Crítica: ‘Deuda de honor’ (‘The Homesman’)

By | 11:59 Leave a Comment

 

the-homesman-

 

Si el espectador entra en el cine sin saber absolutamente nada de la película, probablemente le parezca estar viendo la última de Clint Eastwood. Peo no, es la nueva del genial Tommy Lee Jones. Una película cruda, difícil de ver, nada agradecida ni agradable. Hay escenas que se graban a fuego en la memoria y que nos hacen comprender mejor el porqué esas tres mujeres están ‘locas’, y buenas razones tienen para estarlo. Jones da protagonismo al género que ha quedado redimido en las películas del oeste.

 

La historia cuenta como Mary Bee Cuddy (Hilary Swank) una mujer con las cosas muy claras, que tiene una gran granja y que nunca se ha casado (aunque ganas tiene) se embarca sola en un viaje para trasladar a tres mujeres que ‘han perdido la cabeza’ y a las que sus maridos ‘ya no las pueden mantener’. Antes de emprenderlo se topa con un condenado llamado George Briggs, al que salva de la horca (Tommy Lee Jones) y le hace prometer que a cambio de salvarle la vida él la ayudará en su viaje por tierras hostiles. Una deuda de honor (de ahí el nombre, aunque el título origina sea The Homesman) que cumplirá hasta el final.

 

El film transcurre entre escenas matrimoniales salteadas de las mujeres ‘locas’ (como veréis, me niego a utilizar este término sin comillas), en parte gracias a sus maridos. Que no soy violenta, pero a más de uno me gustaría haberlo colgado de las pelotas. O cortárselas. Y como yo, la mayoría de espectadores que hemos visto la película. Porqué de verdad que hay escenas que rozan el asco y la repulsión, sobretodo en una sociedad tan machista dónde el abuso sexual  al que estaban sometidas las mujeres estaba permitido. Me entenderá el lector que como feminista tengo en alta estima lo que ha hecho Jones con esta película, ya que a menudo la figura de la mujer ha quedado soterrada frente a la figura masculina. Dicho lo cual es de una gran valentía exponer un film que cuenta con este duro planteamiento. Es un gran paso adelante porqué no deja de lado a las féminas, sino que las incluye con su pasado. Una cinta dramática que va más allá del género del western, que siempre las había dejado completamente de lado, en la inmensidad de las tierras áridas, en este caso, entre el camino de Nebraska a la ciudad de Iowa.

 

The-Homesman-jones-

Greorge Briggs (Tommy Lee Jones) y Arabella Sours (Grace Gummer). Photo by Dawn Jones - © 2014 - Roadside Attractions

 

Aunque en esta película hay cosas que no quedan claras, sobretodo en la reacción de la protagonista, que allá por medio metraje el espectador se lleva una gran sorpresa. No voy a adelantar nada, sólo decir que  le supondrá un autentico shock del que no podrá evitar preguntarse el porqué. En cierto modo, esta película me recuerda a Valor de ley, de los hermanos Coen, pero con más sexo y mostrando la dureza de nacer mujer en una época en la que sus derechos valían menos que el betún. Decir que la duración tampoco ayuda: dos horas y diez minutos de película, con mucho silencio, y parco en palabras. La vi en V.O. y debo decir que es entendible, básicamente porqué no hay mucho diálogo que contar, tan solo desierto, polvo y tierra.

 

Ganador del International Film Music Critics  Award 2014 (IFMCA) a Mejor Música Original para una Película Dramática, gracias a la composición de Marco Beltrami. La BSO también incluye temas como Rosalie The Prairie Flower, de George Fredrick Root que canta Hilary Swank a cappella, además de Take Thee This Token, con música de Beltrami y letra de Glendon Swarthout. Tommy Lee Jones tampoco escapa de utilizar las cuerdas vocales, e interpreta Weevily Wheat como canción metafórica de la libertad que está por venir.

 

Además del premio a mejor Banda Sonora, también ganó el  Women Film Critics Circle Awards (2014) con el premio Women's Work/Best Ensemble (WFCC Award, Mejor trabajo/Mejor Elenco Femenino). La película costó aproximadamente 16 millones de dólares y solo recuperó dos millones y medio en el primer fin de semana de estreno en Estados Unidos, claro que algo tendrá que ver que se haya estrenado en solo 14 salas.

 

La película está basada en la novela homónima del escritor americano Glendon Swarthout, publicada en 1988 y ambientada en 1855. Fue retrasándose porqué  Paul Newman poseía los derechos y quería dirigir la película, pero después de una serie de impedimentos se dio por vencido y Jones aprovechó para sacarle partido, firmando el guión con Kieran Fitzgerald y Wesley A. Oliver. El director, se ha reunido con un elenco ya conocido, con el que había trabajado en otras películas. Por ejemplo, es su tercera colaboración con Meryl Streep después de El último show (2006) y de Si de verdad quieres…(2012), esta última la recomiendo especialmente. La escena en la que sale Streep se rodó en un día. Tim Blake Nelson y James Spader formaron trio con Jones en la película Lincoln (2012) y además, esta es la segunda película de western de la protagonista de Valor de Ley, después de su nominación al Oscar, Hailee Steinfeld.

 

 The-Homesman-deuda-de-honor

Tommy Lee Jones y Tim Blake Nelson en una pelea épica. Photo by Dawn Jones - © 2014 - Roadside Attractions

 

Para que pareciese real, se han utilizado diversas ubicaciones en Nuevo México, Estados Unidos, como Rio Arriba Country, San Miguel Country, Oikay Owinger Pueblo, Santa Fe Country, dónde también se rodó el documental Lockup y el Reality Behind Bars: Rockie Year, que como verán son programas la mar de tranquilizadores. Nótese la ironía. La única ubicación foránea fue en Lumpkin, un pueblo de Georgia.

 

Se utilizaron las cámaras Arricam LT, una cámara pequeña que pesa poco (concretamente 5,25 kg), las lentes Zeiss Master Prime, con objetivos focales fijos de alta velocidad, las Fujinon Premier and Angenieux Optimo Lenses, para el director de fotografía Rodrigo Prieto (el mismo que hizo Argo (2012), El lobo de Wall Street (2013) y Brokeback Mountain (2005), y la Sony CineAlta PMW-F55, que cuesta la friolera de 32.978,54 euros. Como para que se caiga casualmente al suelo…

 

Conforme a las escenas, hay metidas de pata, como en toda película que se precie. Nimiedades como que cuándo alguien se cuelga se ve el arnés de seguridad, o que la soga no es del todo firme –lo entiendo, no sería nada bueno cargarse un actor en la primera toma-, que haya un mosquete que salió a la venta en 1858 y que el cambio la película está ambientada en 1854, –en cuatro años no cero que cambie mucho la tecnología armamentística, pero no está de más saber el dato-. Errorcillos como que la protagonista are en la dirección equivocada, que de repente la cara de Jones esté más limpia que una patena, que en la carretera de Nebraska hayan montañas o que usen un banjo con cuerdas de acero con trastes, en vez de uno de cuerdas de tripa y sin salientes, típicos de 1850, los otros salieron a partir de 1890.

 

the-homesman-hilary-swank

Mary Bee Cuddy (Hilary Swank, me declaro muy fan de la actriz) armada. Photo by Dawn Jones - © 2014 - Roadside Attractions

 

Pero no está una por la labor de pedirle peras al olmo, así que dejando atrás la vertiente técnica, se debe hacer inciso en que hay escenas que en vez de cerrar preguntas, abren nuevas. Dicho esto, Jones se mete a hacer el guión, a dirigir, a producir y a protagonizar este film del oeste con protagonistas femeninas. Cuándo se enteró Meryl Streep, que por cierto solo sale durante 15 minutos y al final, decidió meterse de lleno en el proyecto al igual que su hija Grace Gummer, que no hay que confundir con Maimie Gummer, que es su hermana y que también vimos actuar con su madre, como el lector recordará, en la película Ricky, como medre e hija, respectivamente. En esta película, la hija es una de las tres ‘locas’ y tengo la firme sensación que aunque la muchacha es buena actriz, está allí por enchufe de la madre. Pues a lo que voy, cuándo las dos pedazo de actrices como Swank y Streep se enteraron que Jones iba a rodar, dijeron que se tratase de lo que se tratase querían actuar en ella, y así fue. Una con más protagonismo que la otra, hasta el punto que muchos dicen que es el mejor papel de Swank  desde Millon Dollar Baby.

 

Hace un año de su estreno en América. Si me lo preguntan, tampoco entiendo porqué ha tardado tanto a que la podamos disfrutar en salas. Puede que sea una película que por su tema, puede pasar desapercibida, y más teniendo en cuenta que no se ha anunciado en modo feria, es decir, a bombo, platillo, pandereta, con luces de neón y fuegos artificiales, como no sé, se me ocurre, Sinsajo o Spectre. Su estreno ha sido modesto y silencioso y si no está una con la oreja puesta se te pasa, y más teniendo en cuenta que estas producciones duran, por desgracia, una semana en cartelera.

 

Jones es uno de los personajes del cine, es un actor de calado, que cuándo se le mete algo entre ceja y ceja va a por ello. En este caso, se pone al frente de un western que borra de un plumazo esa idealización caramelizada con la que Hollywood nos tenía acostumbrados, mostrando una faceta cruda, montaraz y descarnada, en que la soledad, la exasperación y la angustia de la protagonista es el eje principal. Un mundo patriarcal en el que Mary Bee cae, y resulta casi patético que insista en el matrimonio –para escapar de la soledad, supongo- con el primero que pase, pese a que ella es sobradamente capaz de vivir su vida sin un tío al lado. El paisaje casi desértico, polvoriento y rojo –preciosa fotografía de Prieto- es una alegoría de lo que deviene a los personajes. Un mundo de hombres desde el punto de vista de una mujer, una desmitificación del western nada complaciente, un viaje en el que la pérdida de la esperanza y la muerte se escuchan a gritos, una voz desesperada que deviene a medida que avanza, oscura y túrbida en todo su conjunto, sin una sola gota de ventura o suerte.

 

La sordidez que se nos muestra es tal que casi se puede palpar, y no solo por el paisaje tosco, sino por los diálogos cortos e intensos, que se abren paso en un imperante silencio. Así mismo, no se queda apocada, sino que muestra un hecho que hoy en día se ha perdido: el valor y el compromiso de la palabra.

 

 

4/5

★★★★

 

Ver tráiler

Fuentes: IMDB, Filmaffinity, arrirental.com, zeiss.es, pro.sony.com.

Imágenes: www.popcornstime.com, indiewire.com, hollywoodreporter, filmschoolrejects.com. All images are property of  Dawn Jones - © 2014 - Roadside Attractions

Web oficial: https://www.facebook.com/TheHomesmanMovie

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

0 comentarios:

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.