Crítica: ‘Una pastelería en Tokio’

By | 10:16 32 comments



Película basada en 'An', la novela de Durian Sukegawa, que en nuestro país se ha traducido como 'Una pastelería en Tokio', cuando el título original es 'Uno'. Pero bueno, ya se sabe que lo nuestro no es mantener los títulos originales sino más bien desgraciarlos con traducciones, a veces, absurdas.

La historia se centra en Sentaro (interpretado por Masatoshi Nagase), un hombre que se dedica a hacer dorayakis en su pastelería y que dicho sea de paso, vende muy pocos. Un día se acerca a su pastelería una anciana preguntando si puede trabajar allí haciendo aiko (pasta dulce de judías rojas que va dentro del dorayaki como relleno). Sentaro duda en contratar a alguien que roza los 80 años porqué el trabajo es muy duro, nada agradecido y continuamente hay que ponerle mucho esfuerzo. No obstante, el aiko de Tokue (Kirin Kiki) es excepcional, así que Sentaro la contrata sin dilación.

Wakana (Kyara Uchida, es la nieta real de Kiki) es una adolescente que va con sus amigas cada tarde a tomar dorayaki a la pastelería. Ha decidido que dejará de estudiar, porqué estudiar no paga las facturas ni da de comer de manera inmediata. La historia desemboca en una amistad que junta a tres generaciones que ven la vida de manera distinta. Encabezada por Tokue, que es para servidora, la verdadera protagonista, con su encantadora forma de ser, de agradecer, de tener paciencia, su aguda observación a todo lo que le rodea y su humildad. Pero la lepra que sufrió de pequeña y que le dejó marcas en las manos y éstas con escasa movilidad, se esparce como la pólvora. En Japón, al igual que en España, pese a su incentivo de modernidad (olvidad lo de España en este punto) no puede deshacerse de las supersticiones más arraigadas.

Los que tenían lepra -pensaban que se transmitía por contacto-, eran encerrados y condenados a no salir jamás de esa especie de 'centro'. Esa ley en Japón se prohibió en 1996, lo que ya nos da una idea que en esos términos no van muy allá. Pero pese a la vida de nuestra anciana protagonista, la dureza de una familia que la deja tirada y el confinamiento hasta el derogue de la ley, ella es feliz. Ve la vida de una manera más calmada, con la sabiduría de la experiencia a sus espaldas y también de las emociones humanas. Se fija en cada ínfima cosa que le rodea, hasta en el viento. Como dice en la película: 'todos tienen algo que decir si sabes escuchar'. No en vano, ella observa lo que otros pasan de largo: el florecer de los cerezos (sakura), lo que le dicen las judías, los ojos de la gente...


Tokue (Kiki) cumple su sueño: trabajar en una pastelería © Neue Visionen Filmverleih

Dirigida y guionizada por Naomi Kawase en base a la novela de Sukegawa el film es una loa a los sentimientos y a la paciencia, que con ritmo lento, pausado y estilo poético concentra todo su potencial en las escenas contemplativas. Porqué si algo tiene este film es belleza. Belleza a raudales, en cada fotograma, cada composición, cada escena rodada al milímetro con una delicadeza extraordinaria y que es, a la vez, una indagación entre tres generaciones.  
 
Con música de David Hadjadj, Kawase ha rodado con primeros planos y planos medios para que el espectador pueda sentir más cercanos a los personajes, porqué la película es parca en diálogos y el protagonismo se lo llevan los gestos y las miradas. En el cine esa sensación de intimidad es muy difícil de transmitir y se deben componer unos planos muy exactos y matriculados para que los sentimientos traspasen la pantalla. Los cerezos, son otro personaje más de la película, que como ellos, cambian, evolucionan y crecen con el paso del tiempo.

‘Entiendo que mis películas son poéticas porque intento llegar a las emociones del público a través de las imágenes más que con las palabras. Es la vida rural y su tiempo los que juegan un papel importante en mi vida. En Nara, tengo un campo donde cultivo verduras y eso necesita tiempo. En el campo la vida transcurre más despacio, todo se desarrolla más lentamente. Todo eso se refleja en mi cine’.
 Entrevista en El País 25/Oct/2015
 Me hace especial gracia cuándo la crítica deshecha una película por ser ‘excesivamente sentimental’, porqué claro, lo sentimental va ligado a la mujer y por tanto a lo débil y los hombres –que son los que critican lo entrado entre comillas- son muy machos y mucho muy machos, y los hombres no llorar que sino no ser muy macho. Asco de sociedad.

Sentaro (Masatoshi Nagase) en su pastelería © Neue Visionen Filmverleih

La producción es una espléndida historia sobre la naturaleza, cariño y la curación. Aunque es lenta y contemplativa, se pasa rápido porqué el exquisito estilo de la directora hace que combinen en una sola las personas y la naturaleza. Lo que se conoce actualmente como ‘efecto zen’, rodada con sensibilidad y construyendo personajes frágiles que se enfrentan a la pesadumbre y al aislamiento social, mientras explora la empatía y las relaciones humanas de tres personajes que no encuentran su lugar y acaban juntándose. En si, la película es una obra honesta, sencilla y bellísima. Un poema de amor a la vida, que consiste en ‘ver y escuchar’, como dice Tokue. Los olores de la cocina de la pastelería parecen, a veces, querer traspasar la pantalla.

En España se estrenó el 6 de noviembre por tiempo limitado, concretamente estuvo en cartelera dos semanas. El film es una coproducción entre Japón, Francia y Alemania y sus dos horas de metraje están rodadas íntegramente con las cámaras Arriflex, que es una compañía alemana.
Lo que no deja de ser irónico es que en una de las sociedades tecnológicamente más avanzadas, arrastre el escollo de ser una de las más tercas e ilógicas en lo que a lepra se refiere. Una hipocresía social que dura hasta día de hoy. Como cuenta la directora:
‘Lo que yo busco es registrar los momentos de la vida de la gente normal. Los libros de historia reflejan la vida de los grandes, reyes y reinas, pero a mí me interesa poner la mirada en las personas normales y especialmente en las marginadas. Todas estas personas tienen su historia importante y eso es lo que yo quiero registrar. Han sido apartadas de la sociedad, pero mantienen un espíritu positivo y una alegría de vivir que es todo un ejemplo para nosotros. Una pastelería en Tokio es un canto a la vida porque solo el hecho de existir es algo ya maravilloso’.
 Entrevista en El País 25/Oct/2015
La protagonista, Tokue, es una afectada más por la  Ley de Prevención de la Lepra, que se promulgó en 1953 en Japón y que obligaba a los afectados por la bacteria, incluido niños de más de siete años, a que abandonaran sus hogares para estar confinados en unas instalaciones especiales, alias sanatorios. En esas instalaciones vivían un calvario: se los sometía a vigilancia continuada, no les permitían salir sin permiso, los esterilizaban porqué pensaban que era una enfermedad infecciosa y hereditaria e incluso provocaban abortos a las mujeres. Vivían separados de sus familias y amigos, a los que nunca volvían a ver. Eso hace sufrir psicológicamente a cualquiera que esté en su sano juicio, porqué no solo los recluían socialmente, sino que hacían añicos su dignidad. No es extraño pues, que hasta algunos intentasen suicidarse, porqué los familiares también eran rechazados socialmente. Y otros lo consiguiesen.

Wakana (Kyara Uchida) y Sentaro (Masatoshi Nagase) van a ver a Tokue (Kirin Kiki)  © Neue Visionen Filmverleih

La OMS advirtió al Gobierno en 1960 que el aislamiento no era necesario, pero el Gobierno hizo lo que todo Gobierno hace: pasar de los ciudadanos como si oyera llover, y no abolió la ley hasta 1996. En otras palabras, esas personas estuvieron enjauladas 40 años porqué a los dirigentes les salió de ahí y eso que se había ya descubierto el fármaco que curaba casi todos los síntomas de la enfermedad.  Lo que conforma en sí mismo una grave vulneración de los Derechos Humanos, que no es moco de pavo.

La media de las personas que habían pasado ahí toda la vida enjauladas era de 74 años, ya ancianos, ese día por fin se sintieron como seres humanos. La lepra se conoce también como enfermedad de Hansen. A día de hoy, el estigma sigue latente en una sociedad aferrada a lo tradicional. Por ejemplo, es muy difícil que puedan contraer matrimonio o que las contraten para trabajar, tal como muestra la película.

 Shigeki Akiyama, el director de fotografía ha captado bien el confluyo de sentimientos. En la película no se los estigmatiza, sino que se les devuelve el orgullo y el amor propio.  Se nota que Kawase, la directora proviene del mundo de la fotografía y de hecho está licenciada en la Escuela de Fotografía de Osaka, tiene una filmografía centrada en la vida íntima de las personas, en sus orígenes y en la identidad. En el año 1997, obtuvo el premio Cámara de Oro por la película  ‘Moe no Suzaku’ y además ostentó el título de ser la directora más joven premiada hasta la fecha.

Así pues no es de extrañar que la película ostente un montón de premios como: Ganadora Premio Espiga de Plata a la mejor dirección en SEMINCI, São Paulo International Film Festival Premio a la Mejor Película Extranjera, Hochi Film Awards Premio a la Mejor Actriz para Kirin Kiki, Premio del Público en Cork International Film Festival y Premio a la Mejor Interpretación en el Asia Pacific Screen Awards para Kiki.

Una película con un exquisito componente humano, que hace reflexionar sobre la vida, el vivir para trabajar, o el trabajar para vivir, y sobretodo, algo que los niños tienen muy presente, pero que a los adultos se nos olvida: el vivir. Pasamos la vida no viviendo, agobiados, estresados, pasamos la vida sin vivirla ¿y después? Después ya no hay otra. Esta es la única. Aprovéchala. Todos hemos nacido por alguna razón. ¿Qué haces ahí sentado? Levántate, vive. No tienes otra vida que tirar por la borda.



5/5
★★★★★
Ver tráiler



Imágenes: rtve.es, revista.tviso, sosmoviers. Todas imágenes propiedad de © Neue Visionen Filmverleih
Fuentes:IMDB, Filmaffiity, El País, eldiario.es, ipsnoticias, el país, Japan Times, nipon.com
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

32 comentarios:

  1. D'aquestes pelis que has de mirar i disfrutar de cada fotograma.
    Però a mi em costa tant trobar cinemes o videoclubs que tinguin aquestes películes per aquí :-(
    Un petonàs i feliç setmana bonica!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Neus!
      Aquí a Barcelona només tenim un cinema que es dediqui a reposar pel·lícules d'autor, menys taquilleres. Suposo que per internet et serà més fàcil trobar-la que no pas en un videoclub que acostumen a tenir només blockbusters.

      Un petonàs ben gran!!! ♥

      Eliminar
  2. Que quieres que diga, yo soy fan de las pedradas mentales de los traductores y mas cuando es una pelicula de hablo no inglesa que ya lo flipan tan abstralmente que es para pedirles que te pasen un poco de lo fuman.
    Me has vendido la película aunque no se donde la podre ver. Espero que este por internet porque en las carteleras de mi ciudad no ha pasado y no creo que lo haga.
    Ademas es interesante saber sobre la historia de Japon y mas específicamente sobre los derechos humanos siendo uno de los países mas desarrollados del mundo y junto a Estados Unidos el que mas cultura y ocio exporta. Y la protagonista tiene 80 así que es un plus.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Mary!

      La verdad es que -secretamente- yo también. Sino a ver de qué me iba yo a reír y a sacarle miga mientras los pongo brevemente a caldo. Se fuman algo, seguro, para elegir los títulos, o a lo mejor lo hacen en plan bingo...el treeeeeees, el dooooooceee, el veinteeeeee y lo corresponden con una palabra al azar, por ejemplo lo que hicieron con 'Una mujer, una pistola y una tienda de fideos chinos', la versión china de 'Sangre Fácil' de los Cohen. Aquí no tenemos nada que ver con las pajas mentales que hacen los chinos, que te hacen un spoiler solo con el titulo de la peli. En internet debería estar online (sí, lo acabo de mirar). Es de esas películas con las que aprendes algo más y los actores que tienen más de 60 es muy difícil que les den papeles protagonistas, así que chapeau por la directora.

      Un saludo!!!

      Eliminar
  3. Hola! ^^
    No soy mucho de ver películas japonesas, no es un cine que me entusiasme, pero esta la tendré en cuenta si la encuentro algún día. Solo por la temática ya me interesa. Con lo golosa que soy yo :)

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Mary!

      Vasa a salir con hambre, seguro. Yo saí de la sala con ganas de comerme un enooorme pastel de chocolate.

      Un besotee!!! ♥

      Eliminar
  4. Pinta genial, aunque antes de verla me gustaría leer la novela.
    Besos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Sara!

      La novela no ha llegado a España. Está disponible en amazon y en inglés (o japonés), no sé si se atreverán a publicarla aquí.

      Un besoteee!! ♥

      Eliminar
  5. Buenas :)

    A mí esta película me gustó, aunque reconozco que aún no me acabo de acostumbrar a este tipo de ritmo (muy típico de algunas películas japonesas) y se me hizo algo pesado, pero bueno, eso ya es cuestión de preferencias.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Kitty!

      Los japoneses son una cultura diferente, pero igual que nos hemos acostumbrado a la rapidez de lo británico o lo americano, no está de más mirar desde otra perspectiva el cine asiático. Aunque lenta...en fin según la peli que pilles porqué las de Kenshin son bastante bestiajas. También depende del momento en que te pille.

      Un beso

      Eliminar
  6. Qué emotiva y preciosa película... a pesar de parecer un poco lenta es así como debe ser... es la misma lentitud con que se enfrentan a la vida después de saber que tienen que convivir con la enfermedad¡¡ tu propuesta es maravillosa¡¡¡ me ha encantado la recomendación¡¡ un beso enorme¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Francis!

      ¡Exactamente! No puedo añadir nada más, ya lo has dicho todo.

      ¡¡¡Un besote enooorme!!!

      Eliminar
  7. Hola!!! Soy nueva en tu blog, encantada de conocerte. Me he sumado a tus seguidores, si te apetece puedes hacer lo mismo.

    La verdad es que yo para el cine soy muy difícil, veo poco, y tienen que ser películas muy específicas. Ésta en este caso, no creo que me gustase, pero has hecho una gran reseña sobre ella :D

    Te espero en La Reina Lectora ❤
    Y te invito a un proyecto lector que te puede interesar: Books Raiders

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Eva!

      Ahora le hecho un ojo a tu blog.

      Un besoteee!!! ♥

      Eliminar
  8. La verdad es que leerte es una total sorpresa, por que fuera de lo típico siempre (por lo menos a mí) me traes novedades nunca vistas, la verdad que quitando las de miedo creo que nunca he visto una peli japonesa pero la verdad que solo leyendo la reseña me ha llenado mucho todo lo que mencionas, así que no te digo que no la vea y así salgo de ver SIEMPRE pelis de miedo ;) Como siempre reseña de 10!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Holaaaa!

      ¡Eres un amor! Intento que sea poco conocida porqué sino todo el mundo repetiría lo mismo, y además hay que dar una oportunidad a lo no conocido o menos industrial. Yo con las pelis de miedo no puedo. Se me encojen los ovarios y después no puedo ir sola ni al váter.

      Un besoteeeee!!! ♥

      Eliminar
  9. Hola bonita, ya ando poniéndome la día jeje. Me encanta todo lo que tenga que ver con la cultura japonesa/coreana, tanto a nivel culinario como en tema de cine o anime/manga (sí, soy un poco otaku xD) Sinceramente por lo que he leído en tu crítica tiene pinta de ser una película deliciosa, con una gran trasfondo sentimental (increíble que alguien considere eso como algo negativo).
    Muy triste las medidas que tomaron en Japón de aislar a la gente que tuviera esa enfermedad, es increíble que en una época tan avanzada aún metieran a estas personas en sanatorios.

    Me pasa lo que con los libros y siempre tengo miles de pendientes en la lista de películas que quiero ver, así que la dejo apuntada porque la verdad que no la conocía y me ha parecido muy tierno el argumento.


    Un besazo enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Marta!

      Yo te dejo, que conste. A mi también me encanta la cultura japonesa, la coreana no la conozco tanto, pero la japonesa, supongo que por los manga y el j-pop me tira más. Yo también soy otaku (lo tengo que confesar) me encanta todo lo que tenga que ver. Me quedé alucinada en cuanto vi que los 'críticos serios' la ponían a parir por ser 'demasiado sentimental' (textualmente) me hago cruces con el tipo de sociedad que estamos creando.

      ¡¡¡Un super besoteeee!!! ♥

      Eliminar
  10. Hola Hydre, me encanta el mensaje de este tipo de películas, de querer mostrarte que es realmente la vida, que debería ser y como deberíamos llevarla, pero también es cierto que me pongo toda emotiva jaja
    Gracias por la entrada, espero poder encontrar pronto esta película por ahí :D
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Irissë!

      Aquí vivimos demasiado estresados, condicionados, ligados a la fuerza a vivir con un ritmo de vida nada saludable. Todo es efímero y fútil. Se nos pasa la vida y al final es un ¿de verdad la he vivido? Porqué yo tengo esa sensación de siempre estar pendiente de todo, de que pasa demasiado rápido, de que se esfuma como arena.

      Un besoteeee!!! ♥

      Eliminar
  11. ¡Hola, Hydre!
    No conocía la película, y me ha hecho un poco de gracia la mala traducción del título original. Respecto a su contenido, me parece una película emocional que da lugar a la reflexión y contiene un mensaje sincero. Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Melanie!

      Los títulos se las traen. Que tienen que ver como una piña a un huevo. Huevos manda. Si te decides a verla, seguro que te gustará!

      Un besoteeee!!! ♥

      Eliminar
  12. ¡Hola bonita! Me ha llamado mucho la atención tu entrada y los pastelitos de Doraemon jaja.

    Besos,

    Noa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Noa!

      Los Dorayaki son todo una referencia gastronómica del país y todo un arte.

      Un besote!

      Eliminar
  13. No conocía esta película, ni el libro en el que está basado, pero seguro que la veré porque me gusta todo lo que cuentas.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Cris!

      A ver si te gusta. ¡Ya me contarás si la ves!

      Un besotee!!

      Eliminar
  14. ¡Hola Iris! Al fin puedo leer y comentar esta entrada.
    Me encanta el trabajo previo de documentación que haces para escribir tus entradas. Se nota que sabes de lo que hablas.
    Recuerdo que vi esta película recomendada en algún blog, pero ya ni idea donde fue exactamente.
    Me interesa muchísimo saber de otras culturas, en esta reseña he aprendido mucho, por ejemplo no sabía lo de la lepra. ¿Qué demonios nos pasa? ¡El infierno que deben de haber vivido esas personas y sus familias! Y todo por ignorancia, años encerrados y pueden ser libres cuando ya ha pasado más de su media vida. Es triste cuando te chicas contra la realidad, por eso me gustan este tipo de dramas. Y la ambientación debe ser preciosa, Japón tiene mucho para dar, adoro los cerezos, nunca faltan en las tramas japonesas y ya sabemos por qué. Lo único que me frena un poco es el ritmo, por lo general es pausado, y eso no lo soporto mucho, pero el resto de aspectos son todos positivos.
    Mil gracias por la recomendación :)

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Lucía!

      Me sabe super mal que lo hayas tenido que leer desde el móvil. Creo que el trabajo de documentación es esencial en cualquier escrito, aunque desde luego, en una sociedad en la que cada vez todo es más rápido, más inmediato los que escriben en medios digitales cada vez le dedican menos tiempo y una se encuentra con todo tipo de conexiones si sentido o de opiniones no fundamentadas.
      Salí de la sala con la sensación de haber aprendido algo más y me dije 'esto lo tengo que compartir, que la gente lo sepa' aunque sea para ganar una pregunta de Trivial. Aunque el Gobierno nipón los 'indemnizó' con dinero, es bastante estúpido intentar comprar la vida y los años perdidos y la dignidad con algo tan mísero como el dinero. Es deplorable. Lo mejor que pueden hacer es toda una campaña de anti estigmatización para devolverle la dignidad a esas personas. Esta película es como estrellarse contra un muro de cara, al principio, piensas que es una peli de esas soft, pero el mensaje es mucho más profundo, es una crítica a los prejuicios y a la sociedad moderna que no aprecia lo que tiene y consume su vida.
      La verdad es que Japón tiene que ser precioso, con esos cerezos y esos templos. Dicen que quién va, vuelve nuevo.

      ¡Gracias a ti por el comentario!

      ¡¡¡Un besoteeeee!!! ♥

      Eliminar
  15. ¡Hola!
    ¡Menuda pinta tiene esta película! Muchas gracias por la crítica <3
    La verdad es que tengo muchas ganas de ver algo diferente y creo que esta será una opción ideal para mi fin de semana. Creo que va a ser una experiencia hermosa que va a dejar muy buen sabor de boca (además, hablamos de una pastelería :'D).
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Alexandra!

      ¡Gracias a ti por comentar! Es una buena peli, y vas a estar relajadísima cuando la acabes. Es como ir a un Spa, pero en forma de producción cinematográfica.

      Un besote!!

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.