“La princesa prometida”, de William Goldman: una construcción del género

By | 19:28 2 comments

 

 

la-princesa-prometida_9788427039728Untitled

……

-Y ¿qué tal el libro? –me pregunta mi amiga en medio del tren-

-Bueno…

-¿Bueno, bueno?

-Bueno tirando a surrealista, rozando lo inusual, que no digo que lo inusual sea malo, no. Verás, para que te hagas una idea esto es una chica, la más guapa del mundo mundial llamada Buttercup que un día de noche se da cuenta de que está enamorada de su mozo de cuadras. El mozo, como no puede darle la vida que una chica tan supermegaguapa se merece, se va a cazar fortuna a Estados Unidos. Pero resulta que el barco en el que iba es atacado por un pirata y el mozo estira la pata. Entonces un príncipe aficionado a la caza le pide a Butternosequé que se cas con él porqué quiere una reina guapa en el trono. Pero resulta que ella le dice que no puede amarlo y él le dice que no se preocupe que él tampoco. Y entonces le dice, “pues casémonos”. Pero resulta que el día de la boda tres sicarios secuestran a la Butter para hacerla pedacitos, pero entonces llega un hombre de negro para rescatarla que deja inconsciente a dos de los captores y se carga a uno. El tipo cuál escarabajo pelotero coge a la princesa para llevársela a no sé dónde y la abofetea y después la intenta escañar…

-Joder!

-…pero ella lo tira por un barranco y entonces descubre que rea el mozo de cuadras y ella también cae por el barranco.

-Joder, joder ¿no?

-Pero no se hacen nada. Se vuelven a declarar su amor y siguen para adelante porqué han de atravesar un pantano que tiene complejo de jacuzzi y pasar al otro lado que es donde hay un barco pirata que es de él mismo. Del mozo, digo. Y entonces es cuándo me he echado a reír y no he podido evitar escribir esto. Que digo yo, se merece cierta reflexión pragmática.

Partiendo de la perspectiva que a la mujer siempre se la asocia –manda ovarios-  con la debilidad, el cariño, la simpatía, el cuidado y el sentimentalismo (entiéndase la muestra de sentimientos como una debilidad, y como palabra poco halagadora) y al hombre como el fuerte, el macho, el que lleva las riendas de todo y  el que dirige, poco cabe esperar ya de dicho argumento literario. Es más, ¿porqué demonios la literatura juvenil se hace eco de estos tópicos si se supone que debe tener una base formativa y educacional? Y ¿cómo es que se permite la violencia machista en estos libros mediante la agresión física ( bofetada, intento de asfixia) y que además posteriormente la chica lo vea como algo normal?

No me sirve la excusa que el libro fue escrito en otros tiempos, igual que tampoco me sirve de excusa que el boom de los fanfics (paso de llamarlo literatura siquiera) colabore en la igualdad de género. Sólo hace falta pasear por una librería para darse cuenta de el vomitado literario de algunos libros sobre la concepción de la mujer: de sumisas, a esclavas, a panteras o brujas. Cuándo se aprenderá a no publicitar que las mujeres no somos el tópico en el que nos encasillan (actualmente en política para quitarnos libertad de decisión véase “La vergüenza de ir a clase al instituto cuando se esta embarazada” o “La ley del aborto”). Lo único que nos separa de los hombres es el órgano reproductor y un trozo de cromosoma. Cuándo aprenderán que la mujer es fuerte, cariñosa –o no, lo que le dé a ella la gana-, lleva las riendas y que también es sentimentalmente empática –o no-  viéndolo como valor positivo mediante la consideración por los demás. O al revés. Cuándo dejarán que un hombre llore sin tacharlo de homosexual –por poner uno de los muchos ejemplos-  y rompa con el estereotipo impuesto desde la niñez.

No sé vosotros, queridos lectores, pero yo estoy harta de que la protagonista siempre sea perfecta, que siempre haga lo que se espera de ella y –lo más vomitivo de todo- que siempre acabe enamorada. Lo que me lleva a la siguiente pregunta ¿Porqué siempre se liga el amor con la felicidad? Es más, ¿porqué se entiende sólo un tipo de amor? Quiero decir, hay muchos tipos de amor, el fraternal, el filial, el maternal, el de amistad, el de un libro o por la naturaleza..pero siempre se entiende como el de pareja. Eso sí, pareja siempre mujer-hombre, nada de mujer-mujer o hombre-hombre, dónde vamos a parar. Nos pintan el mundo de los unicornios con el dicho de  “la pareja –entiéndase como persona de la que te has enamorado por la eterna eternidad de los tiempos- lo es todo” cuándo no es así.

En la literatura ese tópico harta. Y bastante. Todo ese tópico machista que os he explicado al inicio del post no favorece nada a la libertad de la mujer, puesto que todavía sigue esperando a la aprobación del hombre.

Al redactar los anteriores párrafos había leído 150 páginas de la novela, menos de la mitad (tiene 384) y cuándo llegué al final fue un auténtico ¿¡Pero qué (añádase un nombre en eufemismo vulgar, el primero que te venga)?! Resulta que la novela está incompleta y que supongo habrá que comprar la edición del autor original para enterarse si de verdad la palman los personajes o siguen vivitos y coleando. Aunque a los principales, Buttercup y el mozo, les deseo la primera opción, a los secundarios Fezzik e Íñigo son salvables pese a quedar siempre como un cero a la izquierda.

Otro aspecto a destacar son los constantes y aburridísimos incisos de William Goldman, el autor que ha hecho el resumen – si, el libro es un puñetero resumen- de la obra de Morgarsten y que tuvo la paciencia de resumir 1000 páginas en 300 y pico. Claro Goldman también hizo el guión de la película. En conclusión, hay explicaciones que resultan más largas que los propios capítulos y sobretodo –me vais a perdonar- es una gran putada que sólo se haya incluido el capítulo 1 de la segunda parte.

Se que hay muchos fans que les encanta el libro por eso de la pantomima del amor eterno, irrompible, el “jo tía, es que es súper bonito” y bla, bla, bla, bla. Pero por mu obra clásica que sea, no cala como debería. Puede que esté inmunizada, de ser así, agradezco no haberme tenido que tragar el pastel.

0/5Sin título8

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

2 comentarios:

  1. ¡Bien fundamentado! No he leído el libro, pero sí me sonaba a "clásico de la literatura". xDD

    ResponderEliminar
  2. No lo leas, Iris. Antes me decanto por algo de Marc Levy y eso ya es estar fatal. XD

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.