Crítica: ‘Ocho apellidos catalanes’

By | 10:37 14 comments

 

ocho-apellidos-catalanes-poster

 

Hace un par de días nos metimos en el cine a ver la segunda entrega de Ocho apellidos vascos, Ocho apellidos catalanes. A media hora de que empezara la película solo quedaban las tres primeras filas, y claro nos tocó la tercera de una maxi sala. Vamos, que tuvimos que salir, porqué nos comíamos la pantalla. O eso o nos quedábamos cegatas durante una hora y 45 minutos, que eso ya es decir.  Así que salimos de la sala a pedir otras entradas. La próxima sesión estaba igual de llena y nos dieron para la fila cinco, que queda más o menos en la mitad y se veía mejor, eso sí, en un ladito, porqué estaba la cosa a petar.

 

Debo decir que tenía cierta reticencia a ver esta película y más teniendo en cuenta como está el tema político en Cataluña, y porqué a los catalanes no nos hace ni puñetera gracia -como al resto- que se metan con nosotros. Pero no, han respetado las ideologías políticas y no han abusado excesivamente del tópico al que normalmente se somete a las otras culturas. Aunque la película me recordó a La boda de mi mejor amigo, con Dani Rovira a lo Julia Roberts, mezclado con tintes de Novia a la fuga y Walking on sunshine, esta última no por las canciones sino por lo surrealista y exagerado en la que a veces cae la película.

 

Emilio Martínez Lázaro se pone otra vez al frente de la secuela más taquillera de España, con guión de Borja Cobeaga y Diego San José dándole caña al asunto. A Dani Rovira y a Clara Lago ya los vimos en la primera parte en la que un sevillano llamado Rafa (Rovira) se enamoraba perdidamente e intentaba conquistar a una chica vasca, Amaia (Lago), haciéndose pasar por vasco delante del padre de ella (Karra Elejalde). En esta segunda entrega, la parejita se ha separado y Rovira se entera que la chica que no ha podido olvidar, se va a casar el sábado con un catalán (Berto Romero). Tres días para volver a conquistarla. Compinchado con el padre de ella intentará por todos los medios volver a revivir ‘el chispazo’. Todo este batiburrillo mezclado con la trama secundaria entre Merche (Carmen Machi) y Koldo (Karra Elejalde).

 

ocho-apellidos-catalanes-

Izda-Dcha: Romero, Sardá, Cuesta, Elejalde, Lago y Rovira

 

La película está al mismo nivel que la primera, cuenta con el mismo reparto (sigo sin soportar a Clara Lago, por cierto. Y ya de paso añadir que si le fastidian los fans, que sepa que son éstos los que le dan la fama, los mismos que cuándo no les interese la actriz la desecharán cuán cacharro roto). En ésta se han subido al tren Rosa María Sardá, Berto Romero, Belén Cuesta, Josep Maria Riera…Rovira y Lago  también coincidieron, -él principal, ella,de secundaria- en Ahora o nunca. En este caso, Lago hacía de amiga de la protagonista. Y sí, en esta peli también hablaba de boda, que las bodas en esto del cine dan para mucho. Serán tópicas, serán típicas pero funcionan porqué son películas en las que el espectador se lo pasa bien y desconecta.

 

Dicho lo cual, encontré que le faltaban subtítulos, es lo que tiene que la película mezcle cuatro lenguas –catalán, español, vasco y muy poco de gallego- , de las cuales, por desgracia, sólo entiendo dos. Así que había escenas en las que no me enteraba. Que digo yo que unos subtítulos tampoco cuestan tanto, ¿no?

 

Hay tópicos que la propia película se encarga de desmentir. Como por ejemplo que el catalán es fácil de entender, porqué se parece al español y después de preguntarle a uno que pasaba por ahí y no entender ni papa (ese uno, es Cesc Casanaovas, un actor afamado por estos lares, que sale en Carakóvia y en Polónia dos programas muy famosos de sátira deportiva y política respectivamente, que sin duda, recomiendo ver, porqué además en lo que se refiere a caracterización de actores, se parecen muchísimo a los de la farándula real). O la escena en la que los Mossos d’Esquadra (la policía nacional catalana), que tienen fama de dar jarabe de palo, resultan ser también personas con sentimientos. O el postureo modernillo y hipster, algo que encuentro bastante inverosímil, porqué normalmente lo hipster abunda más en Barcelona, que no en un pueblo del norte de Cataluña, en Girona. Vamos, que lo encontré un poquitín exagerado, pero que da al espectador una idea del espíritu de modernidad que abunda por estos lares, repito, un poco exagerado, pero es un recurso que funciona.

 

ocho-apellidos-catalanes-cast

A les masies catalanes hay cosas inesperadas. Como una abuela fent la migdiada.

 

Eché de menos, eso sí, el acento catalán más cerrado de los pueblos del norte de Cataluña, pero lo paso por alto porqué es una película que podría haber caído en el tópico negro y la difamación y sin embargo no lo ha hecho. Es más, está meticulosamente cuidada para evitar meterse en más berenjenales de la cuenta. Genial la última frase de ‘yo me voy pa’ Andorra’, o la persecución entre Mossos d’Esquadra y Guardia Civil.

 

Diga lo que diga la crítica, la recaudación del primer fin de semana fue de 7,6 millones de euros, el mejor estreno del 2015, superando a Cincuenta sombras de Grey (2015) que consiguió 7,3 millones. Algo querrá decir.

 

Producida por Lazonafilms y Telecinco Cinema, con efectos especiales a cargo de Free your mind. La película se grabó en Sevilla, Barcelona y Girona (Monells –en la plaza Jaume I, rebautizada como Pep Guardiola, en la producción-, Llagostera, Vulpellac- castillo del S XIV- y barrio judío) y en la comisaría de los Mossos de Palafugell. Por lo que respecta a la banda sonora, destaca La de los ojos de bronce, escrita por Tessy Díez Martín y compuesta por Roque Baños.

 

La acción se desarrolla en Can Llambí, una masía familiar del siglo XII, en Llagostera, situada a pie de carretera de Romanyà de la Selva,  que han decorado como si Cataluña se hubiese independizado para darle el gusto a la abuela (interpretada por Rosa María Sardá), que al fin y al cabo es la que paga. Los follones y las situaciones surrealistas, abundan, claro está.

 

El director de la película, Emilio Martínez Lázaro, afirmó en  La Vanguardia (01/06/2015) que

‘El núcleo catalanista es mucho más importante aquí, en el Empordà, aquí todo el mundo habla catalán, es el centro de la identidad catalana’.

 

ocho-apellidos-catalanes-machi-elejalde

Merche (Carmen Machi) y Koldo (Karra Elejalde) en una discusión ida de madre

 

Como curiosidad Karra Elejalde, hace 15 años que vive en Molins de Rei (Barcelona, Cataluña), y aunque es vasco de nacimiento, es un buen ejemplo de la superación de tópicos. Si bien es cierto que hay que saber reírse de éstos, también hay que dosificarlos en buena medida. No entiendo el escándalo formado en algunos periódicos catalanes sobre la película. Ya les digo que la he visto y no es para poner el grito en el cielo, ni mucho menos. Aunque para Elejalde –vamos a ser sinceros y decir que es lo mejor de las dos películas- ha sido un puntazo, según declaraciones del deportivo As (27/11/2015)

 

‘Puedo decir que hubo una época no muy lejana en que era más o menos un apestado, un vulgar fumeta, y ahora me ofrecen hasta dar las uvas en Nochevieja. Esto es así de crudo. En esta profesión no tiene éxito el que más se lo merece. Yo no era peor actor antes de rodar Ocho apellidos vascos, sin embargo después del éxito de la película yo soy la hostia, con un reconocimiento increíble y me agasajan desde todos los sitios. Unos meses antes de hacer esa película había telarañas en mi frigorífico. Puedes hacer cinco películas en un año y ninguna en el lustro siguiente. Esto es una lotería y, de repente, estás de moda de la misma manera que dejas de estarlo’.

 

Martínez-Lázaro explicó en una entrevista a ecartelera (17/11/2015) que es imposible repetir el primer éxito del filme porqué la cifra de espectadores era ‘tan salvaje que solamente se pudo producir porqué la gente iba varias veces a verla.’

 

La película tuvo que rodarse a un ritmo frenético porqué los productores (que son los que ponen la pasta y por tanto, los que mandan) la querían lo antes posible. Con el guión sin terminar, y trabajando a destajo consiguieron sacarla adelante. Y ese guión con prisa se nota, porqué el resultado es más flojo que en la primera. También salió Antonio Resines en una escena, que el director cortó a posteriori, porqué ‘rompía el ritmo’.

 

OCHO-APELLIDOS-CATALANES-film

Els vuit cognoms catalans d’ en Rafa (Rovira) en 3…2…

 

En fin, una película recomendable, de la que ya advierto, el tráiler no hace ni pizca de gracia. Pero con el film alguna carcajada a algún giño cultural salen por ahí de paseo. Lo mejor, como siempre, las caras de Dani Rovira, que son todo un poema y Elejalde. Destacar el épico final de Karra con el letrero. Simplemente genial. O cuando no quiere pisar Madrid. O los varios apellidos catalanes que suelta Rafa (Rovira).

 

Incluso se piensa en una tercera parte. Como se menciona en El País (19/11/2015), ‘podría ser un error’. Pero realmente cuesta no imaginarse un spin-off de Koldo.  Diego San José, uno de los guionistas ha comentado para el periódico que:

 

“Me imagino a Koldo con su barco entrando en Nueva York. Rodea la estatua de la Libertad y piensa ‘Anda, aquí también conocen al lehendakari’. Pasa por debajo del puente de Brooklyn y, henchido de gozo, exclama: ‘Vaya mierda, el de Portugalete sí que es un puente”.

 

Como sabéis una no es mucho de cine español, porqué normalmente se estrenan patochadas y soy la primera en decir que en este país industria cinematográfica no hay. Es una película para pasarlo bien, no le pidáis peras al olmo, que no os las dará, pero hay críticas que no le hacen justicia para nada. A veces dudo que los críticos y yo hayamos visto la misma producción. Entré pagué 5 euros para olvidarme del mundo y de la mala leche que traía, para pasarlo bien y cumplió las expectativas. Por lo menos, salí con una sonrisa, me descargué, que eso ya es decir en los tiempos que corren. Cada película tiene lo suyo en función del estado de ánimo en el que te encuentres, y si quieren algo para pensar, hay un film Islandés llamado Rams que todavía (por suerte) está en cartelera.

 

En febrero de este año entrante Elejalde y Rovira volverán a trabajar juntos, pero esta vez, saliendo de la comedia, en la película dramática Cien Metros.

 

De pasada, comentar que me parece una depravación lo que ha hecho el Ministerio de Empleo, que ‘Revisará la pensión de los jubilados que aparecieron de figurantes en Ocho Apellidos Catalanes (…) por su incompatibilidad de su paga con la película’. Noticia de la que se hacía eco La Vanguardia el día 7 de este mismo mes y que podéis leer completa aquí. No voy a entrar en política –aunque bien merecería un buen vapuleo- pero sí decir que no es ninguna ilegalidad cobrar en A, algo de lo que no muchos de dicho Ministerio  pueden presumir.

 

3/5

★★★★★

 

 

Fuentes: http://www.lavanguardia.com/local/girona/20150601/54431996805/emporda-ocho-apellidos-vascos.html, http://www.clubrural.com/blog/los-pueblos-de-8-apellidos-catalanes/, http://cultura.elpais.com/cultura/2015/11/19/actualidad/1447923096_615580.html, http://www.ecartelera.com/noticias/27065/entrevista-emilio-martinez-lazaro-ocho-apellidos-catalanes-peores-criticas/

Imágenes: blogdecine.com, diariovasco.com, huffingtonpost.es, europapress.es,

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

14 comentarios:

  1. Hola , nohe ido a verla y dudo que vaya me pasa como a tí, no soporto a Clara Lago, besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espera, que a Lago no le va a faltar trabajo, que versionará el libro 'No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas'. Agarrémonos a la silla que lo puede desgraciar.

      UUn besote!

      Eliminar
  2. Hola, muchísimas gracias por la reseña, en realidad que hayan cuidado de no caer en tonterías, más que todo por el tema político que están pasando, me parece que está muy bien, la película apuntaba a otra cosa y por lo que parece, lo ha logrado.
    Gracias por la reseña =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Irissë!

      Yo también iba con reticencia y pies de plomo. De hecho si se hubiesen metido con nuestra cultura o nuestra lengua, la crítica no hubiese sido para nada positiva y hubiese desechado la película como a un trapo sucio. Pero por suerte- gracias al director por aguantar a las productoras- no ha sido así. Y con la que está cayendo ahora en plenas elecciones...bufff!!

      Un besotee!!

      Eliminar
  3. ¡Hola!

    La fui a ver la semana pasada. Iba con muchas ganas, porque la primera parte me encanto, y no se si fue por circunstancia del momento o que, pero puedo asegurar que me reí más en la primera parte; eso sí, en esta, también hay momentos muy buenos.

    También pensé lo mismo que tú cuando hablaban el catalán, que faltaban subtítulos en algún momento. Pensé, menos mal que lo entiendo, que sino, menuda gracia.

    Un besote guapísima!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eva!

      No vas mal encaminada, no. Es lo que tiene que meta la zarpa la preoductora cuándo debería soltar la pasta y quedarse quieta. Pero no, incide en el guión y en el tiempo como le da la gana y claro, eso repercute en el producto final. Así que es normal que esta no haga tanta gracia, porqué la primera está de lejos, mejor lograda y es más fluida.

      Respecto a los subtítulos, es de traca!

      Un besote muy grande!!♥

      Eliminar
  4. Entro a este post con los ojos como platos, ¡no me había enterado que había segunda parte de ocho apellidos vascos! O_O Esto de vivir fuera me tiene incomunicada, jajaja, no me entero de nada ):

    La primera me encantó, igual es porque no me esperaba mucho y luego me reí un montón y me sorprendió gratamente. Una pena lo de que no pongan subtítulos, de verdad que si hablan a trozos en distintas lenguas debe ser un poco para perderse. Pero bueno, después de todo tengo ganas de verla!

    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero hija, ¿sigues en Belfast? Sí que hay segunda parte y se están pensando -según los últimos rumores- muy mucho eso de hacer tercera, que seguramente habrá, porqué aquí -te informo debidamente- ha desbancado en una semana la taquilla que hizo 50 defecaciones de Grey. ¡En una semana! Yo la he ido a ver dos veces, una con mala leche y la otra más calmada y en las dos me miré eso de, sí, es cierto, ¡faltan subtítulos! Que bueno, a ver, el gallego como deriva del latín al igual que el castellano y el catalán, algo de refilón pillo, pero en Euskera, de verdad que no. Me veo aprendiendo online por eso de saber algo más de su cultura, que a veces tengo la impresión que nos vamos a estudiar fuera cuándo en España tenemos tres idiomas un poco apartadillos.

      Un besoteeeeee!!! ♥

      Eliminar
  5. No sabia si verla porque solo he visto trozos de Ocho apellidos vascos (aunque se ve venir donde como acaba). El reparto en esta me atrae mucho mas que su predecesora(sobretodo Sarda y Berto)así que quería darle un oportunidad pero claro andaba escéptica con ver una pelicula que pudiera insultar otra cultura. Pero sino te ha ofendido siendo catalana y ademas es divertida la acabare viendo. Eso si, es un poco cruel no poner subtitulos cuando hay otros idiomas y mas para la gente que de cuatro solo sabe uno como yo xD.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que Sardá, es Sardá. Y en este papel hace muy bien de abuela típica tópica de los pueblos del norte de Cataluña (no tiene desperdicio). A mi personalmente, no me ha ofendido y supongo que los espectadores que reían conmigo en una sala a rebosar, tampoco. Aunque hay algunos medios nacionalistas, sobretodo de la zona norte, que es dónde se cuecen las cosas (aquí en Barcelona somos más abiertos) que la han puesto a parir. Supongo que depende de la tendencia ideológica de cada cual o de tener la piel más o menos fina.

      Un besote!

      Eliminar
  6. Hola!

    Vi un comentario tuyo en mi blog de hacer... mmmm... dos meses creo (he estado un poco desaparecida) y he venido a cotillear ^^

    Esta película me daba un poco de miedo básicamente por lo mismo que tu (también soy catalana) pero oye, si a ti no te ha ofendido puede que le de una oportunidad. Sardà siempre hace el mismo tipo de personaje, pero que bien que le quedan a la muy puñetera xD.

    Nos leemos*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Liv!

      ¿Dos meses ya? Caramba como pasa el tiempo. Ya he visto que te has escapao' a las Chimbambas, y que hace poco que lo has vuelto a retomar. Me alegro mucho. No sabía que eras catalana. Tú ve a verla, disfruta, -hay tópicos como en la primera- que no es para tanto. Y a veces los críticos y otros se exceden en ponerla verde. Ya me dirás.

      Un besote!

      Eliminar
  7. Pues algunas personas que han ido a verla me han dicho que no es gran cosa, que está mejor la primera, pero a mí el trailer me hizo bastante gracia. Si me gustó la primera, supongo que también me gustará esta. Por lo que veo, el humor es el mismo, y los protagonistas también, así que para pasar el rato me vale :)

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mary-Chan!

      La primera está mejor, sí, pero es que en esta segunda también tiene mérito lo que ha hecho el director. Empezarla a grabar con sólo 1/4 del guión hecho tiene miga. Y todo porqué la productora insistió a apretar fechas para poder hacer negocio. La productora es la que pone el dinero, y por lo tanto, la que manda, que a veces nos creemos que es el director y no es así, que aquí en España la cosa funciona por financiación.
      Eso sí, si te hizo gracia la primera con la segunda también disfrutarás (atenta a la escena final, que para mí es el gran gag, que resume el nacionalismo en una sola imagen).

      Un besote!!

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.