¿Bob Esponja una mala influencia para nuestros hijos?

By | 17:56 1 comment
Eso es lo que afirma el estudio de la Universidad de Virginia de Estados Unidos. Según la institución, la esponja marina más famosa de la televisión “lleva los pantalones de AC/DC y es el dibujo preferido de alguien tan egomaniatico como Liam Gallaher” (el vocalista del grupo británico Oasis ).

El estudio, publicado posteriormente por la revista de divulgación científica inglesa Pediatrics confirma la teoría de lo que ya se sabía desde hace tiempo: la televisión no es la mejor herramienta para educar.

La investigación se hizo entre 60 niños norteamericanos (elegidos al azar) de cuatro años. A éstos los dividieron en dos grupos diferentes: Mientras un grupo se dedicaba a dibujar, el otro miraba durante nueve minutos la serie Bob Esponja. Después, los dos grupos fueron sometidos a pruebas mentales. La diferencia entre ambos grupos se aprecia porqué los que habían visto a la “la esponja marina” realizaron las tareas con un rendimiento mucho más bajo que los niños que anteriormente habían estado dibujando.

Los psicólogos que dirigieron la investigación creen que el rendimiento bajó por los cambios constantes de escenario que tiene la serie, de 11 segundos de mediana. Estos cambios afectan a la “función de rendimiento mental” del cerebro de los niños, por lo tanto éstos son más susceptibles a lo que se refiere comportamiento dirigido a metas o memoria de trabajo.

Según la Doctora Angeline Lillard, catedrática de psicología infantil de la Universidad de Virginia, “el resultado coincide con otras investigaciones que muestran asociaciones negativas entre la televisión de entretenimiento y la atención de los niños”.


También hay otras opiniones como por ejemplo la del teórico pop Raúl Minchinela, que explicó que lo que le alarmaba del personaje era la felicidad con la que este se somete a los trabajos basura, así como el frenético ritmo de la serie que “podría provocar hiperactividad, nerviosismo y lagunas de atención entre los niños”.

Pero también hay críticas positivas como las de el crítico de televisión Jordi Costa, que opina que “es una de las series más inteligentes de los últimos tiempos. El tratamiento antiético del héroe es muy interesante. Y siempre es más peligrosa una serie de animación que domestica que una que libera”.
El actor español, Arturo Fernández ha declarado que “el problema de Bob Esponja es que es tan brillante como un capítulo de Mad Men . Y demasiado divertido. Y todo el mundo sabe que al diversión se come a los niños porqué es una bruja mala y los aleja de lo que es aburrido y todo lo que es aburrido es lo que los científicos de Virginia consideran instructivo”.

La divergencia de opiniones está servida, pero los resultados son claros: la televisión no es la mejor maestra, amiga, ni cuidadora de los niños. Y si se ponen a verla lo más apropiado como padres es saber lo que ven en cada momento, ya que hay series que pese a ser dibujos no son precisamente para niños (véase los Simpson o Padre de Família).

El mejor maestro, compañero y amigo de nuestros hijos son los padres y los abuelos, si éstos son incapaces de aportar más que la televisión (tarea no demasiado complicada), sería interesante que se plantearan lo de tener hijos.

El juego táctil es la mejor manera para que nuestros hijos desarrollen tanto la parte intelectual, como sus habilidades motrices. Enseñarles a jugar, manipular, experimentar, es beneficioso para su sistema sensorial y psíquico. Y no sólo para los niños, sino también para nuestra formación como padres. Siempre es mejor que se desenvuelvan de esta manera que no viendo la televisión.

Recordemos que los niños son “esponjas” : absorben todo lo que ven, escuchan o les enseñan (más que los adultos). Su pasión por aprender es increíble, por ello es bueno que los padres sepan en todo momento a que están expuestos sus hijos, y desde luego la televisión no es ni será nunca una buena compañía.


H.Lana


Fuentes:

Español


En Inglés:


Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

1 comentario:

  1. Que interesante. La verdad es que son unos dibujos chulos pero un poco agobiantes en ocasiones lo que puede generar nerviosismo en los niños y niñas.

    Un besito preciosa.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.