Reseña: ‘La pequeña panadería de la isla’, Jenny Colgan

By | 9:29 23 comments


Portada La pequeña panadería de la isla, Jenny Colgan
Esta novela es un caramelito.

La primera vez que leo a Jenny Colgan ha sido una muy buena experiencia. A sabiendas de que tiene otras novelas publicadas como son ‘Encuéntrame en el Cupcake Café’, ‘Navidad en el Cupcake café’ y ‘La chocolatería más dulce de París’, la primera inmersión en ella ha sido para enmarcar.

Partamos de la base que es un libro ameno y optimista en que la recreación de ambiente, lugar y personajes –tanto protagonistas como secundarios- parecen vivos de lo bien perfilados que están. La dulzura con la que está narrado –de forma omnisciente- evoca un inmenso amor por la naturaleza, y si a eso se le suma una protagonista a la que le encantan los libros y hacer pan, pues ya se tiene la compota perfecta.

Pero ¿De qué va la historia?

Después de que su empresa de diseño gráfico se vaya al garete, al igual que su relación de pareja con Chris, el otro miembro del negocio, Polly decide empezar de cero. Vale decir que Chris era un capullo, y en estas, la deja sola dos años mientras la empresa y la relación se iban deteriorando. No es que la dejase sola físicamente, que también, es como si él no estuviese porqué la empresa la acabó llevando ella.

Polly desesperada, en bancarrota, alquila lo único que se puede permitir: una casa para derribe en Mount Polbearne, a 70 kilómetros de dónde vivía, un sitio que solo es accesible por carretera y cuándo baja la marea –sino la carretera queda bajo agua, transcurre en una isla mareal y la autora se inspiró en el Monte Saint-Michel-. Para colmo, su casera, la señora Manse, es de todo menos agradable.

A Polly, la protagonista dan ganas de adoptarla y abrazarla mucho. Fuera parece débil, pero por dentro es más dura de lo que ella misma piensa. Es el eje vertebrador de la historia. Ella hace un cambio drástico en su vida, y pese a todo lo malo y a estar de agua hasta el cuello, su optimismo no decae. Sí que llora, sí que se derrumba, pero siempre ve la luz en las pequeñas cosas que va consiguiendo, no sin una cantidad ingente de esfuerzo. Vamos, que no le regalan nada y que tiene que sudar mucho. Polly es perseverante como ella sola y es un puntazo a destacar.

El mensaje positivo y de superación que emana la novela está narrado de forma amena con diálogos rápidos y aderezada con descripciones vitalistas sobre el paisaje que la rodea.
-Al lío! ¿Alguien sabe como cojo un autobús para ir a la reserva de frailecillos?
-¿Por qué? -preguntó Trainie, pero obtuvo la respuesta al verle la cara. A no, no me digas que es Neil.
El aludido estaba sentado junto a Polly en la muralla del puerto, mientras picoteaba alegremente un trozo de bagel. Levantó la cabeza al escuchar su nombre.
-Al parecer, estoy siendo muy cruel con él y no respeto sus derechos animales -adujo Polly con tristeza.
-En fin, se está poniendo fondón -señaló Trainie.
-¡Mi frailecillo no está gordo! -protestó Polly, enfadada-. Además es muy joven, no digas esas cosas. Podrías dañar su autoestima.
¿Es para abrazar o no es para abrazar a la protagonista?

Pero lo que mejor hace Polly es hornear. Hacer pan. Es lo que de verdad le gusta. Así que frente a un gran imprevisto con la panadera del pueblo, la señora Manse -su también casera- es contratada como ayudante.
Playa y pueblo pesquero
Parece Cinque terre pero no lo es


Es un libro en el que las apariencias engañan y en el que cada personaje parece  querer salir de las páginas, así como una reivindicación a un trabajo tan y tan duro como el de pescador (Mount Polbearne es un pueblo pesquero). A medida que pasan las hojas el lector podrá disfrutar de la evolución de Polly, de cómo una vida que estaba, en teoría, destrozada se va reconstruyendo poco a poco, sobre una mujer que hace de la adversidad, una nueva oportunidad de hacer lo que verdaderamente le gusta.

Por supuesto, en este nuevo reinicio de vida, Polly también se enamorará. En otras palabras, que una de las tramas secundarias, muy, muy secundarias es un triángulo amoroso. Polly y dos chicos más. El romance es mucho más natural, y huye de  tópicos típicos, sino que más bien va fluyendo solo.Y aunque a partir de la página 210, de las 400 de la novela, se intuye que la autora va a darle un final trágico al asunto -es lo que tiene, para poder darle una buena trama- el lector sigue y sigue en su afán devorador, pues la narración de Colgan, es una maravillosa delicia, tal como sus recetas de pan o la dulce protagonista.

Aviso, no leer este libro con hambre, porqué hay veces en las que una se imaginaba el olor a pan recién hecho y me daban ganas de zamparme hasta las páginas. Pero no os preocupéis, que detrás incluye recetario. La descripción de la autora de cómo la protagonista prepara el pan, hará que se les haga la boca agua.
-Como todo lo bueno en esta vida, nena –dijo Reuben, que le guiñó un ojo-. ¡Sí! Tienes que buscar lo que te haga feliz. Es la única manera de vivir. Tienes que hacer lo que más te gusta. Cuando descubras qué te gusta hacer, hazlo con todas tus ganas, y todo será la leche y podrás surfear. Y así serás feliz. ¿Qué te hace feliz?
El ‘pero’ que le puedo poner al libro es que cuando se juntan Polly y su amiga siempre acaban hablando de tíos. Vamos a ver, su tu amiga se ha ido dónde Dior perdió la alpargata ¿cómo leches lo primero que le sueltas es 'si ha ligado'? Otra cosa que me ha chirriado es cuándo Chris, el ex de nuestra protagonista, le dice de ir a verla -para joderle la vida más aún- y ella aunque no quiere verlo ni en pintura, ¡le dice que sí! Dejemos de hacer personajes femeninos que no dicen lo que piensan por miedo. Estamos en el siglo XXI, si no quiere verlo, se le dice 'No. Vete a la mierda'. Y aquí paz y después gloria y más sabiendo que es una persona tóxica. Me hago cruces.

Dicho sea de paso, la sinopsis de la editorial es el horror (de ahí por qué siempre opte a hacerlas yo en las reseñas y no un copiar y pegar), básicamente porqué Polly no se traslada a un ‘balneario’ precisamente, y lo de ‘maravillar a los habitantes’ hombre, eso es muy discutible. No sé si será traducción literal o qué, pero se han lucido.

Pan en bolsa panadería
Pan, pan, pan
Pese a las pegas anteriores, no enturbian la novela para nada. Uno de los temas secundarios es que aunque ligera y fresca, ‘La pequeña panadería de la isla’ también se puede leer como una crítica al turismo, que se ha llevado por delante pueblos preciosos en los que ha primado el afán de lucro antes de dejarlos impertérritos, como buenas joyas que son. No podía evitar acordarme de Cadaqués -claro que nuestro mar Mediterráneo es un mar mucho más tranquilo- o Volterra (aunque no tiene mar me viene al pelo) que gracias al turismo se han demacrado un poco.

Los habitantes de Mount Polbearne luchan para que todo se mantenga igual, para que no construyan un puente, del que les llegue la odiada masificación turística, que se lo carga todo.

Añadir que Polly no acaba de morros con su ex sino que cada uno hace su vida y listo, ella sacando adelante la pequeña panadería de Beach Street, con voluntad férrea y él desapareciendo de la historia. En este sentido, no sólo nos cuenta como una mujer se puede valer por si misma, de la nada, como resurge, cual ave Fénix de sus cenizas cuando parecía completamente hundida. Sino que el pueblo Mount Polbearne es todo un personaje más de la novela, con sus casas destartaladas, su poco turismo y sus habitantes tranquilos.

Aunque Polly se enamora en esta novela, creo sinceramente, que el amor de su vida es Neil, el frailecillo fondón, que es toda una pocholada. ¡Pongan un frailecillo en su vida!
-¡NEIL! –Exclamó mientras levantaba la hoja de la ventana y el frailecillo se lanzaba a sus brazos-.¡NEIL!
El pajarillo agitó las alas, contento y comenzó a piar. Polly se lo comió a besos. Olía un poco a aceite y a pescado, pero era lo mejor que había olido en la vida, pensó mientras derramaba lágrimas sobre su cabecita emplumada. Neil aguantó los arrumacos un rato bastante largo, frotando la cabeza contra su dedo, pero no dejaba de mirar la habitación.
-Tienes hambre?-Preguntó Polly al darse cuenta-.Pues claro que sí. Has volado desde muy lejos. Vamos.
Si se puede oler un cierto tufillo crítico al turismo, la novela también deja caer lo mal pagado de ser pescador, lo peligroso de un trabajo que no se reconoce como se debería, y la tranquilidad que se desprende durante la lectura, con el mar, los amaneceres y las gaviotas. Para servidora la lectura ha sido como hacer unas vacaciones, como estar allí -aquí una es muy acuática- y casi un regalo para los que somos unos enamorados del océano.
Faro blanco
Faro

Colgan refleja la evolución del pueblo, un pueblo humilde, en contraste con las familias pijas que empiezan a construir en él. La señora Manse también evoluciona a medida que el pueblo 'abre sus puertas' a los extranjeros. Este es un libro sobre el proceso de cura interior, sobre que las cosas que nos gustan no siempre son fáciles de conseguir, sobre al fin y al cabo, que el ser feliz es más simple de lo que nos han vendido. El mar es otro personaje más. Además es un libro solidario, pues con las ganancias obtenidas se han hecho donaciones a asociaciones de marineros para ayudarlos a pasar por situaciones precarias.
-Genial, es un consuelo. ¿Quién va a ser Reuben? ¿Luke?
-¡No! Darth Vader. Nos vamos a partir de la risa.
-Estás de broma.
-¡Que no! Va a ser genial.
-Te vas a casar con Darth Vader.
-Es sexy.
-Es asmático. Y malvado.
Una no puede evitar acordarse en que tiene un cierto parecido a ‘Las chicas de la buena suerte’, de Kelly Harms. Novela que también les recomiendo con ahínco por las recetas, el que las protagonistas son mujeres y la evolución de los personajes. En este sentido, se parecen en algo.

Lo mejor es que después de leerla al lector le queda una agradable sensación, porqué sí, esta novela es 100% feeling good. La catalogan como romántica, pero sinceramente, creo que el romance queda en segundo plano porqué más bien se centra en el autodescubrimiento y el renacer de la vida de la protagonista. De cómo supera cada piedra que se le pone en el paso y de cómo aprende a vivir consigo misma, en una soledad que ya no le resulta desagradable, de cómo aprende a escucharse a sí misma.

Lo bueno de esta novela es que engancha enseguida, es entretenida y muy fácil de leer. Además, hace pasar al lector unos buenos ratos, por tanto también les puede sacar de un bloqueo  o para aquellas personas que han perdido el gusto por los libros y no saben por dónde empezar.

Jenny Colgan tiene tres novelas más. No sé cómo serán pero desde luego, 'La pequeña panadería de la isla' me ha enamorado y es una autora a la que voy a leer más. Es emotiva, tiene amistad, coraje y es a la vez apacible y cálida.

Una novela tan dulce y reconfortante como el pan recién hecho.

5/5
★★★★

Nota: Libro cedido por Vergara, editorial a la que agradezco la rapidez y el buen trato recibidos. ¡Gracias!

Imágenes: Ediciones B
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

23 comentarios:

  1. ¡Hola Hydre!
    ¿Sabes que hace tiempo traté de escribir algo similar a esta historia? Me gusta mucho la idea inicial de alguien que lo pierde todo y se va a un pueblo alejado de la mano de Dios. Tengo las primeras veinte páginas escritas pero me pareció bastante mala y la dejé estar xD
    Como a ti, también me gustan esas historias en las que la cocina está muy presente, y si además se trata de una historia de superación en la que el personaje principal evoluciona, ya me has convencido por completo. Por los fragmentos que has compartido,me da la sensación de una novela tierna y divertoda, de esas a las que yo antes no me acercaba mucho. Ahora, he vencido mi "ranciez" y disfruto de estos libros a lo grande.
    Por supuesto este libro me lo voy a apuntar igual que hice con tus recomendaciones sobre Anjali Banerjee y Gilles Legardinier (espero haberlo escrito bien).
    Me ha chirríado un poco eso de que no se atreva a decirle al chico que no quiere veelo, pero como el resto del libro sí que se ve "decente",iré a por él con ganas.

    ¡¡Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoooola Chari!!!

      Pues nada, nada, yo te animo a continuarla, que estaré más que encantada de leer una novela tuya. A mi también me encanta la idea porqué demuestra que es posible rehacerse y empezar de cero. Anda ya! Qué va a ser mala! Y menos si lo has escrito tú!

      Uy, con la cocina es que me entra un hambre, que me lo comería todo! Y que la prota tome las riendas de su vida (llora un montón por la frustración, pobrecilla) la hace más humana. Si te soy sincera, a mi las novelas tiernas me pueden. Tiernas pero bien construidas, que luego están esas rosas que una no sabe por dónde pillarlas. Jajajaja!! Sí, Legardinier está bien escrito. ♥

      Un besote enooorme!!! ♥

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Vaya notaza le has dado, se nota en la reseña que lo has disfrutado un montón :)Me gustaría leerla y mucho.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sandry!!

      Sí, es un libro genial! Te va a encantar!

      Un besoteee!!

      Eliminar
  3. El libro podría haber sido más flojo, pero cuando escribes ya de por sí llama la atención. Me has dado muchas ganas de leerlo, la verdad. Tengo "Encuéntrame en el cupcake café" en casa, desde hace años... aún no me he puesto con él pero ganas le tengo y, en general, tengo entendido que está realmente bien.

    Este me ha interesado y si es autoconclusivo pues de lujo, porque estoy cansada de sagas por ahora.

    Lo tendré muy, muy en cuenta ^^

    Muchas gracias por la reseña =)
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hooola Paola!!

      Seguro que te gusta (es muy dulce). OOOOOOHHHH, pues si lees 'Encuéntrame en el cupcake café' quiero reseña!

      Un besote enooorme!! ♥

      Eliminar
  4. Menuda puntuación, de lujo. Los diálogos dan voz a los personajes y me gusta que sean reales y aporten a la narración algo más que páginas. Observo que te han gustado cómo los ha ejecutado.
    La empatía por el protagonista, en este caso protagonista, es muy importante para el lector, no imprescindible, pero sí es cierto que se disfruta más del libro si sentimos esa empatía.
    Y gracias por el aviso sobre no estar hambrienta leyendo este libro, eso es importante ;D
    Y ese pero puede ser una tontería o incluso llegar a romper el pacto ficcional, pero veo que no ha llegado a mayores la cosa, pero si es cierto lo que comentas. Hay que darle verosimilitud a lo que se cuenta y por supuesto a las escenas y reacciones de los personajes para que sean creíble; esa máxima de la literatura; miénteme, pero hazlo bien ;D
    Bueno y encima me río con tus reseñas. Agua fresca eres, en este mundillo.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hooola Rosalía!!

      Sí, la verdad es que tengo especial debilidad por las novelas dulces -que no empalagosas- en las que la prota parece tenerlo todo perdido y saca fuerza de dónde sea para continuar. De esas protagonistas perseverantes. Verdad que sí? Además creo que es atrayente que sientas simpatía por la prota. Oy,oy,oy, no veas qué hambre leyéndolo. Y después al pasar por la panadería, qué tentación de arrasar con todo. Totalmente!! Jajajaja!! 'El miénteme pero hazlo bien' se encuentra muy poquitas veces ya.

      Graaaacias por el piropo!!!! ♥

      Un besote enooorme!!! ♥

      Eliminar
  5. Toma ya! Novelita apetecible e ideal para este tiempo ¿no?

    Yo desde luego la idea de Polly de cargar con lo justo e irse a un pueblo así a hacer pan, la veo super apetecible. Vamos...que me da hasta envidia! Y eso que yo al mar le temo más que a un nublado.

    No suelo leer este tipo de novelas, es lo que tiene querer leer mucho y tener poco tiempo, pero sin duda has captado totalmente mi atención. Que se aleje un poco del tema amoroso casi que hasta se agradece, porque al final en este tipo de historias de superación y de encontrarse con uno mismo, es como que tiene que haber amor sí o sí. Y las cosas no son así en la realidad.

    A mí ya se me está pegando ese feel good que destacas, así que anotada que queda ;)

    Besotes guapa!!



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hooola Cris!!!

      Pues sí, para el veranito es genial! Fíjate que me daban ganas de pirarme a mi también a un pueblo perdido de la mano de dior...Jajajaja!! Y eso? El mar es como todo, hay que tenerle el respeto que merece, como a la montaña o a la nieve.
      Totalmente de acuerdo contigo. Si hay amor pues vale, pero si no, pues tampoco pasa nada. Tampoco es importante que lo haya.

      Ojalá te guste!!

      Un besote enooorme!! ♥

      Eliminar
  6. No conocía este libro para nada. La verdad es que es un género que no suelo leer pero lo has puesto tan bien que me ha entrado el gusanillo.

    Tla y como pintas a la protagonista me gusta ya que soy una persona muy pesimista y algo derrotista así que admiro profundamente a la gente optimista y perseverante. Creo que son todo un ejemplo a seguir y me gusta que reivindiquen eso en el libro :D también me gusta que haya romance pero que no le den todo el peso, que a veces parece que lo único importante es el romance xD y no la vida cotidiana o la historia en sí.

    Me lo apuntaré para un futuro :3 ya que estoy intentando abrirme a nuevos géneros (aunque "La chica que dejaste atrás" no me está ayudando a verlos con otros ojos XDDDDD)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hooola Cris!!!

      Jajajajaja!! Ya me podría presentar yo a política XXD Uy, cómo te entiendo. Con lo realista que soy que pienso pros contras y vuelvo a barrinar, Polly se tira de cabeza directamente. Supongo que ser algo optimista es lo que le toca si no quiere hundirse en la miseria. El romance, en fin, es algo que me gusta que quede en segundo plano básicamente porqué la vida de las mujeres no gira en torno al estar o no enamoradas.

      OOOOOHHHH, a ver si te enamora. Neil te va a encandilar!

      Un besote enoooorme!!! ♥

      PS: pfffffff...Ya le gustaría a Moyes escribir como esta autora

      Eliminar
  7. Hola Iris!!

    Me da pena leer reseñas de libros como este porque son los grandes damnificados. Creo que si hay un género que está sufriendo una devaluación de su calidad y en el que se está metiendo mucha mierda tóxica y machista ese es el romántico y encima esos son los libros que venden. ¿El problema? Que luego gente como yo le coge tirria al género. Soy consciente que los libros como este existen pero para encontrar uno primero igual encuentras otros 100 que vale más echar a correr tras las primeras diez páginas y es un género en el que no te puedes fiar de lo que leas por blogs salvo los 4 que tengas de cabecera y te fies de ellos porque yo he visto como algunos vendían como "una maravillosa historia de amor", algo "super dulce" cuando ahí solo había violencia, machismo y toxicidad (sí, se nota que caí hace nada en las garras de uno de estos libros jajaja).

    En fin, que me alegra ver algún libro del género que sea bueno y que de gusto leerlo, en el que no se pase del amor al odio y sepan seguir con su vida una vez rota la relación (cuanto agradezco esto), que muestre una protagonista fuerte y que se supera y se repone. Aún con los defectillos que le has sacado y lo del triángulo amoroso (que aunque me digas que el amor surge de modo natural ... a mí me dan mucho miedo precisamente por lo que mencionas del final trágico).

    En fin, que me lo apunto para cuando dentro de unos meses quiera leer algo del género porque ahora mismo no puedo.

    Y en respuesta a tu comentario: creo que a ti el libro se te va a quedar cortillo, es decir, no te va a descubrir nada nuevo porque ni siquiera a mí me lo descubrió pero me parece muy interesante por la cantidad de autoras que menciona y la bibliografía tan buena que tiene el libro así que yo te recomendaría echarle un vistazo en una librería a alguno de los capítulos.
    Y no, no sabía que Casa del libro tenía sección feminista porque intento por todos los medios posibles no comprar ahí pero en la librería que siempre compro hace ya unos meses que tienen y es una gozada, porque además tienen libros muy buenos, no como El corte inglés, que una vez que miré, no recuerdo si expresamente estaba catalogado como feminismo o no pero daba pena y dolor porque tenían 4 libros!! 4 libros!! Con todo lo que se está publicando y que además está vendiendo y solo tenían 4 tristes libros ... alucinante.

    Un beso =)

    ResponderEliminar
  8. Hola de nuevo linda! Normalmente le huyo a este tipo de portadas porque siento que no van a ser nada mi estilo. Son muy romanticonas, muy bonitas y termino leyendo una historia que no me gusta nada. Pero siento que esta si es una historia que podría gustarme ya que dices que se aleja un poco de eso! Siento que derrocha dulzura de la buena y aparte la notaza enorme que le has puesto! Lo que si no estoy segura es del positivismo de la prota... yo soy todo lo contrario. A ver si me contagio de eso! ME LO ANOTO! Besotes! ♥

    ResponderEliminar
  9. El título y lo que cuentas del libro a modo de sinopsis me hace pensar que no es lo mío pero otra parte de mi que siguió leyendo piensa que es posible que la lea y le guste. Pero ya veremos que pasa.

    Bueno, que me da gusto que el libro te haya dejado un buen sabor de boca y ojalá cuando llegue a leerlo también me lo haga sentir a mi y que no sienta que es una historia tan dulce que empalaga.


    Saludos!

    ResponderEliminar
  10. Holaaaa!

    Oye, pues las novelas de esta mujer ya en un principio me dan hambre y ganas de comer pastelicos, tienes toda la razón en no leerlos con hambre jajaja.

    Sabes que el nombre de Polly me trae a la mente precisamente a una persona con esas características? No me digas por qué pero pienso en alguien abrazarle jajaja. Creo que es porque me recuerda a la película de Pollyanna, que la veía cuando era pequeña sobre una niña huérfana.

    Me gusta cuando las protagonistas saben encontrar lo bueno para superar lo malo…Sobre todo cuando es dificil encontrarlo. A veces ayuda a internet hacer lo mismo cuando las cosas no van bien.

    Y sí, sobre lo que dices sobre los pescadores y tal, está claro que la mayoría de las veces las profesiones o trabajos más sacrificados son los menos valorados en general.

    Me alegra que te haya gustado tanto así que quizás le de la oportunidad a la autora en cuando pueda.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Hola Iris^^

    Ay, siempre es un gusto leerte.

    Ya de entrada la portada me encanta, es preciosa, mola que no veas y con esos colores tan flojitos me chiflan...

    Luego he visto que se vislumbra algo de romanticismo, mujer fuerte... y he dicho: ésta es de las mías!!! Además que no la conocía, es un gusto entrar en blogs que te traen estas maravillas y las descubres como un tesoro.

    Me ha gustado y me he reído con eso del "pongan un frailecillo en su vida!!", jajaja. Qué arte!!

    En cuanto al trabajado de pescador, pues solo te digo que hables con mi suegro, no ha querido nunca esa profesión para sus hijos, por algo será... Dura al máximo.

    Y eso de que el libro te entren ganas de comer, ayyyy por diorrrr la operación biquini, triquini, bañador!!! Bueno, esa operación de la que hablan tanto... Yo sigo con mis michelines al fin del mundo. Vamos que si habla de pan y me apetece, a comer!!!

    Besos y chapó como siempre.

    ResponderEliminar
  12. hola! si prima la cocina, es nuestro!!!!!!!y con pan, que hay mas bueno y tierno????vamos a engordar, hemos leido el libro anterior el de la chocolateria y creo que la autora busca la historia por el salir adelante, adaptarse y olvidarse los mamporros recibidos, al menos que le sirven de leccion, digo yo, me gusta mucho y no queda en la novelita rosa. asi que imagino que lo que cuentas va por los similares derroteros, con otros ingredientes obviamente y para el gusto nuestro, que quien utiliza recetas, cafe o comida en sus libros tiene nuestras almas ganadas!!!!saludosbuhos, hydre, un placer enormisimo leerte!

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola Hydre!

    No he leído nada de la autora pero la verdad es que tu reseña me ha dejado con ganas de leerla. Necesito libros que me gusten, sí, que me gusten, has leído bien. Últimamente todo lo que leo no me termina de llenar del todo, de calar hondo. No conecto con nada, no se si es culpa mía o de los personajes así que espero que con este libro no me pase algo así. Siendo un poco superficial, la portada me encanta y ya eso es un factor determinante para leerlo. Otro de ellos tu nota. Seguro que si le has dado esa notaza me encantará.

    Muchas gracias por la reseña, preciosa un placer!

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola Hydre!
    ¿Qué tal estás? Hace mil que no me pasaba por blogger. Mi blog y el de los demás abandonas y temporada larga.
    Pero vuelvo con más ganas y más organización que nunca jejejej
    Pero lo que quiero decir es que este libro es lo que estaba buscando. Digamos que estoy empezando un curro nuevo y necesito ánimos, optimismo e ganas de crecer. Creo que la protagonista al demostrar que puede superarse y valerse por sí misma, es un libro que me gustaría leerme ahora.
    Además, el punto a favor que me llevo es que habla del turismo, como bien dices, que se come a los pueblos pequeños. Casualidad que he estudiado turismo y trabajo en el sector, por lo que este libro parece que se adapta a mí en este momento.
    Además que me fío de ti hombre xD Si dices que divertido, optimista, alegre, dulce, y que tiene pocos peros que sacarle, pues a la librería que voy a buscarlo.

    A ver si consigo hacerme con el pronto y así comparto opinión.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  15. Ay, a mi también me pasa algunas veces que las sinopsis de los libros me chirrían o no me dicen nada y me entran ganas de reescribirlas a mi... ¡Porque después de leer la novela no tienen nada que ver! Pero en fin. Malo con lo que me gusta a mi el olor de las panaderías y pastelerías, engordaría varios kilos solo con leerlo jajajaja. Y los fragmentos que has compartido me encantan. Ese "Cuando descubras qué te gusta hacer, hazlo con todas tus ganas" es uno de mis mantras en la vida. Pinta como una historia de esas que se devoran y te hacen reflexionar de la manera mas inesperada posible, así que debe ser una delicia de lectura. Tampoco me hace gracia que con su amiga se vuelva tan chismosa y solo piensen en chicos, quizá entre adolescentes las conversaciones fluyan así pero al menos yo siempre he tenido cosas más importantes que preguntarle a mis amigas, no sé. Y menos si hace vida y milagros que no la ves.

    Como siempre, descubriéndonos joyitas y en el caso de esta yo ni la conocía, que se agradece el doble :)

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  16. ¡Último por hoy! Como me tenté a leer la reseña pero me la aguante eh, me la aguanté. Dame un premio por eso jajajaja (la leeré apenas publique la mía, leeré todas todas todas xD)
    Hablando de este libro, ¡vaya! Me sorprendí para bien. Si te gustó, calculo que me gustará, así que adivina, ¿lo llevo anotado? (creo que es obvio...(?))
    En si me agradó la personalidad que relatas de la prota, que es bastante realista de por si. Concuerdo que el trabajo de un pesquero se toma muy a la ligera, pero, juro, que cada vez que veo un programa en donde muestran que van por la noche a sacar esas cosas gigantes (creo centollas) me quedo aturdida por el trabajo en si. Es muy pero muy peligroso y yo ni loca iría, a menos que lo necesitara para abastecerme...pero igual. Hay personas, claro que no tienen otra, pero bueno, yo la verdad que no lo elegiría u.u
    PD: me encanta tu leyenda debajo del comentario xD que genial, así te libras del spam

    ResponderEliminar
  17. Hola Hydre!
    Awww tiene la pinta de ser de esos libros bien cálidos y bonitos como me gustan a mí, así que me lo apunto sin duda. Exceptuando esas cosas que no te gustaron parece que vale la pena y más si su protagonista despierta eso en quien la lee. El pan, la comida, etc... otro punto más a favor jejeje.
    Me recuerda, aunque nada que ver la trama, pero por lo que despierta al leerlo, al libro Sabor a provenza de Nina George. Una delicia que te recomiendo

    beso

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.