aburridíssimas! Ni dormidina ni espárragos, conferencia al canto.

      Un besote! ^^

      Eliminar
  6. Te faltaba yo como traductora... Jijijijiji Aunque bueno, a veces no hace falta que la conferencia sea en otra lengua para no entender ni papa y que parezca que hablan en chino... :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A la próxima te vienes y la liamos parda. Y toda la razón del mundo, a Shakira no la entiende ni Dior...bueno, y a los chinos de mi barrio, tampoco. :/

      Eliminar
  7. ¡Hola Iris! :)

    Aaaaisss qué risas me he pegado con tu post. Yo no sé si tengo tantos "ovarios" para fingir también pero muchísimas gracias por los consejos si algún día tengo que salir de alguna me acordaré sin duda de lo leído aquí. El problema es si te preguntan ¿no? XD

    ¡Besos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada, nada, si te preguntan aplicas lo de yesverywellfandanguillo si es en inglés, y si es en alemán el subanstrujenbajen y santas pascuas.

      Un besote!!! :*

      Eliminar
  8. Muy bueno Iris!! Qué risa!! Lo mejor de todo es asentir y decir que si a todo, aunque estés vendiendo tu alma al diablo!!! :)

    ResponderEliminar
  9. Jajajaja! Algún dia potenciaré el asentir a todo. Fijo que me meto en un berenjenal! Porqué me das ideas???? Argggg!
    Un besote amore! <3

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.