‘Ahora o nunca’

By | 9:47 1 comment

 

ahora o nunca poster

Esta película me acaba de reconciliar con el cine español. Y lo digo muy en serio. Aplaudo el trabajo de nuestras maravillosas directoras, en este caso, de Maria Ripoll, que intenta hacerse un hueco en esta industria dominada por hombres llamada cine. No sólo se nota en el montaje, sino en el guión, en las secuencias y sobretodo en el color. Si en el caso de Requisitos para ser una persona normal dominaba el color pastel, en Ahora o nunca también. Y eso se agradece, ni sólo porqué cada fotograma logra transmitir esa droga llamada enamoramiento, sino porque en conjunto resulta más que agradable a la vista.

La pareja principal de Ocho apellidos vascos vuelve, pero esta vez, con Clara Lago de secundaria y ocupando el papel protagonista María Valverde. La historia va de bodas. Sí, las bodas en las películas dan mucho de si. Ya lo vimos con Mamma Mia!, con Mi gran boda griega, y más recientemente con Walking on Sunshine, y si tiramos de cine español, con Tres bodas de más. Es un tema que da para mucho y funciona la mar de bien, puesto que cada uno es diferente y se le puede sacar puntilla a cada una de las situaciones. En este caso, tenemos a Alex (Dani Rovira) y a Eva (María Valverde), una pareja que después de años de noviazgo quieren comprometerse forever and ever. Pero como el vestido de la novia no llega hasta el viernes, deciden que ella se irá hasta Reino Unido (que es donde se celebra) y él se quedará a recogerlo y ya si eso, también acompaña a su familia hasta allí. El problema viene cuando al llegar al aeropuerto todos los vuelos hacia Londres han sido cancelados por una nube de ceniza volcánica. Así que a grandes males, grandes remedios, el novio, su padre (interpretado por Joaquín Núñez) y Fermín, el padre de la novia (Jordi Sánchez) se embarcan en un surrealista viaje para llegar al compromiso mientras el resto de la familia coge un bus. A partir de ahí como buena película se desmadra con el único fin que el espectador se lo pase bien. Al fin y al cabo, de eso se trata el cine. A la novia por su parte, le toca aguantar a la madre del novio, que es un poco toca narices. Por suerte, está con sus tres amigas, que no saben ni ni papa de inglés pero que con el español se apañan muy bien. De ellas destacar especialmente la actriz Anna Gras  que hace de jugadora de fútbol americano y que lo arregla todo con un 'a tomar por culo' y 'caput'. El típico lenguaje fresco y culto de este país, vamos. También se cuela alguna cantante en el reparto, en este caso, Melody como hermana del novio. Jordi Sánchez ya es muy conocido por hacer de pescadero en La que se avecina, y de López en Plats Bruts, junto a Joel Joan. Si no la habéis visto, la recomiendo enfáticamente.

ahora o nunca maria valverde

María Valverde y los muñequitos de boda

Destacar las menciones a la negra historia de nuestro país y los guiños a no olvidar lo que pasó gracias a un traje de cierto dictador que culmina la cúspide de desgracias de los protagonistas. Tampoco hay que omitir la genialísima escena de la carrera del queso, rodada a cámara lenta, así de imperdibles las caras de cachorrillo que pone Dani Rovira, que sin duda es el eje principal de l film, de hecho el que sustenta toda la película. Del guión se han encargado Jorge Lara , Francisco Roncal (que ya coincidieron en la serie policíaca Los hombres de Paco) un guión ingenioso que de buen seguro ancará más de una carcajada al espectador. Funciona incluso en las escenas sin diálogo, con un simple cruce de miradas, y hala, a hacer abdominales, que sigan lo que digan, la risa es ejercicio.

La música está compuesta por Simon Smith (Rastres de Sàndal (2014)) y se alterna con otras canciones de los años 80 –que seguramente habrán tenido que apoquinar a la SGAE, a parte del riñón que vale el IVA cultural- como Tick Tick Boom, de The Hives, o Walk Like An Egyptian, de The Bangles.

ahora o nunca rovira melody

Liarla a ‘la española’, es decir, a berrido limpio

También está el cliché del inglés, que es la asignatura pendiente de este país -así lo demostramos con Eurovisión al dar los puntos y con la mayoría de políticos que ‘nos representan’ como ejemplos de grandes cagadas monumentales-. Por otra parte, decir que en España hay gente que si que sabe hablarlo bien pero aquí siempre abre la boca quién nunca tiene ni idea de nada. Otro punto, es el hecho del soborno alemán para conseguir la maleta, lo que no queda claro es si es una referencia a las políticas de Merkel o simplemente una escena graciosa. Lo que busca la película, al fin y al cabo, es hacer pasar un buen rato al espectador mediante la caricaturización de personajes. Algunos críticos dirán hasta la saciedad que hay tópicos por doquier. Tópicos que así mismo, Ripoll intenta dar la vuelta. Que es tópica, puede. Que es de risa facilona, también. Que es apta para todos los públicos, por supuesto. Que tiene puntos débiles, como todas las películas que se hacen, pues claro. Una película concebida para el desfrute del espectador, que entre líos, embrollos y más líos se pasa bien, haciendo que sus puntos débiles –que los tiene, como todas- pasen por alto en un alarde de diversión continua.

ahora o nunca pelicula

Happy ending, también muy a la española

Servidora, va al cine con ganas de pasarlo bien. Ese es el objetivo de las películas: conseguir que por un momento el espectador de lo pase piruleta. Hay otras que sirven para reflexionar, es verdad, pero Ahora o nunca es de la primera tipología. Tipo sitcom. No le pido nada, sólo que me haga olvidar durante una hora y media los barrullos y los problemas. La comedia es un género difícil de hacer e interpretar. Es una película que da buen rollo y eso se agradece, porqué zamparme un dramón o eso que llaman ahora comedia dramática como que no. 

El film está rodado en Amsterdam, Barcelona –ay, qué bonita que es, la puñetera- y  Camprodon. Reconozco que esta última localización me sorprendió mucho. Camprodon es un pueblo catalán precioso, situado en un valle, rural, con una arquitectura del siglo X, con fuentes y el río Ter atravesándolo. Y también donde se hacen los mejores embutidos catalanes y las galletas Birba, que a mi parecer, son adictivas, sobretodo todo las mini de chocolate. En fin, que es un lugar que hay que ver si os animáis a venir a Cataluña (no se nota que me gusta ni nada ¿eh?).

Ah, por cierto, como coletilla. He leído a  críticos que se quejan que películas como esta destruyen la industria del cine español –que, por cierto, siempre ha estado marcada por tópicos y clichés, no sé por que demonios nos ponemos las manos en la cabeza a estas alturas-. Dejar claro que en este país, simplemente no hay industria de este tipo. Por si quedaba alguna duda. Así, que a disfrutar con lo que hay. Qué remedio.

En definitiva, una película que vale la pena ver solo por las carcajadas que arranca. Ya advierto que al día siguiente hay peligro de agujetas.

 

3/5

★★★

Ver tráiler

Fuentes: IMDB, Filmaffinity

Imágenes: sensacine, zeleb.es,

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

1 comentario:

  1. A mi me gustó bastante, aunque creo que el final no está bien resuelto. Felices y enamorados sí pero..... es un poco de locos con todo el lio en el que se mete la protagonista, no crees? ;)
    BESOS!

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.