‘Big eyes’, nadie compra arte hecho por mujeres

By | 14:27 6 comments

Big-Eyes-poster

Decía Tim Burton, el director de la producción, bueno de hecho cabría encajarlo en productor y director, es decir, en el ‘yo me lo guiso, yo me lo como’ hollywoodiense, que ‘quería probar a ver qué pasaba si hacía un film con un presupuesto bajo’. Y la verdad es que no le ha salido precisamente mal. De hecho, para los amantes del arte, este film es un lujo. Aunque como todas las historias que son contadas sólo se cuentan desde una perspectiva, lo mismo pasa por ejemplo con The imitation game (aquí traducido con el magnífico título de Descifrando el enigma). Bien, a lo que iba, el film tiene múltiples puntos que me darían para hacer artículos de largada semejante a lo que seria escribir la Biblia en verso, así que voy a intentar plasmar las ideas más básicas, de manera concreta y resumida a continuación.

Hace 18 años que Tim Burton no se ponía frente a las cámaras para dirigir un film en el que no fuesen protagonistas Helena Bonham Carter o Johnny Deep. Pero en la nueva de Burton lo que sí repite son guionistas, concretamente Scott Alexandrer y Larry Karaszewski, que ya hicieron el guión de su primer biopic: Ed Wood (1994). Esta es la segunda película biográfica que dirige y que en principio iba a contar con Reese Witherspoon y Ryan Reynolds en los papeles protagonistas pero que al final fueron escogidos el doblemente oscarizado Christoph Waltz y la eterna nominada Amy Adams, que por cierto, hacen una pareja sensacional en el film.

Big_Eyes 2

El proyecto, que llevaba en marcha desde el 2009, explica un trozo de la vida de Margaret Keane (papel interpretado por Amy Adams), dibujante y pintora estadunidense, también conocida con los alias Peggy Doris Hawkins, Peggy Ulbrich, MDH Keane (nombre con el que firma algunos cuadros en el film) y Margaret McGuire (apellido adoptado por su tercer marido). La artista es conocida por pintar niños (y posteriormente, mujeres) con ojos grandes. Porqué según se dice en la propia película ‘los ojos son el espejo del alma’. La historia empieza cuándo Margaret escapa de la opresión de su primer marido junto a su hija Jane. Pero escapó del fuego para caer en las brasas: en l955 conoció a Walter Keane (Christoph Waltz) un vendedor, literalmente, que se hace pasar por pintor con una habilidad ostentosa. Algunos le dirán genio del márqueting experto en fardar y con labia portentosa como cualidad más destacable. Ahí es dónde la historia cobra fuerza. Ésta se centra en el despertar de Margaret y la catastrófica relación con Walter, su marido, mientras él se lleva toda la fama de las  obras que ella crea.  

A principios de 1955 ambos venden cuadros. Margaret pinta y perfecciona sus ojos grandes y Walter vende unos paisajes parisinos que (después se descubre) no ha pintado él. La historia se complica cuándo Walter se hace pasar por el pintor de los ojos grandes, puesto que ‘nadie compra arte hecho por mujeres’. La mentira de los Keane fue creciendo hasta llegar a proporciones desmesuradas hasta tal punto que Margaret aguanta 10 años que la autoría y crédito de sus obras se las quede su marido y no ella. Posiblemente los lectores pensaréis que sólo es una obra, pero para un artista una obra es como un hijo, la has embrionado, construido, creado, ha salido de dentro de ti, de lo que sentías, la has plasmado, cuidado, modificado hasta desembocar en aquello que querías. La cuidas, la mimas y le tienes un cariño infinito, porqué como un hijo, es tuya y de nadie más.

En la década de 1960 Keane, (así se firmaban los cuadros de ojos grandes) es la artista más popular sino fuese porqué toda la fama y prestigio se lo lleva él y no ella. Mientras él vivía su fama por todo lo alto, ella vivía casi en una prisión, pintando sin descanso, manteniendo el secreto hasta con su hija Jane y destruyendo su relación con ésta. Hasta que Jane le pone los puntos sobre las íes a su madre. ¿Porqué será que los vínculos madre-hija son a menudo más fuertes que los de madre-hijo? Tendréis que ver el final de la película porqué no os pienso desvelar nada más. Otro tema es el hecho de que se hiciese testigo de Jehová, que en cierto modo ayudó a que sus pinturas fuesen menos siniestras que hasta entonces, ayudando así a su repercusión.

Big_Eyes

Ya que estoy en el dilema de la religión me gustaría destacar una de las escenas que creo, es de lo más interesante y daría que reflexionar durante un buen rato. Me refiero cómo no, a la escena de la confesión con un eclesiástico cuándo Margaret le cuenta lo que pasa y el sacerdote se limita a decir ‘él es el hombre, el cabeza de familia, él sabe lo que hay que hacer. Confía en él que siempre tiene razón’.

La película, que ha costado 10 millones de dólares fue hecha en ‘un horario más estricto, sólo con los dos actores, moviéndonos rápidamente, con un par de localizaciones en un día, mayoritariamente. No hay efectos, de verdad’ confiesa Burton en una entrevista para la revista Empire. Y continúa ‘todas las copias –de las obras de Keane- colgaban por aquel entonces en la consulta del dentista, del médico o de la habitación de alguien. Era lo que se llama arte suburbano, pero como todo el mundo, vi el nombre Keane y pensé que era un hombre. (…) Sólo Walter, se supo, era un charlatán, un estafador, si se quiere, que no podía pintar y que explotaba el talento de su esposa para obtener un gran beneficio económico. (…) Él era una mezcla de encanto y bullying.’, dice el director que fue a visitar a la artista para que le explicase la historia en persona. Pero no fue el único, Amy Adams, pasó también mucho tiempo con Margaret para meterse en el papel. Hay que decir que el arte de Margaret fue despreciado por la crítica pero muy querido por el público, es la línea fina entre lo que es bueno y lo que es malo. Incluso el célebre Andy Warhool defendió sus obras.

Esta es la única película de Burton que me he decidido a ver, y que desde luego he disfrutado. Debería salir de su zona gótica y oscura de confort para hacer más producciones cómo esta, que sin duda valen mucho la pena. Con toque feminista incluido. El guión ágil pero sencillo, los primeros planos de pinturas, la limitación psicótica del marido e incluso dejar lo fantástico de lado para hacer una película humana, es a grandes rasgos los toques fundamentales de los que el espectador va a poder gozar. Si no eres fan de Burton y su oscurantismo esta es sin duda tu película. Pese a ello, no profundiza. Supongo que es imposible meterse en la cabeza de alguien y ver exactamente el qué, pero desde luego, es digna de ver si sus trabajos no gustan, puesto es completamente diferente de lo que nos tiene acostumbrados. Tim Burton todavía puede sorprender.

3/5

Sin título5

 

Ver tráiler

Web oficial: http://bigeyesfilm.com/

Premios: 

2014: Globos de Oro: 3 nom: Actor Comedia (Waltz), Actriz Comedia (Adams)

Independent Spirit Awards: Nominada a Mejor guión

Critics Choice Awards: Nominada a Mejor canción "Big Eyes".

Fuentes: Empire, IMDB, Sensacine

Imágenes: Filmaffinity

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

6 comentarios:

  1. Hola! Me hecho seguidora de tu blog a través del tag ‪#‎BeBloggeraFollow‬. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola! Te he otorgado un premio. Por favor pásate por mi blog cuando puedas! Besos! www.mamaadanyl.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! Ya lo he visto, pero no se exactamente por donde seguirte en Wordpress...en fin, ya se sabe que Blogger y Wordpress no se llevan demasiado bien.

      Eliminar
  3. Hola guapura! Acabo de encontrar tu blog por casualidad y me a encantado, me voy a quedar aquí para seguir tus publicaciones.
    Aprovecho y te invito a conocerme y animarte a seguirme.
    Un besazo enorme
    enatiam.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maitane!

      Gracias por el comenterio! Me encanta que te encante el blog. Se hace con cariño y paciencia! Ahora me paso por el tuyo! Un beostee!

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.