Fuck society’s idea of beauty!

By | 15:08 Leave a Comment
Eso es lo que ha demostrado Lucy Moore, la modelo de la firma de lencería íntima Ann Summers.  La firma organizó un concurso para buscar una modelo para su nueva colección. La chica obtuvo 300.000 votos, muchos más que cualquiera de sus compañeras “tipazo” que se presentaban.

Lucy dice que “espera ser una inspiración para otras chicas que, como ella, tienen curvas, y así puedan tener más confianza en ellas mismas, así como enseñar-les que se puede ser sexy sin importar su forma ni su talla”. Y confiesa que “a veces, siente vergüenza cuando piensa que sus compañeros  (estudia derecho en Westminster) la han visto en ropa interior, pero aún así, está orgullosa de lo que ha conseguido aunque no tenga las medidas “perfectas” (o lo que en pasarela  se entiende por 90-60-90, alias palillos de dientes) y que puede lucir con mucho estilo y sensualidad ropa interior.

Oh, sorpresa ¿es que pasar de la 40 exime de tener sensualidad y estilo? ¡Acaban de aterrizar y han descubierto América! Pero vamos a ver, si muchas mujeres tirarían la báscula por la ventana (no sería la primera ni la última vez) cuándo esta les marca 500 gramos de más, y todo gracias a ese concepto impuesto social de que las mujeres han de ser todas “pivonazos”. I si me equivoco, amigas mías, hay que hacer la prueba final: ir a comprar un tejano ¿Hay algo más frustrante? Si ya tenemos problemas para encontrar una cuarenta y dos (principalmente, por que son las primeras que vuelan), cabe decir que las treinta y ocho ni las hacen. Hay que ir a sitios “especiales”. Pero ahí no acaba todo, los problemas vienen en el probador, 46 que son 42, 40 que son 38 y 42 que parecen 40. Pero lo peor está por llegar: al meter un pie nos damos cuenta de que en el pitillo de la Barbie no se entra ni con calzador. ¿Si no nos cabe el pie, como lo hacemos para meter el resto de las piernas? ¿Nos untamos a vaselina? El pantalón pitillo es un método de tortura física y psicológica. Física porqué en cualquier momento las rótulas pueden salir por la parte trasera de la pierna, y psicológica porque le damos la vuelta al coco en plan “joder llevo una 42 y la 46 no entra” junto con la pregunta del millón que nos hacemos todas delante del probador al no poder poner-nos la talla deseada: ¿Estoy gorda? Pero…  ¡Ahá! ¿Alguien se ha dado cuenta que los patrones cada vez son más pequeños? Por lo menos tienen  tres milímetros menos en comparación con el año pasado…

Pero volvamos al tema, que si no me embalo. A mi parecer, la firma tiene sus ventas aseguradas, ya que la mayoría de mujeres no están hechas de palillo de la 36, sino que la mujer normal oscila entre una 40 y una 48, aproximadamente.  Todavía no nos hemos acostumbrado que las huesudas, (en general) son desagradables (sobre todo cuando se marcan las costillas los omoplatos y el coxis de forma exagerada) ¿algún día se les aldrán de la piel? Algún día…
Mientras tanto, os dejo un regalito en forma de vídeo para que sepáis “cómo se hace una modelo”.





Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

0 comentarios:

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.