‘Tomorrowland: el mundo del mañana’

By | 10:28 4 comments

 

tomorrowland-movie

La mejor película que he visto en tres meses y me quedo corta. Es una película de aquellas por las que vale pagar una entrada de cine, solo por sus dos actrices protagonistas. No se piense el lector que interpretan a personajes foros, idiotas, ñoños y débiles. Una es ingeniera y la otra un robot llamada Athena (Raffey Cassidy, magnífica) en plan Terminator, que pese a ser una cría, la mismísima Sarah Connor se lo haría encima. Que lo hace muy bien, vamos. Bueno, eso y comerse la pantalla. Hay que ver, con lo chiquitaja que es.

La producción dirigida por Brad Bird -que no Pitt- (conocido por Los Increíbles (2004) Ratatouille (2007) y Misión Imposible: protocolo fantasma (2011), las dos primeras premiadas con un Oscar) acerca al espectador una obra de ficción futurista especulativa, y con la marca típicamente Disney, es decir, con mucho azúcar. El film es el quinto largometraje de Bird, y el segundo que hace en imagen real.

foto-tomorrowland-el-mundo-del-mañana-

La maravillosa inventiva de Bird y su equipo al crear un mundo al más puro estilo Spielberg

La historia cuenta cómo una adolescente positiva y entusiasta por la tecnología llamada Casey Newton (interpretada por Britt Robertson, aunque el papel se lo ofrecieron primero a Shailene Woodley) se ve transportada a otro mundo en cuanto toca un pin en forma de ‘T’. A partir de ahí su vida empieza a correr peligro. En medio se interpone una Animatron llamada Athena (Cassidy) que la acompaña a ver al ex inventor Frank Walker (George Clooney) para que la ayude a saber a lo que se enfrenta. Ambos, obligados por el destino compartido, deberán desenterrar los secreto del mundo que solo pueden ver ellos, perdido en algún punto entre el tiempo y el espacio: un mundo llamado Tomorrowland.

foto-britt-robertson-en-tomorrowland-el-mundo-del-mañana-579foto-george-clooney-en-tomorrowland-el-mundo-del-mañana-2-575

Izda: Cassidy Newton (Britt Robertson) aborda a Frank Walker. Dcha: Frank Walker (George Clooney)

Creo sinceramente que es una cinta que ha sido infravalorada tanto por la crítica como por el público. Bird y su equipo han sabido crear un mundo al más puro estilo Spielberg, lleno de vida, creatividad e invención. Un mundo precioso, con toque nostálgico en cada fotograma. Un mundo al que a más de uno le gustaría vivir.

Esta película es la píldora contra un pesimismo social y un desencanto cada vez más arraigados, por lo menos en España de la que se desprende un mensaje mensaje bueno y muy necesario: el futuro lo creamos nosotros, y depende de las personas, de lo que creamos ser capaces. No hay nada escrito. Deja una puerta abierta a la esperanza en un mundo que las noticias cada día nos pintan más y más negro. Un mensaje para pensar. Una película familiar para ver con peques y que se empapen de lo que realmente vale la pena, alejado de muchos de los bodrios y remakes que estoy viendo últimamente por las salas de cine. En cierto modo, y mirando más allá de los superficial, que es la idea, la película es paradoja del cine contemporáneo. La falta de originalidad, las repeticiones, las reproducciones, las versiones y el estirar del chicle por estirar hace que a los que apreciamos este mundillo nos cause una sensación a camino entre el empacho y la urticaria. Así que bien por Tomorrowland: por tener unos personajes que se salen de los prototipos y tópicos femeninos, por crear algo completamente nuevo y fresco, y por hacer soñar e imaginar lo que puede ser un hipotético futuro.

Hablando de personajes,  el de George Clooney es más bien secundario, y si se me apura, tirando más a florero que a otra cosa. Lo mismo pasa con Hugh Laurie, el mítico House. Ambos quedan en segundo plano porqué les pasan por delante de las narices Raffey Cassidy y Britt Robertson casi sin ningún esfuerzo. Aunque más la primera que la segunda, que Cassidy es una acaparadora de pantalla y una roba escenas en toda regla.

foto-hugh-laurie-en-tomorrowland-el-mundo-del-mañana-929

Hugh Laurie hace de malo malísimo

Rodada en Valencia y en otros lugares más -vamos a ser sinceros y tirar hacia la tierra en un mundo de blockbusters americanos- cuenta con un gran equipo de producción español. Algunas escenas se rodaron en la Ciudad de Las Artes y las Ciencias de Valencia, el resto en Vancouver, Florida, y en Disneyland California. El conjunto arquitectónico futurista de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia fue diseñado por el arquitecto español Santiago Calatrava –me extraña que con lo chapucero que es todavía no se haya ido al garete- y construido entre julio de 1996 y octubre de 2005 en el antiguo cauce del río Turia.

En cierto modo, el castillo de Disney del principio me recordó a Gallifrey, de Doctor Who, aunque en este caso los robots sean más humanos que en los de la serie de producción británica. A la protagonista ya la vimos hace un mes en El viaje más largo, de la novela homónima de Nicholas Sparks. Servidora, que no paga por ver producciones de nefasto calibre, se dedicó, por defecto profesional, a leer entrevistas. Con el típico tópico, dijo Robertson en Cinerama,  que para triunfar en el mundo del cine hay que 'ser guapa', cito textualmente.  Por eso en cierto modo, me sorprendió que la película no adulara a ese sexismo instaurado por Hollywood a la hora de retratar a mujeres.

foto-tomorrowland-el-mundo-del-mañana-5-315

Newton, Athena y Walker perseguidos por robots

Basada en una atracción real de Disney, Tomorrowland cuenta que pasaría si el día de mañana la sociedad fuese más avanzada tecnológicamente en otra dimensión sin burocracia ni papeleo gubernamental de por medio. De hecho, Tomorrowland es el nombre de una de las ocho áreas en las que se divide Disneyland de Anaheim, en California, un parque fundado en 1955. Esta área está dedicada a la tecnología y al futuro y actúa como principal fuente de inspiración en esta película. Lo mismo ha pasado con Piratas del Caribe, película inspirada en la atracción New Orleans Square. También en el mismo saco se encuentra The Haunted Mansion, que el director y guionista Guillermo del Toro lleva años queriendo trasladar al cine. Como curiosidad, en Europa, Disney tuvo que cambiar el nombre de Tomorrowland a ‘Proyecto T’ porque el nombre es una marca registrada de un festival de música electrónica. Aunque en España, por lo menos, me consta que no se llevó a cabo.

Creo que no sólo es una película positiva, en los tiempos que corren donde sólo en nuestro país, desde 2012, coincidiendo con la crisis, han aumentado los índices de depresión en personas jóvenes, y por ello se hace también muy necesaria. Algunos puede que la califiquen de utópica. Cierto. Pero todo parece utopía hasta que alguien consigue hacerlo real. Por ello se dice que ‘buscan soñadores'. Soñadores que todavía vean el mundo de manera positiva. La película viene a decir al fin y al cabo que si vamos con una idea preconcebida en la cabeza, en este caso la de la autodestrucción, y nos quedamos sin hacer nada, posiblemente esa idea, que era subjetiva y fútil se convertirá en realidad. Esto me recuerda a la política y a la comunicación: repetir una idea hace que cale en la gente sin darnos siquiera cuenta. Eso sí, repetida de diferentes maneras, pero repetida al fin y al cabo. También está muy presente el tema de ir siempre hacia delante que uno pueda, porqué el futuro siempre será un misterio y una aventura por descubrir, aunque puede que ese futuro sea una idea engañada de algo prometedor que termina mal.

foto-tomorrowland-el-mundo-del-mañana-2-523foto-tomorrowland-el-mundo-del-mañana-7-311

Izda: Arte conceptual de Tomorrowland. Dcha: Walker en jetpack

La idea de Tomorrowland se basa en el plan original de Walt Disney para una ciudad del futuro (el concepto original para EPCOT,  Experimental Prototype Community of Tomorrow). Hubiese sido una ciudad situada en el centro dedicado a dar a conocer la nueva tecnología desarrollada en un parque industrial cercano. También habría sido un suburbio exterior circular accesible a través de monorraíl para los empleados e incluso con un aeropuerto dentro. Disneyland Paris incluye un parque temático similar a Tomorrowland llamado Discoveryland, inspirado por Jules Verne. Verne se menciona como uno de los descubridores de Tomorrowland en la película.

Como curiosidad destacar que el cinturón de la protagonista es el mismo que lleva Woody, el sheriff de Toy Story, y que algunas de las armas utilizadas en la película se asemejan a las pistolas que se encuentran en la atracción Buzz Lightyear Astro Blaster. Tampoco hay que olvidar el anagrama escondido en el nombre de Casey Newton. Si el nombre se lee al revés, se encuentra ‘Isaac’ (Newton), uno de los científicos más brillantes. Además si el espectador pone ojo –o no lo flipé yo- en una de las escenas, cuándo entra en una tienda friki, se puede ver de refilón una figura de Mr. Increíble de Los Increíbles (2004) y hasta un disfraz de Darth Vader. Esto es un giño a que Bird ha dirigido numerosas películas de animación y que además le ofrecieron, siendo él la primera opción, el dirigir Star Wars: Episodio VII – El despertar de la fuerza (prevista para el 18 de diciembre de 2015), la cual desestimó y que ahora dirigirá J.J. Abrams.  Dicho esto, destacar la magnífica banda sonora, como ya nos tiene bien acostumbrados el compositor Michael Giacchino, que por cierto, hace un pequeño cameo en la película. El DVD incluirá un final alternativo al de la proyección en pantalla grande.

Esta es una película que hace pensar al espectador, hecho cada vez más raro en el mundo del cine y que hace que una se replantee las ideas y prioridades preconcebidas como importantes. Es cálida, naif e infantil, si. Pero no son adjetivos negativos –aunque algunos críticos así lo quieran ver- es algo humano, y como humanos, tenemos derecho a no darnos nunca por vencidos. Porqué cuándo sientes que no hay salida, sólo piensa ¿qué es lo más importante? Y sigue hacia delante. O nadando, como dice Dory de Buscando a Nemo. Hasta el mismísimo Walt Disney  sentiría un enorme orgullo de esta película.

Le pongo cinco estrellas por alegrarme el día. Necesitaba esta película y mucho. Aunque no lo supiese. Porque como se dice:

Hay dos lobos. Uno es triste y sin esperanza, y el otro es optimista y trabajador. Si se pelean, ¿cuál gana?
Al que le des de comer.

5/5

★★★★★

Fuentes: IMDB, Cinerama, Filmaffinity

Imágenes: freebacon.com, cinedor.

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

4 comentarios:

  1. Nunca había oído el ultimo dicho, nunca iras a la cama sin aprender algo nuevo. Que pena me da no haberla ido a ver al cine de verdad, para una película (junto a Del Reves) que es original y que encima hay personajes femeninos ademas de un bonito mensaje ( lo tiene todo vamos xD). En mi opinión no la han promocionado bien y seguramente no recaudo porque la gente tiende a pensar que todo lo protagonizado por una adolescente es un asco ( que sociedad, señor). Gracias a tu buena critica ( y no lo digo solo porque sea favorable) la veré.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. A mi la película me gustó mucho, debe ser porque soy de películas futuristas y con mensajes que te hacen pensar o sencillamente porque soy de efectos ;) Puede que las críticas no hayan sido las mejores, ¿pero cuántas veces uno está de acuerdo con ellas? yo muy pocas la verdad, por eso pocas veces me dejo guiar por ellas y me guió más por mis gustos particulares y esta película definitivamente vale la pena. Muy recomendada. Gracias :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mayoría de veces las críticas de los 'expertos' en cine no coinciden para nada con las mías. Por eso nunca me las miro ;) Si eso el tráiler de la película y ya...sino voy con una imagen preconcebida y no es plan.

      Un besote!

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.