‘La dama de oro’, justicia artística

By | 13:00 Leave a Comment

 

La dama de oro poster

BBC Films es como tener pan congelado en la nevera. Sea como fuera, sabes que lo que te vas a tragar es práctico, bueno y con un sabor agradable. Supongo que esta no será ni la primera ni la última crítica en la que comento que me encanta esta productora británica, puesto que básicamente, en mi humilde experiencia, no han producido nada lo suficientemente horroroso para decir lo contrario, sigue siendo y será un signo de calidad en lo que al séptimo arte británico se refiere. Helen Mirren, como siempre, está espectacular. Ella es una pedazo de actriz, un monstruo escénico que se come la pantalla solita dejando, en este caso, a Daniel Brühl y a Ryan Reynolds a la altura del betún. A Brühl ya le tenía fichado desde El quinto poder y me pareció un actor catalano-alemán –barro para mi tierra- muy profesional. A Reynolds, en cambio, le tengo fichado de La Proposición, con Sandra Bullock, película chorra pero muy entretenida, la típica de sobremesa de fin de semana. Lo bueno que a mi parecer, tiene Reynolds es que el papel de tímido e introvertido lo borda. En realidad, se iba a escoger a Andrew Garfield para el papel pero éste lo rechazó.

WOMAN IN GOLD

Max Irons (Fritz) y Tatiana Maslany (Maria Altmann de joven)

Frente a ese plantel no es de extrañar que Mirren sobresalga como un faro en mitad de la noche, porqué ella todo lo que hace es oro, interpretativamente hablando. Me viene a la cabeza su espectacular trabajo en The Queen, con la diferencia que La dama de oro está por debajo de la primera en lo que a calidad se refiere. En esta película, los actores son los responsables de dar la cara por un guión falto de alma y pasión. La pasión la ponen ellos, para sacarla a flote. Simon Curtis, el director, nos cuenta la historia real de Maria Altmann, una refugiada judía octogenaria, que denuncia al gobierno de Austria para recuperar las obras de arte que le pertenecen a su familia y que fueron requisadas por el nazis  tras la invasión de Austria en 1938. Un punto negativo es que también actúa Katie Holmes, que no tengo nada en contra de ella, pero no la soporto como actriz. Mirren y Holmes es la segunda vez que coinciden juntas en una producción, la primera fue en una película de 1999 llamada Secuestrando a la Srta. Tingle, que no he visto ni tengo intención. Pero pelillos a la mar, en esta película también hay algún enchufe sutil. ¿Os pensabais que España era el único país donde se practica? ¡Pues no! La actriz Elizabeth McGovern –conocida por Downton Abbey-  también tiene un mini papelillo como jueza, y sí, lo habéis adivinado, es la mujer del director. Además de una referencia en guión de Agente 007 contra el doctor No  (1962) poco más se puede decir de la producción a parte de los hechos históricos que le preceden. Como por ejemplo que el collar de diamantes de Adele Bloch-Bauer –la mujer que se representa en el cuadro de Klimt y que era tía de Altmann- terminó llevándolo la mujer de un alto jefe nazi. O que apelando a la curiosidad del lector, el nombre del caso denunciado fuese República de Austria v Altmann', 541 EEUU. 677 (2004). En cierto modo, me recordó lo que pasa en este país con la Ley de Memoria Histórica, esperaban que el proceso judicial fuese largo para que Altmann muriese y ya no pudiese reclamar nada como única heredera, con la diferencia que Altmann murió en 2011 con 94 años y aquí, los nietos o los biznietos no van a parar de buscar hasta encontrar dónde fueron enterrados sus familiares y recuperar sus restos. 

WOMAN IN GOLD

Klimt pintando Retrato de Adele Bloch-Bauer I

Haciendo un inciso, como mención artística, decir que Gustav Klimt retrató a Adele dos veces. La primera en la pintura al óleo titulada Retrato de Adele Bloch-Bauer I (los nazis cambiaron su nombre por La dama de Oro, para esconder su origen judío) que pintó en 1907 –actualmente expuesta en la Neue Galerie, especializada en arte alemán y austríaco- obra dónde Klimt refleja un gran interés por los mosaicos bizantinos, egipcios y japoneses. En 2006 Ronald Lauder (el hijo de Estée Lauder) la compró por 135 millones de dólares. El otro cuadro titulado Retrato de Adele Bloch-Bauer II se pintó en 1912 y en cambio se percibe un deje impresionista. El Gobierno de Austria le tuvo que devolver a Altmann cinco cuadros confiscados. Para más información, siempre se puede visionar Adele’s Wish (2008), documental dirigido por Terrence Turner, dónde se pueden encontrar entrevistas con Altmann, y su abogado Randol Schoenberg, en este film, interpretado por Reynolds. 

Retrato de Adele Bloch-Bauer I y Retrato de Adele Bloch-Bauer II

Retrato de Adele Bloch-Bauer I y Retrato de Adele Bloch-Bauer II

Por otra parte, la película plantea el deber que tenemos de recordar la historia , concretamente uno de los episodios más negros como es el nazismo. Recordar para que no vuelva a pasar, porqué 70 años no son nada. Es una forma para que no vuelva a ocurrir. Hay quién todavía se preguntará porqué seguir remenando esa época histórica. La respuesta es sencilla: las generaciones venideras tenemos no sólo la obligación de garantizar que no nos quiten los derechos y las libertades que tanto  costaron conseguir a nuestros abuelos, sino de evitar que vuelva a pasar. Para ello, necesitamos mantener la historia viva, porqué la historia nos recuerda lo que fuimos, lo que somos y lo que podemos cambiar y mejorar para no caer en la trampa de lo que nos vendieron como justo.

WOMAN IN GOLD

Maria Altman (Helen Mirren) y Randol Schoenberg (Ryan Reynolds) en el juicio

Esto por un lado. Por el otro, toca un tema con el que me siento especialmente identificada: el arte. Klimt no es de mis favoritos, pero reconozco que tiene una técnica muy particular que lo diferencia del resto. Tiene un espíritu propio y eso en el mundo del arte es impagable. Bien, dicho lo cual, la película me recuerda como si se hubiese metido en una coctelera a La ladrona de libros, a Philomena, y a Monuments Men y alguna mano graciosa lo hubiese agitado todo. El resultado sería La dama de Oro, de la que por cierto, no puedo creer las malas críticas formadas. Tiene una BSO preciosa, si bien el guión debería estar más curtido, y los travellings son horrorosos y se ven borrosos –y eso que la vimos en HD- hay muchos elementos salvables, empezando por los actores y por la escena final. Sabes cuándo cortar una película en el cine de autor es tanto o más importante que saber como explicar la historia. Es una historia que merece y debe ser contada, pero con menos adornos cinematográficos. Algún crítico –esto me encanta- ha tendido la decencia de explicar al  espectador –como si éste fuese completamente idiota- que ‘sólo la van a disfrutar la gente entrada en años’. Prefiero no saber dónde ha tenido la bondad de informarse este señor.

Respecto a los flashbacks son un elemento importante a tener en consideración. También he leído quejas en ese aspecto. Me pregunto que haría el espectador sin flashbacks ¿echarle imaginación al asunto, cada uno a lo suyo en su materia gris? Sería raro y acabaríamos cada uno viendo una película con trama distinta. Eso sí, sería divertidísimo. Sin pretensión de echar más leña al fuego, son toda una ayuda para temporalizar los hechos que se explican dentro de la película. No es una película tópica, sino que está afianzada a unos hechos históricos, y por lo tanto es inevitable que tenga una construcción lineal, así como una carga documental importante. A veces, y esto es a opinión personal, me planteo si realmente los críticos y yo hemos visto la misma producción. Sinceramente, a quién no le guste lo planteado, puede irse a la sala de al lado a ver unos tíos con testosterona matándose entre ellos, mientras hacen carreras de coches por el desierto. Seguro que lo encuentran más estimulante que fumarse una botella de butano.  

Dicho lo cual, espero con ganas las siguientes producciones de la BBC Films.

 

4/5

Ver tráiler

Fuentes: IMDB, Filmaffinity, Adela’sWish.

Imágenes: la butaca, the nerds uncanny.

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

0 comentarios:

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.