‘Home: Hogar, dulce hogar’

By | 14:35 4 comments

 

Home

Por esas casualidades de la vida, acabé la semana pasada viendo Home. Una película que de ninguna manera entraba en mis planes ver. Pero como El hombre más enfadado de Brooklyn, que era la que en principio habíamos decidido había empezado hacía media hora, nos decidimos -a toda prisa- por una de animación mientras le pedíamos so fast al chico de las entradas lo que queríamos y mi amiga abogaba por un 'no sé ni no que voy a ver'. El posterior sprint meteórico hacía la sala en cuestión lo recuerdo algo borroso -mis amigas corren más que yo- al contrario que la leche que nos pegamos contra la cortina negra, que recuerdo imperturbablemente. Bueno eso, y que la sala parecía un túnel de la AP2, sin ver ni jota para mi horror, y subiendo las escaleras hacia las butacas como si fuésemos partícipes de una clase avanzada de escalada. Nunca había intimado tanto con una barandilla de hierro. Llegamos a los 5  minutos de haber empezado la película y por suerte no nos perdimos mucho. La que se perdió -seguramente maldiciéndonos los huesos- fue la señora de la butaca de la derecha, que tardó tres siglos en apartar la chaqueta, el bolso, la mochila, la estantería Billy de Ikea, y medio centro comercial condensado en bolsas con el tamaño aproximado de una furgoneta de pastelería. Pero nosotras, que a cabezonería no nos gana nadie, queríamos, debíamos sentarnos ahí, estratégicamente, en el centro. Apoltronamos las posaderas en las butacas VIP, y nos sorprendimos riendo a carcajadas, contra todo pronóstico, la película estaba bien. Eso y la voz de Aleix Estadella en la versión doblada al Español, fue un puntazo. Me explico: no es nada que no se haya visto antes en otras películas de animación, pero el extraterrestre que la protagoniza se hace querer. La historia explica cómo un grupo de extraterrestres llamados Boov abducen a los humanos para darles un lugar mejor, mientras ellos disfrutan de nuestro planeta. Oh, un bichito multicolor, según el estado de ánimo, y metepatas profesional, según su carácter natural, está buscado por las autoridades extraterrestres. Casualmente, se topa con Tip, una niña que busca a su madre abducida. Oh promete que si lo saca de Estados Unidos la ayudará a encontrarla.

Home Movie 2015

Oh y Tip en la fabulosa escena de la caída de la Torre Eiffel

Dirigida por Tim Johnson (Hormigaz (1998), Vecinos Invasores (2006)), hay que destacar que Tip es la primera protagonista de piel negra en un largometraje de DreamWorks Animation, pese a que ya debería estar superado todavía hay reticencias a mostrar a protagonistas de otras etnias en el mundo del cine, lo que me hace suponer que a parte de clasicista es un mundo cerrado y además conservador. La película antes de ser metraje fue un corto con una historia basada en un  libro titulado The true meaning of Smekday  escrito por el ilustrador americano Adam Rex.

Cabe decir en su defensa que es una película con unos gags muy chulos y con unos giros lingüísticos que para un niño pueden costar de seguir, pero que a un adulto aficionado a la animación gustaría seguro. Otro tema a tocar es el modelaje de personajes y el color de la película. Preciosos y en cierto modo, no puedo evitar que me recuerden en cierto modo a Frozen, el Reino del hielo. Respecto a la BSO, si os gusta Rihanna, estáis de enhorabuena, sino, bueno, la mayoría de canciones son de ella y se hace un pelín cansino, por esta parte. Curiosamente, en la canción I feel the light interpretada por Jennifer López, los primeros acordes corresponden a ‘Encuentros cercanos de tercer tipo’ un código que utiliza el ejército estadunidense para comunicarse con los extraterrestres -es curioso que los extraterrestres siempre aterricen en EE.UU., deberían planteárselo-. Incluso los personajes se parecen a sus dobladores en la versión original: la madre de Tip a Jennifer López, el carácter atolondrado de Oh a Jim Parsons y la pequeña Tip a una mini Rihanna, puesto que además ambas proceden de Barbados.

Home film

Una de las escenas dramáticas del film

La película muestra una serie de mensajes en la trama que creo, se deberían inculcar a los niños, como aceptar las diferencias, ayudar al prójimo aunque no sea como nosotros, superar los obstáculos o conocerse a sí mismo. Todos mensajes positivos, que hacen una película educativa, dulce y además divertida. Pese a ser predecible, es de lo más entretenida y además gusta destacar su carácter multicultural característica que decrece en la mayoría de películas de cartelera y la relación madre-hija sin la pesadez de la figura paternalista, que realmente me emocionó. De hecho no me acuerdo cual fue la última película que mostraba una relación tan cercana entre madre/hija porqué normalmente en las películas la madre está muerta o sufre un accidente o algo trágico. Tengo la sensación que es un ‘elemento’ que molesta y siempre se la acaban cargando por un motivo u otro. También me gustó que ni se mencionase al padre, que sinceramente estoy hasta las narices de encontrarme con películas dónde la madre ha cascado y es el padre que se hace cargo del progenitor colocándole asimismo la etiqueta de ‘oh, pobrecito tiene que cuidarlo él solito’ lo que me repatea las tripas cada vez que lo veo.  Por otro lado, el diseño de personajes es una fuerte baza a tener en cuenta, puesto que caen simpatiquísimos, sobre todo el Capitán Smek –al que pone voz Steve Martin- con su bastón llamado Chitón, especializado en arrear leches en el colondrio. A Oh,  me dieron unas ganas terribles de abrazarlo, adoptarlo y llevármelo para casa. Por suerte, no fui la única. Con un guión sencillo, lineal pero efectivo la película sorprende. El tráiler no le hace justicia en absoluto y te encuentras pasándolo en grande durante los 86 minutos de duración del film.

Home-2015-Movie

Oh feliz de formar con los Boov, sin meter la pata

Como anécdota, el señor sentado a la izquierda de mi amiga pasó durmiendo toda la película. Fue buenísima la cara de consternación que puso cuándo su niño le preguntó emocionado si le había gustado la peli. Realmente, hay cosas que sólo pueden pasar en el cine. De paso, recomiendo a todos los padres que me estén leyendo que lleven a sus hijos a ver Home, que estoy segura se lo van a pasar pipa y que además no infunde unos valores arcaicos y costumbristas en la mujer como lo hace, por ejemplo, Cenicienta.

4/5

Images: 113animation.com, http://hdwallpicx.com/, Filmaffinity

Fuentes: IMDB, Filmaffinity

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

4 comentarios:

  1. Oh tenia ganas de ver esa película y de por sí con lo que comentas de la inclusión racial en cierto modo que proviene de DreamWorks me dieron más ganas de verla, iris con mi hermana a dentaria o algo así pero de nuevo me veo en la maravillosa necesidad de felicitarte por la reseña ¡Realmente no se te vs ni un detalle! ¡Enhorabuena! Un beso. ❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sandra!

      Gracias por el amable comentario. En el cine, cuándo la fuimos a ver tanto adultos como pequeños se reían por igual así que creo que a tu hermana le encantará. :)

      Un besote!! ♥

      Eliminar
  2. Es la peli favorita de mi hija, y mía!! Es muy entrañable y divertida. Me encanta Oh!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me sorprendió porqué es una de las pocas en animación en que hay una familia monoparental, en vez de la típica tradicionalista. Oh es monísimo ♥

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.