Adorables a rabiar, chicos

By | 14:09 1 comment

 

Crítica: Los Pingüinos de Madagascar. (The Penguins of Madagascar) La película

 

penguins of madagascar film

Para los que somos fans, fans de la serie como servidora, la película fue un poco fiasco. Y lo digo con todos mis respetos. No entiendo cómo siendo ésta una de mis series favoritas se ha hecho una película tan insulsa pudiendo sacarle más partido a unos personajes que ya de por sí, tienen gracia natural para caer bien.

Pero no os preocupéis, que no soy de las que ponen a parir las producciones fílmicas si no se lo merecen (para ello se lo tienen que merecer muy mucho) básicamente, porqué me parece una falta de respeto para todas las personas que han trabajado en ella durante años. Y eso cuesta un esfuerzo. Y el esfuerzo y la perseverancia es una de las características que se deben tener en cuenta no sólo en las críticas o en la escritura general sino también para el día a día de la vida. Porqué oye, una cosa es que te lo pases todo por el forro del plumero, pero otra es que le pongas ilusión y ganas, características poco valoradas en la actualidad. Bueno, a lo que voy.

Un hecho que me alegró al ir a ver la película es que se han mantenido las mismas voces de doblaje que en la serie original tanto en catalán como en castellano. Yo la fui a ver en catalán, puesto que las voces pese a ser casi los mismos dobladores en ambas lenguas (sólo cambia la voz de Skipper), les tengo más cariño, qué queréis que os diga. La sala estaba vacía. Es decir, que estábamos solas. Mejor, más para nosotras. Uno de los pequeños placeres de la vida es ver una película con todo el cine para ti, sin nadie que moleste, ni coma palomitas, ni tosa, ni enchufe el móvil para mirar Facebook en medio de la proyección. Nada. El silencio. ¡Ah, que gusto!

los-pinguinos-de-madagascar_029

Los pingüinos de Madagascar, son de lo mejorcito de las series de animación para niños, no tan niños y adultos. Ahí solo hay una que le haga la competencia:  Phineas y Ferb. Nadie más. A mi personalmente me gustan ambas, pero a los pingüinos como ya os he dicho, les tengo un especial cariño. La película se diferencia bastante de la serie, de hecho para los que os habéis tragado todas las entregas de Madagascar: Madagascar, Madagascar 2: escape de África y Madagascar 3: de marcha por Europa os será familiar el inicio, puesto que precisamente se inicia en el final de Madagascar 3: pingüinos escapando con un cañón de dinamita de un circo porqué se niegan a seguir aguantando el ‘Yo quiero marcha, marcha’ del Rey Julien.

Igual que en las películas de Madagascar los pingüinos no estaban demasiado diferenciados físicamente (algo que ya se consiguió posteriormente con la serie de estos adorables animalitos) este film mantiene la estética de la serie. A los que se ha mantenido igual es a los lémures, que se hace un poco raro verlos con estos pelos, como si hubiesen metido los dedos en un enchufe… De hecho, la gracia precisamente de la serie son las discusiones del Rey Julien y sus lémures con los pingüinos, pero en la película, por miedo a seguir el mismo patrón y que se haga repetitivo, supongo, se ha optado por introducir otro equipo con un lobo que les haga la competencia, y que caen más mal que bien. De hecho, el pulpo malvado cae mejor que el equipo de Clasificado (el lobo creído que he mencionado antes). La ventaja es que como a Clasificado en la versión original lo dobla Benedict Cumberbatch (que es muy buen actor pero estoy hasta las narices de encontrármelo hasta en la sopa), en la versión catalana lo ha hecho la maravillosa voz de Carles Di Blasi (a los fans de Doctor Who os sonará por ponerle voz a David Tennant, y si no me equivoco, al anuncio de Ferrero Rocher de este año y a Vueling). La película también incluye un cameo inicial del director alemán Werner Herzog como narrador del documental de pingüinos.

En esta última producción de DreamWorks destaca la cuidada animación de los personajes. Ups, pero esperad, que no os he explicado de qué va, ahora que caigo.

Los pinguinos de madagascar pelicula 2

Los pingüinos de Madagascar son un equipo de élite formado por cuatro pingüinos con distintas habilidades. Capitán (Skipper, en inglés) es el jefe del grupo, el que los dirige. Recluta (Soldado en castellano, Private en inglés) es el amoroso del equipo, el bonachón. Rico (Rico en castellano, en inglés y en todas las lenguas traducidas) es el majara. No, no, es que de hecho está como una regadera. Se encarga de las armas, y se traga de todo: tazas de váter, TNT, bazookas, clips, lanzallamas. Habla mediante gruñidos y le encanta hacer explotar cosas. Por último pero no menos importante, tenemos a Kowalski (tal como suena, en todas las versiones lingüísticas). Es el cerebro, el científico loco al que no le funcionan los inventos, el de las opciones y planteamientos tácticos. Ahí les patina a todos la mandarina. La gracia es que les patine y mucho. En la película se tienen que enfrentar a un equipo de pulpos liderado por un pulpo-científico traumado y emocionalmente inestable llamado Dave que necesita un abrazo urgentemente (yo se lo daría, es taaaaan mono). Para que los pulpos no exterminen la ‘monería’ de los pingüinos del mundo, nuestros protagonistas tendrán que unir fuerzas con una organización llamada Viento del Norte liderada por el agente Clasificado (el lobo narcisista), en la que se incluye una foca con mala leche, un oso polar al que le falta un hervor y un búho creído.

Lo que me fastidió de la película a parte de que dejasen fuera al Rey Julien, a Moritz y a Mort (los lémures), es que los pingüinos se tuviesen que bajar los pantalones con el Viento del Norte, básicamente porqué en la serie harían lo que les diese la gana aunque fuese una locura. 

La película destila energía, color, está cuidada y muy bien hecha. Diversión absurda para los fans de los pingüinos, la nata montada de los equipos de élite animal. Y digo absurda, porqué es una película para pasárselo bien. Para reír. Me apuesto que alguno de los papis que la encuentran chorra la van a ver y se van a descubrir dando una risotada cuándo menos se lo esperen. Con cierto terror posterior, por haber reído en una película infantil. Voy a ser sincera y decir que me lo pasé estupendamente bien. Iba estresadísima, el cine me sirve de válvula de escape y salí como nueva de la película. Es imposible recordar la cantidad de gags que hay en 90 minutos de duración, gags tontos, pero con chispa. Lo mejor de la historia es sin duda su guión y la diferenciación de personajes.  ¿Sabéis eso de que no hay una diferencia clara entre genio y locura? Pues en este caso, el guión de  Michael Colton y John Aboud es tan inteligente que roza la tontería fútil suficiente para saltar a carcajadas. Una de las mejores escenas es el baile tirolés de Rico y Kowalski dándose palmadas en el pandero y a Skipper con un ‘nos llevaremos esta humillación a la tumba’. Estuve llorando de risa durante unos largos 10 minutos.

3/5

Sin título5

Premios Annie: 3 nominaciones:  mejor animación de personajes, mejor diseño de personajes, mejores efectos de animación.

Ver tráiler

Fuentes: Filmaffinity, IMDB, Eldoblaje.es

Imágenes: pequejuegosblog, http://lospinguinosdemadagascar-es.tumblr.com/

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

1 comentario:

  1. ¡Hola!
    Me encanta la foto de la máquina de comida con los pingüinos dentro! Es total! jajajajajaja
    Soy de películas de animación/ Disney, así que, no creo que en el cine, pero algún día, la veré. xD

    Respecto a lo de ver una peli sola en el cine ... Me acuerdo cuando daban Indiana Jones 4; fui unas semanas después de que se estrenase, porque había terminado exámenes, y además coincidía con el final de la primera Eurocopa que juagaba España ... y yo creo que éramos cuatro gatos en el cine jajajaajaaja

    Un besoteeeee!! ♥

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.