Crítica de ‘Big Hero 6’

By | 13:06 Leave a Comment

Big Hero 6

Cuándo me fui a ver esta película ya estaba más que pasada –gracias a Dior- la campaña de navidad y pude disfrutarla sin el gritrerío general de los niños. Que serán muy bonicos y todo lo que se diga, pero hay algunos que lo de mantener el culo quieto en el asiento y la boca cerrada en el cine no lo llevan muy bien, los angelitos. Por suerte, lo mediático siempre se disuelve rápidamente así que éramos cuatro gatos, casi todos parejas y sólo un niño, que se comportó. Todavía hay madres y padres decentes en el mundo.

Dicho esto, da gusto encontrar una película que sea para niños. Pero si además está película está amenizada con una buena animación, unos personajes bien construidos y con un carácter definido y una mezcla de frikis Disney y superhéroes Marvel ¿Qué puede salir mal? Pues nada. Baymax es el espíritu de Big Hero, un robot hinchable que hace de cuidador y médico a la vez, con una apariencia externa abrachuchable y un simpático software de entendimiento. La ciudad, San Fransyoko es una mezcla de Tokyo y San Francisco que queda, la verdad sea dicha, muy rara. Aunque puede que las ciudades del futuro sean así ¡Quién sabe! De todas formas, no soy de las que pondría un gato de la suerte en la fachada de mi casa. Pero para gustos, colores.

bighero6

Baymax dando calorcillo a nuestros protagonistas después de empaparse en el puerto

Las influencias de Marvel están en toda la película, ¡incluso aparece Stan Lee en versión animada! Un regalo para los fans de los superhéroes. Esto se debe a la compra de Disney a Marvel, y esta es la presentación de su fusión, su primer ‘hijo’. La película mezcla humor y robótica para crear una trama de aventura y misterio sobre el dilema de la convivencia con la inteligencia artificial, e incluso se da un portal para la teletransportación, lo que me hace pensar que si actualmente (en 2009) se consiguió teletransportar un átomo no quiero ni pensar cuánto nos queda para transportar un ser humano con sus aproximadamente 80 billones de células que hay en nuestro organismo. Pero allí está el kit de la ciencia ficción.

Sin enrollarme más, la historia explica las aventuras de un grupo de apasionados científicos, centrándose en el hermano menor de uno de éstos, Hiro Hamada un niño prodigio de la robótica. Después de perder a su hermano en una explosión Hiro decide descubrir al culpable que quiere someter a la ciudad de San Fransyoko. Con la ayuda de los amigos de su hermano convertidos en superhéroes gracias a la ciencia de la robótica y con Baymax, el robot cuidador que había diseñado el hermano de Hiro, se transforman en una banda de héroes decididos a acabar con la conspiración que asola la ciudad.

bighero6 4

Hiro Hamada y Baymax preparándose para el ataque

El carisma de Baymax es el que sustenta la película. Es imposible no sentir aprecio por este rollizo robot en forma de muñeco Michelin. Es decir, grande, suave, blanco e inflable. Para los movimientos, los animadores se tuvieron que inspirar en robots de verdad, bebés, koalas y crías de pingüino. Por primera vez, vemos en animación que los protagonistas son una gama de personajes raros, lo que hoy en día se denominan frkis, con interacciones muy bien conseguidas. La película tiene suficiente trama como pare emocionar a más de un espectador, incluyendo su vertiente y fusión intercultural. E incluso se permiten ciertas referencias a Frozen, eso sí, hay que verla una o dos veces porqué son tan sutiles que escapan al ojo humano. Dado que el equipo de realización es el mismo que el del Reino del Hielo, las referencias no son extrañas.

La historia original está sacada de el cómic homónimo de Marvel. En su dirección a medias han ido Chris Williams (Bolt) y Don Hall (Winnie the Pooh). Y por lo que se refiere al guión, ha sido realizado por grandes de la animación como  Daniel Greson (Cars), Jordan Roberts (El viaje del emperador) y Robert L.Baird (Monstruos University).

bighero6 entreno

Hiro enseña a Baymax artes marciales para poderse defender

Por lo que respecta al resto de la BSO, se encargó el compositor Henry Jackman, que también le puso música a Capitán América: El soldado de invierno. En declaraciones de los realizadores para Cinerama:

Todos somos fans de Marvel, y admiramos muchísimo su sentido de la acción y la aventura. Así que queríamos que eso formara parte de nuestra narración. (…) Quisimos situar la historia en un mundo nuevo que abarcara influencias japonesas pero que a la vez fuese un lugar que el público no hubiese visto jamás.

Ray Conli, productor de la cinta que también hizo lo homónimo con Enredados añadía a la entrevista que ‘” estas historias tienen algo que llega al corazón de la gente. Es una película que combina acción, humor y emoción. Lo cierto es que los sentimientos y el humor son muy importantes para nosotros y queremos asegurarnos que la acción está justificada en un contexto emocional.”

Por ponerle un pero a la película, éste recaería en su banda sonora. Por lo menos en la versión española –no sé como sonará la original- la canción de cierre Inmortales (Immortals) versionada por Sweet California es una horrorosidad. Aunque según me consta en la versión inglesa se grabó con la banda de rock americana Fall Out Boy.

Un apunte final, quién vaya a verla también podrá disfrutar de ‘Buenas Migas’, el corto ganador del Oscar.

Sin título5

Premios:  Oscar: Mejor largometraje animación, Globos de Oro: Nominada a Mejor filme de animación, Premios BAFTA: Nominada a Mejor película de animación,  Premios Annie: Mejores efectos animados. 7 nominaciones, Satellite Awards: Nominada a Mejor largometraje animación, Critics Choice Awards: Nominada a Mejor largometraje de animación, Críticos de Chicago: Nominada a Mejor film de animación.

Imágenes: zazzle.com, surprisinglycompetentmedia.com/

Fuentes: Fimaffinity, IMDB, Cinerama.

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

0 comentarios:

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.