Las mejores series de anime

By | 10:45 12 comments

 

En mi opinión, claro está. Que para gustos colores. Porqué ¿quién no se ha criado con alguna de éstas? Mazinger Z, me queda muy lejos de mi quinta. Como este blog se tratan básicamente críticas de películas (y libros) qué mejor que un repaso por lo que han sido las series anime que me han marcado. ¿Preparados? El frikismo –muy friki- empieza en 3…2…

Yu Yu Hakusho

2541043-yuyu12

De iza a dcha: Yusuke (el gamberro), Kuwabara (el otro gamberro), Hiei (el de la mala leche) y Kurama (el planificador, también con mala leche)

 

Tenía que estar en el puesto número uno sí o sí. La que llaman heredera de Dragon Ball, y de la que me ha visto por lo menos cinco veces sus 118 capítulos, como poco. Toda la culpa se la echáis a Carles Di Blasi y a Óscar Muñoz, los dobladores al catalán de los personajes de Hiei y Kurama (alias Shuichi Minamino), respectivamente, que hacen que te enamores, si no de los personajes de su tono vocal. Del doblaje en español mejor ni hablar, igual que en el japonés, la voz de un personaje masculino la hace una chica y queda eso como una patata en acetona. Si tenéis que escoger mucho mejor en inglés. Y sí, también me la he visto en modo anglosajón.

 

La historia cuenta como Yusuke Urameshi, adolescente gamberro del tres al cuarto, es atropellado por intentar salvar a un niño. Mientras su alma vaga por el otro mundo, Botan, la mensajera, le transmite que su ‘fallecimiento’ no estaba previsto, y por lo tanto no puede ir a ninguno de los dos mundos (ni al cielo ni al infierno). Ella le presenta a Koenma, el príncipe del mundo espiritual que le encomienda una serie de pruebas, que supera. Una vez recuperado su cuerpo, deberá trabajar como detective espiritual. En su aventura se le unirá un compañero de escuela, que tiene un especial amor por los gatos, Kuwabara, un espíritu de fuego con mala leche y parco en palabras, llamado Hiei y un yokai plateado (zorro) en un cuerpo humano, de nombre Kurama. Los cuatro deberán enfrentarse a nuevos retos en cada capítulo, teniendo como eje central los combates cuerpo a cuerpo y los poderes sobrenaturales, que cada uno posee (Yusuke, el disparo de energía, Kuwabara la espada, también de energía, Hiei la katana y el fuego negro y Kurama las plantas). La serie fue emitida en el año 1992, cada capítulo dura aproximadamente 23 minutos y se han hecho también dos películas (OVA).

 

Por cierto, que los nombres de Kurama y Hiei, provienen de montañas reales en Japón y ambos están situados en Kyoto. Y el nombre de Botan, es un juego de palabras, que hace referencia a la longitud de las mangas del kimono, botan de hecho, significa puño de ropa o manga. El nombre de Kuwabara es una combinación de dos de los jugadores de béisbol favoritos de Yoshihiro Togashi. Por lo que respecta al gamberro del protagonista, Yusuke significa "ayuda fantasma" y su apellido Urameshi es una palabra que se dice a los espíritus de los muertos. Añadir que el padre biológico se Yusuke sólo sale en el manga, y he de decir que no me cae precisamente en gracia y que por lo que a servidora se refiere, lo podrían haber dejado enterrado.

 

En lo que respecta a la BSO, temas como Unbalance na Kiss wo Shite, de Hiro Takahashi, Taiyo ga Mata Kagayaku Toki del mismo autor, que a mi personalmente, me parece la más bonita de la serie, porqué es más bien como un poema y dice lo siguiente (para quién no haya abierto el enlace, que ya os vale, ya):

 

Cuando recibas mi carta...
Guárdala lejos,
Sin romper el sello,
y cuando el tiempo pase...


 

Supongo que tu ya sabrás,
Lo que yo siento ahora,
Por favor, ese es...
Mi primer y ultimo deseo


 

Sin fuerza...
Mas bien con suavidad...
De manera seria y absurda
Nos abrazamos (…)*

*Traducido del japonés

 

Incluir también en esa espectacular banda sonora a Daydream Generation de Matsuko Mawatari.

 

Hay cierta controversia para ver cuál de los cuatro protagonistas tiene el grupo más grande de fans. Yo tengo clarísimo a quién llevarme bajo el brazo. ¿Lo adivináis? ¿No?

Gravitation

Gravitation-wallpaper

Shuichi Shindo (el del micro) y Eiri Yuki (el rubiales)

 

Qué os voy a contar de esta serie que no sepáis ya. Pese a que la calidad del anime deja que desear, en ocasiones, la serie no tiene pérdida alguna. Leí los cómics en la E.S.O. y recuerdo ser de las pocas –por no decir la única de mi promoción- que ya por aquel entonces le interesaba el mundo LGTB. De hecho, el manga es toda una introducción muy suave al mundillo. Aunque el manga y el anime que se hicieron a posteriori poco tienen que ver –cortan la serie en el manga 6, lo que se traduce en una gran calabaza para el fan- y algunas de las escenas ‘violentas’ fueron suprimidas o modificadas para adaptarlas al público del Japón del año 2000. El anime tiene 13 capítulos de duración y hay algo que lo hace completamente distinto al manga: su música.

 

La historia explica como Shuichi Shindo, un jovencillo de 18 años, le dan una oportunidad de cumplir su sueño de convertirse en estrella musical, junto con su mejor amigo Hiro. Todo esto sucede después de que Shindo se tropezase, literalmente, con un tipo rubio con mala hostia que resulta ser Eiri Yuki, un famoso escritor de novelas románticas, del que cae completamente enamorado como un percebe. Y digámoslo claramente: la relación entre ambos es de todo menos sana y equilibrada. Un tipo de relación tóxica. En esa trama, una discográfica llamada NG contrata al protagonista y a su amigo para formar Bad Luck. Pero los problemas se les vuelven cuándo, a parte de su relación, le toca competir con Ryuichi Sakuma, un famosísimo cantante bipolar que habla con un conejo rosa de peluche y que no tiene intención de que un niñato le pase la mano por la cara.

 

Antes he comentado que la música era uno de los pilares del anime y también lo mejor, junto con las escenas surrealistas y el humor. En ella han puesto BSO grupos de los ochenta como Iceman para el grupo Nittle Grasper (el de Ryuichi) o solistas como Kotani Kinya prestando su voz a Shindo. Un total de 11 tracks componen una banda sonora, que es para servidora, imperdible.

 

Con todos ustedes, Iceman, que sospechosamente el cantante se parece a Ryuichi, aunque la autora ya dejó claro que Thoma Seguchi (el productor bisexual en el anime y jefe de NG) se había basado en Daisuke Asakura, el teclista y también productor de el grupo que os dejo a continuación. Cómo veis, los feels en Japón son muy bestias. (Click para ver)

 

También hay referencias al cómic, por ejemplo cuándo en el coche de K, el mánager norteamericano que lo soluciona todo a base de tiros, cañones, torpedos, y bombas –muy a la americana- se puede ver una muñeca colgando de su espejo retrovisor que se parece mucho a Judy Winchester, la mujer de este atolondrado personaje, que trabaja como actriz y aparece más tarde en el manga. Hay personajes a los que no les vemos la cara en toda la serie, como por ejemplo a Ken y sus gafas de sol, un miembro de los ASK, una banda que al final se acaba disolviendo, porqué le es imposible competir con la locura de Bad Luck y con la ‘profesionalidad’ de Nittle Grasper.

Get Backers

Get_Backers

De primer plano a último: Ban Mido, Ginji Amano, Makubex (el cerebrito), Kazuki Fuchoin, Shido Fuyuki y Kurodo Akabane (alias, Dr.Jackal)

 

Vaya un par. Imagina dos tipos jóvenes de veinte, sin trabajo y sin blanca. Bueno, vale, no cuesta demasiado, que estamos en España y eso aquí se lleva y los que quedan están cogiendo la maleta. Resulta que esos tipos a demás de tener unas pintas raras de narices, se dedican a recuperar cosas, personas y lo que les salga. Y si además digo que viven dentro de un Fiat 500 de los antiguos... Pues por ahí van los tiros.

 

Ginji Amano (el más jovencillo) y Ban Mido tienen una empresa de recuperación llamada Get Backers con la que recuperan lo que el cliente quiera a cambio de un pastizal. Pero les sale el tiro por la culata porqué no les va viento en popa, precisamente. La empresa es una tapadera con la que ambos quieren dejar atrás una vida llena de violencia, además ambos poseen poderes (Ginji los rayos y Ban las alucinaciones) que los ayudan a cumplir con el trabajo. Trabajo que siempre se quedan sin cobrar, gracias a las metidas de pata de ambos. A medida que avanza la serie, se irán encontrando personajes cada vez más raros, algunos con los que más vale no acercarse mucho, como el Dr.Jackal, y otros que dejan de lado a los protagonistas principales por su carisma como Makubex. Una anime que mezcla humor con misterio y lucha.

 

El manga está escrito por Yuya Aoki y dibujado por Rando Ayamine y duró desde el 1999 hasta el año 2007, que fue el final de la publicación. En el anime fue adaptado por Studio DEEN en el año 2002 y duró un año en emisión con un total de 49 capítulos de aproximadamente 25 minutos cada uno. En la BSO destacan temas como Yuragu Koto Nai Ai, de Naomi Tamura como primer opening, Ichibyo no Refrain, la romántica canción de Otoha, Namida no Hurricane del grupo Bon-Bon Blanco o Mr. Déjà Vu de la cantante naja, que si veis el videoclip hasta veréis un bromance, entre Kazuki y su ‘guardaespaldas’.

InuYasha

Inuyasha-ANIME

Iza a dcha: Inuyasha, Kirara, Shippo, Sango, Miroku y Kagome

 

Sé lo que estáis pensando. ¿Quién no ha visto ‘al orejas’ durante su infancia? Y si estáis pensando que InuYasha y su hermano Sesshomaru, se parecen sospechosamente a Kurama de Yu Yu Hakusho, es que no vais desencaminaos, que hay algo ahí fijo. ¿No serán hermanos los tres? Hagan sus apuestas. Aunque imagino que si, hipotéticamente lo fueran Inu se llevaría mejor con Kurama, excepto cuándo éste saca la mala hostia, ahí se llevaría mejor con Sessho. Tiene los dos polos de carácter cuándo toca, el zorro.

 

Kurama-Inuyasha-sesshomaru

De iza a dcha: InuYasha, Kurama (en versión Youko, es decir, zorro) y Sesshomaru

 

InuYasha es un semi demonio (mitad perro, mitad humano), que debe recuperar la esfera de los cuatro espíritus, antes que lo haga otro demonio mortal, Naraku. Con la ayuda de Kagome una sacerdotisa quinceañera reencarnada en el presente, de un monje pervertido, un zorro, y de una mata demonios, se embarca en una aventura en la que le salen más enemigos por capítulo que muebles en el nuevo catálogo de Ikea. 

 

Escrito y dibujado por Rumiko Takahashi, el manga lo componen 56 volúmenes  y el anime 167 capítulos, emitido desde el año 2000-2004 con un parón y vuelto a retomar con 26 capítulos más de 2009 a 2010. Además acompañan al personaje cuatro películas y un OVA. Si os suena la autora es porqué es la misma que hizo Lamu (Urusei Yatsura), Ranma 1/2, y posteriormente Maison Ikkoku (esta última la recomiendo encarecidamente, el manga). Me he visto todas las películas en catalán e inglés, y son el complemento para todos aquellos frikis que la serie les ha sabido a poco.

 

Lo mejor del anime son como todo anime largo, los secundarios. Véase el Grupo de los Sete (Shichinintai), que dio mucho de sí, sobretodo Jackotsu y Bankotsu (el jefe) que merecen otro post enterito sólo por la relación de amistad –Jackotsu es gay- que tienen y las pedazo espadas que usan, una retráctil y otra que es una alabarda. En cambio, Kikyo la sacerdotisa ex amante del orejitas, cansa, y es un tremendo y completo tostón. De hecho, creo es el personaje que más odio produce en los fans, que se quedaron a gusto diciéndole a la autora que se cargase de una vez al personaje, porqué no había bicho viviente que la tragase.

Rurouni Kenshin

kenshin-seta

De delante atrás: Kenshin Himura, Soujiro Seta (no lo he podido evitar, es el fu*** master de la velocidad) y el malo malísimo Makoto Shishio.

 

Debe ser uno de los pocos protagonistas pelirrojos de la animación. Bajito, pelirrojo, pero mortal. Rurouni, es, para quién no lo sepa, el nombre que se le da a un samurái sin señor, que es errante. Lo creó Nobuhiro Watsuki, el autor, porqué este vocablo en japonés no existe sino que es la composición entre las palabras: ‘ruro’ (vagar) y ‘ni’ (persona).  Kenshin, es el (sobre) nombre de dicho samurái mendigo, que quiere dejar atrás un pasado poco agradable. Él es un experto espadachín con otro sobrenombre (se ve que los apodos no son exclusivos de España) Hitokiri Battōsai (traducido lateralmente como Battōsai, el asesino) en su época pasada, y concibe el vagabundeo como una forma de eximir sus pecados por todas las vidas que antaño quitó durante la guerra. Su katana (espada japonesa) es especial: tiene el filo invertido, para así asegurarse que no sea mortal. Pero todo cambia cuándo conoce a Kaoru, una joven que es dueña de un Dojo de Kendo. Con el tiempo se unirán a ellos un niño, un luchador a sueldo y una médico. Enemigos en esta serie, como con la anterior, a patás, y que no falten, que sino el zanahorio se nos aburre.

 

Lo ‘bonito’ de esta serie son las luchas con espada, que la convierte en una obra de arte. Y las técnicas que ha creado Watatsuki para cada uno de los personajes. El manga tiene 22 volúmenes en la edición española y el anime consta de 95 capítulos emitidos entre 1996 y 1998. Se mezcla drama histórico, comedia, acción –mucha- y artes marciales –a mogollón-. Contiene 3 películas, incluyendo tres más en acción real –de la que no os puedo dar mi opinión porqué no las he visto, pero algún día me pondré a ello, que sale Soujiro Seta y a este personaje no me lo pierdo- además de dos OVA. Para que el lector se haga una idea de los fans que acarrea, unas frikis se dedicaron a calcular la velocidad de Seta (tenéis que ver al actor Ryunosuke Kamiki –uno de los mejores de su generación- en la peli con personajes reales, que se parece un montón), la técnica conocida como el Tenken, calculando el peso de la espada, el ángulo, la trayectoria, y la fuerza que aplica para el ataque. Y os hablo de un personaje secundario. De Kenshin, el protagonista, podéis encontrar de todo. 

 

El autor acunó a esta obra a Hajime Saito (1844-1915), que sí que era una persona real. En realidad, y válgame la redundancia, era un espadachín que trabajaba para el Shinsen Gumi en los últimos telediarios del Bakufu (shogunato) y los combates previos a la Restauración Meiji. Cuándo el Bakufu cayó, Saito trabajó para la policía provincial.

 

Por cierto, que aunque este anime se basa en el manga, a partir de la temporada tres, tira millas por su propio camino, diferenciándose de este último. La serie –y por ende el manga- hace bastantes referencias históricas a la Restauración Meiji, y también al complot de 1864 que pretendía incendiar el Arco de Kyoto (que es el plan del malo malísimo de la serie).

 

Meitantei Loki: Ragnarok

Matantei-Loki-RAGNAROK

Mayura, Heimdall y Loki ¿a que no os lo imaginabais con el pelo violeta?

 

¿Os imagináis que Loki está en la tierra? Y no vale imaginarlo como Tom Hiddleston. Va, haced un esfuerzo. Es Loki sí, pero es un crío. Esta serie, como con el resto, a excepción de Gravitation y Kenshin, la vi en catalán, con el nombre de Loki, el detectiu misteriós. La serie mezcla comedia, romance y, ya lo dice el título, misterio. Creada por Sakura Kinoshita (la misma autora de Tactics) cuenta con un manga corto, de 7 volúmenes y un anime de 26 episodios emitidos entre abril y septiembre de 2003.

 

Lo bueno de esta serie es su diseño de personajes y su guión. Como sabréis Loki, es un dios nórdico al que han expulsado de  Asgard. Para volver al reino de Odín, Loki deberá resolver un cúmulo de misterios. Por suerte, el Dios del engaño no está solo en su alocada aventura: lo acompañan su mayordomo y Mayura, una chica que parece salida de Cuarto Milenio. Además durante el recorrido por este mundo de dioses nos encontramos con un Thor, más listo de lo que es en mitología, que trabaja en un puesto de comida rápida a tiempo parcial y a un Heimdall (el mejor de todos), que va a clases de repaso de mates. Todo anodinamente normal.

 

Si te gusta la mitología y ver a los personajes desde una perspectiva nipona, esta es tu serie.

 

Nota: Como el lector verá, faltan series como Detective Conan, Death Note, por su calidad, proporcional a su violencia, que no han sido incluidas por dicha característica (Kenshin también tiene lo suyo). También otras dirigidas a un público ‘femenino’ como Sailormoon, Sakura, o más reciente, Fruits Basket. Éstas no han sido incluidas en la lista por su contenido machista. También me viene vagamente Orphen, el bruixot, Slam Dunk, Tsubasa o DNA2. Y, para acabar el resumen no soporto Love Hina, Fushigi Yugui, Utena, One Peace, Ai Yori Aoshi y Bo-Bobo. Seguro que me dejo más, pero tampoco es cuestión de atosigar al lector.

 

¿Has visto alguna serie manga? ¿Cuál te ha marcado? ¿Conocías alguna?

 

Imágenes: Taringa, zerochan, getbackers.wikia.com, minervamag

Fuentes: Wikipedia, IMDB.

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

12 comentarios:

  1. ¡Ay, Dios! Yo me consideraba fan del anime desde chica, pero esas series, aunque si las conozco, jamás las vi jaja, salvo algunos capítulos de InuYasha, pero Kenshin lo vi entero, más los Ovas en los que me enamoré del personaje de Tomoe.
    Yo sumaría Slayers, Las guerreras mágicas (Rayearth), Mikami la cazafantasmas jaja
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uffff!!! Pobre Tomoe, vaya vida! Slayers no la he visto, porqué el dibujo no me llama la atención. De Magic Knight Rayeart, solo sabía que la había hecho CLAMP, las mismas dibujantes que dieron vida a Sakura. Y Mikami tampoco me suena de nada. Eso sí, reconozco que no veo demasiado Shojo. ^^ También aquí hay que tener en cuenta -se me ha olvidado de añadirlo en el post pero lo digo ahora-, que depende en buena parte del año en el que hayas nacido, y lo que emitía la cadena en esa época. Aquí por ejemplo, las series que comentas no llegaron. Ser friki ya no es lo mismo que años a.

      Un saludo!

      Eliminar
  2. ¡Hola!


    Yo, cuando era pequeña, por influencia de mis amigas, empecé a ver algunas series de manda y eso. Incluso tengo aún algunos comics que me llegue a comprar xD jajajajajaja. Y yu yu hakusho y "inuyasa" ... estas me suenan un montón!! Pero nose si llegue a verlas. La que si veía era Slam Dunk de baloncesto. jajajajajajajaja. Y si me pongo a buscar por casa encuentro los comics de Fushigiyugui por casa.


    un besote guapaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, YYH e Inu las hacían en el autonómico y en algunos canales de pago por satélite. Slam Dunk es otro clásico. Madre mía, lo que tardaban para meter una canasta. ¡Dos capítulos como mínimo! Que vamos, la pista parecía que tenía 500 metros. Era el Oliver y Benji del básket. Los cómics de Fushigui Yugui, los regalaban -en una época muy, muy lejana- con la entrada al Salón del Manga. No es una serie que me entusiasme especialmente, y como todo Sohjo, las protagonistas tienen menos luces que una piedra.

      Un besote Eva! ♥

      Eliminar
  3. Lo que son unos pocos años de diferencia en edad que cambian las series que se ven. No soy muy friki del anime actualmente pero de pequeña me veía los que salían en las 2: Digimon (de la que sigo siendo fan), Doremi, Oliver y Benji, Pokemon (la primera temporada) e Inuyasha (ahora no se si esta la daban en el canal autonómico) y alguno que seguro me olvido. De esta ultima que es la única que he visto de las que has nombrado diría que a mi Kikyo no me caía ni mal ni bien me era indiferente (tampoco es que hiciese mucho mas que caminar por el monte xD) me molestaba mas el comportamiento del emo de Inuyasha alrededor de ella.
    Respecto al doblaje, es verdad que hay animes mejor doblados que otros (y he oído que en Catalán están muy bien dobladas) pero en mi caso no podría ver ciertas series de mi infancia dobladas en otro idioma que no sea el español (menos Inuyasha que lo vi en latino entonces verlo en español me desconcierta), y oírlas en ingles me chirría un montón, no se, no me pegan nunca las voces con el personaje.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que sí? Unos años de más o de menos y las series cambian radicalmente, tanto de estilo como de temática. Mira 'Nana', con esos cuerpos tan largos, esas pestañas que parezen sacadas del museo de cera de Madrid. No soporto esa serie. En fin, a lo que voy. Con el tiempo lo vas dejando eso del manga. Como ejemplo, ya no se vende tanto como antes, pero allá por los 2000 la cosa triunfaba y podías encontrar dos estanterías llenas de tebeos japoneses en cualquier sitio. Supongo que los que admirábamos esos dibujos hemos crecido lo nuestro. Así que esto es una vuelta a mi juventud. XD Pokemon y -después- Digimon son dos series que no he visto, pero eso sí, los más peques de la familia los recuerdo enganchadicos a la TV, flipando, literalmente, con la cantidad y cantidad de transformaciones y todavía hoy me los encuentro con la Nintendo y jugando al Pokémon Blanco y Negro. La que sí pillé, eso sí, más mayor, fue Do-Re-Mí. Y si te digo la verdad no me acabó de cuajar.
      Respecto a InuYasha, todavía me pregunto que hacía esa sacerdotisa en la serie a parte de crear triángulo amoroso y que Inu demostrase ser más bobo de lo que aparentaba. Por lo que al doblaje se refiere, en catalán -y no es por barrer hacia casa- tenemos magníficos dobladores. Si quieres ver un ejemplo de lo bien que lo hacen busca la serie Sherlock y escucha la voz de Ben (Carles Di Blasi, al que tuve la suerte de conocer en persona y es un amor), que es clavada al actor inglés. Lo de ver las series en latino -espero que si alguien lee esto me perdone- es para mi un trauma porqué no puedo evitar pensar en los culebrones y claro, eso no hay quién lo tome en serio.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. HOLAAAA!
    Yo no he visto ninguno xd
    pero los que vi para mi son los mejores xd
    como lovely complex, clannad, angel beats, chobits uno de vampire no se que y no me acuerdo cuales mas xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola genesis!

      Empiezo por las series que me nombras. Chobits. ¿En serio? Es machista, misógina y tradicionalista a más no poder, razón por la que ni siquiera figura en la lista. Ya me dirás eso de que un robot con forma de mujer (oh, que casualidad) deba servir a un hombre en todo lo que pida y para colmo tenga el botón de inicio entre las piernas. Es un anime que me da vergüenza ajena, sobretodo teniendo en cuenta que CLAMP, las autoras, són mujeres. De 'Lovely Complex' sólo he leído el manga y me parece -y me sigue pareciendo- la típica historia prototípica de adolescentes enamorados. Y ara esa trama me quedo con Karekano, por ejemplo. Clannad, me queda bastante lejos. El último filón me pilló con Love Hina, que si no recuerdo mal se emitió por los albores del año 2000, así que ni siquiera la llegué a ver. Lo mismo me pasa con Angel Beats. El de Vampire que me nombras ¿puede ser Vampire Knight? o ¿Vampire Princess Miyu?

      Eliminar
  5. Hola!
    No soy mucho de ver series de anime ahora, pero cuando era pequeña veía unas cuantas como Sailor Moon, que me encantaba :D
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!

      Ufff!!!! Qué recuerdos con SailorMoon! Lástima que no hiciesen el spin-off anime de Sailor Venus, como hicieron con el manga. ¿Sabes que la autora de Sailormoon está casada con el autor de Yu yu Hakusho?

      Un besote!! ♥

      Eliminar
  6. ¡Buen blog, lo sigo desde hoy!

    saludos :D

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.