Crítica: ‘La oveja Shaun’

By | 10:27 Leave a Comment

La oveja Shaun película
Como sabéis los que me seguís hace un tiempo tengo predilección por el cine independiente y la animación, por lo que al séptimo arte se refiere. No hay muchas mujeres, me consta, que se dediquen a ello, sino que es una profesión bastante machista y tradicionalista respecto a los roles, así que hacer críticas para mi, es en ese aspecto una forma de liberación que deseo compartir. Hace tiempo que sigo a la Oveja Shaun: veo la serie por televisión y engancha la calidad del guión y la animación con plastilina. Creo que probablemente, es una de las programaciones para niños –y adultos- más originales. Los productores ya habían hecho antes Wallace y Gromit , pero si os soy sincera nunca le encontré la gracia. En cambio La oveja Shaun me conquistó de inmediato. Puede que sea porqué el protagonista sea una oveja, porqué el perro es simpaticón o porqué el dueño es tonto del bote y cegato. Sea como fuere, cada personaje tiene su encanto, su vida propia y hablo tanto de la serie como de la película ya estrenada en cines. Ambas, de producción –como no- británica producida por Aardman Animations, estudio de animación que ya de por si es un sello de calidad. Por si fuese poco, está rodada con la técnica stop-motion, para mí una de las más complicadas. El stop-motion consiste en aparentar movimiento a objetos fijos reales, físicos y tangibles. Es decir, se captan una serie de imágenes y se animan fotograma a fotograma, de manera artesanal, puesto que el objeto se tiene que manipular con las manos. Dentro de este género se enmarca el claymation, que es una técnica en la que se emplea la plastilina como material base para modelar personajes y espacios. De este modo, veinte animadores trabajaron en la película, produciendo dos segundos de material animado por día.
Shaun-the-Sheep
Después del éxito de la serie de 40 capítulos a 7 minutos por capítulo, ha llegado la película. Es una animación que se caracteriza por no tener diálogo, lo que en cierto modo puede recordar a Pingu –nunca he soportado a ese pingüino- y también por contener situaciones exageradas. La historia parte de que las ovejas, hartas de la vida monótona en la granja, deciden ver mundo e ir a la gran ciudad. Pero las pillan. Entonces preparan un plan para marcharse, con tan mala suerte que acaban dejando al granjero amnésico. Para conseguir que vuelva a la granja, tendrán que sortear un montón de obstáculos junto con Bitzer, el perro pastor de ayudante y con un tipo de la patrulla de control animal pisándoles las patas.
Pues sí, allí todos tienen su personalidad, hasta algunas ovejas han ido evolucionando en personajes redondos dentro de la serie. Por un lado, tenemos a Shaun, que es el protagonista. Una oveja muy trasto, que está a medio camino entre la moral y hacer las cosas bien. En otras palabras, es la primera en liarla parda en la granja. Su mejor amigo es el perro pastor Bitzer, que el pobre recibe de todas partes: tanto del granjero como de las ovejas. El Granjero es más plano que el papel y el único humano en la serie, no tiene ni idea de lo que pasa en su granja. Como secundarios en el plano ovejuno tenemos a Timmy, un personaje que dado su éxito también ha desembocado en serie propia. Timmy es un corderito aficionado a la pizza y a su oso de peluche. Su madre lleva rulos en el pelo. También hay un dúo de ovejas inseparables y mi favorito: Shriley, la oveja gordinflona, redondita y rolliza, pero con potencial. Como antagonistas, tenemos a los cerdos, muy inteligentes ellos. Todo un pack de merecedor éxito. Además aunque no se diga explícitamente, las ovejas son de raza Suffolk, por la cabeza y las patas negras, unos animales muy atléticos, musculados ¡y listísimos!
La oveja shaun la película
El cine estaba lleno de niños y adultos, acompañándolos. Me encanta eso de ‘yo voy a ver una película infantil por acompañar a mi hijo, que quiere verla’. Claro que sí, hombre. En la sala sólo se escuchaban las risas de ‘los adultos’, o por lo menos la chica que tenía detrás con una peque y el hombre que tenía delante, también con otra peque, hacían mella de reír a carcajadas durante las situaciones insólitas del film. En otras palabras, es una película dirigida a niños y a adultos de igual forma. También hay varias menciones a películas de culto, como la serie de  Las asombrosas aventuras de Morph (1980), que es lo que los cerdos están viendo cuándo las ovejas vuelven a casa, o El cabo del miedo, en referencia a cuándo el de la patrulla de control animal sale de debajo de la furgoneta. El gato que se encuentran en la cárcel para animales es también una clara referencia a El silencio de los corderos. Los directores Mark BurtonRichard Starzak quisieron también introducir menciones divertidas en lugares, como por ejemplo el restaurante dónde las ovejas paran para comer que se llama Le Chou Brûlé, que  traducido al español sería ‘La col quemada’, lo que no suena muy apetecible. Además de otras referencias como por ejemplo al retrato de la modelo Christine Keeler que imita el granjero con la silla, o simplemente, la auto mención a la serie con el libro de entrenamiento que el señor del inodoro está leyendo y que apareció en el episodio de ‘Entrenamiento Básico de Bitzer’. Hay otras series también presentes, como Blue Peter (1958) –Shaun lleva una bolsa con el nombre-, o a Rex the Runt (1992).
Creo que en Reino Unido hay una especie de resurgimiento en lo que a cine familiar se refiere. Ya lo vimos con Paddington. Parece ser, que los únicos tercos que hay en las películas sean los humanos. No obstante, aquí el humor tipo slapstick –humor crudo para crear un efecto cómico excediendo los límites del sentido común- tiene mucho que ver. Eso y la mezcla del sentido del arte en cada toma –además del modelaje- convierten a esta película en una joya de la animación y de la creatividad. El ingenio del arte puro en movimiento. Porqué hay que reconocer que se ha perdido esa magia de animar artesanalmente, puesto que ahora es todo digital, por ordenador, así que el que haya todavía claymotion –marca de la casa de Aardman- hace que vuelva a creer en el cine de animación con personalidad y entrega.
Por cierto, hay que quedarse hasta el final para ver la película entera, puesto que los créditos son los que muestran lo que sucedió después. Genial la mención del gallo de ‘id a casa’ y la aparición de Shirley pasando la aspiradora. ¡Ah!, y una curiosidad, esta película ha coincidido su estreno con el nuevo año chino de las ovejas. ¿Casualidad?
4/5
 
Web oficial: http://www.shaunthesheep.com/trailer Fuentes: IMDB, Filmaffinity, Imágenes: silentlondon.co.uk, www.theguardian.com,
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

0 comentarios:

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.