Crítica: ‘Yuri!!! On Ice’ (Temporada 1)

By | 11:03 21 comments



Esta es la primera crítica de anime que hago. Y tengo que advertirles que no ha sido nada fácil escribirla. Esto se debe a que es un anime tan brutal que cuesta no meterse de lleno en la historia. Una es feliz, no solo por poder recomendarles una serie de buena calidad sino también porqué no esperaba para nada que gustase tantísimo y ni siquiera ponerme a escribir sobre ello.

Verán, la primera inmersión con la que nos ocupa fue el año pasado (se estrenó el Japón el 5 de octubre). Todos los otakus hablaban de ella para bien. Alabándola.  Aquí una, que había dejado de consumir todo relacionado con lo nipón hace unos cuantos años –10, por lo menos-, lo dejó pasar como quién oye llover. Después me enteré que acumulaba un montón buenas críticas y los premios nada desdeñables de ‘mejor animación del año’, ‘mejor personaje masculino y pareja’, ‘mejor opening y mejor ending’ en la categoría de televisión de los Crunchyroll Anime Awards 2016. Por no hablar que según Kadokawa Asii Research Laboratories, este anime fue el más twiteado con 1.440.596 tweets. Y la cosa ya colmó el vaso cuándo vi que iban a sacar Funko Pop! de los protagonistas. Ahí me planté. Puse el culo en el sillón y hala, dos días pasándolo como una enana.

Dirigida por Sayo Yamamoto (‘Samurai Champloo’, anime que, personalmente, omito por ser sangriento y con una estética muy oscura) y escrita a seis manos por los guionistas Bonny Clinkenbeard (‘One Piece’, Tsubasa Reservoir Chronicles, ‘XX Holic’) Mitsurô Kubo (‘Moteki’, ‘Again!!!’) y la propia Yamamoto. Un equipo de ensueño animado desde el estudio MAPPA.

Compuesta por 12 capítulos en, de momento, una temporada de 20 minutos aproximadamente de duración, ‘Yuri!!! On Ice’ -(ユーリ!!! on ICE- narra las aventuras y desventuras de Yuri Katsuki un patinador profesional de 23 años que queda el último en la final del Grand Prix. Desanimado y frustrado por haber perdido, con el añadido de que su perro ha muerto y que ha echado barriga –fruto de paliar sus penas con la comida- vuelve a su ciudad natal, Karatsu. Allí, para salir un poco del paso interpreta una coreografía imitando a su patinador favorito, Víctor Nikiforov –ganador cinco veces del Grand Prix, una leyenda viva-, y el vídeo se hace viral. Víctor decide convertirse en el entrenador de Yuri, para desánimo de sus fans y de su máximo competidor, el patinador ruso Yuri Plisetsky (alias, el delincuente ruso). El anime sigue las peripecias -en tono humorístico- del trío a medida que avanzan competición tras competición a la final.

Yuri Katsuki en el primer episodio, imitando a Víctor Nikiforov

El enfoque adicional de la serie se basa en la relación que se establece entre Katsuki y Nikiforov, este último basado en el actor y director John Cameron Mitchell. Aunque la relación no es tan abierta en lo referente a la homosexualidad, si que se deja entrever –no explícitamente-  que hay una cierta línea hacia lo LGTB.

‘Yuri!!! On Ice’ es un soplo de aire fresco no solo en lo referente al anime de deportes (género conocido como spokon, todavía recuerdo ‘Slam Dunk’, que era como ‘Oliver y Benji’ pero en básquet, que mientras metían un triple a una le daba tiempo de irse a la ducha, leerse ‘El Quijote’ y hacerse la pedicura) básicamente porqué es muy dinámico y está magníficamente animado. De hecho, la primera vez que vi el tráiler me costó discernir si se trataba de un anime o de un patinador real, porqué los movimientos y la posición corporal están bellísimamente calcados (es de suponer, que se basaron en movimientos previamente coreografiados de patinadores profesionales). La animación es impresionante. Y no solo eso, sino que el brillo de los trajes al patinar e incluso el de las cuchillas o los trozos de hielo que saltan al aterrizar con cada una de las piruetas son de alucine.

Punto a parte merece las relaciones de apoyo que se desarrollan entre los patinadores, unas de amistad, de admiración, otras de refuerzo, pero siempre animándose los unos a los otros aunque se trate de una competición. De hecho, siendo rivales se van a comer y a cenar juntos. También cabe destacar que los personajes más mayores se encargan de los más jóvenes sirviéndoles como soporte y haciendo que aprovechen su experiencia para mejorar. Este espíritu es el que haría falta en más series, más ayudarse y menos pisar el cuello a los demás, aunque se trate de una competición. En este caso, el foco se centra en las relaciones que se forjan entre los patinadores, dejando le drama y lo emocional en segundo plano.

A destacar que los últimos tres episodios tienen como espacio y lugar Barcelona (mi ciudad) y eso es un plus. Muestran la Casa Batlló, la Sagrada Familia, el Parc Güell, Passeig de Gràcia y las paellas, las tortillas de patata y los pinchos que los protagonistas se meten entre pecho y espalda. Algo que gusta pues cada competición tiene lugar en una ciudad distinta y en ‘Yuri!!! On Ice’ se encargan de mostrar al espectador los lugares más emblemáticos así como un tour gastronómico entre escena y escena (las cortinillas separadoras son platos del país que visitan). Los fondos y las luces son una preciosidad. En otras palabras, es un anime pulido hasta el mínimo detalle. De hecho, en el episodio 11 hay un cambio de color casi imperceptible en el opening.


Detalle del opening

‘History Maker’ es el opening interpretado por Dean Fujioka que sirve de carta de presentación y que se engancha más que un baboso en verano. Imposible huir de ello. De hecho, es un ejemplo de cómo luce la animación y de los movimientos sin un decorado detrás. Precioso. Y encima está la letra, que es un chute de positividad en vena: “There’ll be no more darkness when you believe in yourself you are unstoppable”  (‘No  habrá más oscuridad cuándo tu creas en ti mismo que eres imparable). El ending, ‘You Only live Once’ (‘Solo se vive una vez’, sí parece una canción de Celia Cruz) lo interpreta Wataru Hatano.

Personajes bien desarrollados, en tres dimensiones, ricos y coloridos. Yuri, el protagonista, es tímido, inocentón, le cuesta hacer amigos y relacionarse con la gente. Durante los 12 episodios lucha contra su peor enemigo, que es él mismo y su falta de autoestima. Así que no es extraño verse aunque sea un poquito reflejado en él.  Victor es el polo opuesto, un chico que encandila al más pintado, que lo hace todo bien y que a veces parece un niño pese a tener una pata en los 30. Y el otro Yuri –antagonista- (le apodan Yurio, para evitar confundirlo con Katsuki) es un joven (alias, ruso loco) obsesionado con la victoria que representa la mala leche en potencia, pero que en realidad es más frágil de lo que él se cree. Lo bueno de ello es que mientras patinan, el espectador es partícipe de lo que piensan por dentro, aunque por fuera se muestren de una forma muy distinta, como si se tratase de una coraza. Eso ayuda a empatizar con los personajes y a concebirlos un poco más reales. Se sabe por ejemplo, porqué eligen la música que eligen, el significado de cada una de las coreografías, y lo ligan a lo que es importante para cada uno de ellos. Si a eso se le añade que instagram es un elemento más dentro de la serie –la mayoría de personajes son un fiel reflejo de los milenials-, le da un punto versemblante.

El final es magnífico y deja al espectador con la miel en la boca, al poner la siguiente frase ‘See you next level’ (nos vemos en el siguiente nivel), lo que da a entender que habrá segunda temporada aunque todavía no hay confirmación siquiera de ello. Lo que sí que habrá es una película, pero todavía no se sabe ni la trama ni siquiera la fecha de estreno aproximada. A día de hoy, 25 de mayo,  y al escribir estas líneas, sí que se confirma el lanzamiento del sexto DVD con el especial de ‘Welcome to the madness’, actuación de Yurio en en Grand Prix Final de Barcelona que tuvieron que cortar en el anime y que han añadido como extra, además de un manga sobre ello. En teoría esto iba a salir el día 26 pero lo han adelantado –dígase filtrado- un día antes de que a las y los fans (entre los que me incluyo) les de un telele.

Romance suave –muy, muy suave- (hay un culo y un ‘beso’ en toda la serie así que esto no es precisamente hard yaoi) y hay veces en las que el espectador no sabe si es romance o amistad, así que la línea no queda del todo clara. Supongo que hay una cierta censura y que se trata el tema con una timidez que resulta hasta dulce. Por ponerle un pero, es que tanto Yuri como Victor no se comprometen y todo sucede en una especie de burbuja que mezcla la amistad, lo profesional y deja entrever ligeramente que algo se cuece en el terreno amoroso. Todo lo demás es a imaginación loca de los y las fans (a veces leía los comentarios y me costaba pensar que estuviéramos viendo la misma serie, porqué los y las admiradoras montan las parejas y los líos de unos con otros –incluyendo escenas- con una facilidad tremenda que sinceramente, no se vislumbra en el anime ni por asomo). Supongo que esta forma tan dulce de concebir el amor se ha hecho para no estorbar a la trama principal, pues el patinaje es la gran baza así como el crecimiento personal o el superar el miedo a fracasar.

Yuri (Yurio) Plisetsky, el ‘antagonista’ y principal competidor de Katsuki y Nikiforov

Además si se tiene en cuenta que la pareja principal está formada por un japonés y un ruso y que es precisamente en ese país donde la homosexualidad es perseguida y reprimida de forma brutal, y en Japón se la ningunea, no queda más que quitarse el gorro por el zasca en toda regla que esta serie supone a los prejuicios, por la visibilización y la normalización de una relación (homosexual) sana –también las hay tóxicas como es el caso de ‘Gravitation’-.

Sensibilidad étnica, diversidad de personajes, con evolución incluida, la música y las coreografías bellamente trazadas. Y lo que más me gustó: personajes que no son quinceañeros (excepto Yurio).

Todo parece fluir de forma natural en este anime y esto es parte de su encanto. A parte de la falta de autoestima y de los demonios interiores la trama toca –superficialmente, pero algo es algo- la presión a la que se someten, los duros entrenamientos (a los que se le dedican casi la mitad de los capítulos) y el fantasma de la ansiedad, que siempre está ahí para hacer que metan la pata.

No hace falta decir que ‘Yuri!!! On Ice’ impregna un fuerte espíritu de superación. Esto se puede extrapolar perfectamente al titánico esfuerzo que se hizo para llevarla a la pequeña pantalla: Mitsuro Kubo y Sayo Yamamoto se pasaron cuatro años planificando para crear la base de la serie. Kubo también creó aproximadamente 900 páginas de proyectos de secuencias en forma de manga para tener algo a lo que agarrarse, que se dice pronto. De hecho, se sabe que el primer personaje que se creó fue Yuri Plisetski, antes incluso que los dos coprotagonistas. Y eso se nota porqué para servidora, es el personaje que tiene un carácter más definido (y sí, también mi favorito).

Pero el esfuerzo no acabó ahí. Cada episodio está animado por 49 animadores profesionales, lo que convierte a este anime en el más ‘completo’ en cuanto a personal se refiere de todo el año 2016. De hecho, esto se nota en los primeros episodios, pues cada personaje tiene un estilo de patinaje diferente debido a que se asignó a cada animador un personaje distinto.Su cuidada animación –descendente en cuanto a episodios de refiere- parte responsabilidad de Tadashi Hiramatsu (animador jefe, ‘Haru en el reino de los gatos’, ‘Ghost in the Shell 2: Innocence’), junto con la música original de los compositores Taku Matsushiba y Tarou Umebayashi, y su buena construcción narrativa hacen que sea un lujo verla. Mención aparte merece el equipo de sonido, que creó los sonidos de patinaje para cada secuencia por separado.

Vale decir que detrás no hay solo el trabajo grandes animadores, sino que el ex patinador –retirado desde 2006-, ex coreógrafo (del campeón del mundo Yuzuru Hanyu) y entrenador Kenji Miyamoto es el que ha realizado todas las bellísimas coreografías y la serie no hubiese sido lo mismo sin él, haciendo al espectador amar este deporte e incluso aficionarse (después de ver la serie me he planteado probar esto del patinaje sobre hielo, con mi equilibrio de gelatina y mi coordinación de pulpo me veo en el suelo). Las coreos son delicadas, preciosas, como estar viendo nenúfares sobre agua y cada patinador tiene su propio estilo: Yuri lo determina la coordinación lineal que tiene en los pasos, Víctor en la habilidad de figuras y Yurio es más andrógino y pura dinamita (de hecho, la coreografía para la post animación la hizo una patinadora porqué era importante que no hubiese rectificación de espalda, debido supongo, a la edad del personaje -15 años-). Eso sí, todos se han servido de inspiración de patinadores reales. De hecho, se dice que Evgeni Plushenko sirvió para Víctor. Aunque también se dice, se rumorea, que este personaje tiene también alguna similitud a Johnny Weir, patinador que tuvo que aguantar la homofobia durante toda su carrera.

Yuri y Víctor, ¡Hacia Barcelona!

Añadir que no hubiese costado nada que para los no entendidos en patinaje artístico explicasen como funciona el sistema de puntuaciones o la diferencia entre el salchow, el toe loop, el loop, el flip, el lutz, el axel, el half loop, el salto de vals, el walley o el medio lutz. Vamos, cosillas, nimiedades que harían el show más fácil. Eso y que me expliquen el porqué todos los personajes se entienden en japonés pese a ser cada uno de una punta del mundo.

Otro tema es que la serie tiene gags humorísticos que a veces caricaturizan a los personajes. Hay algunas frases en el guión que son un ‘¡¿qué narices?!’ en toda regla, pero están hechos expresamente para bajar el tono de ‘seriedad’. Que al espectador le haga gracia o no esto ya es otro tema, que el humor es como los culos, cada uno tiene el suyo.

El ‘pero’ estaría reñido con el hecho que a partir de la mitad de la temporada hay muchas coreografías que se repiten, lo que puede hacer que el espectador se canse de verlas. Esto se debe, supongo, a los tiempos de producción. Es decir, que no les daba tiempo a animar más secuencias porqué lo tenían que presentar X día e iban muy justos. En este caso lo normal es tirar de pre animación y como consecuencia directa, bajar la calidad en los capítulos venideros. Pero vamos, nada nuevo bajo el sol. Esto se da en anime, en manga y en series de TV. Es lo que tiene trabajar con el agua –y el estrés- al cuello. Literalmente.

Mención a parte merece la brutal deconstrucción que se hace de la masculinidad. Yamamoto inculca un enfoque claramente femenino en una serie en la mayoría de personajes son hombres. Esto no quiere decir una ‘pérdida de la masculinidad’ porqué lo que hace a fin de cuentas es sacudirse esa ‘masculinidad tóxica’ (masculinidad dominante) que impera en los deportes. Porqué ser masculino no va ligado a un sexo necesariamente. Y eso la directora lo tiene muy claro.

Yurio en acción

Algunos dicen que su éxito se debe a que contiene una buena dosis de saabisu. Este término utilizado en el manga y el anime, hace referencia, de forma despectiva, a series que carecen de sustancia cuyo único elemento positivo es el estilo visual, por ejemplo: desnudos en baños termales japoneses –que se dan- o elementos sexuales en figuras tanto femeninas como masculinas. Si bien es cierto que en los últimos años ha habido un incremento de personajes masculinos enseñando cacho en anime o con situaciones homoeróticas, utilizados para, según dicen, atraer y complacer al público femenino –llamado de forma machista fujoshi- (véase el caso del anime ‘Free!’), es de bien pensar que este tipos de críticas tienen marcado un carácter misógino y homófobo que no se lo aguantan.


Partamos de la base de que a las mujeres en el sector audiovisual se nos ha tratado como cachos de carne. Si un personaje femenino enseña tetas y culo es normal, pero como lo haga uno masculino ya se tacha a las espectadoras de forma peyorativa. La sexualidad no es exclusiva de lo masculino. A las mujeres también nos gusta disfrutar de un buen culo, no vais a tener los tíos la exclusiva. Pero es que además, si bien es cierto de que ‘Yuri!!! On Ice’ cumple con algún desnudo, la serie no gira en absoluto en torno a ello. Al igual que tampoco va dirigida exclusivamente a mujeres. Es más, esta poca dosis de saabisu la veo intencional como parte de la deconstrucción de la masculinidad que se lleva a cabo en este anime. De hecho, es un filón al que se agarra la directora. Así como más de una escena feminista (de parte de los pocos personajes femeninos que hay).

Se parte de una buena dosis realista de que el éxito no hace más feliz. De que ganar y estar en la cima de algo no soluciona la vida a nadie, y que incluso después de ganar el oro, los personajes pueden sentirse decepcionados, y más perdidos que un pulpo en un garaje. Ejemplo de ello es el manga de ‘Welcome to the madness’ que acompañó al DVD número 6 de la serie en que el personaje que se lleva el oro se siente frustrado y derrotado. O el corto ‘Endless Night’, presentado en la Japan Animator Expo, que también tiene base de ‘Yuri!!! On Ice’ Lo bueno es que esta serie muestra la parte bonita del patinaje artístico pero también otra más oscura como es la presión psicológica, el sentirse inútil o descorazonado. La luz y la oscuridad. No todo van a ser flores.

Víctor en una de sus actuaciones antes de retirarse como entrenador de Yuri

Patinadores profesionales como Deniss Vasiljevs, Stéphane Lambiel, Johnny Weir o Evgenia Medvedeva ya se han declarado fans de la serie. Porqué sí, el punto fuerte del anime, a parte de su animación, es su narrativa. Siempre digo en las críticas de audiovisual que el guión es el pilar fundamental, los cimientos de lo que posteriormente será una buena o mala obra, y que si eso falla, todo lo demás se va al garete. En este caso se usan los diferentes puntos de vista de los protagonistas, lo que ayuda a darle profundidad y a que el espectador conozca más de cerca a cada uno de ellos. De hecho, no sabemos el porqué Víctor accede a ser el entrenador de Yuri o porqué Yurio rompe la puerta del váter en el que estaba escondido llorando nuestro protagonista para llamarle ‘pedazo de inútil’ hasta el penúltimo capítulo, en el que nos damos cuenta que todo estaba preparado. De ahí que me la haya tenido que ver dos veces con tal de reinterpretar las pistas y a los propios personajes, porqué la cosa cambia cuando se ve una segunda. Esto para servidora es distintivo pues quiere decir que el proceso narrativo está tremendamente bien construido. Es más, no hay seguridad alguna de que Yuri vaya a ganar siquiera una competición –su estado de ánimo no le es nada favorable-. Y de hecho, da igual quien gane porqué todos se merecen esa medalla.

Aunque ‘Yuri!!! On Ice’ está catalogado como anime deportivo, va más allá. Es una preciosa carta de amor al patinaje artístico, bellamente pulido, con un respeto y un orgullo tremendos, a la vez posee una narración audiovisual complicada. La complejidad radica en que es una serie ambiciosa: hay diversidad étnica, se trata la ansiedad y la depresión, la autoestima, el LGTB, los emplazamientos, las redes sociales y por supuesto, el patinaje sobre hielo. Es ambiciosa porqué busca conectar con una audiencia heterogénea y variopinta, sin distinción de sexo, cultura o región. En otras palabras, busca la diversidad.

Propongo que para la próxima temporada pongan a algún patinador español, a poder ser que tenga el mismo carácter y la misma ida de olla que nuestro Javier Fernández. Si hacen los espectáculos como él, sería brutal.

En resumen, ‘Yuri!!! On Ice’ es una gran crítica a la homofobia, una serie con un gran potencial, magníficamente narrada y animada, que deja con ganas de más capítulos y más personajes. Ya nos dejan claro que habrá segunda temporada –cebo incluido-, el cuándo lo dejamos en sus manos. A buen seguro que no se la van a poder sacar de la cabeza durante semanas. Crea adicción. Avisados quedan.

4/5
★★★★
Ver tráiler
Web oficial: http://yurionice.com/
Fuentes: Entrevista a Miyamoto, IMDB, Crunchyroll, Entrevista al personal de sonido de ‘Yuri!!! On Ice’,

Imágenes: todas las imágenes son propiedad de © MAPPA
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

21 comentarios:

  1. Cuando me preguntaste por este anime no supe decirte nada porque aún no lo he visto. Como te dije (no sé si lo habrás leído :/) no soy mucho de animes deportivos, me va más otros géneros, pero nunca digo no. De hecho, este anime ha dado mucho bombo en Twitter, muchísimo! Y la verdad es que empezó a llamarme la atención en su momento pero luego me olvidé de él XD
    Lo que más me llama la atención es la animación, me parece preciosa. Y con esta pedazo de reseña que te has marcado, queda reflejado lo increíble que es el anime.
    Desde luego me la apunto en la lista de ver este verano para que no se me olvide de nuevo :) Ya te diré cuando la vea.
    Me alegro mucho que la hayas disfrutado. Ahora tienes que ponerte a ver más animes! (no te recomiendo ninguno porque yo soy mucho de shonen y ese estilo a lo mejor a tí no te llama..).
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hooola Kass!!

      Jajajaja!! Ya decía yo.. la verdad es que no soy demasiado de animes de deportes (Slam Dunk fue una muy mala experiencia) pero parece que me he reconciliado con YOI y con 'Free!' (y sí, acabo de ver tu respuesta ^^). Yo fíjate que me enteré de este anime porqué iban a sacar los Funko Pop, me vi el tráiler de casualidad y dije 'joooooeeer, qué belleza' después eso fue ya un no parar. Vi esos movimientos tan calcados, esa animación esa beauty, y enganchada me he quedado. Si la ves, me dices, así podremos comentar juntas!!!

      Por supuesto, que me pienso poner a ver más animes. Ya tengo unos cuantos en lista. ^^ De Shonen he visto Inu-Yasha, Get Backers, Yu Yu Hakcusho, Evangelion, Ruroni Kenshin y fijo que me dejo algunos jijijijiji!

      Un besote enoooooooooooorme!!!!! ♥

      Eliminar
  2. Ooooohhh maldito wifi que me falla después de escribirte una mega parrafada.😑 Y encima desde el móvil.😶

    Espero acordarme de todo:

    Te decía que sigo el anime o manga, no sé si es lo mismo... Bueno, sigo al manga que es el apellido de mi chico.😊

    En mi época del insti sólo seguía Marmalade Boy, me encantó y la tengo en DVD y todo!!

    Veo por muchos sitios la fiebre de esta serie, será que es buena. Yo no la sigo y no me apetece,de momento.

    Me gusta que se entrevea lo homosexual, es hora de romper barreras.

    También veo lo femenino de los personajes, por lo menos en la foto que pones.

    Creo que deberían explicar mejor los términos del patinaje, ya que la serie es de eso...

    Voto también por nuestro patinador español!! Y eso de Barcelona creo que es una ciudad que sale mucho en series japonesas.

    Como siempre, buena reseña.

    Kiss😘😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Macarena!!!

      Ostras, qué putada! Yo nunca escribo desde el móvil porqué también me solía pasar eso o le daba a la página que no tocaba y se me iba todo y no sabes la rabia que da. Bueno sí, sí lo sabes, que debes tener los pulgares con abdominales y a este paso, te van a acabar convalidando el zumba de tres meses. La leche!

      UUUUUUUUUYYYYY!!!! Marmalade Boy, madre del amor, qué recuerdos!!! Yo también la leía en el insti, esa y Chicos de Menta, que es de la misma autora, creo recordar. Pues sí, hay gente que YOI le ha gustado mucho y otros que critican algo, que sinceramente no he entendido el qué.
      Creo que un anime que rompa tabúes y que se atreva con dos personajes que tienen nacionalidades en las que ser homosexual es casi un pecado capital, es muy valiente por su parte. Vamos, no recuerdo ningún anime en el que pase esto y que encima tenga una relación sana.

      Lo femenino de los personajes, los movimientos, todo, están hechos con una belleza tremenda. Es como si todos se deslizasen, lo que está muy bien porque huye del macho cabrío al que estamos tan acostumbrados en los animes de deportes. No sabía que Barcelona saliese mucho en los animes. También te digo que hace la tira que estoy desconectada del mundillo. ^^

      Un besote enoooooorme!!! ♥

      Eliminar
  3. Me has dejado de piedra con esta cacho reseña. Hablas de una crítica social, ya que los personajes provienen de países homófobos,y de la masculinidad o deconstrucción. No sé si logrará conectar la serie con una audiencia heterogénea y diversa, pero si se normaliza y se habla, mostrando que no son mundos distintos y que en ambos el amor es lo que prima, ya es mucho. En fin, querida, que me has dejado sin palabras, como siempre. Tengo una hermana muy fan de esta serie y hasta aburre de tanto que me habla de ella.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoooola Rosalía!!!

      Graaaciaaas!!!! ♥ Sí, precisamente lo que más me ha calado es que coge lo que se supone que es un patrón de 'hombre' y hace de él 'persona', es decir que se pasa por el forro algo tan subjetivo como es la 'hombría', la 'virilidad' el 'ser macho'. Hay gente a la que esta vertiente del anime no le ha gustado, pero yo creo que se exponga es valiente y muy muy necesario en una sociedad como la nuestra. Ay, qué amor que eres! Jajajaja!! Seguro que tu hermana está tan enganchada a la serie como yo! No me extraña!!

      Un besote enooorme!! ♥

      Eliminar
  4. Hola Iris!!

    Yo la verdad es que estoy muy fuera de todo este mundo, nunca he visto animé pese a la cantidad de buenas críticas que tienen algunos...así que tu reseña me ha venido estupenda para ponerme un poco al día y entender algunos conceptos.

    El patinaje es uno de mis deportes favoritos (para ver) y soy muy fan de Javier Fernández, es un grande y aquí en España no se le valora lo que debería. Aunque en Canadá parece ser que mucho ;) Así que al tratar este deporte me ha picado la curiosidad!

    Y si además la construcción de los personajes es buena, hay desarrollo y además se normaliza la homosexualidad pues mejor aún. A nivel visual las imágenes que has seleccionado me encantan también...es verdad, que tienen cuerpos "más femeninos" pero efectivamente rompe con los musculitos andantes que normaliza la sociedad.

    El tema de la competitividad también me gusta cómo está tratado...no es buena en exceso, tampoco en defecto pero es importante saber perder. Más en este tipo de competiciones tan fuertes.

    Si la veo te diré qué tal...porque no voy a negar que algo de miedo me da! jajaja

    Besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cris!!!

      Yo hace como 10 años que no tocaba nada de manga ni anime y otra vez me he vuelto a enganchar como una lapa al asunto. En serio, muchos feels con esta serie (se nota, aunque me he intentado poner seria). Sinceramente, creo que pocas series han tratado la homosexualidad más allá del yaoi en plan hard (que parece que solo por ser homosexuales tengan que tener escenas de sexo sexo y sexo) y esta no tiene una pizca de eso. Más bien destila amor por el patinaje artístico, que fíjate que con el equilibrio y coordinación corporal en modo gamba que tengo yo, me han dado ganas de probar eso del patinaje sobre hielo.

      Javier Fernández es la bombaaaaaaaaaa!! Es uno de los mejores deportistas que tenemos. Yo me quedo embobada viendo los shows que monta (y el patinaje en general, que me parece increíble como se doblan).

      A nivel visual es una pasada. Ya verás, la animación te va a encantar. ^^

      Un besote enooooooormeee!!! ♥

      PS: ya me dirás que te pareceeeee :)

      Eliminar
  5. Hola Iris.
    He escuchado solo maravillas de Yuri. Pero como estoy un poquito desencantada con todo lo que sea anime aun no la he visto. Supongo que tendré que ponerme las pilas para ver si me enamora. El patinaje sobre hielo me encanta. Las coreografías, la música, el vestuario. Yo me enamoro de esas cosas. Y de los personajes bien construidos también :D

    Uf...con Oliver podrías haberte ido de viaje por el mundo y él todavía corriendo sin meter el maldito gol.

    Muy buena critica como siempre.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mia!

      Pueeees cuándo te pongas con ella, no la vas a poder dejar, porqué engancha modo bárbaro. Las coreos de patinaje sobr hielo son lo mejor que da esta serie. Ufffff, Oliver era lo peor, qué cansino!

      Un besote enoooorme!! ♥

      Eliminar
  6. ¡Qué raro ver una reseña de anime en tu blog! XD

    He escuchado muchísimo hablar de este anime y he visto imagenes en todas partes, incluída la del "beso" de los protagonistas. El patinaje artístico siempre me ha encantado verlo y me parece un deporte super bonito y me alegra de que lo pongan con hombres porque siempre se ha relacionado con las mujeres (cuando tenemos un peazo de patinador español que ha ganado tela de campeonatos). Sin embargo, me echaba un poco para atrás porque tengo de referencia Free! que, como ya comentamos, era más que nada fanservice puro y duro xDDDD pero al leer tu reseña me he quitado esa venda y me han entrado muchísimas ganas de verlo. Así que seguramente cuando saque tiempo lo haga :D

    Todo el tema de sexualidad y género que has comentado me viene al pelo actualmente porque he empezado a trabajar en una oficina que trata precisamente de luchar contra la desigualdad y la violencia de género y llevo 3 días viendo cortos, spots y con formación de ese tema xDDD

    Me ha encantado esta frase del opening "No habrá más oscuridad cuándo tu creas en ti mismo que eres imparable" ♥ Maravillosa.

    Fite que no había caído yo en que es verdad que son un japonés y un ruso, dos sitios donde la homosexualidad aún está bastante mal vista... sobretodo en Rusía.

    Y me ha hecho gracia lo de que todos se entiendan en japonés XDDD eso siempre pasa.

    ¡No sabía que salía Barcelona! :D que guay! Debe ser muy chulo ver tu ciudad en un anime! Hace poco salió un anime donde aparecían escenas de Sevilla y yo flipé XDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoooola Cris!

      Bueno, aquí dónde me ves, una es un poco friki ^^ Y más si la serie es buena. No solo me gusta Marvel, DC, sinó también el anime y el manga, lo que pasa es que pensaba que a nadie le interesaba, por eso opté a hacer pelis y libros. Pero vamos, que a partir de ahora, anime que vea, anime que coloco. :)

      Bueno, eso de 'beso'...ahí queda mientras no lo pongan explícitamente. El patinaje sobre hielo es una preciosidad (el masculino y el femenino) además aquí tenemos a un patinador de órdago -que espero que metan en la próxima temporada-. Eres la segunda persona que me menciona a 'Free!'. Ahora estoy viendo la serie de nadadores y no tiene nada que ver. Vamos es que en 'Free!' no hay argumento, es tan absurda que no me entero de nada -eso sí, los nombres de los músculos los llevo a raja tabla, oye-.

      Seguro que en cuanto le saques un poco de tiempo, y te veas un par no la vas a poder dejar. El tema del cliché sexual es un tema del que estoy tan harta, y que está tan normalizado que parece que al abrir la boca seas un bicho raro. Ya verás que en esta serie el límite entre femenino y masculino no lo hay (ejemplo: Yurio es andrógino en pista, pero con mala uva fuera de ella, Víctor es...en fin, ya lo verás).

      El opening te lo pones por la mañana y te sientes el rey del mundo es súper positivo. ♥

      Si, la verdad es que es hace ilusión ver a la ciudad de una en pantalla (eso sí, ni un guiri, tía, ni uno, que cuando paso por la Sagrada Familia los tengo que sacar con la rasqueta de la vitrocerámica). Jajajaja!!!

      Un besote enooorme!! ♥

      Eliminar
  7. ¡Hola Hydre!

    Aquí no puedo decir mucho pues no soy de ver animes, de hecho no he visto ninguno.

    Se que Yuri ha sido un anime espectacular puesto que he visto numerosas críticas positivas aunque a mi por el momento creo que no me ha cautivado.

    Eso sí, el tema de la homosexualidad entre dos personas de aquellos países me hace ver que es una critica bastante buena e indirecta, haciendo hincapié en que la sexualidad no va ligada a tu país de nacimiento, por mucho que ellos se empecinen y lo vean tan mal.

    Seguro que lo veo, aunque no ahora, cuando me apetezca, allá por cuando ya la gente ni hable de él, así soy yo de outdated!! jajaja

    ¡Nos leemos preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rocio!

      Para todo hay una primera vez! Conozco a gente que no ha visto anime en su vida, empezó con este y salió encantada con la experiencia. La crítica de YOI es potente, además que esos dos países los tratan fatal por sus gustos sexuales. Cuándo lo veas, ya me dirás!

      Un besote enooorme!! ♥

      Eliminar
  8. ¡Hola, corazón!

    Pues para empezar, voy a decirte que a mí el anime no es algo que me guste... Por lo tanto, no tengo mucho que decir jajajaja Aun así, me alegro de que te hayas llevado una súper sorpresa al ver que te ha enganchado tantísimo.

    También he de decir -aunque no tenga nada que ver jajaja- que ¿qué es eso de tomarse una paella en Barcelona? Valencia, por favor jajajajaja (Mi lado familiar de Valencia ha salido a la luz, perdón).

    Me alegra saber que los personajes estén bien desarrollados porque eso es algo que adoro cuando leo/veo algo. Vale que yo no vaya a animarme con el anime (suena rarísimo jajajaja) pero es algo que agradezco :) Lo mismo te digo respecto al final... Esos finales que te dejan intrigada y con ganas de más son odiosos porque no los puedes odiar, te enganchan de una manera increíble. Lo que no me gusta tanto, y no porque sea malo sino porque yo soy así de porculera, es que haya timidez respecto al romance: a mí me mola el rollo "acción por doquier" jajajaja. Aun así, también me encanta que hayas destacado los temas del miedo al fracaso y el crecimiento personal, porque adoro la evolución :)

    Mención especial al tema de la homosexualidad y a la deconstrucción de la masculinidad. MUY FAN.

    En fin, que ya he dicho que yo no voy a ver este anime pero que me alegra saber que hay cosas que, aunque yo no las siga, están ayudando a que esta mierda de sociedad vaya evolucionando poquito a poquito de la mano de la cultura :)

    UN BESO MÁS GRANDE QUE TÚ :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hooola Ro!!!

      Fíjate que yo hacía una década que no consumía anime porqué penaba que eran todos iguales, y voy y me encuentro con esta preciosidad de serie que me ha dejao tó loca.

      Uy, pues no sabes la de paellas que veo yo con guiris ( o guiris con paellas) por las que les cobran 20 p*** euracos en las Ramblas. XD Eso se los dices a ellos, que después de lo del calcetín blanco con la sandalia y la piel de cangrejo ya no me extraña nada.

      Pues sí, es un gustazo cuando en una novela plantean buenos personajes con pies y cabeza y no planos precisamente. Y el final. OY, OY, OY, el final. Es que ya les vale! Jajajajaja!!! Ya lo sé, ya a ti te va el rollo fogosón XD supongo (tengo la esperanza) que esta temporada es de introducción y la segunda será un poco más abierta.

      La deconstrucción de la masculinidad es importante y más en una sociedad en la que el 'macho ibérico' está tan presente. Poco a poco, vamos mejorando como sociedad. Pero muuuuuyyy lentamente.


      Un besote enoooooooorme!!!! ♥

      Eliminar
  9. Hace tantíiiisimo que no veo un anime que con esta crítica has conseguido ponerme los dientes largos y que me plantee si no debería verla y así quitarme la espinita, que además ahora EN TEORÍA tendré algo de tiempo libre.

    Me encanta que todo, anime, películas o pinchos morunos tenga una una carga emocional y un hilo narrativo que termine por decirte algo, por hacerte vibrar. Así que si además de un homenaje al patinaje artístico te refleja la presión que hay detrás y esa lucha interior por superarse a uno mismo, ya me tiene ganada. Imagino solo con las imágenes que nos compartes que, como tú dices, usaron coreógrafos y se basaron en personas reales para recrear semejantes escenas. Y se agradece. Que en éste tipo de producciones también es esencial maravillar a los ojos.
    Y olé olé y olé a eso de crear, no solo un romance homosexual donde no se suelen ver, sino de deconstruir la masculinidad y dejar a un segundo plano toda la carga sexual... aunque imagino que si planean una segunda temporada, también se habrán estado guardando gran parte del desarrollo de esa relación para entonces, para que se vea la evolución y realmente sea una consecuencia del progreso de sus motivaciones personales y no el centro de atención. Que la vida no gira entorno al "hola, me enamoro, sufro, acabamos juntos, fin".

    Ea, que sí, que tú ganas, voy a buscarme un trailer o algo a ver si muerdo el anzuelo jajaja.

    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoooola Meg!!

      Jajajaja! Pues igual de ojiplática que me quedé yo al verlo. Que pensaba, jo, seguro que es uno del montón. Y cuando quise darme cuenta ya estaba en modo 'ESTO ES MARAVILLA'. Si tienes tiempo libre, mira uno o dos capis, a ver que te parecen y si te convence.

      A mi este anime me ha hecho engancharme porqué a parte de que los personajes son geniales (Yurio y Víctor ♥) la construcción narrativa tiene genio. De hecho, al final llega un punto en el que te importa bien poco quién gane. :)

      Sí, usaron coreógrafos y a partir de ahí hicieron la animación. Y encima cada coreo que hacen a mi se me caía la baba. Y lo de la de la deconstrucción de la masculinidad es de agradecer, ahí ninguno es un macho cabrío y el sexo ni se toca (vale, se ve un culo UNO, pero porqué Víctor tiene tendencia a perder la ropa por ahí que es un contento). Pienso como tú, que en la segunda parte se están guardando un as en la manga para desarrollarla con potencia. Me hace especial gracia como en el Yaoi normalmente es sexo, sexo y sexo. Sin desarrollar ni nada, es un 'vengaaaaaa vivaaaa la pepaaaa'. Aquí no. Aquí se entreve lo que podría ser el inicio de una relación pero que todavía no roza el romance, sino que es más de amistad. Exaaaactoooo!!!! Toda la razó del mundo, Meg!!

      Un besote enoooorme!!! ♥

      PS: si la ves, ya me dirás que te parece!!!

      Eliminar
  10. ¡Hoooola, Iris!
    Me alegro un montón de que te haya merecido la pena el intento de ver el anime y que te haya gustado tantísimo. Yo lo conozco a raíz de que todo el mundo hablaba de él hace unos meses de una forma que quedaba claro cuantísimo estaban disfrutando de la historia.

    Sin ninguna duda, es una maravilla que se hayan currado tantísimo cada uno de los detalles en cuanto a animación se refiere. Y si a eso le acompaña unos personajes igual de trabajados y una historia tan dulce como la que nombras, entonces todo forma un pack perfecto. Aunque la relación homosexual apenas se intuya, estoy totalmente de acuerdo en que es toda una lección que la hayan reflejado en el anime.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.