Latest Posts




Más grande, con más presupuesto, trucos y magia que su predecesora. ‘Ahora me ves 2’, –originalmente titulado como ‘Now You See Me: La Segunda Ley’- continúa las aventuras de los Cuatro Jinetes, un grupo de magos con más ases en la manga que la baraja española. Si en la primera, los Jinetes actuaban a lo Robin Hood: robando a los ricos y regalando el dinero de éstos a los espectadores de sus actuaciones en este film, la amenaza es más latente y feroz. No se trata de escapar, se trata de seguir con vida.

A los magos les han tendido una trampa y descubierto sus identidades (sobretodo con Jack Wilder –Dave Franco- que en teoría, llevaba año y medio muerto). Los protagonistas deberán descubrir quién los conoce cómo si los hubiese parido, en una trama que a resultas, dejará con cara de pez al espectador después de aguantar dos horas y nueve minutos pegado a la butaca.

Esta segunda entrega, dirigida por Jon M. Chu (el mismo que dirigió los dos ‘documentales’ de Justin Bieber) ha respetado los mismos actores que la original e incluido de nuevos. La primera estuvo dirigida por Louis Leterrier, como el filme quedaba abierto para posibles tramas posteriores y dado el éxito en taquilla, se decidió continuar con las tramas de engaño mágico. Pese a que ahora Chu es el que dirige, se ha conservado a Leterrier en la producción (alias, el que pone el dinero) y repite también el guionista Ed Solomon, experto en sacar conejos blancos de no se sabe dónde como quien compra piruletas. De hecho, dice que todo se reduce a
'geometría y matemáticas. Los giros de trama y los personajes auténticos nacen de una única manera, y es quedarse solo en la oficina, lejos del ruido y ponerte a escribir, a escribir y a escribir'.
Para que se hagan una idea, de la nada, Solomon ha pasado a  escribir una nueva versión de 'El hombre invisible' que protagonizará Johnny Deep, que no es moco de pavo. El guión lo completa la historia  de Peter Chiarelli y los personajes creados por Boaz Yakin y Edward Ricourt.

Cuándo notas que alguien se ha tirado un cuesco en el ascensor.
Jack Wilder (Dave Franco), Lula (Lizzy Caplan), Woody Harrelson (Merritt McKinney), Daniel Atlas (Jesse Eisenberg). Photo by Jay Maidment 
© 2016 - Lionsgate
Se incorporan nuevos sujetos, el más visible, Lizzy Caplan (conocida por ‘Masters of Sex’, serie con poco guión y mucho sex, no recomendable), que se une al grupo de magos dado que Isla Fisher (protagonista de la primera peli) estaba en el momento del rodaje embarazada, así que rechazó el papel. Para colmo, la pobre no tuvo una buena experiencia: Fisher estuvo a punto de morir durante el rodaje de la escena del tanque de pirañas. El papel de Lizzy es más acertado en cuanto a enloquecer la trama y por desgracia, es el único papel femenino principal -aunque Fisher tiene pensado regresar en la tercera entrega-. Ambas trabajaron juntas en ‘Despedida de soltera’ (2012).

Daniel Radcliffe también se inicia en el elenco en el papel de Walter Mabry como loco esquizofrénico, con súbitas idas de pinza, hijo ficticio de Arthur Tressler -Michael Caine-, un tipo que tiene una industria tecnológica. Les hago memoria, a Tessler le dejaron a dos velas en ‘Ahora me ves’, la primera entrega. Así que no hay que tener muchas luces para saber que algo traman estos dos. Jay Chou es otro actor que también se pone en marcha en la segunda parte.

El reparto incluye varios dos pesos pesados ganadores del Oscar como Caine y Morgan Freeman y tres nominados a la estatuilla:  Jesse Eisenberg , Mark Ruffalo y Woody Harrelson (su doble interpretación como hermano gemelo malvado es prescindible. Se ve que tardó dos segundos en decir que sí al papel). Con este elenco ya es suficiente aliciente para saber que mala no va a ser. Pero si además, en los Jinetes encontramos actores de la talla de Dave Franco ya da una idea de que nada es lo que parece, y siguiendo la premisa anterior, van a sacarse palomos de la chistera a cascoporro. Aunque como cuenta Chu, el director,
'Mark es la persona más amable y con más talento que he conocido. Es el líder de nuestro equipo, su energía es contagiosa y su actuación, brillante'.
Mangar un chip con estilazo. Guía práctica.
Jack Wilder (Dave Franco), Lula (Lizzy Caplan), Woody Harrelson (Merritt McKinney) y Daniel Atlas (Jesse Eisenberg). Photo by Jay Maidment 
© 2016 - Lionsgate
Ruffalo es el gran protagonista de esta saga. Un gran actor que se toma muy en serio su trabajo y eso es de agradecer. Hay que tener en cuenta que nadie esperaba una segunda parte, de una película que iba a ser más de lo mismo, allá por el año 2013. Y quién sabe, incluso pasar desapercibida. El éxito de la primera entrega (117.723.989 de dólares recaudados solo en Estados Unidos), confirmó que el método de hacer explotar la cabeza al espectador, como trama principal y el no saber por donde pillar a ninguno de los personajes, es una característica plausible que puede catapultar un filme al éxito. Como dijo Freeman en una entrevista:
'Ahora me ves 2' retoma la historia pero a un nivel diferente , en términos de acción, drama, suspense y comedia, todo en uno. No hemos escatimado en nada. Desde luego, supera a la primera en términos de iniciativa y emoción'.
¿Se acuerdan cuándo han comido lentejas, tienen la barriga hinchada y saben que eso va a salir, de un momento a otro, pegando un petardazo del copón? Pues ese sería el resumen del film: fuegos artificiales a lo grande.

La película rodada en Macao (China) e Inglaterra (concretamente en Teddington Lock y en la Old Royan Naval College) conserva el espíritu fiel de la primera entrega, esa aura mágica de creer que cualquier cosa es posible y no saber nunca por dónde van a salir o qué truco van a usar. Esta vez, la trama se ha centrado en un año después de los hechos concurridos en la primera entrega, cuando el grupo de magos llamados los Cuatro Jinetes dejan con un palmo de narices al FBI. En esta consiste en sacar a la luz las prácticas poco éticas de invasión de la intimidad que quiere llevar a cabo el magnate Walsey Mabry (Daniel Raddclife, que se quiere alejar del Harry Potter que le dio la fama y ahora se dedica a interpretar a zombies empalmados que se tiran cuescos en pelis independientes con las que la gente acaba saliendo de la sala porque no puede más). Raddcliffe está hasta las cejas: papel que hace, papel que lo comparan con Potter, pero en este caso, sigue haciendo el mismo tipo interpretación, pero nivel ida de olla. Un Harry Potter que se ha pasado inhalando polvos mágicos.  Lo mismo pasó con 'Amigos de más' ('What if'). El actor dice que aprendió un par de trucos y aceptó el papel por
'trabajar con Mark Ruffalo, Michael Caine, Woody Harrelson y Jesse Eisenberg'.
Como dice Harrelson, 'está película es mucho más grande que la primera, y un truco de magia en sí misma'. Y razón tiene, porqué si la primera tuvo un presupuesto estimado de 75.000.000 dólares, en esta segunda parte ha dispuesto de 90.000.000, lo que se conoce en término cinéfilo como un buen pastón. De este pastizal, a datos del 7 de agosto, se han recuperado más de 64 y medio.

‘Yo de ustedes pillaría el chip, y lo vendería en Wallapop’
Jack Wilder (Dave Franco), Daniel Atlas (Jesse Eisenberg), Lula (Lizzy Caplan) y Allen Scott-Frank (Henry Lloyd-Hughes). 
Photo by Jay Maidment © 2016 - Lionsgate
Pese a las buenas intenciones de hacer todo más a lo jumbo, con estruendo y siendo nada disimulados, hay varias cosillas que no cuadran. Como por ejemplo, que en ‘Ahora me ves’, Daniel Atlas (Jesse Eisenberg) tenía el pelo largo y negro. En cambio, en esta segunda parte lo lleva muy corto. Y esto no tiene que ver con que al personaje le haya dado un arrebato por pasar por la peluquería y darse un tijeretazo de los que hacen historia, no. Se ve que Eisenberg participó en ‘Batman v Superman: el amanecer de la justicia’ (2016) y en el final de la peli se afeitó el colondrio porqué su personaje Lex Luthor (alias, el rubiales) entra en prisión. Por cierto, para quién no haya entendido cómo lechugas Dylan (Ruffalo) sale de una caja fuerte mientras cae por un río usando un reloj, añadir que en el reloj pone EPACSE, que es ‘escapar’ a la inversa. Así que el cacharro tenía truco del almendruco.

El apellido de Lula (Caplan) no se menciona en toda la película. Pero nos dan una pista, en una de las escenas finales, en la que se la menciona como Lula May. ¿Qué quiere decir? Pues ni idea. Supongo que es que este personaje les ha caído como agua de mayo porqué sino ya me dirán el porqué de los personajes masculinos principales se conoce el apellido y del femenino no.

Otro punto importante es la trama de ‘el Ojo’ (el ojo de arriba, no el de abajo), la sociedad secreta a la que Los Cuatro Jinetes intentan demostrar su valía. En Londres, que es dónde se desarrolla la escena final, sale el London Eye, esa noria enorme en la que vale un pastón subir. Que tampoco sé si tiene que ver, pero ojo por ojo, les ha venido al pelo.

A lo que voy. Hay varios asuntos que toman al espectador por tonto. Por ejemplo cómo Jack (Dave Franco) puede hipnotizar a una persona en la otra punta de la ciudad si en ese mismo momento estaba haciendo el truco de ‘sigue a la dama’ en otra parte distinta. Parece que se ha desdoblado y ha estado en dos lugares a la vez. Y eso es imposible si no eres Usain Bolt.

Así mismo, también cambia la escena en la que Dylan ve morir a su padre haciendo un truco de magia. En ‘Ahora me ves’ la escena es muy diferente de la que se nos muestra en esta segunda película. Pero si hay algo en que últimamente todas las producciones la cagan es en dar una visión inadecuada de otro país, en este caso, de la hora. Esto se ve claro en la retransmisión de la escena final dónde Sídney y Nueva York se las muestra de noche. Pero canelos míos, en teoría sería por la tarde, que en NY hay cinco horas menos y en Sídney nueve horas más. Si hacen el truco final a las 24horas, en NY serán las 7 de la tarde y en Sídney las 9 de la mañana, pero de noche no, almendrillos. ¡De noche no!

 ‘Si le doy a este botoncito, chavales, os leo hasta la marca de gayumbos’.
(Woody Harrelson, Lizzy Caplan, Jesse Eisenberg, Daniel Radcliffe, y Dave Franco). Photo by Jay Maidment © 2016 - Lionsgate
Incluso en el lenguaje. Walter (Radcliffe) hace servir la palabra ‘desencriptar’ cuándo habla de una tecnología de hardware (un chip chungo, vamos), en vez de utilizar ‘descifrar’ que sería lo correcto. Para un personaje que supuestamente es un magnate de la tecnología, parece no tener ni puñetera idea ni de tecnología.

Las metidas de pata respecto a la continuidad ya son otro tema. Sino que le expliquen a una el porqué de la desaparición de moratones de Dylan en una escena y la súbita aparición de moratones en la siguiente.  Yo también quiero maquillarme así:haciendo ¡chas! y al momento tener el rímel, el lápiz de ojos y el pintamorros todo en uno, sin parecer un panda. O que haya escenas en que los relojes marcan una hora y en la siguiente escena marcan otra. Y se supone que hay profesionales que se dedican solo a comprobar la continuidad de las escenas que se ruedan, a comprobar que todo esté igual que en la escena anterior. Pues no.Toma tomate. La misma cagada de tamaño colosal la han hecho paseando al FBI por todo Londres a sabiendas que en Reino Unido la aplicación de la ley está en manos de la Policía. Si vamos a meter el dedo en el ojo, en Londres actuaría la Metropolitana.

Como curiosidad, muchos actores de la peli han participado en producciones de superhéroes: Freeman y Caine en ‘Batman Begins’ (2005), ‘El caballero oscuro’ (2008) y ‘El caballero oscuro: La leyenda renace’ (2012), Mark Ruffalo en ‘Los vengadores’ (2012), ‘Iron-Man 3’ (2013) y ‘Los Vengadores: la era de Ultrón’ (2015), y Jay Chou en ‘Linterna verde’ (2011). Además del ya mencionado Eisenberg en ‘Batman v. Superman’. Destacar la BSO, ‘Freedom’ interpretada por Pharrell Williams.

Merritt McKinney (Woody Harrelson) tiene un as en la manga y cara de ‘Uy ¿habré apagado el gas?’ 
Photo by Jay Maidment © 2016 - Lionsgate
Puestos en tesitura, esta película se sostiene por el carisma de los personajes y actores que no por el guión en sí que es recargado. Recargado en el sentido de que hace estar al espectador pendiente continuamente, que que hay más luces y ruido que en la primera entrega. Eso y que a servidora le da en la nariz que el guionista tampoco tenía ni idea de como cerrar el asunto, pues hala, festival para todos. Eso sí, da la oportunidad de pasar un par de horas con estos personajes a los que ya se les coge cariño.

Por lo demás, parece haber perdido el filón de la primera, que consistía en dejar a dos velas a los poderosos para entregarlo al pueblo. Pese a que los trucos y los engaños no dejan de estar ahí, el objetivo que mantenía al grupo de magos se ha dispersado y es como si cada uno hubiese decidido tirar a su bola.

Si les encantó la primera, con esta disfrutarás, pues es para los fans de la película original. Si es al contrario y en la predecesora se quedaron sopa, ahórrensela. Eso sí, también es bien acogida para pasar un buen rato entretenido y fresquito en el cine. Y entretener, no es tarea fácil. Aunque también hay que tener en cuenta que es una secuela totalmente innecesaria.

El guión en sí es una travesura en toda regla con un punto de astucia de la que esperas un final apoteósico que se queda en globo deshinchado. Más ruido y efectos especiales y con un guión más enrevesado. Pese a ello, no hay que menospreciar que sus trucos siguen siendo igual de efectivos en lo que respecta a taquilla que ofrece pura diversión y un Mark Ruffalo al que siempre es un gustazo ver. Entretenimiento puro con ritmo trepidante que mantiene al espectador expectante (válgame la redundancia fonética) a ver cómo van a salir del embrollo. Pura magia que hace volver a creer que todo es posible con un buen truco bajo el brazo, incluso el volar en avión sin despegar. Escenas ingeniosas y una buena dosis de acción en vena. La coreografía del robo del chip está muy bien filmada y es la mejor escena en cuanto a virguería. ‘Ahora me ves’ era una peli sin pretensiones, pero en la que nos ocupa, el suspenso se toma a partir del nivel de incredulidad del espectador –in crescendo-, que hace compota con una dosis extra de ruido visual en este gran lío gigante en que el factor sorpresa queda en segundo plano.

Para los fans, no se preocupen. Se confirmó que habría tercera entrega un año antes de que se estrenase la que nos ocupa. ‘Now You See Me 3’ está en pre-producción. Aquí, servidora, no se la va a perder.
 
3/5
★★★★★
Fuentes: IMDB, Filaffinity, https://www.facebook.com/NowYouSeeMeMovie, http://www.nowyouseeme.movie/, http://grandillusion.jp/, Cinerama

Imágenes: rtve.es, vanityfair.com, screenrant.com, www.hollywoodreporter.com, © 2016 - Lionsgate


Reír hasta llorar. Eso es lo que hice durante las dos horas de duración de ‘Bridget Jones’ Baby’. Y es la primera que lo consigue en lo que va de año. Hace una semana, concretamente el jueves pasado, 8 de septiembre, asistí junto con un acompañante al pre estreno del film. Para lo grande que era la sala, éramos cuatro gatos, vamos que no estaba llena.

Esta película es la mejor de las tres que nos ha dado la trilogía Bridget Jones, con diferencia. Aunque Renée Zellweger, cuándo sonríe se le pone una cara rara y está físicamente bastante cambiadilla, su espíritu, el que la actriz le pone al personaje, no ha variado. Es impertérrito y eso se agradece. De hecho, Zellweger estaba impaciente por meterse en la piel de Jones una década después: 
‘Me encanta este personaje, me gusta que ella cuente historias acerca de lo que es ser una mujer y estas situaciones realmente relacionables en ciertos momentos de la vida. Tenemos el derecho a contar una historia de Bridget en esta etapa de su vida.’
 Bridget ya no es esa chica de la treintena que tenía obsesión por bajar kilos, dejar de fumar, encontrar un trabajo y sobretodo, a la que se le había metido entre ceja y ceja el buscar marido. La Jones que se nos muestra en esta película ha pasado página: ha madurado. O la vida la he hecho madurar. Tiene un trabajo que le encanta y está a gusto ¡por fin! con su cuerpo. A parte de sus idas de bola, no queda casi nada del personaje necio, bobo e infeliz que se palpaba en ‘El diario de Bridget Jones’ (2001) y ‘Bridget Jones: Sobreviviré’ (2004). Se podría decir que la vida la ha hecho avanzar por el buen camino.

Añadir que aquí servidora nunca se he sentido identificada con Bridget Jones. Es más, me parecía tonta e ingenua. Pero supongo que para que un personaje sea bueno no es necesario que te identifiques con él.

A Bridget le ha quedado un estampado monísimo. Photo by Giles Keyte - © Universal Pictures

El film empieza en su 43 cumpleaños. Sola. Soplando una vela en un cupcake. Sin vida social, pues todos sus amigos de la primera y segunda película tienen compromisos familiares: pareja, hijos, procesos de adopción…lo que no está tan alejado de la realidad, porqué seamos sinceros, en cuanto pillan pareja o se casan, las personas cambian. Normalmente para mal.

Pero al día siguiente la cosa mejora: su amiga Miranda (Sarah Solemani), presentadora de telenoticias, que está más loca que ella (tiene mérito el asunto), la invita a un fin de semana de festival, en el que a parte de Ed Sheeran -al que confunden con un trabajador de Starbucks- conoce a Jack (Patrick Dempsey) después de caerse de bruces en un fangal, y que además, casualmente, es millonario. Después de una noche atolondrada, Bridget asiste a un bautizo. En teoría, ella y Mark Darcy (Colin Firth) hace 10 años que han cortado peras. E incluso Mark, se volvió a casar.

La cuestión es que entre pitos y flautas, Bridget acaba con otra noche loca (parece esto el juego de la oca y tiro porqué me toca), pero con Mark, su antigua pareja. Después se entera de que los condones que usó tienen 20 años, por lo menos, y sí, han supuesto bien, se queda embarazada. ¿De quién? Pues eso no se sabe. Claro que tampoco es que al espectador le importe. De hecho, mientras se líe parda –que se lía, no se preocupen- da un poco igual.

Pues eso, que Jones deberá escoger entre el manido y serio -más soso que una triste espinaca al sol- Mark Darcy al que le importa más su trabajo que un mono un plátano, y Jack un tipo alegre y detallista con el que tiene más química.

Bridget  (Renée Zellweger), Jack (Patrick Dempsey) y Mark (Colin Firth,)  en el curso de preparación al parto - © Universal Pictures

Ahí hubo división de fans en el cine. Digamos que estaban las Darcyers y las Jackiers, dándolo todo y que cada una tenía su favorito (hija, al pan pan y al vino, vino, si eso te quedas con los dos y se acabó el tino). Quién haya leído el libro debe saber que la película no tiene nada que ver. Aunque probablemente ya se imaginarán la erección. Digoooo, elección. Pues no. No se la pueden imaginar o intuir, porqué para dejarnos con los dientes largos, se grabaron tres finales diferentes para el film con la intención de que ninguno de los miembros del reparto tuviese conocimiento de ello hasta que no se proyectase en cines.

Debo añadir, antes de desarrollar la información, que el personaje vio la luz allá por el año 1995 en una columna del periódico británico ‘The Independent’ escrita por Helen Fielding. Bridget es y será un icono. Primero de todo, porqué es una de las primeras en introducir el género llamado chick-lit. Es decir, literatura que está escrita por mujeres y que va destinada a un público eminentemente femenino. Y segundo porqué esta trilogía, en formato cinéfilo, es la primera dirigida exclusivamente por mujeres. Como sabrán, es complicado que una mujer, en pleno siglo XXI se ponga delante de una cámara teniendo en cuneta el machismo que impregna Hollywood. Es un punto positivo.

La encargada de ponerse al frente del proyecto ha sido Sharon Maguire, que repite como las natillas, por segunda vez. De hecho, ella dirigió ‘El diario de Bridget Jones’ hace 15 años. Helen Fielding, la autora de los libros es la que se ha encargado del guión junto con Dan Mazer y Emma Thompson. Y aunque acostumbrada a la saga, el buen espectador espera encontrar el ‘All by myself’ en los momentos de depresión de la protagonista, la BSO que suena fuerte y con garbo es ‘Still Falling For You’ a la que pone voz  Ellie Goulding, mientras Bridget se dirige a un entierro. Sí, han leído bien.

Momentazo ‘pues yo más’, entre galanes. Photo by Giles Keyte - © Universal Pictures

La ilusión es ir al cine y encontrar a los mismos personajes que ya conoces desde hace 15 años, que sabes que todavía te pueden sorprender y a los que es inevitable no cogerles, después de todo este tiempo, cariño. El que no repite, es Hugh Grant, que rechazó el papel de Daniel Cleaver, el mujeriego de turno. Pese a ello, su marcha no se encuentra a faltar, pues Dempsey hace un papel acérrimo que pone contra las cuerdas a Firth.

Si a esto se le añade que Emma Thompson se mete en el papel de Dra. Rawlings, la ginecóloga, hay poco que pueda salir mal. Pese a los clichés del género, la película es divertidísima y el tráiler no le hace para nada justicia.

Lo que es inevitable es que Darcy me caiga como el culo. En la primera, todavía lo tragaba, porqué era mejor opción que el pendón de Daniel (Hugh Grant, que todavía tiene reservada una sorpresita), en ‘Bridget Jones: Soverviviré’, iba ya con el palo en el culo, y en ‘Bridget Jones’ Baby’ se ha superado. Tan estirado, tan británico (sin tres copas de más, se entiende).

Tampoco faltan los guiños a la profesión periodística, con los que  me descojoné, literalmente: la escena de la entrevista a Jack para comprobar si sus espermas funcionan como es debido. Al igual que también es memorable cuándo se pone de parto y la intentan pasar por la puerta giratoria y la doblan un poquito y…en fin.

La película -¡cómo no!- ha estado salpicada por la polémica. Después de que Zellweger decidiese no aparecer en público hasta su estreno, como consecuencia de la presión social recibida por su cambio físico –insisto en que hay gente, que en vez de meter las narices en la vida de los demás, debería, seriamente, meterlas en un buen libro (lo que me llevó a escribir ‘Mi cuerpo es mío, gracias’ en apoyo a nuestro género y a la actriz)- ha vuelto a pisar presentaciones. La mayoría de los cinéfilos nos alegramos de ello, y más si se tiene en cuenta que las actrices por el solo hecho de ser mujeres, al cumplir los treinta se les exige –en esa industria arcaica y misógina llamada Hollywood- ‘no ser demasiado viejas’ y por lo tanto, mantenerse imperdurablemente jóvenes y perfectas si quieren trabajar.

 A Miranda (Shirley Henderson) y Bridget (Renée Zellweger)  se les va la pinza © Universal Pictures

Otra tontería que asaltó en pos del personaje femenino es que como Zellweger no ha ganado peso para retratar a Bridget Jones, ha ‘traicionado al personaje icónico’ porqué la imagen corporal de Jones se consideraba un atractivo. Pero vamos a ver, animalillos del bosque, ¡que el guión ha sido reescrito! O en palabras finas de la directora
‘A todos nos encantó la idea de que Bridget, finalmente, hubiese alcanzado su peso ideal - en algún lugar entre un tamaño 10-12 de Reino Unido, que es el equivalente a una 38-40 en España - pero todavía no se había resuelto ninguno de sus temas sobre el amor y la soledad.’
Al ser una adaptación del libro ‘Bridget Jones: Loca por él’  (2013), tercera novela, se decidió que Fielding volviese a escribir la historia adaptándola a la película, 21 años después del aniversario de la primera columna en ‘The Independent’. Las fans del libro habrán respirado con el film, porqué se montó grande cuándo la autora, en la versión novelada, decidió cargarse a uno de los personajes más memorables. Por suerte, en esta tenemos a dos buenos actores, mención a parte, galanes de órdago, hasta el punto que Colin Firth dijo en una entrevista que
‘Mark no pensaba que Daniel fuese mejor que él. Este tío, Jack (Dempsey)  parece ser más que un buen chico encantador, y de algún modo, eso le da miedo’. 
Las puertas giratorias y Bridget nunca han sido buenas amigas. Photo by Giles Keyte - © Universal Pictures

El diario manuscrito de Bridget se ha substituido por un iPad, adaptándose a los nuevos y tecnológicos tiempos. Pero este hecho no quita que sea 100% disfrutable y que contenga el más puro espíritu Bridget Jones en cuanto a ridículo, patoso, metidas de pata a cascoporro e infortunios sentimentales y laborales.

En resumen, si les pasa como a servidora, que le tenía cierto retintín al personaje, o no lo soportan ni lo han soportado en las dos películas anteriores, prueben a ver esta tercera y última entrega, que sin duda, les hará reconciliarse con ella.

Es un film para los fans de la buena comedia entrañable y chisposa. Un magnífico y bien aposentado regreso con situaciones un tanto surrealistas e hilarantes dadas a la carcajada –palmadas en modo foca incluidas- con el único objetivo de que el espectador pase un buen rato, cosa que consigue de sobras.

Por cierto, el muerto, no estaba muerto, estaba de parranda.

4/5
★★★
Fuentes: IMDB, Filaffinity, http://www.bridgetjonesbaby.es/

Imágenes: http://www.bridgetjonesbaby.es/, www.villagevoice.com, www.comingsoon.net, popsugar.com



O '¿A ver quién se queda con Bucky?' como título alternativo. Lo de que la película lleve el nombre del Capi es pura burocracia, pura excusa, porqué en la que nos ocupa salen casi todos los Vengadores, aunque faltan Avispa, Thor, Hulk y Capitana Marvel. La trama se desarrolla después que Los Vengadores se cargaran a 11 personas 'sin querer' en una misión para atrapar a Crossbones. La ONU y ciento y pico países les piden que se comprometan a actuar bajo supervisión de las Naciones Unidas. Pero esas muertes 'colaterales' no son las únicas, sino que el equipo vengador también se cargó Sokovia y sus habitantes en ‘Avengers: age of Ultrón’ (crítica aquí), Manhattan en ‘Los Vengadores’  y otras ciudades cuándo les da por actuar por su cuenta. Ahí se crean dos bandos: el del Capi, que dice que y una peineta a eso de firmar, y el de Stark (Iron Man), que se encarga de hacer saber al Capi, que si no quiere firmar, lo va a coger de las orejas y se las va a estirar como perro al sol.

Además la cosa se complica con un malo malísimo más listo que Los Vengadores juntos (tampoco es pedir peras al olmo), que hace que se destrocen entre ellos mientras se hace pasar por Bucky (ex compañero y amigo del Capi, alias Soldado de Invierno). Así que haciendo acopio de inteligencia humana, van ahí, a darle cera al pobre Bucky (al real, digo), excepto el Capi, que decide sacar a su amigo del marrón, de manera seria, tranquila, fina y sibilina. Es decir, pateando culos a destajo y haciendo explotar cosas.

Pero la mangana no acaba ahí porqué más que el bando, 'voy a firmar'/ 'y un espárrago firmo yo eso', se convierte en 'quiero a Bucky' (Iron Man)/ 'y un huevo de pato te entrego yo a mi amigo' (Capitán América). Y ya la tenemos liada.

En el bando Capi se añade Falcon (porqué es amigo de Steve y a los amigos se les apoya), Ant-Man (porqué no sabe qué hacer y de hecho no sabe ni qué hace ahí), a Bruja Escarlata (que nadie sabe que hace en dos películas) y Ojo de Halcón (porqué se aburre de meter hoyos al golf). Y por supuesto a Bucky, que no quiere que le den jarabe de palo y prefiere darlo él.

En el bando Iron-Man, tenemos a Black Panther,(a ese señor lo quiero yo pa' que me corte lonchas de queso Manchego), Visión (que es un extra), Viuda Negra (que corre a dos aguas), Máquina de Guerra (a los amigos también hay que apoyarlos) y cerrando el tinglado, el yogurín de Spidey (que le han prometido pasta en forma de última tecnología Stark).

Se agradece la incorporación de nuevos Vengadores: por un lado, tenemos al adorable vecino, interpretado por Tom Holland, que se ve a kilómetros que el personaje no sólo ha recuperado su esencia original: el humor (que mantiene aunque le estén dando una paliza) y su forma peculiar de moverse. Después de lo que le hicieron al pobre con las otras pelis, es un gustazo volver a verlo tan puesto y tan parecido a los cómics. Yo diría que igualito (soy fan del personaje desde los 12 años, y me lo conozco como si lo hubiese parido). Sale sólo 20 minutos, pero de verdad que el alegrón que a servidora le dio al verlo fue tremendo, sobretodo por haber mantenido la entidad singular. Otro puntazo es incluir a la tía May, como una persona joven, a la que da vida la maravillosa Marisa Tomei (que aunque sale poco más de dos minutos, tenía asistente en el set). No podrían haber elegido mejor actriz para ello, así que una está con las antenitas puestas para la peli del trepa muros en solitario que llevará por título ‘Spider-Man: Homecoming’ (prevista para el 7 de julio de 2017) en la que ha servido de introducción en este film que nos ocupa.


Equipo Capi con cara de concentración. O para inri, con cara de atasco intestinal. Hay que comer más lentejas.  © 2016 - Marvel Studios
De un tiempo a esta parte, otro Vengador, del que ya se ha visto película, pero que se incorpora al grupo de héroes es Ant-Man. Paul Rudd, el actor que le da vida, está hecho para el papel. (¿Cómo puede ser que se conserve tan bien? Paul, envíame tu marca de crema facial, que eso no es normal). Una ya dijo en su día, (pueden leer la crítica aquí) que Ant-Man después de su filme en solitario, es uno de mis favoritos, aunque se parezca sospechosamente a Atom de la legendaria DC Cómics (Marvel plagió a DC en algunos aspectos). Falta eso sí, Avispa, (Evangeline Lilly, alias Tauriel en la trilogía de 'El Hobbit: la desolación de Smaug’ (crítica aquí) y ‘El Hobbit: la batalla de los cinco ejércitos’ (ver crítica aquí)) a la que servidora tiene muchísimas ganas de ver enfundándose el traje, de una de mis heroínas de infancia, porqué los Vengadores no son lo mismo sin ella.

Por último, se incorpora T'Challa/Black Panther (Chadwick Boseman), Rey y político (honrado, qué raro) del país ficticio africano de Wakanda. El personaje más ético y moral del grupo con el que no van a poder evitar sentirse identificados con su forma de pensar. Es formidable y se necesitan más personajes así. Su película en solitario, prevista para el 16 de febrero de 2018, dará que hablar seguro.
 
Civil War es un suceso tras otro de escenas de acción y peleas a cascoporro, con cierto tufillo a thriller y algo de olorcillo a psicología superficial (imposible profundizar en personajes cuándo hay tantos). Los hermanos Russo (Anthony y Joe) han hecho un buen trabajo de dirección devolviéndoles a los héroes la chispa que se les había perdido. Pero eso tampoco hubiese sido posible sin el guión de  Christopher Markus y Stephen McFeely adaptando fílmicamente los cómics originales escritos por Mark Millar, el artistazo Joe Simon y el dibujante Jack Kirby que vieron la luz en 1963.  

Pese a su duración de 2 horas y 27 minutos – la película más larga de Marvel hasta la fecha-, no se hace pesada gracias a su adrenalina constante. El villano, Zemo, interpretado por Daniel Brühl (‘El quinto poder’, crítica aquí) actor medio alemán, medio catalán (permítanme el barrer para casa) queda en segundo plano, y no lo ponen como a un ser sin escrúpulos que destroza por destrozar: tiene su buena razón para querer desmontar a los protagonistas. Esta película está al nivel de la primera se ‘Los Vengadores’ -la de Loki, que hace poco estaba liado con la Swift. Me da en la nariz que la muchacha va a sacar álbum pronto- .

Por cierto, contratar a Elisabeth Olsen como Bruja Escarlata (las hermanas Olsen tienen una de las empresas más rentables y caras del mundo de la moda, y proponen que la mujer vaya tapadita para mantener estatus) es como pedirle a un mango que te baile una lambada. Con lo genial que es en los cómics y la cagada que han hecho con la película. Esto se contrapone a Falcon y Máquina de Guerra que son una pasada de geniales.

Daniel Brühl dijo en una entrevista que el presupuesto para esta película era tan grande que uno podía hacer veinte películas de ella. Nada más y nada menos que un presupuesto estimado de 250.000.000 dólares (una burrada) y con 407.197.282 dólares de ganancias solo en Estados Unidos (son datos correspondientes al 7 de agosto de 2016), la película fue grabada en países como Puerto Rico, Atlanta, concretamente en los Pinewood Studios. Alemania fue país recurrente en cuanto a localizaciones, por ejemplo, en el Leipzig/Halle Airport para dar situación a la escena de lucha entre los dos bandos de Los Vengadores, en  Potsdamer Platz de Mitte, Spree River, Internationales Congress Centrum (ICC), Siegessäule, Messedamm de Berlín como Bucarest en la escena que Bucky escapa en moto también en la capital, e incluso el estudio Babelsberg de Brandemburgo. Y finalmente, Islandia y Brasil.

En otras palabras, el equipo de rodaje se ha hecho un tour turístico de órdago armados con las cámaras del grupo Arri. Destacando principalmente la Arri Alexa 65 (con una lente de 65 mm, lentes y zoom personalizado, en otras palabras, que es una versión ampliada de la Arri Alexa XT, pudiendo capturar una imagen sin comprimirla en alta definición y resolución 6K –que equivale a 19 millones de píxeles por fotograma que no es moco de pavo-. Lo último de lo último, vamos que el 4K está pasado de moda) que fue testada precisamente en la grabación de ‘Capitán América: Winter Soldier’, Arri Alexa XT (acrónimo de Extended Technology, de 120 fps –fotogramas por segundo- y grabación en 3,2K), Arri Alexa IMAX (variedad de cámara  Alexa 65 adaptada para producciones IMAX –imágenes de alta resolución y más peso que en cámaras de grabación convencionales-, y probada por vez primera en la grabación de ‘Capitán América: Civil War’ colaboración de Arri e IMAX con el objetivo de facilitar el visionado en salas IMAX sin proceso de reacondicionamiento), Plus GoPro Hero 4 (4K, HD y 240 fps) y la Black Red Epic Dragon (6K, para atención al detalle, y 100 fps). Con las lentes  Hasselblad Prime 65 Lenses en algunas escenas (lentes especialmente diseñadas para grabar blockbusters hollywoodienses, en colaboración con la empresa Arri, destaca un zoom potente y una óptica de alto rendimiento, básicamente lo que permiten es precisión sobre el foco y que sea más fácil añadir después los efectos especiales al ser más nítida) y las Panavision C, E, y(son lentes de longitudes focales diferentes y lo único que cambia en las series son las aberturas, algunas compactas, pensadas para cámaras portátiles como la serie C, anti-reflejantes y especiales para dentro de estudio como la serie E- Las G destacan por su alto contraste y son comparables a las E en cuanto a calidad, pero con la diferencia que estas son portátiles y esféricas). Hala, para que después digáis que resumo muy por encima el apartado técnico. 


Yogurín, trepa muros y adorable vecino por igual, lo tiene todo, toíto tó. Envuélvanlo, que me lo agencio. © 2016 - Marvel Studios

La película coincide con el 75 aniversario del Capitán América y también el décimo aniversario de la publicación del cómic de Civil War además de el 50 aniversario de Back Panther. Un homenaje en toda regla. 

En realidad, se cuenta, se dice, se rumorea, que T’Challa en el primer borrador del guión tenía poco más que un cameo, puesto que lo que se pretendía era poner especial énfasis en Spider-Man y ya si eso, dejar que Black Panther hiciese ¡Pluf! y apareciese de repente en una película. La cuestión es que las negociaciones para recurrir al adorable vecino se volvieron más pardas y por miedo a quedarse a dos velas y sin personaje el papel de Black Panther se reforzó de tal forma que cuándo por fin cedieron a Spidey, T’Challa se había convertido en una parte tan importante de la trama que dejaron a Parker en un papel más reducido, inicialmente pensado para el otro personaje. Teniendo en cuenta que Black Panther es uno de los primeros superhéroes que no era caucásico, dice mucho del racismo que impregna Hollywood.  Pero hablemos de Wakanda,  del que es rey T'Challa (Black Panther). Las escenas que suceden están filmadas en Argentina, concretamente corresponden a las cataratas de Iguazú. El lenguaje que hablan es una lengua real africana llamada Xhosa.

Hay que tener en cuenta que Tom Holland, el actor que da vida a Spider-Man es el más joven en ponerse en la piel del héroe con solo 19 años. De hecho, Holland comentó que se sentía intimidado cuándo llegó a la prueba de selección. Se ve que allí se encontró a Robert Downey Jr. y éste ni corto ni perezoso le soltó ‘ Oye, recuerdo mi primera prueba como Iron-Man. Yo estaba aterrado. Basta con pensar que es como en una audición. Nada da demasiado miedo y si te equivocas, solo empieza de nuevo. No hay presión’. Así que los finalistas para el papel de Spider-Man hicieron pruebas de cámara por separado con Chris Evans y Downey Jr., con la intención de ver la química que mejor se adaptase entre los actores. Charlie Plummer, era uno de los actores con los que Holland se disputó el papel. Y se lió parda con el arácnido porqué Marvel quería a Plummer pero Sony, que es el que tiene los derechos de distribución de las pelis del trepa muros, quería a Holland. La ventaja de Holland sobre Plummer fue ser escogido por tener un año más y no ser menor de edad, lo que implicaría trabajo infantil.  

Cuesta pensar en Downey Jr. aterrado o muerto de los nervios y éste es el que da el primer huevo de pascua, cuándo en su papel de Stark comenta a Marisa Tomei (tía May) lo atractiva que es, se refiere ni más ni menos a las películas que grabaron en la primera mitad de los 90: ‘Chaplin’ (1992) y ‘Sólo tú’ (1994) en las que aparecían juntos.

Quién haya visto el film recordará la escena en que Steve Rogers detiene un helicóptero con sus manos antes de que despegara, por lo surrealista de la cuestión. Seguro que lo recuerdan pues fue introducido en el primer teaser tráiler. El co-director, Joe Russo dijo que Chris Evans trabajó muy duro en el gimnasio para encarnar físicamente al personaje porque querían poner a prueba el límite de la fuerza física de Steve. Vamos que lo tenían a sol y a sombra creando bíceps cómo quién le da por hacer galletas. Y además añade que:
‘En conjunto, tuvimos Chris luchando contra una grúa, que sostenía un helicóptero para conseguir esta fantástica escena de sus músculos abultados. Se puede sentir la energía y determinación en su intento por detenerlo.’
De hecho, exprimieron tanto a Evans que sufrió una rotura de ligamento en los músculos del brazo durante la filmación de esa escena. El actor dijo de la toma que es
‘un poco como un bíceps porno, porqué de hecho, en el guión pone acercar bíceps. Es un plano en el que intentas parecer heroico, pero esa posición (mantener el helicóptero con una mano y la cornisa con otra) es una posición muy poco natural para detener algo. La usamos porqué tengo que doblar mi bíceps.’

¿Es el Everest? ¡No! ¡Es un bíceps que como suba más, va a acabar nevado! Ahí, a punto de explosionar. © 2016 - Marvel Studios

Pero se ve que el amor por los bíceps y por estar más empotrado que el armario Bergsfjord de Ikea no acaban aquí, no. Un día antes de filmar la escena en la que Iron Man y Bucky se dan pa’l pelo, Sebastian Stan le envió a Robert Downey Jr. un vídeo de sí mismo en el que salía haciendo flexiones de bíceps frente a una cabeza decapitada de Iron-Man con el siguiente mensaje ‘Adelantando el avance de nuestra escena de mañana Robert’. No hay nada cómo la amistad. Aunque el que también disfrutó con la escena fue Tom Hiddleston, que dijo que era la mejor del Universo Marvel y añadió ‘si tu no amas eso, no podemos ser amigos’. Pues vale.
  Lo mismo ocurre con la dinámica entre Stark y Rogers, los actores definieron su relación como un matrimonio:
‘Nos amamos, pero es explosivo. Estás trabajando hacia un mismo objetivo, pero hay enfoques muy diferentes que son borrosos, y eso es lo que la hace grande. De hecho, ninguno de los dos está en el bando equivocado y esto va a hacer que sea aún más difícil que lleguen a un acuerdo.’
En el guión primigenio Iron-Man iba a tener un pequeño cameo en esta película. Pero Downey Jr. pidió más tiempo en pantalla (recordemos que de los actores de este film, es el que más cobra, para colmo) y un sueldo más alto (¡claro que sí, chaval!) hasta el punto que Marvel planeó darle una patada en el culo a Iron-Man y prescindir de él, pero Kevin Feige (productor de ‘Los Vengadores’ y de la trilogía Iron-Man) convenció a Marvel que el actor era esencial para la película.
Ya que estamos yo también quiero eso. Quiero ir a un trabajo y decirle al jefe,
-Oye, Gurmesindo, que no me parece bien lo que cobro. Que esto es para el populacho y yo tengo un nivel. Nada de mileurista, Paco.
-Me llamo Gurmesindo.
-Ya. Y ya de paso, los viajes a las Maldivas y a las Fiji me los pagas tú.
-Iris, estás de coña, supongo.
-No, Paco.
-Gurmesindo.
-Eso.
¿Qué, mola o no mola? Pa’ chulo, chulo, mi pirulo. En fin. Sigo.

Si hay algo que sorprende es que a Falcon se le ha retirado el halcón, su compañero infatigable y leal de los cómics. En substitución, la película añade un dron llamado Ala Roja (Redwing), que no es tan mono como el original pero mientras no maltraten a animales es una solución plausible.

Hablando de personajes que faltan, Hope Van Dyne (alias, Avispa) se le retiró el papel a un cameo. Después decidieron que eso era perjudicial para el personaje y para la propia actriz, que en ese momento, estaba embarazada. De todas formas, Fridge ha confirmado que Evangeline Lilly se pondrá el traje en ‘Hombre hormiga y la Avispa’ (prevista para el 6 de julio de 2018).
Martin Freeman, actor conocido por su papel de John Watson en la serie británica ‘Sherlock’ (su compañero de reparto, Benedict Cumberbatch, será Doctor Strange, además los dos coincidieron también en ‘El Hobbit’)  tiene un papel como Everett Ross, el típico mando gubernamental de Estados Unidos, papel cliché dónde los haya.

 Esta película es el inicio de la Fase Tres del Universo Cinematográfico de Marvel (acrónimo, MCU) y decimotercera en lo que respecta a la factoría. Aunque Chris Evans ya ha confirmado para ‘ Vengadores: La guerra del infinito - 1ª parte’ (2018) y ‘Vengadores: La Guerra del Infinito - 2ª parte’ (2019), no se puede obviar el hecho que que más superhéroes por ahí pululando quiere decir menos tiempo en pantalla para cada uno de ellos y por lo tanto menos profundidad en los sujetos.


Falcon, Ant-Man, Ojo de Halcón, Capitán América, Bruja Escarlata y la cara de póster de Bucky © 2016 - Marvel Studios

Para que se hagan una idea, a parte de todo el tema de musculación, los actores, allá por el 7 de mayo de 2015, fecha de inicio de producción en Atlanta, tuvieron que soportar una temperatura de 32ºC, o sea, la temperatura que hace aquí ahora mismo, mientras servidora escribe estas líneas y fríe un huevo en la terraza, pero enfundados como una morcilla de Burgos. Comodísimo. Y ya que hablamos de vestuario, a Visión me lo han vestido en plan Cary Grant de la época de 1940. Con lo que él ha sido.

Respecto a los efectos visuales, el más destacado es el de crear un Tony Stark joven. Para ello, el equipo de VFX/modelado tuvo en cuenta que
‘Una cosa que sucede a todos nosotros es que la piel de la cara disminuye gradualmente en ciertas áreas, y necesita ser 'levantada' de vuelta a donde estaba en la edad en cuestión. Sin embargo, otros cambios son muy sutiles, tales como el incremento en la forma en que la luz se refleja en el brillo de la piel, una reducción en la aparición de pequeños vasos sanguíneos debajo de la superficie de algunas partes de la cara, o más el flujo de sangre en las mejillas dándoles ese familiar y juvenil "brillo".’
Lo que en cinematografía se conoce técnicamente como ‘horas de trabajo a cascoporro’. Lo mismo pasa con John Slattery, que interpreta al padre de Stark, y el actor es solo 2 años y 7 meses mayor que Downey Jr. En otras palabras, el pobre  hombre debe estar más frustrado que una acelga en remojo.
Pero el que se lleva la palma en todas las películas que hace es Capitán América. Película que saca, morreo que se casaca, no es normal, hombre. Tal como lo leen, ahí el Capi, que va de modosito, ha besado a una mujer diferente (a Bucky todavía no, advierto) en sus tres films: a Peggy Carter en ‘Capitán América: El primer Vengador’ (2011), a Natasha Romanoff en ‘Capitán América: El soldado de invierno’ (2014) y a Sharon Carter (¡qué mal me cae ese personaje sin chicha ni limoná!) en la que nos ocupa. Es un flower power de nivel.

La película tiene lugar entre 1991 y 2016 y marca la séptima aparición de Downey Jr. No deja de se curioso que cada fase de la MCU que se inicie esté protagonizada por ‘Iron-Man’. En 2003, la Fase Uno coincidió con el estreno de su primera película en solitario, la Fase Dos fue el inicio de ‘Iron-Man 3’ (2008) y la Fase Tres con ‘Capitán América: Civil War’.

El que se sí se quedó de pasta de boniato fue Samuel L.Jackson, al que le dijeron que Nick Furia no estaría, porqué se ve que ‘no aporta nada a la historia’. ¡Hala, a tomar por saco otro personaje! Y ya si eso, dejamos a Hulk (Mark Ruffalo) también en la estacada, porqué total, tampoco es importante, ¿eh? Si eso lo trasladamos a ‘Thor: Ragnarok’ (2017) y metemos en Civil War a La Bruja Escarlata y a Visión, que aportan muchísima trama en la película, sobretodo en hacer bulto.

A los que tampoco ha habido manera humana de que pululasen, han sido los X-Men. Los mutantes han hecho las maletas a las Maldivas y que se apañe quién pueda. Y eso que el cómic gira alrededor de ellos. Pero nada, que la Century Fox, que es la que posee los derechos del concepto ‘mutante’ dice que nanai de la China a eso de cederlos. Pues hijos, no haberlos vendido. Que hay que tener dos dedos de frente.

Por suerte tenemos a Bucky. Bucky es el eje de la historia, y lo encontramos escondido en Bucarest. Esto es en si un bonito huevo de pascua porqué el actor que lo interpreta, Sebastian Stan, es rumano-estadunidense y él nació en Constanza, Rumanía. De hecho, en la primera escena –la del mercado-, el espectador le puede escuchar hablar rumano. También es de los personajes que siguen la tradición de ir perdiendo brazos por el camino, basado en rendir homenaje a ‘Star Wars Episodio V: El imperio contraataca’. Otros que también perdieron el miembro (el de arriba, no el de abajo, se entiende)  son Thor en ‘Thor: The Dark World’, Nebulosa en ‘Guardianes de la Galaxia’, Ulises en ‘Avengers: Age of Ultron’, Phil Coulson en ‘Agents of SHIELD’ y Chaqueta Amarilla en ‘Ant-Man’.


Black Panther, Iron-Man, Black Widow, Máquina de Guerra y Visión © 2016 - Marvel Studios

 Si seguimos con tradiciones, en esta se ve como los padres de Tony Stark son asesinados. Lo mismito que en la de ‘Batman VS. Superman’ con Bruce Wayne (Batman). Ambos coinciden en que no tienen poderes, son ricos, inteligentes, usan gadgets en sus trajes y tienen empresas, el uno Industrias Stark y el otro Wayne Corp.

La película se muestra la traición, pero se ve que no querían una trama política (para eso se esperan a venir a España, ya si eso), y acabaron con Tony y Steve dándose de leches como tema personal. Por lo menos, pese a lo diferente que es del cómic, no se han olvidado de él. Esto se puede ver en una de las escenas finales cuándo Iron-Man levanta el escudo del Capi, como homenaje a la portada Civil War parte 7.

Por suerte, tampoco se han olvidado de los fans. A Bucky le encierran en una celda que pone D23. Este número corresponde a el club de fans oficial de Disney. Algo es algo, dice un calvo cuándo encuentra un pelo en el culo. Las referencias a otras películas de la factoría no acaban aquí, claro ejemplo lo demuestra Ant-Man con la frase ‘Soy tu conciencia, no hemos hablado durante un tiempo’, que es una línea de Marlin en ‘Buscando a Nemo’.

 Pero como en todo blockbuster que se precie, hay lo mejor: las metidas de pata. Esto son como la sal a las espinacas o la pimienta a un bocata de camarones. Es lo que mola, vamos. Y hay tan visibles que cualquier persona que sepa un mínimo de primeros auxilios se habrá puesto las manos en la cabeza. Pongamos ejemplo: cuándo T’Challa comprueba si su padre tiene pulso, lo hace con el dedo pulgar. Vamos a ver, corazón de almendro mío, ¡que el pulgar tiene su propio pulso! ¿¡Cómo vas y lo compruebas con ese dedo teniendo otros cuatro!?

Hay otra que me hizo especial gracia. Me refiero a la escena de persecución de coches. Cuándo el Capi perfora el parabrisas, lo deja nivel gruyere y a la escena siguiente está intacto. Yo sabía que los de Carglass trabajaban rápido –eso dice su anuncio-, pero no imaginaba que pudiesen cambiar lunas con tó el coche a 100 km hora, en medio de un tiroteo, y mientras se dan bandazos cuán cangrejo piripi. Eso es ser profesional, sí señor.

Vamos al meollo. En Bucarest, si se fijan, en el fondo se puede ver un edificio que pone ‘farmacia’. Así en español. Nada de rumano ni medias tintas. ¡Toma patada lingüística a la RAE! Esto en realidad, tiene su explicación, porqué se ve que grabaron en Puerto Rico.

Lo que no tiene explicación ninguna es que en los meses de verano muestren Siberia nevada. ¡Qué Siberia en verano es verde, no blanca! Pero lo peor, peor, peor de todo es la escena del helicóptero. Sí, la del bíceps del Capi, que parece que vaya a salir a propulsión. Cuándo Bucky salta dentro del helicóptero, y en nada ya empieza el cacharro a volar. A la mente brillante que se le ha ocurrido eso, que la enmarquen, porqué que yo sepa, un helicóptero tarda un promedio de 2 minutos en arrancar motores, poner turbinas en marcha, y que eso gire a una velocidad adecuada para no irse como el Euribor: pa’ bajo y sin freno. El hecho de que el Capi lo sujete con el bíceps, es físicamente imposible, porqué lo acabaría llevando por los aires igualmente.

Igual que también es físicamente imposible que cuándo Máquina de Guerra cae del cielo, como una piedra, y teniendo en cuenta lo que pesa ese traje, no se hubiese matado en el impacto. Pobre Galileo, con lo que le costó demostrar la teoría de caída libre en los cuerpos encaramado en la Torre de Pisa, y va Disney y la manda a tomar por saco en tres segundos.

Si se quedan hasta el final podrán ver dos escenas post-créditos. La película cierra con los créditos ‘Spider-man volverá’. Esto nos lleva al spin-off de la próxima de nuestro adorable vecino, ‘Spider-Man: Homecoming’ y a ‘Black Panther’, puesto que este film ha servido para introducir ambos personajes.

Nota: para pillar todas lar referencias es necesario ver ‘Iron-Man’, ‘El increíble Hulk’, Iron-Man2’, ‘Thor’, ‘Capitán América: El primer vengador’, ‘Los vengadores’, ‘Iron-Man3’, ‘Thor: Un mundo oscuro’, ‘Capitán América: El soldado de invierno’, ‘Guardianes de la Galaxia’, ‘Los vengadores: era de Ultrón’, ‘Ant-Man’, ‘Agents of SHIELD’ y ‘Agent Carter’.


5/5
★★★★

Fuentes: IMDB, Filaffinity, http://www.captainamericacivilwar.fr/, http://marvel.com/captainamerica, http://arrirentalgroup.com/alexa65/, https://www.arri.com/news/news/alexa-65-technology-to-be-used-by-imax/, http://es.shop.gopro.com/EMEA/cameras/hero4-black/CHDHX-401-EU.html, http://www.red.com/products/epic-dragon, http://www.hasselblad.com/our-world/news/hasselblad-arri-collaboration, http://uk.panavision.com/products/uk/c-series-anamorphic-prime-lenses, http://panavision.com/products/g-series-anamorphic-prime-lenses, http://panavision.com/products/e-series-anamorphic-prime-lenses

Imágenes: www.subdivx.com, www.indiewire.com, io9.gizmodo.com, blogdesuperheroes.es. Todas propiedad de © 2016 - Marvel Studios


Después de 13 años del estreno de ‘Buscando a Nemo’, (2003) que valió a Disney/Pixar Animation Studios la friolera de 41 millones de dólares solo en Estados Unidos (según datos de IMDB a 13 de enero del año de salida) además del Oscar a Mejor Película de Animación, llega la segunda parte, esta vez, centrada  en uno de los personajes más queridos: la alegre y olvidadiza pez cirujano azul Dory.

Antes, se muestra ‘Pipper’ para que el espectador vaya haciendo boca. Pese a sus 6 minutos de duración es un corto delicioso. Alan Barillaro, el director dijo que se le ocurrió la idea observando los corremolinos (también llamados playeros árticos o rojizos), que se alimentan en la orilla, pero que en cuanto viene el agua, huyen. Si tiene usted pájaros posiblemente se fundirá en la butaca de los feels. Sino, me atrevo a decir, que muy probablemente, también. Un corto tan real, que más que animación, parece fotografía.

El film, XVII largometraje de Pixar Animation Studios, empieza un año después de que Dory y Marlin cruzasen el océano en busca de Nemo. Al ver una migración de rayas, despierta el recuerdo de su infancia, y de repente, quiere buscar a su familia. Sabe que la tiene en algún sitio, así que convence a Marlin y a Nemo para que la acompañen. Pero los planes no siempre salen como una los imagina y pronto se verán encerrados en un Instituto de Vida Marina (MLI) de California, un centro de recuperación de especies marinas, con acuario gigante incluido. Allí conocerán a Hank, un pulpo que quiere salir de ahí, a Destiny, un tiburón ballena con mala visión y a Bailey, una beluga que no cree en sí misma.

Andrew Stanton, director de la primera entrega, se ha puesto manos a la obra con ‘Buscando a Dory’, codirigido por Angus MacLane, Stanton dijo que
‘Siempre había tenido muchas ideas sobre la historia de Dory, así que decidimos que había llegado la hora de conocerla. La historia que contamos ahora trata de cómo Dory se encuentra a sí misma, en todos los sentidos. Es sensible y vulnerable y todavía tiene que descubrir su fuerza interior. ’
En otras palabras, el éxito se debe a un personaje femenino que no se basa en el estereotipo. Y eso se lo tenemos que agradecer al guión del propio Stanton (inclusive la historia original),  Victoria Strouse, y a  Bob Peterson y Angus MacLane que pusieron el material adicional para que esto saliese a flote. Incluidos unos cuantos huevos de pascua, además de ser la primera película de animación que incluye una pareja de lesbianas, así como quién no quiere la cosa y en modo cameo.


Dory a punto de encontrarse con sus padres © 2016 Disney /Pixar. All Rights Reserved

En teoría la acción iba a pasar en un parque acuático. Pero el guión se remodeló para incluir un Instituto de Biología Marina, después de que el equipo Pixar viese el impactante y brutal documental ‘Black Fish’ (2013), del que pueden leer la crítica aquí.

Según Elisabet Fonts, animadora y CEO de Applicamos, esta es superior a 'Buscando a Nemo' sobretodo en
Técnica en cuanto a 3D, texturas y paisajes, porqué los principios no han variado. Con una narración que se adapta a las necesidades del espectador y una animación fluida destacando el pulpo (Hank), que es brutal. Tanto el realismo del agua, que es lo complicado, los movimientos, los colores y la luz. Sobretodo la luz (lightering), que es muy buena. Cuando dices que esa animación es tan perfecta que no se puede superar, la superan. Pixar lleva haciendo 3D desde 1995 y son los mejores.
Vuelven a repetir Gurruchaga (Maestro Raya), José Luis Gil (Marlin) y Anabel Alonso (Dory) como dobladores. La que se montó meses antes del estreno fue pequeña: se ve que el doblaje del tráiler lo hizo otra voz semejante en tono a la de Alonso, y los fans clamaron cabezas: Dory es la voz de Anabel y punto pelota. Así que la actriz volvió a poner la voz a la infatigable y simpática protagonista con problemas de memoria a corto plazo. Es innegable el éxito de Dory en la primera película y que hiciesen una segunda, solo cuestión de tiempo.

El film es una crítica y una  llamada de atención a como estamos dejando el planeta. Tiene una gran vertiente ecologista en lo que se refiere a tirar residuos al mar, como mueren cada día animales por culpa de los desperdicios de plástico y petróleo que lanzan los humanos. Como si el agua se lo fuese a tragar y toda esa porquería, a desaparecer. Hoy sin ir más lejos, al escribir estas líneas servidora vuelve de zambullirme en el mar. Por debajo había desde bolsas enormes de plástico, tampones, botellas y otras inmundicias. Ya no digo los zurullos humanos que a veces flotan, porqué eso es orgánico. Es asqueroso y no cuesta nada evitar el sufrimiento a los demás seres vivos, y si uno no encuentra una papelera, pues se guarda su roña en el bolsillo y cuándo vea una, la tira ahí. Un poquito de por favor. Que hay que ser un pedazo de guarro –y esto nada tiene que ver con los cerdos, que pobrecicos míos, son la mar de limpios-.

Pero a lo que voy. A parte de la corriente ecologista, también hay una fuerte trama antiespecista: los peces sienten (para quién no lo sepa, que haberlos haylos) el mismo dolor que los mamíferos y se refleja en el metraje. Si a eso se le añade que es la peli más feminista de Pixar (no se me ocurre película en que la igualdad de género sea tan latente), no es de extrañar que simplemente se pueda hacer una cosa con ella: enmarcarla.



Marlin y Nemo utilizan de GPS a dos leones marinos (el rechoncho es Idris Elba) © 2016 Disney /Pixar. All Rights Reserved

 Otro tanto que deja claro, es que los animales deben vivir en libertad, todo lo contrario a esa cárcel llamada zoo. Esto lo resume eficazmente la brutal escena del camión cayendo desde un acantilado. Aquí vamos a hacer presión para que se cierre (de momento) el delfinario de Barcelona y que los cetáceos cautivos y esclavizados que mantienen ahí, como si fuesen de su propiedad, puedan volver a vivir de dónde fueron arrebatados: el mar.

Los leones marinos son amor y ha sido un puntazo el incluir a un tiburón ballena (Destiny) y una beluga (que tomen nota los del Oceanográfico de Valencia: las belugas que tenéis encerradas no son algo, sino alguien. Todos los humanos que pagan para ver animales confinados deberían tener gonorrea).

El film es un homenaje a la amistad, sino que también un pedestal para todos los tipos de familia, que hay vida más allá de la típica de mami, papi y un par de retoños felices. Una hermosura  que ha dejado a servidora ojiplática y enamorada perdida. Hank es amor. No salgan hasta el final, porqué hay escenas post-créditos y por fin el espectador podrá saber que pasó con los pececillos fugados de ‘Buscando a Nemo’.

Pero el guión no se para aquí y desarrolla temas como la discapacidad y el amor propio. En ‘Buscando a Dory’ no hay antagonista, sino que se podría considerar como tal la autoestima. ¿Sabremos educar a nuestros hijos para que se desarrollen en un mundo cruel y feroz? ¿Y si nacen diferentes? Dory y Nemo son el ejemplo de ‘seguir nadando’ pese a su físico (Nemo tiene una aleta más corta de lo normal) o su capacidad psíquica (Dory, y sus pérdidas de memoria a corto plazo).
Por ponerle un pero, no a la película, sino a la estupidez humana en general: los científicos tienen miedo de que la población de peces cirujano (Dory) caiga en picado, porqué los padres quieren regalarles a sus niñitos mimados y consentidos un ser vivo. Hagan el favor y cómprenle un peluche y no alguien que siente y padece. Hipócritas.

Otra cosilla de nada a tener en cuenta es que los tiburones ballena comen plancton no pescado –como se ve- porqué son filtradores. Además hablando del tiburón ballena, se afirma en la película que ella es una ballena, cuando los tiburones ballena son en realidad peces, el pez más grande del mar, pero pez al fin y al cabo. Esto se puede ver en la forma de sus aletas y en la de la cola, además de que carece de espiráculo, característica inequívoca de que no es un mamífero. Y ya que estamos, y por meter el dedo en la yaga, la Beluga y el tiburón ballena tienen los acuarios contiguos y conectados, compartiendo la misma agua. Esto en la realidad sería imposible porqué las belugas habitan en aguas árticas y los tiburones ballena en aguas tropicales, más cálidas. Ni con una rebequita, sobreviviría el pobre tiburón.


Hank sobornando a Dory © 2016 Disney /Pixar. All Rights Reserved

Hablando de peces, los peces de agua salada no pueden sobrevivir en agua dulce: sus células no están preparadas para ello. O en otras palabras, véase el proceso de ósmosis. Esto es que los peces de agua salada permiten que entre más agua en su cuerpo con el objetivo de eliminar la sal (tienen más sal en sus células, así evitan la deshidratación), además que el agua dulce contiene demasiados fosfatos. Si bien es cierto que el tiburón toro se ha visto nadando Misisipi o Amazonas arriba, es porqué esta especie puede retener agua salada gracias a una glándula que tienen en el riñón, que le permite expulsar el agua dulce. Por eso no se entiende que cuándo Dory y Marlin caen en agua dulce, sus células no exploten. Y cuándo caen dentro del agua de la fregona, es ya digno de reportaje de Cuarto Milenio. Lo mismo pasa con los peces del acuario de ‘Buscando a Nemo’ que van en bolsas de plástico y se supone que están ahí metidos ¡durante un año!

Respecto a Hank, el pulpo, necesita agua para respirar, pero en la película lo han retratado más tipo anfibio que pulpo en lo que a comportamiento aeróbico se refiere. Si se fijan, Hank tiene 7 tentáculos. Esto se debe a que los animadores se dieron cuenta que no podían adaptarse al movimiento de 8, así que se reescribió la historia para que uno de sus miembros estuviese amputado. Tampoco se entiende cuándo Dory les pregunta a unos peces muertos eso de ‘¿Cómo lo hacéis para estar tanto tiempo sin parpadear?’ Los peces no parpadean, básicamente porqué no tienen párpados.

Existen varias referencias a otras películas, como la que vive Dory por las tuberías del Instituto de Vida Marina, cuándo Bailey localiza que un gran pez viene a por ella, es igualita que una escena de ‘Alien: el octavo pasajero’. Y no hace falta decir que las cejas del tercer león marino, llamado Gerald son igualitas al del personaje de los Simpson, incluso comparten nombre. Pero tiene más sentido que el nombre de Gerald sea una referencia a ‘Buscando a Nemo’, pues el pelícano que casi se traga a Marlin y Dory se llamaba así.

La primera vez que fue anunciada ‘Buscando a Dory’ fue por Ellen DeGeneres, que es la voz del pez en la versión original, mientras hacía su programa de entrevistas. Sin DeGeneres la película no sería un canto a la aceptación. Recordemos que ella lucha activamente por los derechos LGTB y que su carrera casi naufraga cuándo decidió compartir abiertamente su homosexualidad.
En teoría se había programado lanzar en cines el 25 de noviembre de 2015, pero ‘El viaje de Arlo’ (ver crítica aquí) la retrasó. Esta es la tercera película que dobla Idris Elba, ya lo hizo anteriormente con ‘Zootrópolis’ (ver crítica aquí) y ‘El libro de la selva’ (ver crítica aquí).


Hank se despide de Dory © 2016 Disney /Pixar. All Rights Reserved

Sigourney Weaver tiene también su papel poniendo voz al intercomunicador del Instituto de Vida Marina. Es la segunda vez que la actriz pone voz a un personaje Disney/Pixar, la primera fue en WALL· E (2008), que casualmente también dirigió Andrew Stanton quién tampoco ha querido pasar la oportunidad de prestar cuerda vocal a la almeja gigante. Cuándo Nemo y Marlin le piden a la almeja que ‘¿cómo está?’ ésta les responde con un ‘estoy feliz’. En inglés, existe la frase coloquial ‘Happy as a clam’, que en la traducción literal sería ‘feliz como una almeja’, o lo que es sinónimo de ‘feliz como una perdiz’ en castellano. Hay cameos de personajes de otras películas de Pixar, como los niños de la guardería de ‘Toy Story 3’ (2010) algunos adultos de ‘Del revés’ (2015, ver crítica aquí) e incluso el niño y la madre de la sala de espera de ‘Buscando a Nemo’ y también repiten las tortugas Crush y Squirt.

Cabe tener en cuenta que esta es la tercera película de Pixar en la que un personaje secundario se convierte en principal. Esto no es nuevo, pasó en ‘Monstruos University’ (2013, predecesora: ‘Monstruos S. A.’ (2001)) en la que Mike le quita el papel protagonista a Sulley y en ‘Cars 2’ (2011, predecesora: ‘Cars’ (2006)) en la que Mater quita el papel protagonista a Rayo McQueen.
Así que parece viable que un personaje como Dory, que tiene más de 25 millones de likes en Facebook (más que cualquier personaje de Disney/Pixar, de hecho), tenga una película con una recaudación nada desdeñable de 475.413.000 dólares (según datos recogidos a 11 de agosto). Y es a partir de la semana del 17 de julio cuando ‘Buscando a Dory’ desplazó a ‘Shrek 2’ (2004) y se convirtió en la película de animación más taquillera en Estados Unidos.

Como curiosidad, si se fijan en los leones marinos de la roca, en sus colas hay una etiqueta que pone A1 y 13. A113 es un código que aparece en todas las películas de Pixar y es una referencia a la clase del Instituto de Artes de California dónde muchos de los animadores de Pixar aprendieron a dar vida a los personajes, como el propio Stanton, el director de la que nos ocupa, Brad Bird (que ya está on fire con ‘Los Increíbles 2’), Pete Docter (‘Up’) o John Lasseter (‘Toy Story’), por citar solo a algunos. Incluso durante la persecución con el camión en el que Dory y Hank conducen, se puede ver claramente como pasan por 3 salidas de la autopista: Powell St, Ashby Ave y Gillman St, que corresponden a las salidas de la carretera interestatal 80 de Emeryville, California, donde se encuentra Pixar.

¿Y han pillado la referencia a Julio Verne? Si han visto la película, al inicio Marlin y Nemo escapan por los pelos de un calamar gigante que emite luz para atraer a las presas. Nemo, Capitán Nemo, es de hecho el nombre del héroe de ‘Veinte mil leguas de viaje submarino’ (1869), la novela de ciencia ficción y fantasía de Verne y también de ‘La isla misteriosa’ (1874). Pues bien, en el primer libro citado, Nemo escapa de un calamar gigante en el Mar Caribe, lo que hace que la batalla contra el calamar en ‘Buscando a Dory’ sea un claro guiño al maestro de la ciencia ficción.

En la banda sonora original se encuentra como tema principal ‘Unforgettable’ (Inolvidable, 1851) original de Nat King Cole escrita por Irving Gordon. Posteriormente, la hija de Cole, Natalie Cole, la versionó como dueto póstumo y con ello ganó tres Grammy. En la que nos ocupa es la maravillosa Sia (cantante que empezó haciendo coros para otros) quién pone los pelos de punta con su voz. ‘Beyond the sea’ ya apareció en los créditos de ‘Buscando a Nemo’. ‘What a wonderfull world’ de Louis Amstrong pone el broche final a una música escogida con gusto.

La última línea de los créditos dice ‘This film is dedicated to all our families - of every kind. You keep us swimming’ (‘Esta película está dedicada a todas nuestras familias- de todo tipo. Vosotros nos mantenéis nadando’).

No hace falta añadir nada más.




 
5/5
★★★★
Fuentes: IMDB, Filaffinity, https://www.facebook.com/PixarFindingDory/, http://films.disney.fr/le-monde-de-dory, http://www.fishbase.se/summary/Carcharhinus-leucas.html
Imágenes: movies.disney.com, www.theverge.com, cinescopia.com  © 2016 Disney /Pixar. All Rights Reserved.


Esta es la película que pone punto y final a la trilogía de los X-Men jóvenes. El director, Brian Singer respeta la historia original y prosigue la trama de los mutantes de forma más o menos fidedigna. Aunque la primera de esta saga, es la que está mejor, para servidora la que nos ocupa se pierde demasiado en otros personajes.

Con guión de Singer, Simon Kinberg, Michael Dougherty y Dan Harris la película cuenta como un malo malísimo llamado Apocalipsis se quiere hacer con la Tierra. Vamos, nada del otro mundo. Los mutantes deberán unirse contra Apocalipsis, que más que un mutante parece un dios, porqué el bicho va ahí,  acumulado poderes de otros a cascoporro y claro, después se le indigestan y se tiene que tomar una manzanilla y medio kilo de sales Eno y eso no puede ser bueno porqué es posible que después se vaya por la patilla. Oscar Isaac, da vida a este animalillo del bosque con mala leche, actor al que el espectador pudo ver como piloto rebelde en ‘Star Wars, el despertar de la fuerza’ (crítica aquí). 2 horas y 24 minutos de acción superheroica. Y como las pelis de superhéroes no dan para más, voy al turrón.

En un principio el film se iba a llamar ‘Era de Apocalipsis’, porqué es el título del cómic en el que se basa. Pero oigan, pensaron, ‘Era’ no mola, los espectadores deben estar hartos de ‘eras’: ‘Era de los dinosaurios’, ‘Era de la extinción’ (2014), ‘Era de Ultrón’ (2015), ‘Erasmo de Rotterdam’…Pero vamos, que al final le cambiaron el nombre porqué ‘Apocalipsis’ les sonaba más siniestro. Y claro, al pollo ya le dicen que es siniestro de buenas a primeras, y no se da cuenta que le han metido un tongo. Sino vean, vean: A  poca lipsis (en medicina, sufijo que quiere decir 'fuera', traducido, 'un poco fuera'), la evidencia lingüística y dice que le van a dar pa' el pelo, y no finamente.

Decir que en los cómics se lió parda, es quedarse corto, porqué la Era Apocalipsis afectó al Universo Marvel. En otras palabras, se cargaron a Peter Parker (¿en serio, en qué estabais pensando para cargaros al adorable vecino?), Ojo de Halcón, Thor (por este no siento pena alguna, que fijo se pasa a hacer anuncios de L'Oreal), Carol Danvers (snif, snif Miss Marvel nooooo), Victor Von Doom (ídem que Thor), Susan Storm (Mujer Invisible), Ben Grimm (La Cosa), etc. Vamos, que se quedaron a gusto. Pero antes de que monten un motín y vayan a decirle, con el cariño correspondiente, lo que piensan a los guionistas que crearon el cómic, les debo decir que esto pasa en una realidad alternativa conocida como Tierra-295 y que la película se ha pasado por el forro la historia original. Así, que reine la calma.


Mercurio/Quicksilver (Evan Peters) haciendo un Barry Allen © 2015 20th Century Fox

En la producción se añaden nuevos mutantes, como Cíclope, Jean Grey (Sophie Turner, me gusta especialmente porque no había visto ningún trabajo suyo hasta la fecha), Mercurio (Evan Peters, alias Quicksilver), que se sigue llevando la palma en cuanto a calidad del personaje: es un roba planos profesional y siempre que sale a escena, el espectador tiene a buen seguro unas cuantas risas. También porqué la escena en es una maravilla técnica: el plano de la Mansión dura tres minutos, pero se tardaron nada más y nada menos que tres meses en rodarla. De hecho, Peters es el actor que más tiempo pasó en el set. Respecto a la técnica, la escena fue rodada con varias cámaras Phantom 3-D, que trabajan a cerca de 90 mph, y disparan 3.100 fotogramas por segundo. Unas bestias de potencia, vamos.

El film se grabó en Montréal, Greenfield Park y Oka, los tres situados en Québec, Canadá mediante las cámaras Phantom Flex, Leica Summilux-C, Red Epic y con las lentes Zeiss Master 8si les pica la curiosidad, pueden consultar par aué sirve cada una en el buscador del blog). No es de extrañar que tirasen la casa por la ventana con un presupuesto estimado de 178.000.000 dólares (a 3 de junio recuperados en taquilla) yo también me iría a vivir a las quimbambas con ese pastizal.
Singer dice que el malo malísimo, Apocalipsis es una mezcla de diferentes sonidos
Es que lleva las almas de muchas vidas y muchos personajes Ha contenido dentro de él muchas voces, todas tomadas de diferentes gamas y tonos.
Para obtener esa voz tan rara, el equipo de sonido utilizó tres micros (uno bajo, uno de bombo –esos que son redonditos- y un Sennheiser, por eso de hacer publicidad gratuita) para que Isaac grabase su parte de guión y que posteriormente, la mezcla quedase ‘de otro mundo’.


Apocalipsis (Oscar Isaac) nivel 'se me ha ido la olla a base de bien' © 2015 20th Century Fox

Si tengo que ponerle un pero a este filme es que se centra demasiado en Mística. Pero no en la mística en forma de mutante (azul, con escamas y pelirroja), sino la mística humana con el cuerpo de Raven, que da vida la actriz Jennifer Lawrence. En este sentido, la película se debía dándole mayor protagonismo del que debería tener. Lo entendería si su versión mutante fuese la que proliferase en la mayoría de escenas, pero el fallo está precisamente en que se aborda su versión humana (y no su ‘mutant and proud’ de la primera película) lo que humildemente hace pensar al espectador que Lawrence a parte de vender, tiene una maravillosa campaña de marqueting detrás.


Aunque aquí servidora hubiese propuesto algo distinto, ya que Patrick Stewart (Charles Xavier, en las primeras de X-Men) le dijo medio en broma a Singer que estaría dispuesto a interpretar a Mística con un
Estoy muy dispuesto a estar desnudo, pintado de azul, y el mundo está preparado para ello también.
Pues oigan, yo voto. ¿Dónde hay que firmar?

En esta peli también vemos a una más que convincente Tormenta (Alexandra Shipp se afeitó la cabeza para lucir un peinado mohicano) y a Psyckelocke (alias, Mariposa Mental/ Betsy Braddock, interpretada por Olivia Munn). Esta es la primera aparición de Mariposa a lo grande, aunque ya se había dejado ver en ‘X-Men: la decisión final’ (2006). Y por supuesto, vuelve a repetir Moira MacTaggert (Rose Byrne), que se nos suelta que tiene un hijo y aunque no tenga protagonismo, el crío en cuestión es Kevin MacTaggert, alias Proteus –mal rollete, que es otro al que se le va la bola-. A Ángel (Ben Hardy) no se le veían las plumas desde ‘X-Men: la decisión final’, en aquella lo interpretó el actor Ben Foster. Lo que hace pensar que parece que haber una cierta tendencia a que los actores de Ángel tengan el mismo nombre.


Psylocke/ Marip
osa Mental (Olivia Munn) mostrando su pechonalidad © 2015 20th Century Fox

A parte, hay un homenaje a Patrick Stewart, el actor que interpretó a Charles Xavier en las primeras pelis de X-Men (esas en las que el título se podría haber cambiado por 'Lobezno' y no se habría notado la diferencia) cuándo James McAvoy, el actor que hace la versión joven de Xavier, se afeita la cabeza en directo por Skype con Stwart delante . ¡Con el pelazo que tenía! Supongo que fue un acuerdo del plan:
-Mira James, tu te afeitas el cabolo y yo te cedo la silla de ruedas que usé en el año 2000 con la primera de ‘X-Men’ para que te pasees por el tráiler.
-¡Hecho! ¡Dame la podadora!
¿Y la ilu qué? ¿Eso no se lo quitan a McAvoy, eh?

Esta es la primera vez que los hermanos Summers, Scott Summers (Cíclope) y Alex Summers (Havok), aparecen juntos en una película de Marvel. En los cómics, había otro hermano, Gabriel Summers (Vulcan), pero no ha salido en ninguna producción porqué decidieron que dos, vale, pero que tres son multitud. Por otra parte, Havok en la peli es el hermano mayor de Cíclope, cuando en los cómics es al revés.

En fin, la amistad entre Charles y Erik (Magneto, al que da vida Michael Fassbender, que tiene en ello el próximo estreno de Assasins Creed, y que se le ve saltando en el tráiler desde la Giralda, cuando en esa época faltaban 5 años para su construcción), pasa así como por encima. Tan por encima que algunas líneas de dialogo son muy similares a las de ‘X-Men’ cuando se encuentran en la prisión de plástico.

El guionista, Kinberg, dice que es la culminación de la relación entre el Xavier y Lensherr
X-men: Primera generación’ se centraba en las facultades de Erik, la historia del origen del poder de un hombre. ‘X-Men: Días del Futuro Pasado’ iba sobre el empoderamiento de Charles, un tipo que es un desastre, pero autor intelectual de un evento masivo. En cambio, en esta película ambos tienen su mejor momento y finalmente, ¡ambos se unen!
Esta película es más oscura que las anteriores, y abunda en la psicología de los personajes respecto a sus antecesoras.

Lo que puede poner los pelos de punta al espectador es el hecho que en la escena post-créditos, después de una desagradable escena violenta de Lobezno y totalmente innecesaria, aparezca un señor que coge un frasco que pone Arma X, y en la cartera del individuo se ve Essex Corp., es decir, que es una referencia a Nathaniel Essex, alias Mr. Siniestro. Un pirado de tomo y lomo, vamos. Por otra parte esto hace sospechar a servidora, que pronto veremos a X-23, la versión femenina de Lobezno, que se ve, se rumorea y se comenta, que Singer está trabajando en alguna cosilla para integrarlo en las próximas de Marvel.


Jean Grey/ Fénix (Sophie Turner) y Scott Summers/ Cíclope (Tye Sheridan) © 2015 20th Century Fox

Otra que da en la nariz es que la aparición de Psylocke en esta película puede dar lugar a la implantación de toda la serie (empezarán por el tercer equipo) X-Force , que actualmente está en proceso de pre-producción, lo que a la vez, daría filón para que Deadpool, Tormenta y Lobezno se uniesen. Faltaría eso sí, la introducción de Fantomex, Arcángel (que o lo resucitan o adiós muy buenas), Deathlock, Puck, Espiral y Cluster para tener el equipo completo. De todas formas, Hugh Jackman anunció que la última película que haría como Lobezno será la prevista en 2017, después se retiraría.

Por poner unos ‘peros’, si la película tiene lugar por los voltios de enero de 1983 (teniendo en cuenta que es el deceavo aniversario de los acontecimientos, ‘Los acuerdos de Paz’ de la película anterior) ¿Qué lechugas hace un grupo de mutantes yendo a ver ‘El retorno del Jedi, si no se estrenó hasta mayo de ese año? y también ¿Porqué Ángel en la escena de piripi está escuchando ‘Los cuatro jinetes’ de Metallica si el single no salió hasta julio? Y otra cosilla que me tiene en ascuas, en El Cairo, en esa fecha dudo que hubiese una gran cantidad de televisión por satélite. No hace falta ser un friki de la historia para saberlo. Por otro lado, Quicksilver lleva una camisa de Atari que salió a la venta a finales de 1990. Y Magneto debió haber hecho miguillas el avión de los superhéroes porqué está hecho de metal, pero no. Eso se le llama hacer un Ferrán Adriá.

En lo que respecta al poderío de los países en aquella época de los 80, excluir a Francia e incluir a la India (entró en los 90) en cuanto a la tenencia de armas nucleares es un error tan garrafal de guión que se podría haber resuelto con una búsqueda rápida en Wikipedia. Lo mismo que con el Gran Buda de Hong Kong. ¡Se empezó a construir en los 90!  Pero a ellos les da igual:
¿Qué la construcción está ahí? ¿Qué es potita y queda boniquilla en la película? Pues la dejamos, que total, diez años pa’ arriba y diez pa’ bajo nadie lo va a notar. Si fijo que eso está ahí de cuándo Dior perdió la chancleta, Paco..
Otra cosilla, ya por meter el dedo en el ojo ajeno. En esta peli se activan con una facilidad los misiles que da miedo, con cameo de Stan Lee en medio. Yo ya lo veo:
-Paaaaco, que tenemos otro problemilla de guión.
-Que no, Gumersindo, que no. Que aquí ponemos que los actores le den al play, y ya si eso, los misiles salen disparados como si hubiesen tomado Dulcolaxo.
Imagínense, están de repente amodorrados en el váter y les sale de la taza un pepinazo en forma de misil nuclear de no se meneen. Hombre, eso no queda serio. Que esas cosas hay que tratarlas con cariño. Al tazón del váter, a las hemorroides y a los misiles, digo. Que los trabucos militares se ponen en marcha después de obtener un código de los de arriba, del capitán y de algún mando más. Que no puede ser que los miembros de la tripulación tengan la llave de accionamiento al lado.
-Uy, no. Se ve que estas no son las llaves de casa, Paco.
-Venga, a tomar viento el continente.
Un apunte sobre Jean Grey: está siempre ahí, pero nunca hace nada, y se supone que es la más poderosa. En fin…

Nota: El seguimiento de las pelis de X-Men es el siguiente: ‘X-Men’ (2000), ‘X-Men 2’ (2003), ‘X-Men: la decisión final’ (2006), ‘X-Men Orígenes: Lobezno’ (2009), ‘X-Men: Primera generación’ (Ver crítica aquí, 2011), ‘Lobezno Inmortal’ (2013), ‘X-Men: Dás del futuro pasado’ (Ver crítica aquí, 2014). Seguido de: ‘Untitled Wolverine Sequel’ (2017) y ‘X-Force’.


4/5
★★★★
Ver tráiler
Fuentes: IMDB, http://www.foxmovies.com/movies/x-men-apocalypse, http://stargatemagazine.com/X-Men-Apocalypse/

Imágenes: http://www.followingthenerd.com/movies/check-out-the-x-men-apocalypse-launch-poster/#sthash.gd2xaCNb.dpbs, http://www.foxmovies.com/movies/x-men-apocalypse © 2015 20th Century Fox