‘Del revés’ (‘Inside Out’)

By | 13:39 6 comments

 

INSIDE-OUT

Tragarse cuatro años de psicología para que llegue Pixar y los resuma de manera eficaz y comprensible en una hora y media de película debe ser algo más que frustrante. Sobretodo para los estudiantes de dicha disciplina.

Aunque realmente tengo mis dudas que Del Revés sea una película para niños, por varias razones. La primera es que la animación no siempre va dirigida a un público infantil. Y aunque esta está catalogada como tal, los niños solo verán el hilo temático superficial, y consecuentemente se aburrirían como ostras. Segundo: si ya dudo de la capacidad de entendimiento de esta película al público infantil, también tengo serias dudas sobre la capacidad cerebral de los padres. Que no sé cómo será en otros países, pero en España deja que desear. Así que lo de explicarle el trasfondo de la película al hijo, como que no. Si es que ya digo yo hace tiempo que hay gente que no debería tener hijos, y que los que realmente quieren, no hay manera. La naturaleza y la burocracia son así de toca narices. Si es que es ver a un padre barrigón y cazurro y ver al hijo barrigón y cazurro. Si es que solo hace falta mirar a los padres para saber cómo va a ser el hijo, y hasta que será de mayor. Que llevar un bebé al cine es de tener el encefalograma más plano que el papel cebolla. Y encima con el crío berreando. Si, me tragué la película rodeada de padres irresponsables, hijos inmaduros y corcones y bebés berreantes. Muy guay. La hostia de guay.

Dicho esto, Del Revés es una película compleja, básicamente porqué el cerebro humano es complejo. Complejísimo. Con decir que psicólogos y psiquiatras acaban a los 10 años de ejercer cazando moscas....pero en fin, que a la gente así, de normal, ya le patinan las neuronas. Quién las tenga. Que hay gente que ni de eso.

InsideOut

Alegría y Tristeza en el Tren del Pensamiento © 2015 - Disney/Pixar

A lo que voy. La historia cuenta lo que pasa en la cabeza de Riley, una niña de 11 años. En ella conviven los sentimientos de Alegría, Tristeza, Ira, Miedo y Asco, que se encargan de las emociones de la chiquilla desde el Cuartel General, dónde conviven todas juntas. Alegría es un poquitín hiperactiva y optimista empedernida obsesionada con que todos los recuerdos de la niña sean felices. Pero un día, la chica, cambia de ciudad (del Medio Oeste a San Francisco) y Tristeza empieza a tocar sin querer los recuerdos y a convertirlos de alegres a tristes (un inicio de depresión explicado sutilmente). Cuándo Alegría los quiere transformar, un tubo la succiona junto a Tristeza. Ambas deberán encontrar el camino de vuelta al Cuartel General para devolverle los recuerdos felices a la cría. A partir de aquí, las dos protagonistas irán explorando la mente humana, desde las facetas de la personalidad (familia, payasada, rugby, amistad...) pasando por la imaginación, el subconsciente, o el 'borrado de recuerdos'. Lo que no saben estas dos emociones es que no hay momentos alegres si antes no se han experimentado de tristes, y que Alegría y Tristeza van siempre de la mano. 

Los psicólogos y otros expertos (como Eduard Punset y su hija, Elsa Punset)  fueron consultados por lo que  se pudo hacer que el camino mental de Riley fuese científicamente exacto. Por ejemplo, se cree que los recuerdos a corto plazo realizados durante el día se convierten en recuerdos a largo plazo durante el sueño, que es lo que sucede en la mente de Riley. Ralph Eggleston (diseñador de producción) trabajó durante cinco años y medio en Inside Out y afirmó que era la película más larga en la que he trabajado y  el proceso más difícil, también’. Aunque Del revés es una película magnánima y compleja contó con un equipo pequeño de animación compuesto por 45 personas, que es aproximadamente la mitad de lo que se se utiliza en una película normal de Pixar. Los animadores se encargaron, por ejemplo que los estantes de la curva de la memoria a largo plazo se asemejasen a las diversas arrugas y pliegues que aparecen en la corteza cerebral de la superficie externa del cerebro.

insideout joy

Alegría en el almacén de recuerdos © 2015 - Disney/Pixar

Inside Out es la primera película de Pixar, donde el departamento de cámara modeló la lente que se utilizan en las herramientas virtuales Cooke S4 y  Ultra Primes Arri / Zeiss, junto con gráficos de distorsión de lentes a juego, datos que se importaron posteriormente en el sistema virtual. Los Cookes se utilizaron para ‘filmar’ el mundo real, los Ultra Primes para la mente.

El director, Pete Docter ( UP, Monstruos S.A) ha afirmado que esta película es ‘una de los más difíciles que he hecho’, porque hay que decidir lo que está pasando con la chica y lo que está pasando en su mente al mismo tiempo. Si no la habéis visto, seguro que habéis visto de refilón el tráiler, con la escena de la cena familiar –que no es lo mejor de la película, ni mucho menos, como han aventurado algunos- donde la madre de Riley llama la atención de su marido, escena que vivió Docter en sus carnes y que quiso reproducir. Para ello los guionistas Pete Docter (sí, él se lo guisa y él se lo come. That’s it.) y Ronaldo Del Carmen se tuvieron que esmerar lo suyo sobretodo para expresar las distintas personalidades de las  emociones, que no les vinieron de la nada, no, sino que se sirvieron de inspiración en los enanos de Blancanieves y los siete enanitos. Para Riley,  el director se inspiró con su hija Ellie Docter:

‘Cuando empezamos Del Revés, Ellie tenía 11 años y se había tranquilizado bastante. Así que me puse a pensar en qué le pasaba por la cabeza y porqué estaba cambiando. Es una historia muy personal sobre lo que significa ser padres. Nuestro trabajo es servirles de guía en la vida (…) se que la infancia pasa muy deprisa . Esa es una de las claves de la película. La burbuja de la inocencia infantil estalla y de repente estás en un mundo en el que te juzgan y esperan que te comportes de otra manera. La idea me pareció muy divertida. Quería explorar la versión abstracta , no adentrarme en el cerebro sino en la mente. Me pareció que encajaba muy bien con la animación’.

INSIDE-OUT family

La familia de Riley tiene un problema grave de comunicación. Cada uno a lo suyo. © 2015 - Disney/Pixar

La película fue ovacionada en el Festival de Cannes. En mi humilde opinión se nota que está bien documentada, con decir que Pixar invitó a Paul Ekman, psicólogo estadunidense y pionero en el estudio de las emociones. Ekman postuló que las emociones básicas tienen una expresión facial universal que se manifiestan de forma similar en todo el mundo. Estas emociones son: ira, alegría, tristeza, sorpresa, asco y miedo. El resto de emociones –que él nombra como secundarias- pueden depender más de factores culturales. También desarrolló la Facial Action Coding System. En principio iban a ser 25, las emociones las que saldrían en este  decimoquinto largometraje de Pixar Animation Studios, pero se redujo por complejidad en cinco: el Miedo se encarga de la seguridad, Ira garantiza que todo sea justo, Asco impide envenenarse, Tristeza no tiene muy caro cuál es el papel que desempeña y Alegría no le gusta nada que ésta se implique. Alegría es una estrella, Tristeza una lágrima, Miedo, un nervio, Ira un ladrillo y Asco un brócoli (aunque a Docter le encantan). En Japón tuvieron que cambiar lo de ‘brócoli’ por ‘pimiento verde’  que es la pesadilla gastronómica de los niños del país nipón.

Esta es la segunda vez que una película de Pixar tiene un personaje principal femenino. No veíamos uno desde Brave (2012) y de eso ya han pasado unos añitos. Aunque esta producción se desmarca por tener no uno, sino dos personajes principales femeninos, acostumbrados como nos tenían a que las mujeres fuesen siempre la segunda opción co-protagonista o simplemente florero ocasional del protagonista.

insideout sadness joy

A Alegría se le va la bola un poquitín © 2015 - Disney/Pixar

Decir que hay algunos momentos de trama que me han dejado un poco patidifusa. No es que la película tenga un sexismo alarmante –que hay algunas películas y series que es para colgar a los productores y al director de los huevos, sin acritud-, sino que hay cosillas, pequeños detallitos tirando a tradicionalistas. Por ejemplo, la familia. Madre, padre, hija. Pero también hay otra clase de familias: familias monoparentales –que no madre soltera. A nadie le debería importar el estado civil de una mujer-, ensamblada o homoparental, por ejemplo.  En Del Revés se asiste a la familia tradicional, donde es el padre del que sabemos que trabaja y son la madre y la hija las que ‘tienen que sonreír’ para que ‘no se preocupe’. Cuándo en una película de la factoría aparezcan otros tipos, empezaré a verlas de otra forma. Dreamworks lo hizo con Home, hogar dulce hogar, no veo la razón por la que Pixar y Disney no se pongan ya mismo manos a la obra. Otra cosa es que la película hace recordar al espectador quién es y porqué está ahí. Es decir, los momentos de su vida que le han llevado a dónde está ahora, sentado en una butaca de cine, acompañado, o solo, dispuesto a disfrutar como un enano.

Pasa más o menos lo mismo con el corto Lava, que se proyecta antes de esta película. Aunque es una preciosidad , encuentro que el hilo está desenganchado. Es decir, que ‘¿la vida es una mierda ya te puedes morir si no encuentras pareja?’ me pareció un mensaje un tanto brusco. James Ford Murphy, se inspiró en la belleza de las lejanas islas tropicales y la atracción de los volcanes oceánicos así que no se si el corto es una manera bonita de explicar como se creó Hawái o un modo de entender la vida. Contado en forma de musical, como Saltando (2003), sobre un volcán que se siente sólo en la inmensidad del mar y que a mi, sinceramente me emocionó. Aunque lo cortés no quita lo valiente, que conste.

 Inside Out es una producción que es necesaria ver, y que junto con Up y Toy Story3 es lo mejor que ha hecho Pixar. Cada año lo hace mejor y espero lo propio de la nueva animación Good Dinosaur, que han traducido al español como El viaje de Arlo (muy propio de nuestro país joder los títulos de las películas).

Divertida para los niños e inteligente para (algunos) adultos. Se pone al nivel de Up y Toy Story 3. Densa y conceptualmente compleja. En cierto modo, no conoceríamos la felicidad si antes no hubiésemos sentido otras emociones. La película es una maravilla del estilo visual y hay que reconocérselo con estrellas.

Si os quedáis hasta los créditos finales veréis como funciona la mente de un gato, de una maestra o de un chofer. Al final veréis el mensaje:

 This film is dedicated our kids. Please don't grow. Ever.

Esta película está dedicada a nuestros niños. Por favor, no crezcáis. Nunca.

 

4/5

★★★★

Ver tráiler

Fuentes: Biografía Paul Ekman, IMDB, Filmaffinity

Imágenes: Forbes, Time, the verge. Todas propiedad de © 2015 - Disney/Pixar

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

6 comentarios:

  1. Yo el sexismo en Del Reves aparte de por la familia tradicional lo vi mas bien en las emociones de cada uno. La emoción que dirige al padre es Ira mientras que lal que dirige a la madre es tristeza. Ademas del estereotipo de que los hombres no se enteran de nada porque están todo el día pensando en fútbol y que la mujer siempre se queja de lo inútil que es el hombre y siempre esta pensando en tíos buenos.
    La pelicula hubiera sido incluso mejor de lo que es sin esos pequeños estereotipos aunque confieso que me reí cuando Riley se tropieza con el chico y las emociones empiezan a gritar con el sonido de peligro detrás.
    Me encantan tus reseñas. Un saludo.
    .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad! Esa escena es muy tópica. Si bien le pasó al director -que como experiencia propia vale, no digo que no- lo de plasmarlo en un filme ya es otro cantar y más si va dirigido a un público infantil y se retracta en eso. ¡Que los niños son esponjas!

      Muy de acuerdo con tu comentario.

      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Concuerdo con los comentarios sobre la familia tradicional, el papi con el fútbol, la mami y sus "¿Por qué lo elegimos a él?"...; la escena de la cena (anda, rima) me pareció flojona para lo que podían hacer, aunque resultona. Al público le gustó, vaya. (Y ahora es cuando confieso que yo voy al cine para tres cosas: ver la película, comer palomitas y analizar las reacciones del resto de espectadores comparándolas con las mías)

    Eso sí, Inside Out vale la pena desde el primer minuto hasta el cierre de créditos. Me están dando ganas de volver a verla <3

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oiiiiii!!! Palomitas. ¿Sabes cuánto tiempo hace que no como palomitas? Me acabas de dar el mono y precisamente cuándo estoy a un tris de ver la nueva de la Meryl Streep! Nooooooo!!! jajajajaja! Ahora en serio, me encanta el público. Sobretodo si hay un máximo de ocho personas en la sala que se comportan debidamente sin armar mucho jaleo comprendiendo que están en un cine y no en el salón de su casa. Esto merece un post, fijo.

      Un besote!!!! ♥

      Eliminar
  3. Es una película maravillosa, la disfrute desde el principio hasta el final. Me encantó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es preciosa, y se ve que este año va a arrasar en los premios Annie, que son como el OSCAR de la animación. Espero que lo consiga porqué está considerada una de las mejores películas de este año 2015.

      Un besoteee!

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.