Reseña: ‘Más vale Lola que mal acompañada, Raquel Riba Rossy

By | 12:23 24 comments

Más vale Lola que mal acompañada Lola Vendetta Libro Portada
Portada
Cuarto y último libro de esta Segunda Edición LC Cuatro Gatos que coorganizamos Mari, de Bohemian Creative y servidora.

De hecho, fue una casualidad que se incluyese. La cosa pasó tal que así:
-‘Oye, qué te parece esta novela gráfica?’
-‘Es genialérrima’
-‘¿Hacemos LC con ella?’
-‘Enga’.
Así que la propusimos. Podía salir muy bien o muy mal. Primero, porqué es un género cuanto menos arriesgado para una lectura conjunta, o por lo menos, no habitual. Y segundo, porqué es un tomo que hace remover conciencias, reflexionar, abrir los ojos, y eso no gusta. La peña prefiere tener la venda frente a las narices, quedarse en un bienquedismo hipócrita y criticar a todo lo que no tenga que ver con su forma de ver el mundo, a poder ser, sin justificación ni fundamentos.

Mari y yo nos arriesgamos con esta lectura (y ya no solo por el currazo que se ha pegado mi amiga con este libro). No se confundan, sabíamos perfectamente dónde nos metíamos. Y salió bien. Vaya si salió bien. Antes de empezar con el análisis –sé que siempre pongo los agradecimientos al final- voy a hacer un inciso y aprovechar para agradecer a todas aquellas personas que han confiado en nosotras y nos han mantenido al pie del cañón. Sin vosotras, chicas, que sois unas cracks -y divertidísimas-, no sería lo mismo. No hemos montado una LC solo para leer, sino para establecer una red e intercambio de conocimientos, para explicar chistes y a fin de cuentas, para crecer entre todas un poco más cada día. Me río un montón con vosotras. Con todas. Y no podríamos tener compañeras mejores para esta aventura gatuna.

Hala, ya lo he soltado. No se vayan a pensar que me pongo en plan osezna todos los días, que esto lo hago una vez al año y gracias. A lo que voy.

A Lola Vendetta la conocía porqué sus viñetas de empoderamiento femenino dicen verdades como puños en una sociedad tan estigmatizada como la nuestra. De hecho, si se fijan, el mismo nombre ya da una pista de lo que nos vamos a encontrar. Lola, es ‘Dolores’. No conozco a ningún hombre que tenga un nombre con una connotación así. Y Vendetta es ‘venganza’. Vamos, un personaje que no se va a quedar callada ante las injusticias. Y de eso va el tema. Lola es una justiciera.

‘Lola Vendetta tal vez tenga pelos en las piernas, pero no tiene ninguno en la lengua. Para quién lo ponga en duda, este es su lema: ‘Es mi cuerpo. Es mi casa. Si no te gusta, me trae sin cuidado.’ Una katana es su compañera más preciada. Si no te dan miedo las revoluciones y estás a favor de las evoluciones, este es tu libro.’ Nos dice la sinopsis.

Más vale Lola que mal acompañada machismo lee
Y miren que es fácil ¿eh? 

Y vaya si lo es. Con lo primero que el lector se encuentra al abrir el libro es con una ilustración de un clítoris en forma de mandala. Lo siguiente un capítulo llamado: ‘Otoñus W.T.F.us’ y que empieza con la ruptura de la pareja de Lola. Una pareja monótona, además de tóxica:
Temporada emocional en la vida entre el Aestivum Estupendum e Hinvernus Jodidus.
De hecho, el libro explica como lo va superando con el paso de las estaciones. Como se va curando, como como se va aceptando a sí misma, queriendo tal y como es, aceptando su cuerpo con sus más y sus menos. Lola tendrá que buscar en su interior lo que había dejado en manos de su ex pareja: su autoestima, aceptación y amor propio. Así que nuestra justiciera protagonista, inicia un proceso para descubrirse, para convivir con ella misma y veremos como va cambiando la forma de pensar con el paso del tiempo.

La magia de Lola Vendetta es que son situaciones que todas hemos pasado. Se nos presentan tan cotidianas, tan normales, que es imposible no identificarse con ella.

Habla sobre amar, sin tapujos, así cómo se utiliza ese amor como presión social hacia la mujer. Mezcla lo irónico con lo gore (Lola lleva una katana) y a veces es un poco bestiaja, pero el calado y la explicación del mensaje que nos quiere trasladar la autora les aseguro que no se olvida rápido.

Más vale Lola que mal acompañada autoestima
Pues sí

Ahora mismo, se estarán preguntando qué mensaje. Pues bien, básicamente se centra en la mujer, tal cual. Cuándo se nos ponen las tetas como dos trolebuses cada vez que nos tiene que bajar la regla, cuando nos tenemos que depilar o no, cuándo estamos en una relación, rompemos, nos recuperamos y salimos a delante, cuando nos acosan por la calle, o nos meten mano sin permiso, todo el machismo que sufrimos básicamente por vivir en un cisheteropatriarcado. Incluso dedica un apartado especial a la moda de la barba masculina. Además de las preciosas viñetas sobre el amor propio que debemos tener todas las mujeres (todas somos bonitas, es la sociedad que es una mierda, ténganlo claro).
Del diamante no nace nada. De la mierda nacen flores.
Básicamente lo que hace es narrar de forma gráfica y ácida el proceso de ruptura y de volver a resurgir ya no solo como mujer, sino como persona a la que le han roto su dignidad y se han llevado su pundonor. Desde que todo parece venirse abajo, a que finalmente, una se recupera y decide seguir con su vida, habiéndose curado las heridas con el tiempo.

También incluye ilustraciones de todos los tipos de cuerpos femeninos, así como de pechos, que de tetas, señoras y señores, hay de todas las formas, tamaños y volúmenes que no todas son redondas, echás pa’ arriba y espectaculares.

Lo bonito del caso es que Riba tiene un estilo de dibujo muy característico e incluso la gamma cromática que hace servir es imposible no identificarla con ella: negros, grises, y sobretodo el rojo. El rojo es precisamente, lo que le da potencia (por si no fuese suficiente potente su forma de dibujar). Lola siempre lleva los labios rojos.

Más vale lola que mal acompañada machismo
Machismo, machismo por todas partes

Lola blande una katana para cortar –literalmente- por los sano los ataques a las mujeres y se podría decir que es el ‘alter ego’ de Riba. Ese machismo social encubierto que padecemos todas, del que estamos hasta los ovarios, dan lugar a situaciones que hemos vivido solo por el hecho de tener un par de trompas de falopio: la maternidad (el querer o no hijos), el que te acosen al salir de fiesta, el tener que escuchar comentarios como ‘todas estáis locas’ o ‘sois unas exageradas/estrechas’, y demás.

Lola está inspirada en Beatrix Kiddo, alias ‘La novia’ de ‘Kill Bill’, papel que interpretó Uma Turman en el  film dirigido por Tarantino (otro que puede entrar en el exasperante gupito de marichulos junto con Motos, Osborne y Cremades) y utiliza esa ferocidad para ir directa, a piñón, a lo bestiajo, golpeando la mente del lector y haciéndole abrir los ojos de golpe. Porqué el acoso, la violencia de género –física y psicológica- y los roles sociales/culturales atribuidos a la mujer, no se pueden tratar de forma liviana.

Viñeta a viñeta Riba le da un sablazo a lo que nos han vendido como ‘amor romántico’, los tabús sobre nuestro propio cuerpo (sí, sangramos cada mes, sí nos duelen las tetas cada mes, si podemos tener sexo con nosotras mismas, sí en nuestro clítoris no se esconde un pulpo gigante del Caribe, sí tenemos vello corporal en axilas, pubis, piernas), sobre sexo y placer femenino. Mete en dedo en el machismo. Y hace que sea liberador. Porqué no hay nada más liberador que el empoderamiento. Eso sí, desde el humor y la sátira. Y porqué no, descargar un poco de mala leche si se han encontrado a todos los gilipollas habidos y por haber.

Pienso que el humor es la forma más inteligente de decir verdades como puños. La risa es un idioma internacional, y como tal, permite que cualquier persona pueda mezclarse con ella. En el libro encontramos feminismo, irónico, cínico, realista, inteligente y que ayuda a concienciar y a educar.

Pese a ser una lectura corta, la reivindicación, lo directo, visual y a veces gore de los dibujos sirven para cuestionar unos parámetros casposos y convencionales anclados en el pleistoceno que a día de hoy se dan como normales y que no deberían serlo.   

Es el primer libro de ilustración feminista que leo y si me preguntan, me sería imposible compararlo con otros que existen en el mercado por esa misma razón.

Lo que sí añadir, como plasma la autora los procesos fisiológicos: como algo normal. Nos han acostumbrado a que por ejemplo, tener la regla es algo casi vilipendioso ¡cómo se nos ocurre sangrar! Cuando la menstruación no es nada más que una descamación del endometrio. Es tan normal como sudar. Los pelos –sí, nos depilamos si nos da la gana, y lo calentito que se está en invierno con los pelos en las patas, que son como unos leggins, pero adaptables-, la sangre en la menstruación, el sexo. Porqué señoras, quién no se ha hecho un hartón de lavar bragas cada mañana durante los siete días (por no hablar del dolor de barriga, las prostanglandinas, el tener las tetas que puedes rayar cristal durante dos semanas antes de que baje, el estar más hinchada que una botella de propano, granos que salen en todas partes. Muy guay todo).

Más vale lola que mal acompañada libro
Oh, yeah


A parte de ello, estaría bien que la autora hubiese añadido la segunda parte. Sí. Porqué la menstruación tiene dos partes. La resumida en el párrafo anterior, y la de estar una semana pensando en ella. ¿He manchado? Entras. Sales del váter. Vuelves a entrar. Vuelves a salir. ¿Esto ya está lleno? ¿Me cambio? ¿Cuántas compresas/tampones/salvaslips pongo en el bolso? Añado también el gelocatil? Añado. Añado. No te olvides de poner suficientes. Suficiente de todo, por si acaso. Porqué basta que ese día no lleves algo, para que lo necesites. En fin, que me comprenderán si les digo que cada vez que veo ese anuncio del ‘te sentirás limpia, te sentirás bien’ como si estuviésemos sucias por algo que es lo más natural del mundo –ellos pueden oler a culo con mierda que se sienten igual de bellos, ¿eh?- me entran ganas de quemar Procter & Gamble.

Ay, recuerdo los viejos tiempos, cuándo sutilmente las chicas nos pedíamos un tampón o una compresa y la escondíamos para que no se enterase nadie. Y notas cuando te vas haciendo ya mayor porqué lo de pedirlo disimuladamente, lo que se dice disimuladamente, pues no. Que a esta edad a una ya le da igual berrearle a la compañera tanto si está en medio del pasillo, como en el tren, como en medio de una clase de astrofísica nuclear: ‘¿TIENES UN TAMPÓÓÓÓN, QUE ME HA BAJAAAAAAOOOO? ’ Fina y sibilina como la que más.

Siguiendo, Lola es un personaje complejo, potente, agudo e irónico que no se amedranta ante nada y menos al ver una situación de maltrato o violencia de género. Ella pasa a la acción. Eso sí, siempre desde el humor. Leerla es como liberarse. Entiendo que a algunos lectores les pueda resultar…¿cómo decirlo de forma etérea? UNA MUJER EMPODERADAAAAA CORREEEEEED, SE ACERCA EL APOCALIPSIIIIIIIS. Pues es la única que dice las cosas tal cual. ¿Quién de nosotras ante una situación de acoso, no ha dicho eso de ‘es para cortarle las pelotas, a ver si a la próxima se lo piensa a la hora de intimidar a otra chica’? Lola lo hace. Directamente. Hace lo que todas hemos pensado alguna vez. Hace que nos sintamos menos solas ante la impunidad con la que actúan. Alguien tenía que hacer blandir la katana. Alguien lo tenía que decir.

Las mujeres tenemos que aguantar ciertas cosillas que nos venden como normales y que no los son: el acoso callejero, que se atrevan a opinar sobre nuestro cuerpo sin que nadie le haya pedido opinión al individuo en cuestión. Les voy a poner un ejemplo, el otro día al salir del metro, pasó un tío por al lado –en ese momento la calle estaba desierta- para soltarme un ‘Mmmmm…Hola guapa’.

Evidentemente, mi respuesta fue un ‘vete a la mierda, gilipollas’. Tengo niños de ocho años jugando en la pista de fútbol delante de mi casa que llaman putas a las crías. Tal cual. Que te toquen el culo en el mercadillo o en el metro decirle cuatro cosas y que el gilipollas te suelte una perorata de insultos misóginos habidos y por haber. Lo jodido es cuando no nos han educado para responder a cosas así y nos bloqueamos. El enemigo no son los hombres. Es el machismo. Un machismo que no entiende de géneros. Un hombre puede ser machista. Una mujer puede ser machista. Tu género no determina cuán gilipollas puedes ser. Es la sociedad, que nos educa por géneros en vez de educarnos como personas. Al niño, lo educaremos de una forma, y si es niña de otra. Mirar los juguetes en las campañas de navidad es horroroso. Niñas rosa, niños azul. Niñas muñecas, niños superheróes. Les voy a decir una cosa: me gusta el azul, el rosa, los superheróes y las muñecas. Mi Barbie le robaba el trineo al actionman (después de despelotarlo) con un bazooka del siete. La sociedad educa tal que si eres niña te están permitidas unas cosas, y si eres niño, otras. No voy a entrar en ello, porqué sino no acabaría con la reseña. ¡Qué coño, tengo todo el espacio del mundo! Sí, que voy a entrar en ello. Se lo resumo.

A las mujeres se nos ha educado para que seamos pasivas, autocomplacientes, sumisas, no respondonas, que tengamos que sufrir, no responder ante el acoso, porqué claro ‘es un tío y tiene más fuerza que tú’. Por eso se les permite. Despertemos. Nadie ha cambiado las cosas callándose.


5/5
★★★★★
Tweets gatunos






Participantes gatunas

¡Gracias! ¡Gracias! A todas las que habéis participado en esta lectura, en esta edición o en las anteriores. No me cansaré de decirlo, lo hacemos para divertirnos, que suficiente gente con palos en el culo hay en el mundo. Si la mejor arma es la risa, nosotras debemos estar inmunizadas.

Chari: reseña en Rincón Revuelto

Yuuki: Reseña del librito en su blog El diario de Yuuki.

Kassandra: Reseña del libro en El Club de las Sebaduras.

Olgui: Reseña en El páramo de los libros

Jenny: Reseña en Lo que fue de ella



Imágenes: Lola Vendetta, Lumen, casadellibro
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

24 comentarios:

  1. Hola guapa!!
    A este libro le tengo ganas desde que lo descubrí, así que va directo a la lista de regalos de Navidad! Jajajaja

    Bueno bueno, pedazo de reseña Iris, me ha encantado de principio a fin. El personaje de Lola Vendetta es la caña y la autora aún más. Simplemente estoy enamorada de esta mujer, ya era hora de que alguien dijese las cosas tan claras. Que se hable sin tapujos de temas que la sociedad tiene como tabú. Ya está bien de aguantar, tener vergüenza y agachar la cabeza. Que viva el empoderamiento femenino, coño!

    Me ha encantado que no te quedes callada ante los comentarios de los machirulos por la calle, yo tampoco lo hago. Es que me saca de mis casillas no poder ir por la calle tranquila. Así que cada día antes de salir de casa cargo toda mi ira y me enfrento al gilipollas de turno sin pelos en la lengua.

    En fin, muy buena reseña con un gran mensaje. Mujeres al poder!

    Besitos,
    Sandra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hooola Sandra!!!!

      Jajajajajaja!!! Mira, justamente estaba pensando que este libro es muy tu.Vamos que te va a gustar seguro, porqué es más cañero que un bazooka del dos. La autora da una matraca social tremenda, y es lo que necesitamos, que se digan las cosas tan cual, aunque su humor sea un poco bestiajo, es imposible no reconocerla, no darle la razón. El machismo ya ha hecho y sigue haciendo suficiente daño.
      Además que es salir por la calle y que todas nosotras hemos sufrido acoso. Si fúesemos un tío no nos dirían nada, pero como somos mujeres, se creen con derecho a abrir la bocaza. Habrá de todo, claro está, pero como lo que flota es la mierda, pues no está de más soltarlo.

      Un besote enooooooorme!!! ♥

      Eliminar
  2. Hola Iris,
    Estaba deseando ver tu reseña de Lola Vendetta desde que Chari publico la suya. Yo también me lo apunto para Navidades (esto de no producir dinero). He visto que esta siendo vendido bastante bien en las librerías y estoy dando saltos de que algo feminista compita en ventas con los despropósitos machistas.
    ¡Hay luz al final del túnel!
    A mi lo que más me estresa de la regla es esa sensación de que he manchado en pantalón. A veces voy con una chaqueta en la cintura por si mancho porque claro ¡que dirán si ven un mancha!. Como dices la regla es natural, es normal así que el tema tabú y el considerarla una cosa asquerosa porque si la sangre ensucia pero todo el mundo, como reglas así general, la lava.
    En cuanto a los roles de genero, bueno que decir que yo y mi hermano teníamos la habitación rosada y azul respectivamente y que mi peluche de Greymon (un dinosaurio por sino lo sabes) lo tuve que rescatar del cuarto de mi hermano. Pero aunque mi madre era ignorante por culpa de esa internalización de esta sociedad machista en cuanto le decías las cosas ella pedía disculpa por su error. Sin embrago, hay padres que no les importa en lo mas mínimo lo que piense sus hijos y los obligan a que encajen en roles de géneros que hacen que la sociedad siga estando igualdad de enferma y que todos los delitos que sufren las mujeres sigan pasando. Sinceramente yo prohibiría a ciertas personas tener la posibilidad de ser padre.
    Pero bueno, me ha parecido maravillosa la iniciativa y espero que hagáis más y que encuentren más tesoros como este.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hooola Meri!!!

      Jajajajaja!! En navidades estamos las dos iguales: a dos velas. La verdad es que hace ilusión cuando ves que un libro feminista tiene tan buena acogida y pasa la mano por la cara a gente que vende machismo como súmmum de la felicidad. De verdad que solo por eso, ya vale la pena.
      Ufff, la regla. Yo llevo tampón, pero sí que es cierto que cuando al principio usaba compresas era más la comida de coco que te metías, que no la propia regla en si. Que si habré manchado la silla o el asiento, que si se nota por detrás, que si me la habré puesto bien. Todo. Lo de la chaqueta en la cintura es lo más fácil para quitarte ese quebradero de cabeza. A mi me gustaría que a la sociedad le diese tanto asco las violaciones como les da la regla. No es normal. Es como el sudar. Y bueno, pues si manchas el pantalón o las bragas, se lavan y listo, ya ves qué problema.

      Tenías un peluche de Greymon?! Haaaalaaaa!! Yo tenía el del gato (no me acuerdo cómo se llamaba). Yo entiendo que la sociedad nos hace ver normal unos gustos para niño y otros para niña, cuando los gustos no tienen nada que ver con el género. Lo peor que le puedes hacer a un niño es decidir lo que le debe gustar y lo que no, porqué ya de pequeño lo estás encajando en un patrón coaccionado nada saludable.

      No eres la única que les quitaría a más de uno la posibilidad de reproducirse.

      Graciaaaaas!!! En ello estamos!

      Un besote!! ♥

      Eliminar
  3. Bueno bueno bueno!!! Pero mujer vaya reseñón que te has marcado, vamos...que esto da para una tarde de cafés enterita. Y yo, como siempre, llego aquí abajo después de todos los temas super interesantes que has tocado y se me olvida todo lo que te quiero decir! Sí! Porque son muchas las cosas que quiero comentar y anécdotas que me has recordado.

    Voy a centrarme...Lo primero, esta mujer me encanta mucho. La descubrí hará uno o dos años y coincido contigo en que dices verdades como puños. Sí, algunas veces es algo burra...pero a mí me chifla. Y lo de la katana es un puntazo, vamos que no sé si salir con ella a la calle porque eso que te pasó en el metro también me suele pasar. Y sí apetece sacarla y cargarte al tío que te lo ha dicho, así de de golpe jajaja (Ya has visto mi vena más sangrienta, pero es que esto me pone del hígado).

    Sobre lo de quererse a una misma no puedo estar más de acuerdo también, en concreto, la sociedad machista en la que vivimos nos hace sentir una mierda. Y sí, siempre a nosotras. Las mismas que volamos en nubes de algodón cuando tenemos la regla. ¡¡PERO POR EL AMOR DE DIOS!! Todo el día ridiculizando nuestros procesos naturales coño, sí sangramos pero no creo que sea un pecado.

    Me ha encantado lo de pedir un tampón a viva voz, jajaja me siento muy identificada. Y con los pelos en las piernas en invierno también. Señorita, no es la única osa que habita la blogosfera jajajaja

    Y ya lo último...si querían que yo fuera sumisa, pasiva y todas esas mierdas están finos! Vamos que ni de coña.

    Ahh otra cosa que te quería comentar...Tengo un amigo que es el tío más feminista que conozco (por eso le quiero tanto), y sí el también sufre, con las amigas de su abuela, el acoso de no tener novia a la edad de 27 años. Me pareció muy curioso cuando me lo contó. Dice que es feliz siendo soltero y que no necesita a nadie. ¿Cómo no le voy a querer? jajaja

    Besotes fuertes guapa

    ResponderEliminar
  4. Hola Iris! Nunca me he pnateado leer novela gráfica y eso que tiene su puntitto, cuando voy al Fnac bien que me da la risa con alguna. (un día de estos empezarán a cobrarme por enredar que luego no me llevo ná)

    Qué razón tienes en todo lo que comentas y que por ende, hace la Lola. El tema es que realmente seguimos educando por géneros, en el trabajo a veces me toca dar charletas de igualdad de oportunidades (al final siempre sale el tema del género, machismo, feminismo... aunque el concepto es mucho más)y no veas las ideas que terminan por aflorar, desde luego aún hay mucho trabajo por hacer.

    Besaozs!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola guapa!

    Ya sabes que me encantan tus reseñas. Tienes una forma de expresarte tan clara y contundente, que engancha.

    La verdad que tengo curiosidad por leerlo. Me gusta la novela gráfica y el estilo de dibujo también.

    No obstante, aunque evidentemente estoy de acuerdo con muchas de las cosas - no por ser mujer, si no por ser persona -, hay otras que me escaman. Ciertamente soy consciente del machismo exacerbado que aún existe a día de hoy. Pero me jode profundamente el exceso de feminismo en muchas facetas. Que muchos hombres se creen con derecho a opinar sobre el cuerpo de una mujer: asqueroso. Pero, ¿por qué nunca se menciona que la misma mujer es su primera enemiga? Cuántas veces habremos oído (porque al menos yo, miles), a mujeres criticando a otras por su cuerpo, por su forma de vestir, por cómo se maquilla, etc, etc...

    Mis mayores complejos me los crearon mujeres.

    Pero bueno, no vamos a entrar en ello mucho más. Sería interesante hablar al respecto pero cuando tenga que ver. En este caso, el libro tiene buena pinta aunque hay partes que me echan para atrás, justamente porque no estoy tan de acuerdo con cómo se lleva el feminismo hoy en día.

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hoooooola!
    Tengo que decirte que estoy de acuerdo contigo en que esta es una de las mejores formas de hacer llegar algo a quien sea. Siempre empatizamos más con el humor y la sátira y por eso creo que esta mujer hace un gran trabajo. Yo no he leído el libro pero he visto viñetas de ella por todas partes y todas me parecen demasiado geniales como para no enseñarlas al mundo.

    Me encanta que todo lo que se enseña en él sea cosas cotidianas y reales como la vida misma y que el cambio comience desde ahí. ¿Qué hay más normal que una mujer tenga la regla? ¿O la depilación? Hay que empezar por el principio y el principio es aceptarnos tal y como somos y que hagamos lo que nos apetezca con ello.

    Tengo muuuuchas ganas de hacerme con él porque estoy segura de que voy a disfrutar como una enana y que además no me va a dejar indiferente.

    ¡Un besooooooo enooooorme!

    ResponderEliminar
  7. Holaaaa Iris!

    Mira, me encantan los libros que tratan con naturalidad cualquier tema cotidiano, sin tabús ni adornos, que a veces, parece mentira en qué siglo vivimos!! Bueno, y no solo eso.

    Reconozco que me chifla cuando una prota los tiene bien puestos y cuando trabaja para quererse a sí misma y ver la evolución cuando estás hecho una gran mierda hasta que te recompones y vuelves a estar a tope de power. Que nadie te pise la cabeza, ni hombres, ni mujeres. Y gritar porque yo lo valgo como un anuncio de L'Oreal!

    No pude participar en al lectura, ya sabes, pero como tengo el librico, lo miraré muy pronto para motivaaarme.

    Un abrazoooooo!!

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Pedazo de reseñaca, te has quedado bien a agustito, chica!!

    ME gusta acercarme a este tipo de lecturas, para variar entre otro tipo de novela densa etc ; me gusta el título, no, ME ENCANTA, y no puedo estar más de acuerdo. Y me mola el humor, más si está enfocado al sexo. Solo con esa viñeta de masturbación ya me hubiera ganado.

    Me lo anoto, pero para leer "lola" xD

    Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  9. Fina y sibilina como la que más...jajajaja. Me parece muy divertida y a la vez es un cuchillo bien afilado para que nos pongamos las pilas las mujeres. Me encanta. Y el mensaje de que el enemigo no es el hombre si no el machismo, sublime.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  10. Hola Iris!

    ¿Qué tal vas? Yo me terminé el libro hace unas dos semanas y me encantó la forma en la que se expresaba todo: humor y viñetas de cómic. Una forma perfecta me ha parecido para entender todo.
    Tengo un mini gran bloqueo de blog y por eso no he publicado todavía la reseña, pero ya hoy me he puesto a escribir de nuevo jejeje
    Tu reseña es muy completa creo que no hace falta añadir nada más. Eso de las campañas navideñas de los juguetes... no tengo comentarios. Hay una putas minicocinas para las niñas y es como ¿perdona? POr ejemplo, a mi no me gusta cocinar, no siento amor por ello, cocino para alimentarme pero no me gusta ponerme a hacer super mega platos, pero parece ser que por ser mujer debería de saber hacer todo eso. PUES NO.

    Me gusta el libro porque como bien recalcas tu, Lola dice las cosas claras, que son unas cosas simples pero parece a que a la gente le molesta. Creo que lo que más me gusta es un viñeta que sale ella brindando y dice: "Brindo por mi. Porque soy espectacular, no perfecta." OLE. Esa viñeta la pondré en la reseña.Nos tenemos que querer a nosotras mismas primero tal y como somos y a quien no le guste, mandarlo a mierda.

    En fin voy a terminar ya que me lío. Espero pronto la siguiente edición de LC4gatos! Me iré pasando por tus anteriores entradas que me las perdí xD

    Un beso!

    ResponderEliminar
  11. Hola bombón

    Mira, he visto a Lola Vendetta siempre de refilón, por redes sociales pero muy poco.

    No sabía muy bien de que iba la cosa.... El inicio con un clítoris es un homenaje total a la mujer, no??

    La escena de buen sexo me chifla, anda que no!!! Viva el sexo en solitario!!! Muy, que me vengo arriba...

    Estaré pendiente de nuevas viñetas, aunque eso de lo gore que le acompaña no va conmigo, pero hay veces que te entra ganas de hacer "maldades". ;)

    Besos.

    P.D. No vas mal desencaminada en tu último comentario de mi blog. ;)

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola preciosa!

    Cada vez que me dispongo a leer tus reseñas, me tomo mi tiempo, porque son tan completas, que me gusta tomármelo con calma.

    La verdad es que no soy mucho de novelas gráficas, de hecho si no recuerdo mal, juraría que no he leído ninguna, pero tengo ganas de empezar con alguna, y ésta me parece una opción más que factible.
    Trata temas muy interesantes (y no sólo para las mujeres, obviamente) por lo que es un libro que probablemente me lea prontito.

    Echaba de menos todo el mundo bloggeril (L).

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  13. ¿Y esta es la reseña feminista con la que has perdido seguidores? De verdad, que sensible se pone la gente... para empezar, porque si no puedes dar tu opinión en tu propio blog apaga y vámonos.

    Tu último párrafo me ha recordado mucho a algo que leí, creo, en "Todos deberíamos ser feministas". Todo es cuestión de cómo nos educan. Pretenden que nos sintamos débiles, sumisas, dependientes, incapaces, incompletas. A ellos nadie les vende esa propaganda, todo lo contrario. Y es ahí donde nace el problema, donde se generan las primeras diferencias donde no debería haberlas. Pero no es fácil verlo cuando tú no sientes esa discriminación, cuando no tienes miedo de pasear solo por la calle de noche, que los obreros se sientan con derecho a elogiar tu culo como si fueras un escaparate andante, que para contratarte te exijan usar maquillaje y tacones... y así un largo etcétera. Luego dirán que el feminismo no es necesario, pero lo es. Como también lo es comprender que no es cosa de mujeres, que aquí peleamos todos y que ellos (que también son parte del cambio) pueden ser tan feministas como el que más. Luego están ellos y ellas, los que tienen miedo de quitarse la venda como tú bien dices, que de esos no puedo decir nada porque su actitud no tiene justificación posible.

    Quizá no todos entiendan el humor de Lola Vendetta, su sarcasmo, que suelte verdades como puños sin edulcorantes... y eso pues hace pupita, claro. Pero a mi me parece necesario porque hay cosas que si no te las sueltan en la cara, no las ves. Ni las entiendes. Ni eres consciente del daño que hacen. Y coincido una vez más contigo, no hay cosa que odie más que los anuncios de compresas o cualquier referencia a la regla. Como si fuera el monstruo de las galletas, qué se yo. Es algo natural. NATURAL. Y no, no ves flores ni arcoiris esos días del mes, son justo todo lo contrario. También los días antes, en efecto. Te emparanoias cosa mala y no hablemos ya si te toca preparar equipaje. ¿Por qué intentan hacernos sentir sucias o culpables de algo que nos pasa a todas y que, al fin y al cabo, es parte esencial de la reproducción? ¿Es algo malo? ¿Hola? ¿Y en ellos la barba es sexy pero si yo dejara de depilarme sería una guarra? Sí, muy curioso cómo nosotras siempre somos las que se llevan la presión por todas partes.

    Un besote guapa

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola Iris!
    Primero: El proceso de selección de libros que tenéis en la LC es maravilloso. :D
    Segundo: Será todo lo gore que sea pero me encanta la portada.
    Tercero: Bueno, voy a parar de numerar que quiero decir varias cosas y me pierdo con los ordinales...
    En fin, un libro reivindicativo y feminista. Además que mete mucha caña al machismo, me lo tengo que leer y observar todos esos dibujos que nos cuentas. Veo que ya está en la lista de Navidad de muchas...
    Mostrar los procesos fisiológicos como algo normal es muy necesario, y el hecho de tener que decir que es algo normal es lo que no es normal. Comer es normal, ¿no? pues tener la regla también. Punto.
    Que desconocidos alaben el físico de una mujer es inquietante cuanto menos y es raro y muy evitable. Gracias.
    O si no cuando te dicen si te maquillas es para que te miren. Claro que sí, guapi. En fin...
    Más cosas, el refranero español debería incluir como refrán tus sabias palabras, y te cito para exponerlas:
    "Tu género no determina cuán gilipollas puedes ser" tooodo el mundo es susceptible a ello.
    En fin, un reseña genial, completísima como siempre.
    Muchas gracias por tu recomendación.
    Un besazo. ¡Nos leemos!
    Lorena | El primer capítulo


    ResponderEliminar
  15. ¡Hola!

    Psé que chungo que la hayan pasado tan bien con esta novela gráfica. Yo hace tiempo la he estado viendo en redes, aunque la verdad no me decidía- me llamaba con la portada y con eso de "Lola Vendetta", o sea, con esa katana y la palabra vendetta ¿a quién no? De tu reseña me ha llamado más la atención lo que mencionas acerca de que normaliza los procesos fisiológicos de la mujer, que oye, lo dices y el chiste se cuenta solo, ¿cómo es que, que te baje la regla un escándalo/tabú? pero a estas alturas pasa y no deja de ser bien pendejo, me gusta que se nota que el libro capta la esencia de eso: están siendo bien pendejos. Me lo anoto y gracias por la rec

    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. ¡Hola, Hydre! ^^

    En serio, soy muy fan de tus entradas. Pero mucho. Son la hostia. Siempre jajajajajaja Así para empezar, tengo que darte la razón en el punto que más me toca la moral desde hace años. La regla. La puta regla. Vaya drama. Me acuerdo que la primera vez que me bajó estaba en mi casa con un par de amigas y una de ellas, que llevaba ya más o menos un año con la menstruación, me explicó cómo iba el tema. Creo que en ese punto fue mejor que el hecho de que me lo explicara cualquier otra persona, porque, ¿qué hay mejor que el hecho de que alguien como tú te hable de algo que tú crees que "sufres"? La regla no se sufre, joder. La regla se pasa, igual que se pasa un apretón en mitad de la calle porque las alubias están haciendo estragos en tu estómago. Son cosas normales y corrientes para las que hay un estigma que a mí me revienta. ¿Me explica alguien qué narices es eso de "oh, me va a bajar la regla, estoy muy enfadada, deprimida, sólo quiero chocolate"? NO, NO, NO, NO Y NO, ME CAGO EN TODO. Puede doler como mil demonios, puede hacer que quieras darte de cabezazos porque, como dices, tu bolso pasa a ser una farmacia: pastillas, compresas, tampones y salvaslpis. Vaya a ser que manches un poquito el pantalón, alguien lo vea y le de un puto infarto. Buf, qué ordinaria estoy siendo, pero bueno, yo sé que tú me lo permites. A lo que iba. Yo para eso no tengo vergüenza. Quién me escucha, no sé, que aplauda con el culo, a ver si ahora voy a tener que enviar un what's app a mi compañera de al lado para preguntarle si tiene un tampón. Venga, va, aún más gore, le puedo eviar: "¿Tienes un tampón? Es que tengo ESO". (No sé, ya para acabar de ponerse hardcore, asociamos eso con el prota de “IT” y entonces la cosa sí que se pone chunga). Porque sí, a día de hoy aún hay gente que habla de la regla como si fuera la viva imagen de Satán en su útero. Por DioR, no me jodas.
    Sobre los críos estos de los que hablas... se oye de todo. Hace poco estábamos una amiga y yo en un bar tomando una coca-cola antes de ir a clase. Eso que entran unos cuatro o cinco chavales de no más de quince años hablando de que tal chica era un puta, tal otra una guarra y otra una pobre friki que no follará en su vida. Palabras duras, para unos críos tan pequeños. Palabras que yo escucho en boca de mi hermano y le digo que llame a mi abuela para que le explique qué tal es eso de llevar dentadura postiza.
    El acoso por la calle... bueno, creo que es mucho peor cuando sales de fiesta. El alcohol es la excusa de los cobardes para envalentonarse y soltar la primera salvajada que se les pase por la cabeza. Esas personas no recuerdan que tienen madre y tal vez hermanas. Esas personas no piensan que, si esas mismas palabras fueran a su madre/hermana se pillarían un rebote de la hostia. Pero oye, aquí está todo permitido, porque si contestas eres "Una loca de los cojones" (Atención, cariño, si soy una locA no puedo tener cojones).
    Más cosas. Ah, sí, el libro - me voy por las ramas, perdona -. Me encanta. De hecho, ahora me voy a poner a buscar a ver qué encuentro. Lo mando directamente a la lista de pendientes. Esta chica se merece todo mi respeto, sí señora.
    (parte 1)

    ResponderEliminar
  17. (parte 2) * ¡No cabía, jo!

    El machismo. Síp, síp. No hay nada más patético que ver a una mujer machista. Hacer apología contra sí misma. Es que yo me cago de la risa. Pero nada, digo yo que algún día nos plantaremos todas y todos y daremos una patada a toda esa gentuza que pretende decirnos que nosotras somos las débiles. ¿Las débiles? Venga, que esto ya es de chiste.
    Me encantan las ilustraciones que compartes. La última me la enviaron hace poquito. Lo típico de "joder, mira qué pasada". Y sí, sí, una pasada, sin duda ^^
    Bueno, me he puesto un poco hater, pero me he quedado de a gusto que no lo sabe nada. ¡Una última cosa! Me encanta la bilogía de "Kill Bill". Como a casi todo el mundo, sí, pero es que la chica va a por todas. Y lo borda. Vaya que si lo borda. Que la protagonista esté inspirada en ella me parece un puntazo :)
    Una entrada, como siempre, sencillamente genial, Hydre. Faltan personitas como tú en este mundo.
    ¡Un besazo muy pero que muy grande y que pases un maravilloso fin de semana, guapísima! ^^

    ResponderEliminar
  18. ¡Hola, chica guapa!

    ¿Cómo está mi bloguera polémica favorita? Eres muy grande jajajajajaja. No tiene nada que ver con tu entrada, pero he estado paseándome por varios blogs para ver si descubría alguna que otra nueva lectura y he visto varios comentarios tuyos que me han encantado jajajaja. No me cansaré de decírtelo nunca: soy tu fan.

    Bueno, centrémonos que yo iba a hablar sobre tu post jajajaja.

    Esa venda de la que hablas da puto asco. Con lo divertido que es ser rebelde, reivindicarse, dar voz a los que no la tienen,… Qué asco me da el conformismo, de verdad. El empoderamiento femenino es algo realmente necesario y me encanta que Lola Vendetta se haya atrevido a hacerlo: G - R - A - N - D - E.

    “Lola Vendetta tal vez tenga pelos en las piernas, pero no tiene ninguno en la lengua”. Me he enamorado de esa frase. Creo que a partir de ahora lo voy a convertir en mi lema personal. ¿Quién no puede caer rendido ante este libro tras leer eso de “...si no te dan miedo las revoluciones y estás a favor de las evoluciones...”? OMG. Quiero este libro en mi vida ipso facto.

    A mí muchas veces me han descrito un poquito como a Lola (ya sabes, todas aquellas que nos salimos de lo mal llamado “normal” somos unas feminazis, unas machorras, unas malhabladas, muy poco elegantes, nada señoritas,… ¿Te importa a ti? A mí me importa absolutamente una mierda y, además, cuanto más me lo dicen más fuerte me gusta gritar). Quizás sea un poco bestia que yo aparezca por la vida katana en mano y cargándome a la gente, pero oye… Quizás deba seguir su ejemplo en alguna que otra situación jajajaja. Bueno, mejor pensado, me voy a armar con una katana figurada para acabar de una vez por todas con todas las situaciones absurdas en las que nos solemos ver envueltas simplemente por ser mujeres. Arriba, Lola, arriba: molas mazo.

    No sabes lo mal que la gente lleva que hable sobre mi menstruación sin tapujos jajajaja. Me río porque es tan jodidamente estúpido que carece de sentido alguno. Para mí, el decir que estoy con la regla es como decir que tengo hambre. No sé a qué viene este drama social. Por otra parte, es como si las palabras relacionadas con ella, como por ejemplo “tampón” o “compresa”, fueran blasfemias oscuras e innecesarias.

    Tu ejemplo de acoso callejero me ha recordado a miles de situaciones en las que me he visto sin comerlo ni beberlo. Sin ir más lejos, ayer iba yo tranquilamente por la calle y dos tíos que iban en moto se pararon a decirme gilipolleces (lo típico: guapa, estás buenísima, te hacía de todo... blablablabla), mi respuesta fue girarme y dedicarle mi mejor cara de odio seguida de un: “dais asco”. Ante estas situaciones no hay que callarse, pero claro… Tal y cómo están las cosas, por desgracia, corremos el riesgo de morir degolladas y violadas. Qué puta pena, joder.

    En definitiva, ¿algo gore y reivindicativo? Parece estar hecho para mí, sin duda alguna. Gracias por esta gran reseña porque si leerte siempre es un placer, hoy más que nunca :).

    Como Lola, tú eres genial.
    Un besazo enorme, bella.

    P.D. Respondiendo a tu posdata en una de mis entradas… También quería tatuarme a Marple, pero quería que también fuera su silueta (como la que llevo de Poirot) pero no sabía cómo hacerla ni cómo dibujarla… jajaja Tarde o temprano, Marple también estará en mi piel. Lo juro.

    ResponderEliminar
  19. ¡¡Hola, Iris!!

    Tenía muchísimas ganas de leer tu reseña sobre este libro, de verdad. Y, después de leerla, te digo que ojalá me hubiera apuntado a la lectura conjunta. ¡Porque menuda novela que has leído! Una maravilla, parece.

    Todos esos datos, esa crítica hacia el machismo, ese toque gore, ese humor que no es negro, ni repugnante ni asqueroso, pero hace gracia. Que es posible, ¡de verdad! Hacer gracia sin ofender ni denigrar a nadie.

    Además, que trata temas muy cotidianos y llenos de tabú. Como la menstruación, por Dios. Que la menstruación siga siendo un tabú a estas alturas de la vida es verdaderamente vergonzoso. Que sí, que sangramos cada mes y tenemos vello por todo el cuerpo. Además, el hecho de que una mujer salga de una relación tóxica es una maravilla. ¡Basta ya de normalizar lo inaceptable y girar la cabeza ante las cosas más naturales de la vida!

    Me apunto esta novela gráfica, para leer cuanto antes. Porque necesito una lectura así en mi vida, pero ya de ya.
    ¡¡Un abrazo gigante!!

    ResponderEliminar
  20. Cómo me encanta esta LC! No soy parte de ella pero disfruto muchisimo leyendo las entradas y reseñas que hacen de sus lecturas. Aparte que mejor que encontrar gente con la que se compartan los mismos pensamientos en cuanto a lecturas?
    No conocía esta novela gráfica y no puedo creer que no la haya visto todavía por las librerías... o quizás soy media distraída y me la pase por alto.
    Vengo de escribir una reseña de una novela feminista, y la verdad es que no se casi nada del tema. Siempre creo que debería aprender mucho mas y así poder tener mi pensamiento propio. Creo que este libro seria una opcion acertada por la cual empezar a meterme en el tema, de a poquito y con pausa para poder entender todo. No me creo lenta, pero en cuestiones del estilo siento que no tengo mucha confianza todavía.
    Las viñetas son maravillosas y me han hecho sacar una sonrisa a medida que leía tu reseña, que obvio tu reseña también me las ha sacado, ya sabes que amo como reseñas.
    Definitivamente me lo dejo anotado... mi lista de pendientes es enorme pero siento que esto se merece una oportunidad.
    Me pasare por el blog de las demás chicas para ver sus opiniones.. Genial reseña bella! Nos leemos ♥

    ResponderEliminar
  21. Ay, en esta lectura fallé por culpa de mi examen! Pero espero poder leerlo pronto! Lo bueno es que al ser novela gráfica seguro que se lee en un pis pas.

    Este tipo de novelas me hace mucha gracia, sobretodo cuando se pone en tono de humor sarcástico.

    El tema de la menstruación es que vamos. Parece que se ha superado pero la regla sigue siendo muy tabú y siempre da lugar a chistes que no tienen ni puta gracia xD ojalá ellos tuvieran que pasar por este mierda de ciclo toda su vida (porque encima la gente desconoce que dura TODO el mes y que cuando se va, viene la menopausia que es peor aún).

    ResponderEliminar
  22. ¡Hola Iris! Tarde pero seguro llegué (?). Mis disculpas, quería comentarte la reseña pero se me pasó volando el tiempo
    Primero, agradecerte a ti y a Mari por todo el cariño que nos dan y por lo que se preocupan por nosotras a la hora de las LC. Sin dudas seguiré con ustedes hasta el fin de los tiempos para leer cosas interesantes como lo estuvimos haciendo hasta hoy. Las adoro
    Concuerdo que no es un género habitual, pero le acertaron completamente. Creo que a todas nos terminó por gustar. No sabía que Lola venía de Dolores, faaaa, recién me entero por tu reseña. Quedé sorprendida. ¡Eso es lo que más me gustó del libro! Lo cotidiano, lo mundano. El poder identificarme con esas cosas. Yo creo que todas somos bonitas, pero por dentro, lo de afuera no tendría que contar. A ver, que hay chicas muy lindas que son muy malas personas también. Lo de la barba fue lo mejor, me reí mucho porque mi novio tiene barba y y y jajaja. Y me quedé leyendo la reseña y me olvidé de comentarte jajajaja. Me gusta mucho como tomas los temas que ella, la autora, nos deja flotando en el libro para pensar. Siempre me da un poco de risa tus comparaciones, me alegran el día, en serio. Gracias por tanto y perdón por tan poco. Un abrazo enorme, enorme, enorme, enorme, por si no quedó claro (?)

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.

--------------------------------------------------------------------------------------

En cumplimiento de la política de privacidad RGPD. Información básica sobre protección de datos:

Responsable » Iris Ocón (aquí, servidora)
Finalidad » moderar los comentarios (hay cada uno, que tela, telita)
Legitimación » tu consentimiento
Destinatarios » los datos serán guardados por el sistema de comentarios de blogger
Derechos » tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.