Crítica ‘Mr.Holmes’

By | 10:28 8 comments

 

Mr-Holmes-poster

Sherlock Holmes es muy grande. Aunque ficticio, tiene toda una iconografía, se han hecho cientos de series, películas, mangas, animes, atracciones turísticas y merchandising sobre él. Doyle no solo creó un personaje en el siglo XIX, creó una manera de pensar, una corriente basada en la inducción (que no deducción, ese término es erróneo), alguien tan carismático, sociópata y antisocial, inspirado en su profesor de medicina. Holmes cuenta también con un montón de fans -masculinos y femeninos- y un piso situado en el 221B de Baker Street de Londres, que es la leche. Desde que Benedict Cumberbatch y Martin Freeman trajeron a Holmes y a Watson -respectivamente-, de vuelta gracias a la serie de la BBC Sherlock producida por Steven Moffat y Mark Gatiss los dos creadores de la temporada 9,10 y 11 de Doctor Who, el detective vuelve a vivir otra edad de oro. El éxito de la serie vino marcado por reediciones de las obras completas de Doyle, todo tipo de gadgets promocionales y hasta nuevos libros explicando las aventuras de este sociópata con mala uva, al que adoro.

Es el caso de Mitch Cullin, que ha publicado Mr.Holmes (2015), un libro que explica el caso más difícil de Sherlock, que debe resolver a sus 92 años, uno que no supo zanjar en su momento y motivo por el que se retiró a Sussex a criar abejas por las propiedades de la jalea real, que según él, retrasan el envejecimiento. El libro -el cual he leído y recomiendo- tiene un toque más oscuro y tétrico que el de la película.

La producción nos traslada a la vida de un Holmes (interpretado por el siempre genial Ian McKellen) nonagenario que se resiste a perder lo que antaño le hizo famoso: su inquisitiva mente privilegiada.

Bill Condon dirige esta adaptación del libro homónimo de Cullin desde una mirada intimista, mostrando un Holmes más humano del que nos tiene acostumbrados la literatura original. Un filme pausado y emocional que permite comprender un poco más a este personaje complejo, en todos los aspectos. Producida por la BBC Films, que es como el pa amb tomàquet en Cataluña, es decir, sinónimo de calidad.

Ian McKellen Milo Parker Mr Holmes

Holmes le enseña a Roger cómo cuidar de las abejas

Condon vuelve a dirigir a McKellen después de Dioses y Monstruos. Y sólo alguien tan querido y respetado como McKellen (conocido por sus interpretaciones de Charles Xavier en la saga de X-Men y de Gandalf el Gris en El señor de los anillos y El Hobbit) podía meterse en la piel de un icono popular como Sherlock Holmes. La faceta que se muestra del detective es solitaria y gruñona. Aunque siempre ha sido de todo menos simpático. Añádase el adjetivo negativo que se quiera. Pero en su casa de retiro de Sussex no está solo: vive con la ama de llaves, interpretada por una genialísima Laura Linney (que la cuarta vez que trabaja con Condon), una viuda que perdió a su marido en la guerra, y su hijo Roger (Milo Parker), un niño al que en más de un momento de la producción ganas me han dado de arrearle un par de hostias, bien merecidas. O dicho lo cual, que la influencia de Holmes no le sienta muy bien. A Holmes, en cambio, parece un poco más vulnerable de lo que acostumbra en los libros.

En esta película vemos a un Holmes desesperado por conservar su capacidad mental, puesto que cada vez se le olvidan más cosas y hechos: nombres de personas (que debe apuntar en la manga de la camisa) o casos que -no- resolvió, como el último de su carrera y que se propone a transcribir la historia real y no la ficción que escribió su amigo y compañero -y el único capaz de aguantarme- John Watson.

Como curiosidad,  Ian McKellen ha trabajado con otros actores que también han interpretado a Sherlock Holmes. Por ejemplo, trabajó con  Benedict Cumberbatch (protagonista de Sherlock) y  Christopher Lee (que interpretó al detective en las películas Sherlock Holmes y la prima donna (1991) e Incidente en las Cataratas Victoria (1992). Con el segundo coincidió en El Señor de los Anillos y con ambos en el Hobbit. Aunque si hilamos delgado, delgadísimo, McKellen es el segundo actor que ha hecho películas de Marvel  y que interpreta al detective. El primero fue  Robert Downey Jr y el tercero Benedict Cumberbatch, que lo han contratado para que interprete al Dr.Extraño y para que se ponga un traje de cuero bien ajustadito. Pero hay más coincidencias, porqué Sherlock Holmes está por todas partes –me lo encuentro hasta en la sopa-. Por ejemplo, Philip Davis, actor que interpreta Inspector Gilbert, es el taxista que da grimilla en el primer capítulo de la temporada uno de Sherlock.  ¿Aquí acaban las coincidencias? No, qué va! El director, Bill Condon ya lo conocía porqué dirigió  El quinto poder (2013), protagonizada por Benedict Cumberbatch, que sí, es el Sherlock de la BBC. Un follón, vamos.

McKellen Mr holmes

El último caso de Sherlock Holmes

Pero en esta película, Holmes decide irse a Japón a por el pimentero japonés, que aseguran, puede retrasar en envejecimiento. Hiroyuki Sanada da vida a Tamiki Umezaki, un hombre que le ayudará a localizarlo, pero que quiere algo más del famoso detective. Por si fuese poca coincidencia, Ian McKellen y Hiroyuki Sanada ya habían trabajado juntos en Lobezno inmortal (2013), aunque no compartían ninguna escena en esa película. Servidora empieza a pensar que o se quieren mucho al personaje o se les ha ido la pinza y han cogido a actores relacionados porqué esto no puede ser casualidad. En fin, ya sabéis que esto del cine va por padrino, y no por talento.

La localización es otro de los puntos fuertes de la película. Aunque creo que los paisajes de Sussex dan para más, el paisaje es una preciosidad. Se rodaron escenas en la playa y en el acantilado de Seaford, cerca del río Cuckmere. Seaford es también el nombre de una estación de tren situada en Sussex. La casa en la que pasa la acción está situada en Winchelsea una pequeña ciudad medieval amurallada considerada el pueblo más pequeño de Gran Bretaña. Winchelsea queda a 40 millas (64,3 kilómetros) de Seven Sisters que es el lugar dónde se filmaron las escenas de mar. Tienen ese nombre porqué son una serie de siete acantilados –o picos- de roca caliza. Lo sé, no es muy original, pero si efectivo.  

Como las abejas son el punto central de la película, –de hecho sales de la sala con un diploma de apicultor, lo dan dónde se recogen las palomitas de colores- McKellen tuvo que aprender sobre ellas y se apuntó a un curso de The London Honey Company antes de la filmación. Un buen punto porqué durante toda la película no le picó ninguna.

El vestuario está bien conseguido, aunque McKellen declaró en una entrevista que su traje era muy incómodo, porqué el material con el que estaba hecho le irritó en ‘los peores lugares’. Aquí cada uno a su imaginación. Eso sí, el actor británico tiene claro que si no cambian los materiales se va a pensar muy mucho eso de hacer una segunda entrega. Y es una pena porqué esta película es un homenaje a uno de los mejores detectives de ficción que se han creado.

mr-holmes-glass McKellen

La predilección de Holmes por las abejas. En la imagen, sostiene una abeja japonesa

En esta producción se muestra el perfil humano, aunque creo que hubiese estado bien profundizar un poco más en Ann (Hattie Morahan), la chica del caso que no consiguió resolver. De hecho, es muy curioso que cuándo el personaje se para delante de una tienda de un taxidermista éste se llame Ambrose Chappell, un guiño a la película  El hombre que sabía demasiado (1556).

Aunque por mucho cariño que esté hecha la película los fans del detective seguro que han encontrado varias cosas que no cuadran con la historia original. Por ejemplo, en la película se menciona ‘los perros de Baskerville’ y el título de la novela original es El sabueso de los Baskerville (publicada entre 1901 y 1902), es decir que había un cánido y no varios. Decir que la pluma que hace servir el personaje, una Parker que no se fabricó hasta 1980, dudo que exista ya en 1947.

Ya comenté en anteriores críticas que las películas sobre la senectud me interesan especialmente. Si bien es cierto que la mayoría tienen poco público y se dan de higos a peras, vale la pena ir a verlas. Por lo menos para reflexionar que solo tenemos una vida, que ésta pasa muy rápido y que hay que disfrutar al máximo. Hay algunos críticos de periódicos de ciertas tendencias que cada vez que les toca escribir sobre una película sobre la vejez, la tachan y etiquetan de sensiblera, con su tono peyorativo. También se ha achacado una mala reputación los flashbacks provenientes de pseudocríticos –que hablan porqué tienen boca, no porqué sepan- que en su vida han leído una obra de Doyle y mucho menos de Cullin.

The-adventures-of-sherlock-holmes

Libros escritos por su amigo John Watson que todavía conserva pero que nunca ha leído

Es una película sobre el lado humano de Holmes casi siempre eclipsado por su trabajo como detective. Oscila entre flashbacks y tramas secundarias que cubren y complementan la principal. Aunque creo sinceramente que la parte de ‘la búsqueda del pimentero japonés’ se la podrían haber ahorrado tanto en el libro como en la película porqué insustancial y anodina es un rato.

Pese a esas minucias, es una película que insta al espectador a reflexionar sobre el envejecimiento, la pérdida de facultades y sobretodo, la culpa. Se nos presenta a un Sherlock Holmes que tiene que hacer frente a lo que más miedo le da: sus propias emociones. En los libros el personaje deja claro que las emociones no le permiten razonar con lógica y que por eso las detesta. De hecho, su alejamiento emocional le hace que vea las cosas desde otra perspectiva, aunque a veces, no sea la más acertada. Como él mismo dice en Estudio en escarlata: Soy un cerebro, Watson, el resto es mero apéndice.

Una película magnífica, menos dramática y sufrida que el libro. Lenta, sin prisas, acorde con el personaje nonagenario. Y eso se agradece en una cartelera saturada de acción, comedia rápida -sin gracia- y thrillers. La refinada BSO, la hermosa fotografía y un vestuario de quitarse el gorro. O la chistera. Un cine reconfortante, alejado de la abrumadora caja de hacer dinero y sobretodo,  inteligente. Mediante planos cortos, se focaliza el centro de atención en los actores y sus emociones, lo que permite al espectador tener una ‘relación’ visual con el personaje.

La película rebosa elegancia y sabiduría. De hecho, me ha gustado más este film que la versión novelada en la que se basa, puesto que esta última es más luminosa y acaba mejor, con más esperanza que no el libro que es más bien deprimente. Ian McKellen está absolutamente brillante como en todos los papeles que toca y no puedo sino aplaudir su trabajo como actor. Un gusto para los fans de Holmes, que contrasta con la mala leche de la serie de la BBC. Esta es más calmada, una pequeña joya independiente preciosa y brillante, que estará poquito en cartelera.

 

4/5

★★★★

Ver tráiler

Web oficial: http://www.mrholmesfilm.com/

Fuentes: IMDB, Filmaffinity, Cinezoo

Imágenes: heyuguys.com, web oficial

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

8 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho la crítica!!! :)

    Te inivito a visitar mi blog :D Un besazo enorme!!!

    http://mariatendenciasmc.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María!

      Ya te comenté, pero ahora me paso y le echo un ojo bien echado.

      Un besoteee!! ♥

      Eliminar
  2. Hola!!! no sabia de esta peli, pero por lo que hablas tiene que ser muy interesante, ademas de poder descubrir a un Holmes mas mayor, ya en la vejez. Y el actor es uno de mis favoritos, asi que su actuacion sera muy buena. Gracias por la critica
    Por cierto, acabo de descubrir tu blog, y ya te sigo y te invito a visitar mi blog
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jaime!

      Ian McKellen es genialísimo, a parte de ser un gran actor yun activista por los derechos LGTB. Algún día ganará el Oscar, aunque ya se sabe como es Hollywood, carca y tradicionalista. Pero todavía hay esperanza, aunque sinceramente, no creo que eso a él le importe mucho. Lo importante es que todavía está en plena forma para seguir brindando películas y deleitándonos con sus actuaciones.

      Gracias por tu comentario! Ahora me paso por tu blog!

      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Hola Ana!

      Estoy segura que te gustará. Además ya tenemos experiencia con el Sherlock -bueno, con Moriarty, you know- y esta es una versión más cercana. Además del maquillaje, que está muy bien logrado.

      Un besote! ♥

      Eliminar
  4. Soy muy fan del personaje de Sherlock Holmes. Conan Doyle sentó las bases de asesor policíaco "rarete" pero absolutamente genial.
    La serie protagonizada por Benedict Cumberbatch me encantó, creo que supieron renovar sus historias de forma sublime, sin faltar a lo que el autor escribió pero adaptándolo a nuestra época. Para mí, es una de las mejores adaptaciones de todos los libros que he leído.
    Por lo tanto, viendo tu completa y positiva crítica sobre el libro y la película, sólo puedo decir que tengo que leerlo y verla YA.

    "pseudocríticos –que hablan porqué tienen boca, no porqué sepan-"
    Siempre sueltas alguna frase que me hace reír xD

    Me iba sin decírtelo, qué cabeza la mía: tienes un premio en mi blog ;)

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chari!

      Ya veo que somos dos frikis de Sherlock. Podríamos hasta montar una asociación, algo así como Detectives de 'Baker Street' e ir por ahí resolviendo casos a destajo. Le quitaríamos el trabajo a Íker Jiménez, eso sí, pero nos lo pasaríamos piruleta. Jajajajaja! El smartphone del Sherlock BBC es brutal. Claro que no es de extrañar que los dos que la han adaptado (Moffat y Gatiss) sean los creadores de la magnánima Doctor Who, que son unos contadores de historias natos.

      Si lees el libro y ves la película ya me dirás que te parece. El libro me dejó un poco 'chof' pero hay que reconocerle a Cullin el valor para escribir sobre un personaje ficticio tan mediático. Y la película. ¡Sale McKellen, no puede ser mala! Ahora me paro por tu blog! Pero de momento, ¡gracias por el premio! :D

      Un besoteee!! ♥

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.