Breve comentario sobre los BAFTA

By | 13:58 4 comments

BAFTA 2015

Foto grupal de los premiados en los EE BAFTA 2015

Normalmente no acostumbro a tragarme los premios nacionales ni internacionales de cine, pero cómo estos no encajan ni en lo uno ni en lo otro y la mayoría de cine que he visto durante este año a sido de índole independiente británica, decidí tragármelo. Vale, me habéis pillado. Y porqué parte de los actores y actrices que admiro son de Gran Bretaña. Así que ¿qué podría disgustarme? Tenía todos los elementos: grandes personajes dedicados a la interpretación, grandes películas nominadas –algunas más que otras- y un magnífico presentador como Stephen Fry que se sentía como pez en el agua  encima del escenario. Y todo esos está muy bien. Incluso la pre y la post gala tiene su juguillo por el fanatismo algunos admiradores, que es todo un espectáculo que da hasta miedito.

Sin enrollarme más, ha sido una gala dinámica que no llegó a las tres horas (los Goya duraron cuatro, ¡por Dios!). Uno de los hechos que me sorprendió en esta edición de los EE BAFTAs –si, hace justo un año que decidieron cambiarle el nombre y ponerle las EE de la compañía telefónica del mismo nombre, que se ve que también patrocina los premios- es su aperturismo hacia el cine norteamericano. Si bien es cierto que en los BAFTA pueden participar películas de cualquier país, este año se han mostrado especialmente condescendientes con el otro lado del charquito, que marcó buena parte de los premios. Películas como Boyhood , Interstellar o Birdman estaban nominadas no evitó que me quedase pasmada con los actores que entregaban los premios: Chris Evans, Henry Cavill y Tom Cruise, que se dejó caer por allí. No, en serio, ¿que hacía Cruise allí? Y después de darle vueltas al asunto (no puedo evitar que el instinto periodístico me diga que esto hace cierto olorcillo a política) pensé que a lo mejor el cine británico quiere tener una vertiente más aperturista, puesto que el cine, como arte, no debería tener barreras ni estar sujeto a intereses de empresas ni productoras. De un tiempo a esta parte, me pareció una gran muestra de entendimiento la idea de que ¡por fin! le entregasen el BAFTA honorífico a Mike Leigh, un director especialmente conocido por tener pocos pelos en la lengua, que estuvo muy suave en su discurso para machacar al final a todos aquellos que ‘no apoyan el cine independiente’, deseándoles amablemente que ‘ardiesen en el infierno’. Y digo amablemente porqué podría haber soltado otro improperio sin inmutarse. De hecho Leigh es bien conocido, a parte de pos sus películas, pos su mala leche.

BAFTA WINNER BOYHOOD

Los actores y actrices de Boyhood posan con el premio.

Respecto a los premios, Boyhood –de la cual podéis leer la crítica aquí- fue la gran ganadora de la noche, se llevó los mejores premios -mejor película, mejor director (Richard Linklater) y  mejor actriz de reparto (Patricia Arquette)- y no me extraña porqué es una película que ha roto moldes en lo que a hacer cine se refiere. Rodada durante 12 años en un total de 29 días totales, lo que hace pensar que todavía queda mucho por experimentar y sorprender en el cine. Para mayor inri Richard Linklater no estaba allí para recoger los premios así que supongo que se estaría ayer un buen rato tirándose de los pelos pero feliz de haber compartido con el mundo algo tan magnífico.

Birdman fue una de las grandes derrotadas, de 10 nominaciones sólo consiguió una a la mejor fotografía. Puede que este film, conecte mejor con los americanos. La gran revelación de la noche, el premio de la estrella emergente –meteórica- fue para Jack O’Connell, el protagonista de 71 y últimamente, eterno perseguido de los paparazzis. La película bélica por excelencia de este año con toques de suspense y misterio –si no tuviese los nervios tan mal probablemente iría a ver- .

Por lo que respecta a las otras dos películas que arrasaron El gran hotel Budapest y La teoría del todo –¿casualidad que estuviese allí Hawking para entregar un permio y entre el público?-. Dos películas que ni fu ni fa. La primera por hacer de todo  menos gracia –es tonta, superflua y hasta gore-, pero oye, se llevó cinco galardones,  y la segunda por ser una mirada superficial a la teoría y a la mente del divulgador astrofísico más famoso del mundo, pero oye, se llevó tres, eso sí, a Eddie Redmayne, que no se lo quiten, que su actuación en el film fue magnífica. The Imitation Game que esteraba que se llevase algún premio se quedó en secano pese a sus 9 candidaturas, igual que Paddington, que pese a estar nominada a dos, también se fue de vacío. Pride, por otra parte, –esta la tengo que ver, porqué sale Andrew Scott en una temática un tanto confluente y espinosa-, se llevó el premio a mejor debut de guionista, productor o director británico. Bueno, concretamente se lo llevaron Stephen Beresford (guionista) y David Livingstone (productor). Whiplash salió bien parada, con tres premios: mejor actor de reparto para J.K. Simmons por hacer de profesor sádico, mejor montaje (Tom Cross) y mejor sonido.

BAFTA WINNER THE THEORY OF EVERYTHING

Los actores y actrices de La teoría del todo posan con el premio después de la gala.

La alegría de la noche me la llevé cuándo Tom Hiddleston salió -con Mark Strong- a dar el premio a Pride. Qué queréis que os diga, este actor me cae muy bien. Lo bueno es que salió quejándose que él empezó hace 10 años con una película que ahora considera su peor actuación. A lo que Strong le contestó un ‘bueno, por algo se tiene que empezar’. En fin, que si los dejasen se pasarían los BAFTA dándole a la sin hueso. Destacar ya de paso la que se montó en twitter gracias a Ralph Fiennes y Julie Walters (Voldemort y Molly Weasley de Harry Potter). Otro gag de la ganadora  a mejor actriz protagonista, Julianne Moore, por Still Alice que cuándo le tocó presentar premio  lo primero que soltó fue un ‘tengo hambre’. De hecho, me alegro de que se lo diesen a Moore porqué es una actriz que a parte de tener un inmenso talento, ha sido ‘rechazada’  en premios por actrices más jóvenes, lo que creo que es una tremenda injusticia, porqué no se debería premiar la guapura ni la juventud  sino el esfuerzo y el trabajo bien hecho y eso ella lo tiene a raudales.

Por cierto, me quedé con ganas que el premio a mejor film de habla o inglesa se lo llevase Dos días, una noche y no Ida. Espero que en los Oscar que se celebran de aquí a dos semanas tenga más suerte. Tocará esperar.

Mientras, servidora se queda a deleitarse con esta imagen.

 

tom hiddleston benedict cumberbatch bafta 2015

Tom Hiddleston y Benedict Cumberbatch BAFTA 2015

Imágenes: www.dailymail.co.uk, torrilla

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

4 comentarios:

  1. Yo también soy muy fan de los actores británicos, para mi son los más auténticos. Eso si, ni vi los Goya, ni vi los Bafta y, por supuesto, paso de los Oscar jajajaj no me llaman demasiado la atención, solo les hago caso al día siguiente para ver cual ha sido la más premiada y algún resumen de los vestidazos pero poco más. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La principal diferencia es que se curten en el teatro antes de hacer series o películas. Aquí lo hacemos al revés y claro, así nos va todo. No sé si me van a quedar muchas ganas de quedarme a los Oscar!

      Un besote Blanca!

      Eliminar
  2. Me alegró muchísimo que le dieran un premio a Pride. Para mí fue lo mejor de la gala :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pride es una película genial!

      Un besote Ana!

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.