Crítica ‘Into the Woods’

By | 8:56 Leave a Comment

Into the woods poster

Ten cuidado con lo que deseas

Cuándo fui a ver esta película tenía un nivel de estrés respetable. Necesitaba algo suave y cambié la entrada de la La conspiración del silencio –una película sobre la investigación del holocausto nazi- para ver Into the woods. Un musical es lo mejor para olvidarse de todas esas preocupaciones que ha creado la sociedad y que comprimen a las personas. Vamos que era Into the woods o Annie y visto lo visto, me quedé con Meryl Streep. Tenía la esperanza que una buena película llena de vida me alegrase el día. Bues bien, me llevé un chasco.

La historia explica que una Bruja  (Meryl Streep) echa una maldición a la familia del panadero (James Corden) y de rebote a su mujer (Emily Blunt) para que no puedan ser padres. Para revertirlo la pareja va al bosque para coger una serie de ingredientes, lo que hará que se crucen con otros personajes de cuentos. Irónicamente, Blunt quería ropa holgada para el rodaje para disimular su embarazo real.

Para hacer un resumen muy resumido, la película es una desmitificación de los cuentos de hadas basado en un  musical estrenado en el Martin Beck Theatre de Broadway el 5 de noviembre de 1987 que mezcla las historias de Caperucita Roja, Rapunzel, Jack y las Judías mágicas y Cenicienta. La historia se centra en la pregunta que todos nos hemos hecho alguna vez después de escuchar el cuento: ¿Qué es lo que pasa después del final feliz? Pues bien, Into the woods explica los inicios de los personajes y lo que pasa después de que todos hayan encontrado ‘su final feliz’. O no tan feliz, puesto que más que una película de Disney tiene más trazas de los cuentos originales de los Hermanos Grimm.

into_the_woods meryl streep

Meryl Streep como ‘La bruja’ reptando por los árboles

La película se inspira en las teorías del psicoanalista y psicólogo austríaco Bruno Bettelheim. Éste escribió en 1977 una obra titulada Psicoanálisis de los cuentos de hadas, que os animo a leer. El hecho de que los deseos cumplidos generen otros deseos se basa, en cierto modo, en una especie de narcicismo humano. Para quién piense que los musicales son ñoños y para espectadores edulcorados va mal encaminado, puesto que Into the Woods es todo lo contrario. Para que el lector de haga una idea, la revista Cuadernos de cine recogía que ‘Rob Marshall (el director) consiguió salvar Any Moment la canción con la que el príncipe de Cenincienta (Chris Pine) le pone los cuernos a ésta a cambio de que Disney salvase a Rapunzel, que en la obra original muere a manos de la giganta’, mientras que en el film es la única agraciada con un final feliz.

El relato se mezcla con canciones en la primera mitad de la película haciendo una narración animada y enlazada que mantiene al espectador contento de haber pagado la entrada de cine. No puedo decir lo mismo de la segunda mitad, en la que me  aburrí y miré unas cuantas veces el reloj. La completa pérdida de la intensidad que se había logrado catapultar al principio es marginada y llevada a lo más recóndito de la soporifidad humana cuando al director se le ocurre que la giganta provoque un terremoto. Como ya he contado, el director es  Rob Marshall un veterano, que parece haber hecho el triplete de musicales de Broadway. Empezó con Chicago (2002), continuó con Nine (2009) y cierra con Into the Woods, es el encargado de llevar a la gran pantalla la producción. ‘La gente piensa que es uno de esos costosos musicales y el presupuesto no pudo estar más apretado’ sentenciaba Marshall para Fotogramas. Concretamente, un presupuesto estimado de 50 millones de dólares. De hecho, para llevarlo a cabo, todos los actores se estrecharon el cinturón –todo lo estrechable que puede ser ese holgado cinturón- y recortaron sueldos.

James Corden into the woods

A Caperucita Roja no le quita su caperuza roja ni el mismísimo Dior

El gran atractivo de la película es la mezcla de las historias de los cuentos, todos unidos por música, canciones y ligados por la maldición que una bruja (Meryl Streep) arroja sobre Los Panaderos (James Corden y Emily Blunt). Éstos últimos son el hilo conductor de toda la trama y van enlazando los otros personajes para al final, crear un grupo completo. Para ello, el director reclutó actores con voz pero sin experiencia: Chris Pine –es un fan de Sinatra- y Emily Blunt que fue rechazada para Los Miserables. También se contrató a un instructor de canto. Aproximadamente se ensayó un número musical por mes para después grabarlo en menos de un día. Meryl Streep afirmaba para Fotogramas que

‘Fue preocupante lo poco que el maquillador tardó en transformarme en bruja. Y lo mucho que le tomó dejarme guapa. (…) En su momento me dolió la idea de que una mujer, por haber superado los 40, fuera tachada de bruja. Pero el planteamiento de Sondheim es brillante y compasivo. Más humano. Y tiene corazón. Lo que quiere esta bruja es dejar de ser fea para ganarse el amor de su hija.

El compositor y letrista Stephen Joshua Sondheim ha puesto música a un montón de musicales de Broadway, lo que le valió un aluvión de premios Tony, incluyendo Into the Woods, la versión teatro y por supuesto, también firmó para llevarla al cine. Sus 84 años no le frenan de hacer lo que quiere.  La deconstrucción de los cuentos de hadasShrek es un magnífico ejemplo de ello- parece que se ha puesto de moda y que está en pleno apogeo. Me pregunto qué pasara con la Cenicienta de Kenneth Branagh, que se estrena este 27 de marzo o más alejada La Bella y la Bestia con Emma Watson, Dan Stevens y Luke Evans prevista para 2016. ¿Seguirán ese mismo proceso de desmitificación o veremos una versión azucarada?

into-the-woods-cinderella

Anna Kendrick es una Cenicienta ducha en los 100 metros lisos.

Sin duda, lo mejor de Into the Woods son Streep y Blunt, que se llevan todo el protagonismo. Respecto a los papeles de Madrastra y Hermanastras de cenicienta se proveen el lado oscuro con la escena en la que les cortan el pie para que quepa el zapato. Que no se ve nada, pero resulta un poco asquerosilla y no puedo evitar preocuparme por esos padres irresponsables que se niegan a mirar las clasificaciones de edad antes de llevar a sus hijos de cinco años a ver ciertas películas. He escuchado también críticas que cuestionaban que el papel de Cenicienta fuese dado a Anna Kendrick, puesto que ‘no es lo suficientemente atractiva’. Para los que tienen a bien ese pensamiento neandertal les instaría a que leyesen antes de decir sandeces.

De esta película me quedo con la que para mí es la mejor escena musical: los príncipes Chris Pine y Billy Magnussen cantando Agony en medio de una cascada, con teatral abertura de camisa incluida todo en plan muy metrosexual. Dicho esto, creo que al final la película acaba siendo una broma con mala leche. Los personajes quedan lejos de poderse encasillar en un bosque de adjetivos positivos y al final las más de dos horas se hacen monótonas, cansadas, aburridas y soporíferas por mucho que las amenicen con canciones. Eso hace que el espectador pierda el poco interés que le quedaba y que esté más preocupado por que se acabe la pesadilla e ir a echar un río que no por el propio argumento en si. Añadir el sinsentido de los gigantes: nadie os culpará por echaros una siesta en este punto. La fotografía…en fin ¿Porqué tanto azul y tanto negro saturados? ¿PORQUÉ? Por otra parte la  frase de Cenicienta ‘A veces me gusta limpiar’ hizo que se me cayesen los ovarios al suelo. Todavía estoy reanimándolos. Los personajes son completamente planos, superficiales y egoístas, lo que hace que el recargamiento de toda la historia desemboque en un insulto hacia el espectador. A partir del minuto 75 todo decae en una ilógica pasarela de acontecimientos que dejan al espectador perplejo convirtiéndolo en un festival del ninguneo sobrepasando, a veces, la línea del ridículo y la mediocridad. ¿Hacia dónde va? ¿Que quiere contar? Más bien me sentí como los personajes buscando la salida. Ellos del bosque y yo de la sala.

2/5

★★★★★

 

Los personajes

(si pasas el ratón por encima verás una breve descripción) 

Premios: Oscar: 3 nominaciones incluyendo Mejor actriz de reparto (Streep), Globos de Oro: 3 nominaciones incluyendo Mejor película - Comedia o musical, BAFTA: 2 nominaciones incluyendo Mejor diseño de vestuario, American Film Institute (AFI): Top 10 - Mejores películas del año, Satellite Awards: Mejor reparto, Sindicato de Actores (SAG): Nominada a Mejor actriz de reparto (Streep), Critics Choice Awards: 5 nominaciones incluyendo Actriz secundaria (Streep), Críticos de Chicago: Nominada a Mejor dirección artística.

Ver tráiler

Fuentes: Cuadernos de Cine, Cinerama, Fotogramas, Filmaffinity, IMDB, Sensacine

Imágenes: nypost.com

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

0 comentarios:

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.