The Fifth Estate (El Quinto Poder)

By | 17:52 6 comments

El Quinto Poder Poster Película Español


A menudo los periodistas nos encontramos con un problema que cada día va cogiendo fuerza: ¿Somos libres? Se nos ocultan datos, cifras, informes…contactar con fuentes que hablen de temas sensibles acostumbra a generar más de un buen dolor de cabeza. Los medios están controlados por intereses políticos y estatales a la par que por grandes grupos empresariales. No somos capaces de discernir la información veraz y nos tragamos lo que sea con tal de mantener el puesto de trabajo. Un ejemplo de ello es el grado de notas de prensa y de ruedas con los que rellenamos infumables páginas. El que se puede saber y el que no es una respuesta unilateral: de arriba a abajo, del poder a la población. Pero ¿qué pasa si cambiamos la dirección de éste poder? ¿Qué pasa si a la fuente le das una máscara para que pueda hablar sin miedo a ser descubierta? Que hablará. En un mundo aparentemente democrático en el que la transparencia informativa es una utopía se creó WikiLeaks. “Wikiwiki” rápido, en hawaiano. Y “leak” goteo. Goteo rápido.

Lo que ofrece la organización es un software de encriptación que protege al usuario/fuente para que pueda dar una información que debe hacerse pública.  Si proteges a la fuente, ésta no dudará en hablar. Y es por este motivo por el que está teniendo tanto éxito. La porquería que los gobiernos, bancos y otras instituciones quieren soterrar sale a la luz mediante filtraciones. Se reciben 30 al día y de todas ellas hay que comprobar su fiabilidad. Pero ¿hasta qué punto se puede hacer pública una información sin dañar a inocentes, sin entrar en la vida privada? Uno de los principios de WikiLeaks es publicar los documentos sin editar, porqué entonces sería manipular “la verdad” (palabra que no es de mi adoración ya que en este aspecto se podría caer en una manipulación porqué verdad a secas no hay. Preferiblemente el término veracidad sería más correcto). Aunque esos documentos se inmiscuyan datos personales. Sí,me refiero al caso del “BNP membership list”. Entonces, ¿cómo una organización que tiene cómo principal regla la protección de fuentes y la transparencia informativa se puede mantener en el más estricto anonimato?


sinopsis Quinto Poder


“Puede que pasen décadas antes de que lleguemos a entender el alcance real de WikiLeaks y cómo revolucionó la difusión de información. Con los acontecimientos aún en desarrollo, esta película no intenta ofrecer una conclusión sobre el tema. En vez de eso, nos propusimos crear un drama que explora los retos de la transparencia y que, esperamos, avive y enriquezca las conversaciones que ha provocado WikiLeaks”.  Bill Condon, director.
Esta es la primera gran producción cinematográfica que explora el fenómeno de WikiLeaks. Condon, examina esta era basada en la información a ritmo trepidante, pues hay que  verla un par de veces para enganchar el hilo. Sin pretender dar una conclusión u opinión sobre el tema, el film se centra en la historia del nacimiento de la organización y su evolución hasta conformarse con varios hackers.

Pese a que la película tiene una parte de biopic, también tiene un parte de thriller político y de drama sobre la amistad en un mundo en que la transparencia informativa puede ser tan liberadora cómo amenazante. Una historia humana en la que chocan los ideales. “No nos propusimos hacer una película anti o pro WikiLeaks sino ver cómo y porqué la organización legó a hacer esas cosas extraordinarias. Por eso en el film presentamos múltiples puntos de vista, que permiten a la vez plantear preguntas para hacer que el espectador llegue a sus propias conclusiones” afirmó el director.

The Fifth Estate, de la cuál el mismo Assange ha dicho que no quiere saber nada, se basa en dos de los libros más detallados sobre la organización: Dentro de WikiLeaks, de Daniel Domscheit-Berg y WikiLeaks y Assange, de David Leigh. El film acaba desembocando en una multiplicidad de miradas: la de Berg, que cuestiona la fiabilidad de Assange, la de diplomático de Estados Unidos cuya su vida se pone en peligro por una de las filtraciones, la de los periodistas que chocaron con el fundador… “Esta película no es un documental”, dice Cordon. Para representar las conversaciones privadas los cineastas han aportado su imaginación para todo lo que es desconocido o escurridizo con la intención de crear una historia fascinante.

Assange El Quinto Poder Cumberbatch
Benedict Cumberbatch como Julian Assange

Assange que es una figura ya enigmática de por sí hace dos años que pidió asilo político en la embajada de Ecuador en Londres. Una de esas ironías de la vida en las que un país que controla dictatorialmente la información acoja a un precursor de la transparencia. WikiLeaks que saltó a la fama con la filtración de “Collateral Murder” en el que se veía cómo unos militares de Estados Unidos disparaban abiertamente a un grupo de civiles en el que murieron dos periodistas de la Agencia de noticias Reuters. “Yo estaba interesado en la historia más que en el mensaje” dijo Benedict Cumberbatch, quien interpreta a Assange en el film.

“Estaba en shock confundido y fascinado por las revelaciones de Afganistán y Irak. Él (Assange) es un personaje extraordinario muy provocativo y divisivo, que me encantaría encontrar. Pero que a él le guste encontrarme ya es otro tema.” comenta el actor en una entrevista para Total Film. También admite haber hecho un poco de “examen de conciencia” después de interpretarlo. Cumberbatch que se pasó horas estudiando detenidamente a través de vídeos de noticias su acento australiano, su voz suave, sus expresiones faciales ligeramente plastificadas y su lánguido lenguaje corporal, tuvo que usar lentillas de color y blanquearse las cejas, para parecerse en algo al personaje real. Escuchar entrevistas en el iPod mientras estaba en maquillaje y “cuándo levanté la vista y me vi a mi mismo en el espejo era cómo Christ! Funciona. Quiero decir, tengo una cara muy diferente a la de él y nos separan bastantes diferencias físicas, pero basta hacer una interpretación que sea representativa sin ser una imitación. Espero. Este fue un aspecto muy difícil, por el que no puedes obsesionarte. De lo contrario, sería paralizante.” El actor también cuanta que empanizó con Assange cuánto más lo escuchaba

Daniel Brühl, que interpreta a Daniel Domescheit-Berg, comentaba en una entrevista que “es bueno cuándo te gusta tu personaje y lo crees y confías en él.” Y añadía que “creo que él es un buen activista y me encanta jugar papeles en los que tengo cierta envidia. Envidio de él que es un hombre comprometido.” “Leí muchas prospectivas ya que era un trabajo difícil. Y sólo puedo decir que no tengo ninguna razón para no creer en la integridad de Daniel. Lo que él me dijo tenía mucho sentido, pero hay otras verdades en esta película que invitan a descubrir por uno mismo”.

El Quinto Poder Cumberbatch
Fotograma El Quinto Poder


crítica
“Dale una máscara a un hombre y te contará la  verdad”, dice el Assange de esta producción. Partiendo de esta máxima de Wilde que el hacker australiano convirtió en su haz y método,  The Fifth Estate cuenta sobre el ascenso bestial de Julian Assange, un hacker activista de nacionalidad australiana y como éste se convierte en un ciber conducto para la justicia social mediante la organización WikiLeaks, que permite a los usuarios hacer filtraciones de material sensible. Nada que ver con la apariencia física de hoy en día. Melena asilvestrada, aspecto desliñado, dudosa higiene personal y ego kilométrico, un Assange poco conocido es el que da vida Benedict Cumberbatch en el film que dirige Bill Condon (Dreamgirls, Kinsey, Dioses y Monstruos, Amanecer 1 y 2). Sin obviar que el guión de la película se basa en dos libros sobre la organización que Josh Singer se encarga de adaptar, uno del ex-socio y otro de dos periodistas de The Guardian (que tuvieron la suerte o desgracia de topar con él) y que casualmente ambos son críticos con el personaje de Assange, lo cuál da poca fiabilidad, ya que emiten un posicionamiento previo, en vez de contar con alguna de las numerosas publicaciones neutrales. El fundador de la red de filtraciones no dudó en calificar de “oportunista”, “horrible” y “dañino” el film, mientras está refugiado en la embajada de Ecuador en Londres. 
“Si encontráramos a un hombre de principios. Un informador dispuesto a destapar todos los secretos, ese hombre solo, sería capaz de vencer al más poderoso y represor de los regímenes”.
El punto de vista de esta nueva producción de DreamWorks está contada desde el papel de Daniel Berg, mano derecha de Assange durante dos años. “Historia gis, neutra” afirman los críticos. Pero que te mantiene embobado durante sus casi dos horas con la innegable presencia kármica del actor principal. Se diga Condon o Abrams , destaca por encima del elenco principal con un formidable trabajo de modulación de voz ( en V.O.S.E es una pasada) casi camaleónica y la presión a la que el actor inglés es capaz de someterse –auto exigencia implementada- de un papel que no es moco de pavo.

Con una frenética narración  empática con la rápida circulación informativa de hoy en día, la película se esfuerza por ser imparcial.  Assange a parte de predecir el fracaso en taquilla ha boicoteado el estreno publicando el guión  a través de WikiLeaks. “Una obra de dicción disfrazada de hecho” han contraatacado.

Bien rodada y trepidantemente montada por Virginia Katz, se entremezclan noticias, tweets, discursos políticos, y filtraciones de vídeos aunque la aclaparación de atención en escenas conjuntas se la lleve Cumberbatch, - chapó por él, porqué es un grandísimo actor- dejando claro el planteamiento principal con el mensaje “busca la verdad por ti mismo”. Irónica a la vez que icónica la escena final en la embajada de Ecuador, que aunque no le guste a Julian Assange, es innegable que después del estreno, y como efecto rebote, se triplicarán el número de visitas en su web.

Otro punto de vista crítico en la película es el papel que juega la pensa, que queda patente en la frase “Como no tenemos reporteros entonces cogemos una noticia de archivo la retocamos un poco y la lanzamos como si fuera nueva” de un periodista veterano a otro más joven. Con la pensa vendida a los intereses del sistema –el aluvión de críticas negativas en medios sobre la película lo demuestran- no es de extrañar que cada cuál se forme una opinión al respecto o acabe empatizando con uno de los protagonistas. La película incita a dudar de todo – una máxima periodística que muy pocos profesionales aplican- y sobretodo de los medios de comunicación como principales altavoces de una verdad interesada.
“Si quieres la verdad debes buscarla tú mismo. Cada persona te contará su propia versión. Debes mirar más allá de todo, de esta película, de todo lo que veas. Tú eres el que les das miedo”.
Os invito a verla. No os va a dejar indiferentes, y si os deja, por lo menos os invitará a pensar, que ya es algo.

5/5
★★★★

Imágenes: Facebook y Web oficial.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

6 comentarios:

  1. ¡Hola! vi el trailer y pareció que estaba bien, así que me gustaría verla, jejejeje pero bueno ... tengo taaantas por ver!!

    vuelven mis comentarios por tu blog :P jijijij

    un beso gordoooo!!!

    Eva (si he vuelto a cambiar el nombre) jajajaja, espero que sea el definitivo!! jajajajajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta película no tiene término medio: o te encanta o sales del cine decepcionada. Por suerte, mi impresión fue la primera, aunque la mayoría de críticos puedan fardar de ser la segunda. Ps: Ya tienes tu comentario!!!!! ♥

      Un besote y gracias por pasarte!

      Eliminar
  2. No sé hasta que punto determinadas informaciones deberían divulgarse pero si que es cierto que vivimos en la inopia y nos ocultan muchas cosas que seguramente, deberíamos saber. Mejor nos iría pero mucho me temo que seguiremos en la ignorancia... El poder lo seguirán teniendo los de siempre...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estoy de acuerdo. El poder no siempre es unidireccional. Y la transparencia informativa por filtrados de información ayudan a que los gobiernos se vayan acostumbrado a que cuidadado con lo que hacen, porqué no saben de quién les puede venir la información. En una plataforma en la que la prioridad es la total protección de la fuente, los poderosos son otros. Entonces ¿quién no tiene miedo de Wikileaks?

      Eliminar
  3. me ha encantado tu post y tu crítica. Yo como periodista siempre he creído en la libertad de prensa y de información por encima de todo, aunque no a costa de la ética..o si? es el típico debate moral que siempre nos hace pensar.

    Está claro que el ciudadano debería tener acceso a mucha más información de la que nos ofrecen, pero, ¿si ni siquiera en la empresa privada son capaces de publicar los salarios de los empleados o sus niveles, como pretendemos que esto finalmente se lleve a cabo?

    Besotes¡
    nata
    natalialuzentupelo.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compañeeeeeera de profesión! Que fuerte!

      Creo que la transparencia tienen que ver con la ética en la medida de proteger a las fuentes por encima de todo o que nuestra profesión -en caso de que sean documentos con material sensible- no ponga en peligro la integridad de terceras personas. Creo cómo tu que el ciudadano es el primero que debería tener derecho a esa transparencia, pero siempre se empieza por arriba no por abajo. Es cambiar el flujo y eso se consigue con filtraciones, aqunque hoy en día sea tan sumamente difícil no dejar un rastro con las IP's del ordenador. Aunque, sí te digo la verdad, hasta eso se han apañado en inventar. Hay un software que se llama Tor project y que permiten navegar sin dejar rastro, por ejemplo.

      Un besote y gracias por comentar siempre! ♥

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.