Crítica: ‘Madame Marguerite’

By | 10:04 14 comments



Solo apta para cabeza-nísperos. Es el resumen que puedo sacar después de haberla sufrido. Para que vean que no todo lo francés, en cinematografía, es tragable. Éramos cinco personas en una sala minúscula de tres hileras. La casualidad había hecho que coincidiésemos en una película de la que nadie o casi nadie había oído hablar. Básicamente porqué no se ha hecho promoción.

‘Madame Maguerite’ es un un fenómeno que se llevó toda la buena crítica francesa, metiéndosela en el bolsillo. Esperábamos, después de la defecación de ‘Ave, César’, haber mejorado en la elección del filme. Y sí, hemos mejorado pero solo un poquitín. Con esta por lo menos nos hemos reído algo, pero tampoco es para echar cohetes, porqué la producción pese a la brillante interpretación de la protagonista deja mucho que desear.

La película está basada en una historia real y explica como la condesa Marguerite Dumont (Catherine Frot, que dejó tres años de lado el cine para dedicarse de pleno en el teatro y que es la Meryl Streep francesa), quiere cantar ópera a toda costa. ¿El problema? Que no tiene voz para ello. Vamos, que la señora canta como usted o como yo en la ducha. Pero Marguerite está ofuscada y decidida a ello: va a cantar frente a un gran público. La protagonista ha vivido toda su vida una auténtica mentira y la ha confabulado alrededor de la opera hasta el punto de imaginar que ha actuado en grandes obras o que es soprano. Los que la rodean, le siguen el juego, no por amor o aprecio, sino porqué la señora en cuestión tiene mucho dinero. De ahí que ella no vea más allá de sus narices, o que no se de cuenta ni siquiera que los personajes secundarios se quieren aprovechar de su grado monetario o que su marido tenga una amante desde hace un porrón de años. A ella solo le importa la música. Su obsesión es tal que lo llega a creer de verdad.

Este personaje discurre hacia el espectador con una mezcla de lástima, a veces, y otras con ganas de arrearle con un buen baño de realidad. Ambientada en 1920, en plena guerra, deja de lado las sub tramas y los carácteres secundarios con los que nunca se llega a empatizar.

El film está organizado en actos y parece más una obra de teatro, por todo el surrealismo que impregna la situación que una película en si. Se puede entender, que sea una crítica al capitalismo y al poder del dinero (el dinero no da la felicidad) de ahí que la protagonista está totalmente chalada y viviendo en los mundos de Narnia, ajena a la realidad. En estas circunstancias recuerda un poco a María Antonieta.



Madame Marguerite (Chaterine Frot) y su mayordomo Madelbos (Denis Mpunga). © Concorde Filmverleih GmbH / Larry Horricks

Uno de los personajes Lucien Beaumont, interpretado por Sylvain Dieuaide me recordó a Michael Sheen. De hecho, son iguales en lo que a fisonomía respecta. Fue una sensación extraña.

El mayordomo (Denis Mpunga), otro que está mal de la azota, ahí sacando fotos a Maguerite con la intención de venderlas y montándoselo con la mujer barbuda (Sophia Leboutte). Para que se hagan una idea, les pongo en situación: imagínense un señor con una gran dosis de melanina, enorme como un armario empotrado y a una señora con pelo facial bajita y delgada dándose maña encima de una mesa. Fueron dos segundos, pero a mi el repelús no se me pasa.

Otro hecho que me enervó fue la escena de la cacería, cuándo uno de los figurantes suelta a un bebé de ciervo muerto y dos se ponen a destriparlo quitándole la tráquea. En serio, no hacía falta, y aunque sea en 1920 la ambientación estamos en 2016, con lo cual me parece inconcebible que se le quite la vida a los animales para filmar una escena, porqué eso es asesinato. Espero, aunque sea poco probable, que fuese un muñeco y no un bebé de verdad. Puesto que el cazador solo por el placer de arrebatar una vida, lo considero un inhumano y una vergüenza para la especie y para la sociedad.

Añadir que la fijación que tiene la protagonista con el marido (interpretado por André Marcon) es exasperante. Vale, es la época, me dirán. Pero les responderé que esta señora no riega normal. En absoluto.

Dos horas y diecinueve minutos que se hacen excesivamente largas en algo que se podrá haber puesto en escena en poco más de hora y media. Filmada en su totalidad en la República Checa (Praga) con las cámaras Arri Alexa XT, Panavision C-, E-Series y las lentes Angenieux HR Lenses, la película tuvo más de un millón de espectadores en Francia además de un montón de premios de la academia entre los que destacan: ganadora del César en las categorías de: Mejor diseño de vestuario (Pierre-Jean Larroque), Mejor Actriz (Catherine Frot), Mejor Decoración (Martin Kurel) y Mejor Sonido (Gabriel Hafner, François Musy). También ganó el Nazareno Taddei Award, como mejor director (Xavier Giannoli) en el Festival de Venecia.



Lucien Beaumont (Sylvain Dieuaide) y Hazel (Christa Théret) . © 2015 Concorde Filmverleih GmbH

Y una piensa, pues oigan, con todas esas credenciales seguro que debe estar bien. Nada más lejos de la realidad. Se ve que el director, Xavier Giannoli tiene una cierta debilidad por historias y personajes deshonrados, y le gusta explorar la corta distancia que hay entre centro de atención y caer en lo despreciable y ruin de la vida, en lo que a arte respecta. Redefinir el estereotipo artístico de forma que ronde entre la mediocridad y la pena.

La película está basada en un personaje real: la cantante soprano estadunidense Florence Foster Jenkins (1868-1944) considerada la peor cantante de la historia, y que precisamente se hizo famosa por su falta de sonoridad musical, vamos que destacó por no cantar bien y hacer unos gallos del tamaño de un trolebús. Pero al público le encantaba, porqué se divertían con ella, era como la versión musical de ‘El club de la comedia’ de la época. En eso ayudó la crítica, que la puso tan a caldo que el público deseoso de saber si realmente cantaba tan mal, le entró la curiosidad y pagaba por sus conciertos.

Giannoli no ha sido el primero ni será el último en retratar a Jenkins. En 2001, una obra de teatro fue representada en el Edinburgh Fringe y en noviembre de 2005, Judy Kaye se metió en el papel de tan adorable señora en Broadway. En septiembre de ese mismo año, Peter Quilter se metía de lleno en una obra llamada ‘Glorious’ que fue estrenada en el West End de Londres y que protagonizaba la actriz, columnista y comediante Maureen Lipman. Pero a diferencia de las otras la obra de Quilter fue la primera en exportarse a 24 países y a traducirse a 14 idiomas. En España también nos llegó, pero en  2013, y titulada ‘Glorious, la peor cantante del mundo’, con la maravillosa actriz Llum Barrera.
En esta película el director ha propuesto una libre adaptación de la vida de Florence Foster Jenkins, esta vez tapada por el papel de la baronesa Marquerite Domont. Jenkins era millonaria, lo que le permitía hacer lo que le daba la gana. La diferencia de la real con la de la película es que la primera se dedicaba a recitales de ópera, con nulo talento, y la segunda, la ficticia, Giannoli la presenta limitándola a los recitales caritativos, frente a un círculo cerrado de amigos.



Marguerite Dumont (Catherine Frot) a punto de salir a escena. © Memento Films

Pero las adaptaciones no acaban aquí. El director Stephen Frears (el que creó las maravillosas películas de ‘The Queen’ y ‘Philomena’) ha contratado a Meryl Streep y Hugh Grant como Florence Foster y St. Clair Bayfield, para una nueva versión fílmica de la vida de la cantante, titulada literalmente ‘Florence Foster Jenkins’, de la que pueden disfrutar del tráiler aquí, y que tiene su estreno previsto para el 6 de mayo de 2016. Dicho de otro modo, que es la versión humorística y colorida de la peli que nos ocupa.

El nombre de Marquerite Dumont es una forma gaélica de la actriz que trabajó con los hermanos Max en siete películas, en realidad llamada Margaret Dumont (1882-1965).

Respecto a metidas de pata históricas hay varias, destacando principalmente la escena de la proyección de imágenes en la ropa blanca de Dumont cuando le da por cantar en un antro. Las películas de cine mudo de 16 mm no las inventó Eastman Kodak en Estados Unidos hasta 1923, es decir tres años después del tiempo que tiene cabida esta historia. Se puede decir que en Francia lo único que tenían hasta la fecha era una de 9.5 mm, pero fue también posterior y se inventó en 1922.
Respecto al final, nos quedamos con cara de ‘¿Y? ¿Ya está?’ No deja claro lo que pasa con ella.

Simplemente se baja el telón y aunque el espectador puede entender que es la dramatización de una historia real las preguntas se acumulan en la mente porqué no ahonda en la psicología de la protagonista y por lo tanto no deja claro si ésta se daba cuenta de algo, o si quería creer que tenía un don. El director insta al espectador que la música nos puede transportar, sí es cierto, la música inspira, pero también está esa obsesión romántica nada sana en la que se nos hace partícipe y en la que a resultas es una relación tóxica. Cuándo se dice que el amor es una droga, a la que a las mujeres se nos ha educado para mentárnoslos en vena, como la cocaína, no es una frase excepta de razón.

Catherine Frot transmite a su personaje un enorme pundonor, que queda a medias entre el ridículo, lo desgraciado pero que en ningún caso se auto complace y se regodea en la burla o el chiste fácil, sino que mantiene la dignidad de Jenkins de forma muy honorable a su persona y con el respeto que merece. El hecho de que ni actriz ni director hayan convertido a el personaje en foco de burlas es un punto positivo a tener en cuenta.

Pese a ello, y a no caer en el tópico, la película es una sátira melódica que les va a dejar los tímpanos como dos chorizos de Pamplona. Un film que toca demasiados temas y sub tramas sin centrarse en ninguna y que por tanto, acaba siendo algo estrepitoso y enmarañado que se queda en lo superficial. Mucho ruido y pocas nueces para esta tragicomedia con buen decorado que se queda sin gasolina a los 20 minutos de función, desintegrándose en la nebulosa de una bagatela frivolidad. El guión anfibológico y la indefinición de éste son de poca ayuda, al dejar en retén la gran baza que ofrecía a la crítica de la vanidosa sociedad.

Una chapuza envuelta en papel de celofán y con lacito de tul.

2/5
★★
Ver tráiler 
Fuentes: IMDB, Filmaffinity

Imágenes: www.itgirlworld.co.uk, www.headstuff.org, www.slantmagazine.com, www.sensacine.com
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

14 comentarios:

  1. No la he visto, pero me gustaría, pese que no te haya gustado demasiado.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Natàlia!

      A lo mejor a ti te gusta, que vamos, para gustos colores!

      Un besote!!

      Eliminar
  2. ¡Hola! Si es una película francesa, para mí es motivo más que suficiente para no verla xD
    Y con semejante crítica menos aún. ¿Quién dice que el cine francés es tragable? A mí me parece todo lo contrario, salvo alguna excepción.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mary!

      Jajajaja!!! Vamos, que es ver 'francés' y es un no parar de correr hasta Groenlandia, por lo menos. En fin, que la crítica es tan elitista que solo ve lo que quiere ver.

      Un besotee!!!

      Eliminar
  3. jiji...jo si que sóc "pro-França" . M'encanta, i podria ser que en una vida passada era Francesa? jiji!!!
    Però està clar, no aguanto totes les pelis franceses. Així que aquesta no l'apunto a la llista de pelis per veure.
    I home, sentir cantar així de xungo tampoc em fa molta ilu!

    Un petonàs preciosa i a tope amb la setmana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Neus!

      Podria, podria. Vamos, que no ho descarto pas. Jajajaja!!! Que mona! No totes les pelis de França són iguals, per exemple, amb la 'Família Bélier', em vaig avorrir, però amb 'Bienvenidos al Norte' o amb 'Dios mío, pero que te hemos hecho' m'ho vaig passar pipa. Suposo que es depèn del intel·lectual del director.

      Un petonàs i feliç entrada al cap de setmana!!! ♥

      Eliminar
  4. hola! me divertí mucho con tus comentarios, eres original y tienes una mirada franca y clara. te felicito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chicas!!!

      Gracias por los piropos!

      Un besote!!

      Eliminar
  5. Me encanta. Qué entrada tan original y currada. Totalmente una blogger admirable!
    Te sigo, eres genial :) Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María Ángeles!

      Gracias por el comentario! ^^ Me encanta que te guste cómo escribo!

      Un besotee!!! ♥

      Eliminar
  6. Ay, solo quería decirte que me quedo por aquí porque me ha encantado tu blog y a mí también me apasiona el cine y los libros. Escribes genial :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anionce!

      Gracias por pasarte y por el piropo (así, a buenas)!!!

      Un besote enooorme!!! ♥

      Eliminar
  7. No es que tenga ningún interés en ver esta película -ni siquiera sabía de su existencia- pero solo por leerte me he empapado la crítica entera. De verdad que me río muchísimo con como cuentas las cosas, con esa ironía y con esas expresiones que ya relaciono contigo sin darme cuenta. xD

    Publiques lo que publiques, yo te leeré.
    ¡Un beso enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sherezade!!!

      Duró un suspiro en cartelera y me quedé tan a gusto cuándo escribí la crítica. ¡Tanto! La decepción fue enorme, porqué últimamente les ha dado por poner lo mejor de la peli en el tráiler y después de que la entrada cuesta un riñón, te pones y claro, acabas diciendo esto de 'pero cómo he acabado yo viendo esta porquería?'
      Gracias por el piropo! Es una satisfacción que te rías con mis escritos! De verdad, es el mejor regalo que me digas eso.

      Un besote enooooooorme!!!!!! ♥

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.