Mi cuerpo es MÍO, gracias

By | 16:58 22 comments

My body

Dado las aberraciones que estoy leyendo en internet sobre el caso Zellweger que, como sabréis a estas alturas, se ha hecho una operación de estética que la ha dejado irreconocible, me propongo dejar claras en este artículo unas cuantas ideas. Soy mujer y como tal tengo el derecho y por supuesto también la obligación de inmiscuirme en el tema, o por lo menos remover alguna conciencia adusta que hay, por desgracia, todavía en el mundo.

A las mujeres nos han enseñado que lo somos todo por el físico. Que no importa nada más, y que si importa más vale dejarlo de lado porque todo lo que no depende del cuerpo es insustancial –y nunca mejor dicho- puesto que no se puede ver a ojo humano. Para poner un ejemplo tonto pero efectivo, ayer mismo, repasando las novedades de las bitácoras que sigo me encontré que dos de mis compis bloggeras hablaban de dieta, el mismo día, casi a la misma hora. Dos artículos enteritos sobre cómo adelgazar, qué comer o cómo sentirse bien. Y eso me dio que pensar. Pensar que somos a veces nosotras mismas las más exigentes con nuestro propio cuerpo, las que nos tachamos con un adjetivo: mi cuerpo es…..(tal). Y por supuesto, también somos nosotras mismas las que nos convertimos en cierto modo esclavas de él.

Las mujeres tenemos que empoderarnos contra eso. Las revistas de moda, la publicidad y hasta los medios de comunicación nos dan las directrices de como tiene que ser la mujer ideal. Una mujer ideal, que por consiguiente también es irreal. Veréis, en mi profesión lo que se ve es el maniquí del telenoticias leyendo un telepronter que han redactado otros. Y por supuesto, también las hay en deportes. No importa que no sepan hacer la “O” con un canuto, importa su fachada. Y las revistas de moda –lo pongo de ejemplo porqué más o menos lo domino- nos dan explícitamente lo que debemos ser, cómo debemos comportarnos, qué comer, qué hacer y hasta cómo vestir. La mujer está muy condicionada en estos aspectos y se nos plantea y enseña desde pequeñas que debemos ser el súmmum de la feminidad y que el rosa y el violeta (¡bej!) son nuestro color representativo.

Después de la ebullición que montaron las fotografías de la actriz en internet, no son pocos los que se han puesto manos a la obra, a criticar que “qué mal”, “que no parece ella”,  “que vaya porquería de cirujano”, “que ha perdido todo el esplendor que tenía antes”, “que antes estaba mejor”, criticar, criticar, criticar. Lo bueno es que antes de la operación también se la criticaba porqué “parecía gorda”. Y de eso a echarse las manos a la cabeza, porqué claro, no puede ser que una estrella mediática esté o parezca gorda. ¡Qué aberración! Vamos, a ver. Hay algo que parece que todavía no encaja en la mente de algunos, como por ejemplo que el 80% del cuerpo que tengamos depende básicamente de nuestra herencia genética. Es decir, de nuestros cromosomas. Y si nuestros cromosomas les dicen a las células que tenemos que tener el pecho más alto, más grande, más pequeño…la cara más ancha, más redonda, con más moflete o nariz y que las piernas deben ser más largas, cortas o anchas, eso, eso no está precisamente en nuestra mano decidirlo. Y a ver quién es el guapo que la lleva la contraria a un cromosoma.

El caso que estamos viviendo ahora me recuerda un poco a casos anteriores, sin ir más lejos, la famosísima reforma de la Ley del aborto de Gallardón –que aunque se ha retirado, ahora cobra un sueldo vitalicio que ni Nescafé- , o las fotos filtradas del móvil de famosas. En los tres casos se apela a lo mismo: a la libertad de la mujer de hacer de su cuerpo lo que le dé la real gana, que para eso su cuerpo es suyo.

Si una mujer quiere abortar –¡ni que lo hiciésemos por gusto!- que lo haga, que está en su derecho y nadie tiene el derecho a decidir sobre el cuerpo de otro, básicamente porque siguiendo con el argumento anterior ese cuerpo no es suyo. Si una mujer quiere posar sexy en selfies que ella misma se hace con su móvil, que lo haga, porqué es su cuerpo y es su móvil. Si una mujer quiere operarse, que lo haga porqué su cuerpo es suyo. Y ahí no hay razones que valgan, ni justificaciones. La mayoría de la gente tiende a pedir explicaciones por todo. Un “lo hago porqué me da la gana” debería ser más que suficiente, básicamente porqué a nadie le importa y menos a los cotillas.

No se puede criticar a una mujer por las decisiones que tengan que ver con su estado de ánimo o su cuerpo porqué nadie está en él. Igual que tampoco se critica a un hombre por ellas. Es curioso cómo cambian los parámetros dependiendo del sexo. Dicho esto, aprovecho para agradecer a los académicos de la RAE –que nadie sabe lo que hacen- el esfuerzo por haber quitado del diccionario los apelativos “débil” y “endeble” a la definición de femenino por contra del masculino, que es “varonil” y “enérgico”. Sólo les ha llevado 13 años. Se nota que son un portento de profesionalidad lingüística. Sobre todo teniendo en cuenta que el género no se crea sino que se construye.

Siguiendo con el tema, hay que decir que sólo hace falta entrar en un probador mixto en cualquier tienda de ropa y poner la oreja avizor para detectar cosas como “estoy gorda” entre mujeres o “no tío, tú estás fuerte” entre hombres. Eso ya da una idea a la diferenciación  de género en la que nos encontramos. Mientras que nosotras tenemos que ir: depiladas – axila, ingles, piernas-, con manicura, sin celulitis, arrugas, canas, o cualquier signo que denote un resquicio de  vejez, sin barriga, muslos, granos y con culo prieto. Ellos pueden ir con: barba –ahora se ha puesto muy de moda y algunos sandios lo ven como signo de “masculinidad”, no perdona, es de guarrería que nosotras nos depilamos el triple con cera y eléctrica y no los quejamos-, con barriga cervecera –lo que para nosotras es estar gorda para ellos se denomina “estar fuerte o la curva de la felicidad”-, con pelos –porqué es de muy macho ir en modo Gorila Maguila por el mundo-, con canas –porqué oye, un hombre con canas es la mar de interesante- o con arrugas –porqué es de hombre de mundo, experimentado y eso también lo hace interesante que no veas-.

Así que querida lectora que compartes tiempo conmigo, insto a que hagas con tu cuerpo lo que te de la real, regia y soberana gana, que para eso es tuyo. Y te insto a que:

1) Comas hasta reventar.

2) O no comas si no te da la gana –nótese la ironía-.

3) A que te depiles.

4) O no te depiles si no te viene de gusto.

5) A que te maquilles.

6) O ya si eso no lo hagas.

7) A que dejes de pensar todos los días de tu vida en tu cuerpo o en como te van a ver los demás, porqué a menudo los demás acostumbran a ser gente insultantemente mediocre a los que puedes mandar a plantar un pino tranquilamente y sin acritud.

8) A que digas tacos.

9) O no.

10) A que vistas de rosa, con lazos.

11) O de azul, amarillo, rojo, negro y con camiseta de los Ramones.

12) A que te dejes llevar.

13) A que sonrías siempre.

14) O pongas cara de cabreo permanente por los gilipollas que la vida te pone delante.

15) A que te tomes tiempo para ti y no para los demás.

A que hagas contigo misma lo que quieras. Que para eso, tu cuerpo es tuyo.

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

22 comentarios:

  1. ¡Qué grande eres Iris, qué bien escribes! Me ha encantado el post y me ha hecho replantearme lo que escribí de ella en twitter y sobre el resultado de su operación. Tienes mucha razón, no debería de haberla criticado ya que es su cuerpo y puede hacer lo que le de la santa gana que para eso es suyo. Nada que añadir todo muy bien explicado. Estoy hasta las santas narices de la tiranía a la que estamos y estaremos sometidas.
    ¡Besazos preciosa! Leo poco ya por falta de tiempo pero cuando saco un ratito y me topo con algún post tuyo nunca me decepciona. ¡Muuuuaaas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que piropo más bonito Laura! Tu comentario me alegró el día (y era un día que de estaba de bajón, ahí consumiendo cantidades ingentes de chocolate...). Muchísimas gracias por leerme, de verdad. Me ha encantado. ♥♥

      Un super besote!

      Eliminar
  2. Que buen post!
    La vdd es q vivimos en un mundo machista, donde por desgracia, casi las más culpables somos nosotras mismas. Todos, y nosotras más, son más críticos on el físico de las mujeres.
    Un hombre si es buen profesional, asciende y tiene buenos puestos de trabajo. Las mujeres, en muchos sectores, periodismo, cine, música... dependen directamente de su físico, muchas veces, por encima de sus méritos profesionales.
    Una pena. Y como dices, hay q tomar las riendas y decir basta! Soy como soy, y además así, soy perfecta, y qué?

    XOXO
    Lady Wolff
    http://www.ladywolff.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. A veces nosotras nos tiramos piedras en el tejado. A las mujeres nos cuesta el doble conseguir los mismos objetivos y la misma relevancia profesional que un hombre.

      Un besote!

      Eliminar
  3. soy muy simple, necesito verme depilada, jeje, pero me horrorizan las operaciones de esteica, aunque he de reconocer que cuando veo alguna famosa con excelentes resultados, quedan geniales, habitualmente porque no es evidente
    Trendy U

    ResponderEliminar
  4. Muy buen post, la verdad es que dices una verdad como un templo. Yo tiendo a ser de las que les encanta el rosa y se maquillan, pero eso no me impide ser yo misma y dueña de mi propio cuerpo. Cuándo dejaremos de ser las mujeres en todo sentido un producto de consumo para la sociedad en la que vivimos hoy en día?.

    http://pinklillyland.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es más bien como una obligación. Nos ponen a una tía buena y te dicen "mira guapa, tú tienes que ser como ella porqué sino no valdrás un pimiento". Que majos. En fin...

      Eliminar
  5. Tu post me ha dejado sin palabras, realmente una buena reflexión, que pena que todas no pensamos lo mismo y nos dejamos llevar por todo lo que vemos en las revistas, tv, en los escaparates, etc. Queremos ser esa que es perfecta, con unas medidas perfectas, con una cara perfecta, con altura perfecta, con una ropa perfecta, pero acaso la felicidad esta en la perfección ? Yo también estoy cansada del vivir para los demás, estoy candada de teñir mis canas y de perder tiempo pensando que desde que soy madre no he vuelto hacer deporte, no me maquillo y a veces no me depilo las piernas, he cogido dos kilos pero he ganado y aprovechado el tiempo con mis hijos. gracias por hacerme sentir bien con tu post .
    Un besazo y me quedo por aquí para leerte y conocerte mas. Por cierto vengo del grupo de face!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si hay una palabra que me haga gracia de este asunto esta es la palabra 'perfección'. ¿En serio? Perfección es una palabra tan fútil, irreal e efímera que ya de por si no tiene ningún sentido, pero que pese a ello nos la inculcan. Si alguien supiese definirme exactamente que es me sorprendería con ganas.
      El objetivo del artículo era precisamente ese, el hacer sentir bien (aunque sea por un corto periodo de tiempo) a las mujeres que me leen. Así que si me dices que te ha servido me doy por satisfecha.
      Un besote!

      Eliminar
  6. Que buen post. ¿Sabes? yo estoy embarazada y a pesar de eso quieren que coma poco, que no engorde tanto, que no me salga ni una estría... Me han vendido hacerme la cirugía de reconstrucción vaginal y la liposucción una vez que nazca mi bebé... Es horrible pero es peor que basemos nuestros estándares de belleza única y exclusivamente en el físico!! ¿En serio? Creo que cualquier mujer debe sentirse hermosa y bella precisamente porque es única. Por supuesto, me resisto a hacer lo que dicen los demás y decido disfrutar mi embarazo al 100.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hols Gina!!

      Eso es imposible!!! Y más estando embarazada! Vamos, que es inevitable perder calcio, que salgan estrías (una se engorda, y la piel se da, que es lo normal al llevar un niño), y que a una le salgan pelos dónde no se imaginaba. Es todo hormonal y lo más normal del mundo, al igual que la cara redondita y de felicidad que se le pone a una. La gente habla pon no callar, cuándo estarían mejor con la boca cerrada. A los hombres verdad que no les proponen todas esas barbaridades? Porqué se supone que la mujer debe cumplir con esos estándares hetero-patriarcales si a ellos no se lo exigen? Tú ni caso, que la gente por definición se mete en la vida de los demás porqué le falta la propia. Y por supuesto, que es lo que dices, cada mujer es hermosa a su manera, otra cosa es lo que nos quieran vender como socialmente aceptado. Disfruta de tu peque que esos meses son muy especiales!!

      Un besote!!

      Eliminar
  7. "quién es el guapo que la lleva la contraria a un cromosoma." xDD esa frase me mato!!
    me encanto todo lo que escribiste :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Diana!

      Gracias por tu comentario!

      Un besote!

      Eliminar
  8. Un increíble post. sin duda alguna cada quien debe vivir su vida como quiera y manejar su cuerpo como quiera, pero a veces eso se nos olvida y creemos que podemos juzgar a la ligera sin ver que hay dentro de cada persona, sus inseguridades, deseos, anhelos, fracasos, heridas y triunfos. Una gran llamada de atención de tu parte.
    Un beso y me quedo en tu blog :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura!!

      Hay que vivir la vida como a una le dé la gana. Sin complejos ni ataduras, que ya vivimos socialmente demasiado condicionados y vida solo hay una. El problema viene con que a la gente se la ha educado dentro de un marco de normalidad, es decir dentro de unos parámetros de lo que se considera normal y aceptable y lo que no. Es un asco y eso solo se puede cambiar con educación e implicación.

      Un besoteee!!!

      Eliminar
  9. Pues es cierto es el cuerpo de una y hace lo que quiere. Primero aplaudo y silvo este post es hermoso. He tenido varios roces con algunos familires (mujeres) sobre mi aspecto fisico de por que quede gordita desde mi segundo embarazo ahora tengo 3 hijos me criticaban de que me cuide que mi marido iba a mirar a otras mujeres y toda la lata y yo les repondi como a deshora igual a mi marido no le molesta en absoluto. Por que el me prefiere gordita o rellenita y sana que flaca sin come.. bah igual preferi callarme por que era gastar palabras energias en vano. Yo estoy conforme como estoy. Y si iria a un gimnacio es simplemente para estar bien conmigo con mi salud.(soy asmatica) en fin. Me quedo en tu blog y nuevamente te felicito por el post un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mari Sol!

      Exacto! Que parece que en pleno siglo XXI, todavía no les entra a algunos en la mollera. Hay gente que la tiene de hormigón armado o que simplemente no la tiene. Sobretodo esa coacción social son mujeres sobre mujeres, lo que hace que el patriarcado se fortalezca, es decir, que nos tiramos piedras a nuestro propio tejado.
      Es curioso que el pensar que criticar el aspecto físico de una persona va a hacer que ésta tome la iniciativa sobre su cuerpo, todo el mundo se cree con derecho a opinar sobre algo que es tuyo, y así mismo sobre algo que no les has pedido opinión y que ni les va ni les viene porqué ellas no van a vivir en él. El problema es cuando se centra el aspecto físico como 'sino vas a perder a tu pareja'. Es lo más tonto que he oído. Y es para responderles 'y qué?', es decir que usan a la pareja como medio para atajarte psicológicamente. Es muy triste. Mientras tú estés a gusto contigo misma, a los demás que les den.

      Un besoteee!!!

      Eliminar
  10. Hola guapa!

    Como verá, he leído tu reseña de Bridget Jones Baby y como mencionabas este artículo, no me he podido resistir a leer lo que habías escrito sobre lo que desencadenó el cambio físico de la actris R. Zellweger.
    Y GRACIAS, MUCHAS GRACIAS por dejar claro esto. Lo que expresas es una idea tan simple y sencilla de decir: Hacemos lo que nos da la real gana con nuestro cuerpo.
    Recuerdo cuando era más pequeña que mis "amigas" y mi madre decían que tenía que ponerme esto o vestir este color porque esta de moda. Y yo siempre decía que por qué tengo que ir así? ¿Y si no me gusta? ¿Y si no quiero? Más de un berrinche me he llevado con mi madre por eso xD
    Sé que es un ejemplo tonto, pero es que a mi alrededor la mayoría de las chicas buscaban las ropas que llevaban las famosas, y estar perfectas y todas esas cosas, y yo solo quería unos vaqueros, una camiseta y mis converse, que por cierto, a nadie le gustaban hasta que se pusieron otra vez de moda.... ¿Really?
    Como me cabreo ver a todas después comprandose unas converse ROSAS, como no, al ver se ponían de moda...

    Bueno, me he desahogado un poquito jajajaja El caso es que, cad auno hace lo que quiere con su cuerpo, sus cosas y su vida, eso creo que yo. Criticar y juzgar, siempre habrá alguien ahí que haga eso y detrás de ese alguien, mucha más gente que se alimente de esos cotilleos.


    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hooola Olgui!!

      Es una idea muy sencilla, pero que parece que a veces a la sociedad se le olvida y nos lo impregnan a nosotras, que somos al fin y al cabo las únicas que podemos decidir y opinar sobre nuestro cuerpo.

      Lo de los colores es un clásico. Niñas de rosa, niños de azul. O cuándo se supone que por ser mujer te tienen que gustar las camisetas de la Minnie. Entonces te vas a la sección de tío y ves que ellos lo tienen todo de superhéroes (que es lo que me mola).

      Pero básicamente es que te pongas lo que con ello te sientas cómoda. Por ejemplo, yo me siento muy cómoda con mis tejanos, unas converse azules, una camiseta friki (de DC o Marvel) y una chupa negra.

      Como siempre digo, que esa gente debería meter las narices en un buen libro y no en la vida de los demás.

      Un besoteeeee!!!! ♥

      Eliminar
  11. ¿Donde está el botón de aplausos?
    No había leído nunca esta entrada tuya y me alegro mucho de que me hayas redirigido hasta aquí con tu reseña sobre Bridget Jones.
    Gracias por hablar del tema de los cromosomas. Siempre he sido una chica "grande" con tendencia a engordar, y aunque me mantengo en un peso normal y sano, estoy harta de escuchar consejos de dietética o ropa para "disimular".
    Tengo antecedentes de diabetes, hipertensión y problemas de corazón en mi familia e intento cuidar mi alimentación, pero la verdad es que me intento alejar lo máximo posible de esa tiranía de la delgadez y modas varias.(No siempre ha sido así, en la adolescencia una es muy influenciable).

    Más personas como tú deberían haber, no sólo porque no tienes pelos en la lengua y tienes una ironía que me encanta, sino porque hablas desde el conocimiento y con argumentos sólidos.

    ¡¡Un besote muy gordo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hooola Chari!!!

      Jajajajaja!!! A blogger le falta uno que ponga 'aplauda usted con las orejas', muy de acuerdo! Yo también lo encuentro a faltar con tus entradas.

      No sabes cómo te comprendo, porqué yo también soy así, alta y de constitución nivel tabla jamonera. Lo peor de todo es que si no estás como un palillo (yo con el peso que tengo no considero que esté gorda, lo que no soy, ni seré, es un mondadientes) se te mira mal, como por encima del hombro. (Pasa lo mismo si estás extremadamente delgada).

      Esta sociedad tiene un problema, la 'gordura' (lo pongo entre comillas) porqué esta palabra es como una forma de tacharte, directamente. De decirte, eres una vaga, una inútil y encima, no sabes perseverar, porqué si tienes este cuerpo fofo y con michelines es porqué quieres. Cuándo no es así, ni mucho menos. Un 80% de ese cuerpo nuestro es genética. Siempre digo que el un cuerpo puede cambiar a más o menos masa, pero la mente del gilipollas que opina sobre el físico de una mujer seguirá igual de anacarda hasta que muera.

      Si te sirve de consuelo, yo tengo las piernas anchas. 100% genética heredada (y con orgullo), y la parte de arriba de mi cuerpo es más delgada que la de mis patas. Y un día se me pone un tío en el tren diciéndome si tenía alguna enfermedad en las piernas. Primero de todo me quedé de pasta, porqué una persona externa no es quién para opinar sobre mi cuerpo, sí tengo patas, sí me mola enseñarlas y sí, nado de p*** hostia cuándo hago submarinismo gracias a ellas. Y segundo, yo no soy un jarrón Ming, del que todo dior puede hablar sin permiso. Antes de meter las narices en la vida o el cuerpo de los demás la peña debería meterlas en un buen libro o mirarse su propio ombligo.

      Otro ejemplo: hace relativamente unos meses, un familiar me soltó eso de 'es que tú estás gorda'. Mido 1'70 y peso 69 kilos. Dónde coño ves la gordura? Eso sí, se ve que tienen todo el derecho a opinar del cuerpo de una mujer pero el suyo propio, su barriga cervecera es genialérrima.

      Y dejo de hablar de mí (te lo tenía que contar como ejemplo de machismo). Así que cuándo me has contado todo en el comentario, me he dicho, jo, si es que en realidad, todas estamos metidas en la misma mierda.

      Los consejos de dietética, mira, me tienen hasta la chufa. Vamos a ver, ¿qué pasa si tengo celulitis? ¿o grasa? Se va a acabar el mundo? Qué manía con machacar nuestra autoestima. Es un negocio muy lucrativo ganas pasta en base a la inseguridad física de los demás.

      Si me permites, voy a enmarcar tu comentario.

      Un besote enooooorme!! ♥

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.