Reseña: ‘El café de los corazones rotos’, Penelope Stokes

By | 12:38 22 comments


La protagonista es tonta. Del bote. No me encontraba con un personaje tan lechugo desde 'La princesa prometida', pero además de tonta al culo, es machista, racista y no sabe hacer la O con un canuto. Excepto cocinar y auto compadecerse. Por supuesto, no es una presentación muy halagüeña, pero es que el libro es totalmente prescindible, y una vez leído, haré todo lo posible por olvidarlo. Pero ya que estoy, aprovecho para hacer una entrada de esas que gustan tanto, con tal de, por lo menos, quedarme a gusto.

Este libro se puede leer de dos maneras distintas: como un proceso de curación después de una viudedad, o cómo meterse otra vez en la boca del lobo. A medida que se desarrolla esta entrada entenderán el porqué de ambas. La historia explica parte -un año- de la vida de Dell Halley, una mujer de 50 años que vive en un mini pueblo de nombre impronunciable sin parecer un un largo eructo: Chulahatchie. Un pueblo que es homófono, chismoso, racista, machista y misógino y que parece no haber evolucionado y haberse quedado estancado en el siglo XVI. Como el chismorreo es el deporte popular, Dell se da cuenta que los rumores hablan sobre ella, y que muy probablemente lleva los mismos cuernos que un Miura gracias a su maridito. Al maridito en cuestión, Chase, es el ejemplo ficticio de truño de persona, y lo encuentran muerto en su cabaña del embarcadero. Dell se queda viuda, sin dinero, con cornamenta y encima, a su edad, sin estudios (se había casado a los 20 y dependía en todos los aspectos del prenda del marido), se aferra a lo único que sabe hacer: cocinar. Se embarca hasta las trancas para abrir una cafetería y poder sobrevivir. Bautizada con el nombre de Heartbreak Café, en honor a Elvis Presley (mala idea la de la editorial traducir el nombre del café) y a su corazón roto. Pronto, gracias a sus amigos, en la cafetería se centra el alma del maltrecho pueblo sureño, pero Dell sigue atosigándose preguntándose con quién se lo ha montado su marido, o tratando de curar su corazón roto, como expresa la editorial poéticamente en la sinopsis. Al final del libro se encuentra el recetario de la protagonista.

Penélope Stokes es doctorada en Literatura del Renacimiento y conocida por sus novelas situadas en el Sur de Estados Unidos. Fue profesora universitaria, trabajo que dejó para poder dedicarse enteramente a la escritura. En sus libros hace hincapié en el papel que juegan las mujeres. Creció en Misisipi, de ahí que cobre tanta importancia en sus escritos. Actualmente vive en un pueblecito llamado Asheville, situado en Carolina del Norte. Ha escrito además: ‘Circle of Grace’, ‘The blue bottle club’, ‘The treasure box’, ‘The amber photograp’ y ‘The memory book’, siendo la novela que nos ocupa la primera en traducirse al español. La crítica ha aclamado sus novelas por su ‘capacidad para crear personajes sólidos y creíbles, y por sus historias hábilmente urdidas en las que explora la condición humana en todo su poder y su fragilidad’.

En los agradecimientos la autora hace referencia a Stewart Cubley,creador de 'la experiencia pictórica', taller al que asistió y al que hace promoción descaradamente con la frase 'para aquellos que deseen profundizar en su viaje espiritual y emocional'. En fin. Yo me leo un libro de Elsa Punset y voy que tiro pascuas y encima me sale más barato.

El libro empieza con la frase:
'hay dos cosas en la vida de las que un hombre nunca se harta- me decía mi madre- un buen plato de comida y un buen abrazo. Y con lo de abrazo, se refería al sexo, claro'.
Hay varias razones por las que está sola frase ya da a entender que estamos ante un pueblo en el que la mujer es el florero, un pedazo de carne destinada a servir a los tíos, y que además, para más inri, todos ahí son católicos, apostólicos y romanos, es decir, que la religión juega un papel importante, de ahí, pensé, que todos sean tan machistas hasta el punto que algunos personajes justifiquen la violencia de género. En un pueblo en el que todo Dior sabe todo de todo el mundo, y muy probablemente, hasta el último día que tuviste descomposición gastrointestinal, no es de extrañar que el chismorreo de los que su vida es aburrida y falta de color (os acabo de descubrir el porqué las revistas del corazón venden tanto) sea el plato principal. Dell se da cuenta que esos chismorreos paran cuando ella está cerca y después se entera que, sospechosamente, su marido ha espichado.

Lo mejor del libro son sin duda, los secundarios. Toni: la mejor amiga de Dell (una amiga que no se merece, por cierto) y la única mujer de todo el pueblo que los tiene bien puestos. Boone: un chico al que le han puesto la etiqueta de gay por pintar su casa de color malva (gay es la palabra más fina porqué en ese pueblo se usa más eso de 'maricón' o 'maricón de mierda' palabras acordes a la inexistente materia gris que parece invadir ese pedazo de tierra). Peach: la ex reina de la belleza que con el paso de los años, -como es normal, el tiempo hace estragos- ha dejado de ser tan bella y vive con una madre manipuladora. Scratch: el ayudante en el Heartbreak Café, que es afroamericano y nadie se fía de él porqué es un 'negro de mierda' (ni la propia protagonista, pero claro, ya os he dicho que es idiota). De hecho, el libro es una auténtica porquería hasta que allá por la página 82 aparece Scratch. Porqué no se puede ser más tonta, boba e insulsa. Que había momentos en los que me daban ganas de entrar dentro del libro, darle un par de 'bolets', zarandearla y decirle: '¡espabila! Que si lo puede hacer un tío, tú lo puedes hacer 100 veces mejor'. Tanta paja mental con su marido y tanta leche, ¡que con 51 años no se acaba el mundo! Y más teniendo en cuenta que el difunto se tiraba a otra. Bueno, a unas cuantas. Lo bueno es que lo entierran con los calzoncillos negros de seda que le había regalado su amante. Como se dice:
'si mi marido había muerto siéndome infiel, lo menos que podía hacer era avergonzarse de su ropa interior en la otra vida'.
Marvin Beckstom, el director de la caja de ahorros y créditos del pueblo, es, al igual que el sheriff, un auténtico machista. Según ellos, las mujeres sin un tío están perdidas económicamente y más si tienen cierta edad. Por si fuese poco, a parte de ser infiel, deja a la protagonista en banca rota e hipotecada hasta las trancas. Vamos, que lo único bueno que hizo fue morirse. Dell es la primera que impera en el machismo diciendo eso que ' las mujeres a cierta edad no deberían teñirse de rubio'. Bonita, las mujeres pueden hacer lo que les salga de los ovarios, que para eso, su cuerpo es suyo.
'Mi madre siempre decía que se podía distinguir a los amigos de los enemigos con una sola frase. Los amigos nunca te soltaban un te lo dije'.
Qué gilipollez. Con los amigos hay confianza y si se tiene que soltar se suelta y santas pascuas, que por eso la confianza da asco. Pero más vergonzosa es la siguiente escena:
' Bloqueando el pasillo que daba al cuarto de baño estaba el hombre más grande y más negro que había visto en mi vida (...) Chase habría dicho que era un vagabundo o algo peor. Odio cuando la gente los llama negros de mierda. Las use o no, se me vinieron a la cabeza cuándo pensé en la reacción de Chase. (...) Podía escuchar a Chase en la cabeza: Dell, te has vuelto loca. No conoces a este hombre de nada. ¡Por el amor de Dios, mujer, piensa con esa cabeza que tienes! Piensa en lo que vas a hacer, en lo que dirán los demás...'
Después de estar permanentemente pensando en lo que habría hecho o no el cabronazo de su marido, se da cuenta que la única que decide sobre su vida es ella. Sólo le hacen falta 350 páginas de nada, para al final del libro acabar en la misma situación de la que ha salido: liada con el amigo del que fue su marido. Una vergüenza para el feminismo, porqué viene a decir que una mujer no se puede valer por si misma sino que tiene que estar permanentemente acompañada durante toda su vida con un humano que tiene un membrete colgando entre las piernas. En la casilla de salida otra vez. ¿Ven porqué les decía que es tonta del bote?

La divagación sobre el taller de pintura intuitiva es lo más absurdo, aburrido y nimio que he leído en lo que va de año. Y una que creía que la pintura ya era intuitiva de por sí, al igual que el resto del arte. Pero de ahí a ligarla con la curación espiritual, por ahí no paso, y menos después de que divague sin aportar nada al argumento durante 30 páginas de estirar el chicle.
'Chase no era un mal marido. Siempre fue muy trabajador y nunca me faltó de nada, ya que todos los días volvía a casa con su paga. Así que nunca me dio motivos para sospechar que me estuviese engañando. La única pega: Chase no era atento'.
Juzguen ustedes mismos el nivel de materia gris de la protagonista.

La trama no tiene ningún misterio y cualquiera puede descubrir o más o menos hipotetizar porqué el marido ha estirado la pata -y ahí una tenía dos hipótesis-: ha mezclado viagra con alcohol y sobreesfuerzo, o ha mezclado medicación con alcohol y sobreesfuerzo. No hay más. Y no estaba tan alejada de la cuestión, no.

He leído por ahí que este libro es una historia más profunda de lo que parece. Profundamente, me ha parecido un tostón que no llega a ninguna parte. Con la edad, el nivel de exigencia es más alto y hay novelas que ya no me las trago. Pero como esta, concretamente, es infumable, voy ya de paso a justificar lo dicho en líneas anteriores: dicen los ‘influencers’ que es una historia que trata sobre superar la muerte de un ser querido. Y aquí la pregunta es ¿Qué superar ni qué niño muerto si al final se lía con otro de su misma calaña? Dicen que es una historia que trata sobre la confianza en otras personas y en no hacer caso de la apariencia: claro, y más si la protagonista lo primero que piensa es ‘negro de mierda’ y a la chica que era Miss Habichuela por su belleza lo primero que le pasa por las neuronas es que está gorda como un ceporro. Que gustos habrá como colores pero cualquiera con dos dedos de frente puede decir que 1) depender económicamente del marido no es una opción. Aunque estoy segura que más de una mujer habrá. 2) Es indispensable que los blogs empecemos a defender la independencia de la mujer por encima del tópico masculino que tanto abundan en las novelas.

Una patraña mediocre, y superficial, como su protagonista. Lo único salvable de este libro es la portada, perfecta metáfora de que las apariencias engañan, puesto que dentro no hay más que un relato pueril.

Por cierto, me acabo de enterar que hay segunda parte:  ‘Regreso al café de los corazones rotos’, protagonizada por Peach, que parece un personaje con más cara y ojos. A lo mejor me da el soplón y me lo leo. Total, lo único que puede pasar es que me lo pase piruleta haciendo la reseña.

2/5
★★★★★
Fuentes: edicionesb, compartelibros

Imágenes: casadellibro.com
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

22 comentarios:

  1. ¡Hola guapaaa!

    Me encanta como empiezas la reseña. "La protagonista es tonta. Del bote ". Eres genial, jajajajaja.

    Siempre pones libros de los que no he oído hablar; así puedo descubrir de nuevos. Pero este ... pinta de ser el típico libro que, te lees en nada porque es muy simple. Y que después te quedas igual como si no te lo hubieras leído. No sé, al leer tu crítica tampoco me ha llamado mucho la atención. Lo que me ha venido a la mente, es que es la típica historia de película de sobremesa.
    Si me lo tuviese que comprar, no creo que lo hiciera.

    Un besazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Evaaaaaa!

      Es que la protagonista es muuuuuuy tonta, y si lo es pues una lo dice y santas pascuas, a ver si una puede escribir bodrios y los otros no podemos ni abrir la boca anunciándolo a los cuatro vientos.

      No lo leas, de verdad, que no vale la pena. Perderías el tiempo y no aportaría nada.

      Un besoteeee!!!! ♥

      Eliminar
  2. ¡Holaaa!:
    ¡Qué ganas tenía ya de leer tu reseña!

    Me has hecho avergonzarme de mí misma porque, aunque no me pareció una gran obra maestra cuando lo leí,has llamado mi atención en varios puntos en los que no caí y que es para tirarse de los pelos.

    Cuando yo estaba leyendo este libro, creo que hace un par de años, pensé que la autora estaba criticando el machismo y el estancamiento de algunos pueblos del sur de Estados Unidos. Y que con esas frases que compartes en la entrada, pretendía que nos escandalizaramos. Ahora ya no estoy tan segura...

    Me gustó todo aquello de que abriera un negocio e intentara encauzar su vida y me hizo pensar en todas aquellas mujeres algo chapadas a la antigua que, después de toda una vida de dependencia económica y emocional se ven solas ante el mundo como niñas desvalidas. Algo así como un "¡vosotras podéis!"

    Leyendo tu reseña me doy cuenta de que quizás lo que hice fue quedarme con lo que me dió la gana y obviar todo lo que no me parecía bien. Es como si metiera toda la suciedad debajo de la cama y me dijera a mí misma: "¡Hala, cuarto limpio!"

    Respecto al "misterio" recuerdo bien mi decepción porque es algo que se ve venir desde lejos y casi te alegras de que se muera xD

    Me leí la segunda parte y pude extraer algunos puntos buenos.
    Probablemente también tenga puntos machistas que te hagan gritar, pero claro, yo me tomo siempre las cosas como "esto lo hacen a modo de crítica" porque no me puedo creer que nadie piense así en realidad jajaja. Si es que... En el fondo soy una inocentona.

    Ains, que bien me lo paso leyendo tus reseñas. Esa forma de despotricar tan inteligente es sublime.

    ¡Besotes y feliz comienzo de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Chari!

      Todo el mundo pasa etapas y a ti te pilló en esa especie de trance que tenemos todas sobretodo cuando empezamos. Después ya si eso nos vamos desmelenando y no tragamos ni una. En un principio me pasó lo mismo que a ti, pensaba que lo estaba criticando, pero sinceramente, creo que hay otras formas de hacerlo en las que al lector le podría quedar más claro si fuese una crítica y colaría perfectamente como tal si el final ella cogiese su vida y se plantase y no que se vuelve a liar con otro tío porqué no sabe estar sola y porqué parece que si las mujeres no tenemos al lado un amor heterosexual nuestra vida es triste, sola y aburrida. Ahí, en ese punto es cuándo dije yo el 'sus vais a cagar' y después escribí el post. Es cierto que al principio encauza la trama como una sutil liberación de la mujer, una mujer que ya no es tan joven, y que es marginada en el mercado literario, porqué casi no hay libros de mujeres con personajes de esa edad. Pero a menudo que avanzaba a mi se me hinchaban las trompas de falopio. Y de verdad, aunque no lo creas, a día de hoy hay gente que piensa que las mujeres no deberíamos salir de la cocina.

      Me encantan tus comentarios, siempre me sacan una sonrisa!

      Un besoteeee enorme!!!!! ♥

      Eliminar
  3. jajaja...me ha encantado tu reseña, y sobretodo las primeras frases! Buenisimo!
    No me gustó nada este libro, ni sé como lo terminé ( no me gusta demasiado dejar libros a medias, aunque no lo soporte)
    Tenndría que haber tenido esta reseña antes que el libro, jiji!

    Besitos y a por la semana!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Neus!

      El problema que he visto cuándo me he estado informando para escribir la reseña (sí, debo ser la única que lo hace) es la falta de credibilidad y la falta de opinión propia que tienen otros blogs, porqué todos ponían al libro por las nubes y a mi, me pareció infumable. Creo que hay una fuerte falta de espíritu crítico y de comprensión lectora en este mundillo y eso que se dedican a 'leer'. En fin, que yo ya no me sorprendo de nada.

      Un besoteeeeee!!!!! ♥♥

      Eliminar
  4. Me declaro fan número 1 tuya ! Jajajaja es que me parto te lo juro, me recuerdas a mi, aunque es cierto que últimamente me controlo más jaja, desde luego que con tu reseña no me lo leo, de todas formas tampoco es que me llame mucho la atención. Nada esperando tu siguiente reseña! nos leemos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa!

      Es de esos libros que da hasta gustirrinín hacer la reseña porqué sabes por dónde lo vas a pillar y que no tiene forma de salir ni de justificarse solito. En esas críticas me gusta remangarme, y me da más brío el saber que otros blogs lo ponen como la panacea. Voy como un salmonete, río arriba y a contracorriente.

      Un besoteeeee!!!!! ♥

      Eliminar
  5. Este es un libro que ya había visto en algún que otro blog, y reconozco que incluso me llamó la atención, pero después de conocer tu opinión, creo que lo que más me va a gustar son las galletas de la portada xD
    Tampoco entraba en mis planes leerlo pronto, pero ahora ya dudo que lo haga.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Mary!

      Sí, realmente las galletas de la portada son lo mejor y puede que hasta lo más saludable después de leer esta empanada mental soluble con forma de libro. :P

      Un besoteeee!!!!

      Eliminar
  6. Hola Hydra:

    No conocía el libro. Como bien has explicado en la reseña, no soporto que siga en pleno siglo XXI con esa mentalidad machista. Así que voy a pasar de leerlo ya que lo pasaría mal y me pondría de los nervios. Gracias por la reseña.

    Un beso^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Mindy!

      Haces muy bien de pasar, el tiempo estará mejor invertido en cualquier otra cosa que no en este libro. ¡Qué esto no hay quién se lo trague!

      Un besoteeee

      Eliminar
  7. Hola.
    Pues queda totalmente descartado el libro. Desde las primeras palabras dejas claro que pensar sobre el libro. Acabo de conocer tu blog y me quedo por aqui, espero verte pronto por el mio, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Anna!

      Ahora le echo un ojo a tu blog.

      Un besote

      Eliminar
  8. La reseña es una pasada.. a pesar de que el libro no haya estado a la altura¡¡ te has quedado más ancha que pancha... jajajajaj¡¡¡
    Genial reseña y este lo dejo pasar¡¡¡ un besazo enorme¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Francis!

      El libro es de traca, ¡para para no ponerlo verde! Yo no sé ni cómo se lo han publicado, la verdad.

      Gracias por tu comentario!

      Un besoteeeeee!!!

      Eliminar
  9. Juraría que te había escrito un comentario el lunes cuando leí la reseña. No tengo memoria, que mayor me estoy haciendo.
    A lo que iba ¿ que mensaje está queriendo dar esta cosa? ¿Eres útil sin un hombre pero eres inútil sin un hombre? Y lo de que usar malva te hace gay, yo uso ropa malva asi que soy lesbiana. ¡ Este libro me ha abierto los ojos a mi burbuja hetero!. Un vade retro satanás tiene este libro.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Mery!

      Ya me estañaba a mí que no hubieses dicho nada, y más tratando del tema machismo. Efectiveywonder el término 'cosa' es acorde a este intento de libro. En resumen, las mujeres somos inútiles con o sin hombre, porqué sin, estamos pensando en ellos y con también. Vamos, que es un chollo ser mujer. ¡Jajajajaja! Yo uso rosa así que según esta señora ¿eso quiere decir que soy una pija acéerima? Apuesto a lo que quieras que este San Juan habrá en cada ciudad un aquelarre de mujeres con fogatas quemando el libro, porqué a la autora no pueden.

      Un saludo!

      Eliminar
  10. ¡Hola!

    Me ha encantado tu reseña. Tenía este libro entre mi lista de deseos, pero después de leerte sinceramente me lo voy a pensar. La forma de empezar la reseña me ha encantado, es genial, me ha pasado con varios libros.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Este libro no te aportará nada, de hecho te va a dejar igual, y con sensación indiferente de haber perdido el tiempo. Todas las reseñas que he leído lo ponían por las nubes, aunque teniendo en cuenta que se confunde lo romántico con lo machista...

      Un besoteeeee!!!

      Eliminar
  11. ¡Hola, Hydre! La verdad es que tus reseñas son lo máximo, son largas, pero es todo un placer leerlas y me hace pensar que debo ser más responsable con lo que escribo en mi blog, aunque si una novela no me gusta, lo digo y ya, una vez reseñé la novela de un amigo de mi novia que no me gustó, pero para nada jaja, se armó un poco, pero bueno... ¿Qué hacer? Realmente no me gustó.
    Por otro lado... la portada te llama por lo "dulce" que se ve, me imaginé algo más adolescente la verdad, pero cuando hablas de que la protagonista tiene 51 años y todo lo que le ha sucedido, es como... wtf? Cuánto más necesita esta mujer para reaccionar?
    O sea, el tipo la re contra cagaba, ella no hacía nada por su propia vida y más encima, todo el tiempo pensando en lo que haría el weon en esa situación, pues nada nena, él no estaría nunca en esa situación porque estaba demasiado ocupado engañándote. Dios...
    Más aún los adjetivos, negro de mierda, maricón de mierda, puede que la autora quiere que nos horroricemos por lo que sucede en los pueblos al leer esas frases, pero si la protagonista no tiene una real evolución en el libro, todo queda en nada, como bien dices, la protagonista termina igual que como partió.
    En fin... saludos y gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Irissë!

      ¡Vaya pedazo comentario me has dejado! ¡Gracias! Las hago largas porqué con una corta a veces no se llega a analizar parte de lo que se debería y no me gusta publicar entradas dejándome cosas en el tintero. Estoy completamente de acuerdo contigo: ya puede ser amigo, que si el libro es un truño, se le dice y santas pascuas. Y sino que antes te pidan la opinión sobre cómo mejorar.
      Lo mejor del libro, como dicen más arriba, son las galletas de la portada, porqué lo de dentro da grimilla. Y más teniendo en cuenta que a esa edad, la protagonista ya debería tener espolones en la vida. Me enerva que se esté las trescientas y pico páginas pensando en como conducir su vida y al final acabe en la casilla de salida. Es un asco. Puede que la intención de la autora fuese otra, pero la intención y el resultado final distan muchísimo.

      Un besoteeeee!!!!

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.