Reseña: ‘Marca España’, Jordi Moltó / Juan Herrera

By | 11:18 39 comments
   
Este libro es satírico y servidora lo satírico no lo entiende. Al igual que tampoco entiende que haya ciertos capítulos en los que falta una buena base de información. El libro, pretende ser de humor. Yo lo máximo que he conseguido con él es sonreír. 
Puntualmente.

Con algunos capítulos me ha entrado el calentón, porqué hay veces que a los autores se les va la lengua sobre algunas cuestiones. ‘Marca España’ es una serie de topicazos desglosados en lo que se considera la marca del país. Porqué ‘Spain is different’.

Con prólogo de Leo Bassi, es un libro que teniendo en cuenta que este país es una caricatura ya en sí mismo:
‘Esa asombrosa capacidad de criticar lo cutre y a la vez, complacerse en la cutrez. España como Italia es una fuente constante de estereotipos. Es lo que más y mejor sabemos exportar y sería un error subestimar su importancia’ (…) Basta el desprendimiento de una sola baldosa de calatrava para que la prensa mundial vuelva a aparecer, para la diversión de todos, la imagen de España como el reino mítico de estafadores alegres y chapuceros.’
Dice ‘Estopa’, un famoso grupo español, que en este país ‘parece que te estén llamando en la cara tonto y tú tan contento// porqué está claro que te están tangando cuándo nadie se pone en tu lugar. Llueven collejas por todos los lados. Esconde la mano y a disimular’. Fíjense como está el asunto esta es la letra de su reciente single.

Los capítulos son cortos y estructurados. El libro empieza por lo que significa España para unos y para otros según la tendencia e ideales políticos. Y el famoso ‘España es diferente’, sintetizándolo en que ‘España es una marca, como Hemoal o Danonino.’, nos dicen los autores. Y añaden: ‘España limita al norte con Francia y con nuestra propia autoestima.’ A Unamuno, por ejemplo ‘España le dolía’. Y hoy en día no estamos mucho mejor.
‘Admitimos con naturalidad ser un país de chorizos, fracasados, chapuceros y enchufados’. Los autores proponen ‘hacer un recorrido optimista por las luces y las sombras de España, este país que ahora es una marca es el propósito firme de este modesto librito’.
El primer capítulo está destinado a algo que abunda: los bares. Aquí hay 169 bares por habitante, tenemos oferta y demanda para probarlos todos y no repetiríamos bar hasta años después. Servidora siempre se ha preguntado eso de ¿porqué hay gente que está siempre en el bar? ¿Vivirán ahí, entre las pelusas, las tapas y tapándose con las servilletas?
‘Barcelona, la capital intelectual de España (…) acumula el 14% del total de establecimientos de bebidas 27.900 de España’.
Dentro de cada capítulo hay frases encuadradas que pretenden hacer gracia, pero que en su intento, de jocosa reflexión entorpecen el ritmo de la lectura sin aportar nada, ni siquiera una sonrisa. Al final de éstos hay un código QR con un vídeo sobre un alemán descubriendo la ‘Marca España’ (el personaje Wolfgang Mainer, del programa ‘Así nos va’).
Aunque también clava hechos:
‘No es de extrañar que las más famosas series de humor de nuestro país se hayan representado en la barra de un bar, porque funcionan: Hemanos Serrano, el bar Reinols, el bar de ‘La que se avecina’, el Casi Ke No de ‘7 vidas’ o el mítico de ‘Los ladrones van a la oficina’.
El siguiente capítulo hace referencia a algo que, así de buenas a primeras, se resiste un poquito, y encima, fardamos de ello: el inglés. El caso es que también pasa lo contrario, no conozco ningún inglés que cuándo van a las casetas de suvenires digan siquiera ‘hola’ en español, porqué ya se supone que debemos hablar su lengua y que el inglés es internacional. Tienen una concepción de su idioma un tanto rara, porqué todo buen viajero sabe que para caer bien a un país es inevitable que una aprenda en el idioma en cuestión lo siguiente (esto es un apunte en base a mi experiencia dando voltios por el mundo): hola, adiós, buenos días, buenas tardes/noches, ¿le puedo hacer una pregunta?, disculpe y gracias. Después una ya se apaña como buenamente puede. Lo más útil son los gestos. En el otro extremo tenemos por ejemplo la famosa frase de ‘relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor’, del que hay hasta un remix en youtube. Saber idiomas está bien y para aprender hay que cagarla. Muchas veces. Claro que también hay que tener algo que decir. Aquí para ello tenemos la mala leche y mucho chiste fácil para cachondearnos del prójimo que intenta aprender un idioma perseverantemente, aunque no tenga facilidad.

Lo que no deja de ser irónico, como bien expone el libro que los que intentan enseñar inglés por fascículos como Vaughan o Mourer se lo aplicasen al español o por lo menos que lo hagan virtud, como ese ‘In the ghetto’, de El Príncipe Gitano, que es una maravilla vocálica del spangish mientras patea la Enciclopedia Británica con garbo (pueden ver el video aquí) o el ‘All my loving’ de Los Manolos, que el original es de Paul McCartney y que en la adaptación española dice algo así como ‘ai mai loving, naninonanai, uuuuuoooooh ai mai loving nanainainai’. Pueden ver secunda maravilla de la rumba aquí. Y lo digo sin ironía.

A parte de los bares, el chungueo con el inglés, otro método destacable de lo español, es la picaresca. Últimamente la picaresca es una profesión con gran ocupación: la ocupan banqueros, empresarios, políticos y a bien, tenemos ‘El lazarillo de Tormes’, la guía del Pícaro, aunque esos pícaros han subido de nivel y ahora tenemos estafadores y sinvergüenzas a cascoporro. En el libro se compara la figura del pícaro con ‘El pequeño Nicolás’
‘Cuál es la diferencia entre un pícaro, un sinvergüenza y un corrupto? Bastaría con dar tres nombres para ver claras las diferencias: el pequeño Nicolás, Iñaki Urdangarín  y Jordi Pujol. (…) El Siglo de Oro fue el I+D+I de la picaresca. (…) La corrupción es el lenguaje de las clases poderosas, es siempre de arriba abajo.’
La gastronomía es el siguiente punto a tocar. Aquí nos gusta comer y ya empezamos a tener figura de botijo con patas y nos ha dado por alzar en un pedestal a chefs que tienen sus negocios en quiebra pero que siguen vendiendo humo. Eso sí, esferificado. Pero si algo sobresale en tópico es en el fútbol. Ese deporte que tiene hinchas a mogollón y que consiste en ver 11 tipos (lo digo en masculino porqué al femenino, lo reniegan, como todo lo femenino, a segunda) con pantalones cortos y calcetines largos corriendo detrás de un bolo. Se dice en el libro que el fútbol se respira, y es cierto, sin ir más lejos, el periódico más leído es el ‘Marca’, lo que da una idea del nivel intelectual de la población. Es algo que nunca entenderé. Por eso cuándo entre sus páginas encontré la frase ‘cuándo alguien te dice que no le gusta el fútbol te está confesando una infancia sin épica’, el lector con un mínimo de neuronas empieza a sospechar que algo falla en este libro. En referencia al ruido de los españoles, otro tópico. Eso quién sea gritón, porqué les aseguro que aquí servidora, les pasa por al lado y ni se enteran. A más de uno le he dado un buen susto (bueno, se lo ha dado solito) al aparecer súbitamente detrás. En serio, prueben a entrar en un pub inglés, que en silencio no quedan. 
‘Una mascletá valenciana dura entre 5 y 7 minutos y alcanza el sonido de un motor de avión en funcionamiento, lo que nos lleva a concluir que la parte más dura del cuerpo de un valenciano es el tímpano’
Los petardos es algo que aquí se suele hacer mucho, eso de tirarlos por cualquier cosa y que dan ganas de metérselo al desgraciado que los enciende por dónde la espalda acaba su casto nombre.
Pero esto no es nada comparado un un capítulo que me ha puesto especialmente de mala leche: el de las corridas de toros. Atentos a la siguiente frase:
‘No hay término medio: o eres un asesino insensible y cruel que disfruta con el derramamiento de sangre, o eres un arcángel beatífico, un híbrido entre San Francisco de Asís y Tarzán que acaricia a las moscas mientras micciona colonia.’
A ver cómo digo yo esto para que los de la RAE no se me queden calvos al leerlo. ¿Saben un residuo de ectoplasma?  Pues ahí tienen el parecido de la frase. Vale, vale. Lo voy a admitir. En realidad, miccionamos colonia. La embotellamos y después la vendemos a El Corte Inglés para inflar el PIB del país.

Llamar fiesta a asesinar a seis seres inocentes en una tarde, que consiste en torturarlos hasta dejarlos parapléjicos, cortándoles las orejas mientras echan sangre por la boca, es un crimen contra la naturaleza, no un motivo de festividad. Conseguiremos prohibirlos, tarde o temprano. O sino se me ocurre a varios animales de verdad, como los propios toreros o algunos que se dedican a mangar de las arcas públicas que sí deberían cortarles el rabo.

Las corridas de toros son la vergüenza ajena, la inhumanidad, el límite de la gilipollez humana, un gran estercolero de mierda retrógrado. El libro justifica las corridas cayendo en lo tópico de lo monetario y del ‘empleo que genera’. Eso sí, si bajas a la plaza a abrazar a un animal que no ha tenido amor en su corta e infeliz vida y está tirado en el suelo, casi al último respiro de exhalar. Un ser vivo que no es visto como alguien sino como algo, ‘una cosa’ a la que su vida no tiene ningún valor y ni siquiera le pertenece, si bajas a esa plaza a darle un poco de amor, te llaman puta, guarra y demás postulados misóginos. Pero el animal es el toro ¿eh? El peligroso es el toro.

Así es como decidí por ejemplo que  Jordi Évole no merecía ningún respeto por apoyar la tauromaquia y así decidí también que su programa (y el de su equipo), lo iba a ver Rita la Cantaora.
Los autores del libro no contentos en la lucha animalista, se menciona a los que luchan contra el especismo, de esta forma tan falta:
‘La pérdida de nuestras raíces agrícolas y el alejamiento de nuestras formas de vida han hecho aparecer un auténtico ejército de aguerridos animalistas, criados a los pechos de la Blancanieves de Walt Disney. (…) Ese rito brutal (las corridas), condenadas a su paulatina desaparición ha visto agraciado su sangriento ritual gracias a la participación del batallón de furibundos animalistas. (…) Los toros aportan cada año 700 millones de euros al sector turístico.’
Dejo que el lector saque sus propias conclusiones. ¿Ya? Si están pensando que a los autores se les ve a la legua su posición sobre esta forma de asesinato, es que sí. Para ello, les insto a mirar, si les interesa, a contrapartida de lo que dicen, a echarle un ojo a la página La tortura no es cultura o a opinar viendo las cruentas imágenes de Tras los Muros, o este vídeo que pone los pelos de punta. Si esto no les agita la conciencia, háganselo mirar.

El toro es un animal pacífico, es un rumiante, como las vacas, y quiere eso, rumiar y que lo dejen en paz. El toro no pelea, el toro se defiende, se defiende porqué antes le han puesto una divisa, una especie de arpón al salir de la cuadra que se le clava, hundiéndolo en la carne, para que le provoque esa agresividad que dicen tener los que defienden la barbarie.  El toro está loco de dolor. Y evidentemente, decide pelear por su vida, una vida que tiene perdida, porqué hay quién ha decidido que la suya no lo vale. Al igual que tampoco está justificado por ser ‘cultural’  es tan subjetiva como lo ‘cultural’ de dejarse pelos en el sobaco.

Los autores también hacen una ‘reflexión’ sobre la TV:
‘Dejamos pasar nuestra vida para ver la de otros. (…) Nos importa más tener diarrea intestinal que diarrea mental (…) Lo más normal del mundo es que le la Feria del Libro de Madrid la cola de autógrafos de Mario Vaquerizo supere con creces a la de Javier Marías.’
Voy a decirles algo: puestos a invertir preferiría un libro de Vaquerizo a uno escrito por Marías, que es un tiparraco misógino, machista y racista al igual que su ‘intelectual’ de género Pérez-Reverte. Así que comparar a Vaquerizo con semejante sujeto es una falta de respeto.

Otros programas que no soporto son los de por ejemplo, ‘Españoles por el mundo’, que enseñan solo la parte triunfadora. En el capítulo de ‘Fiestas populares’ se dice que aquí se celebran 16.000 fiestas al año.  Hay algunas frases racistas y de mal gusto como
‘¿Por qué siempre hay un chino en un bar jugando a la máquina tragaperras? Porqué ambos comparten la misma afición’.
  Juzguen ustedes el nivel mental de quién ha escrito semejante frase. Más que gracia lo que dan ganas es de tirarlo por el váter. A los autores, el libro, se recicla, que es papel.

El capítulo que me ha vuelto a poner de muy mala hostia, a parte del de ‘Las corridas de toros’ es el de ‘Los catalanes’. Es leer algo que implique a Cataluña y pensar automáticamente esto de ‘a ver que burrada van a soltar’.  Y vaya que si la sueltan. En lo que respecta a la independencia y por lo menos aquí los únicos toros que tenemos son los de las tiendas de suvenires. Y por cierto, convertimos las plazas de toros en centros comerciales de lujo. Así que para dar lecciones tipo…
‘Si hay un territorio quijotesco en España, ese territorio es Cataluña. Lleva toda su historia imitando al Quijote, inventándose caballeresco y a unos gigantes contra los que luchar.’
  … les recomendaría que antes de abrir la boca para no decir nada a más de expresar súbitamente su tendencia política a piñón hicieran el favor de leer algún libro –corre el rumor que exterminan la ignorancia- como la edición ampliada de Història de Catalunya, de Jaume Sobreques o en su defecto La Base Documental de Historia de Cataluña (es para alumnos de bachillerato) o se den un paseo por el Museu d’Història de Catalunya, aunque claro, eso tiene peligro: puede que esos libros les hagan ver más allá, y como consecuencia, provoquen una explosión neuronal.

En el capítulo de ‘Los gitanos’ , son mucho más suaves, que con ‘Los catalanes’. Por si no sabían, el brazo de gitano se hizo en esta tierra, como agradecimiento a la etnia. Lo hicieron los pasteleros de Barcelona. No deja tampoco de ser curioso como unas páginas más allá dedican un capítulo al ‘Gilipollas ibérico’, que después de la nimiedad de las palabras de los autores el lector espera que se incluyan ellos mismos. Pues no. En cambio siguen a lo suyo. Justo cuándo pensaba el lector que el libro no podía bajar más en cuanto a degradación intelectual…
‘Cuando un padre de família gordinflón y lento de tobillos, se compra toda la colección de gadgets de Star Wars, se deja la barba como Obi-Wan Kenobi, tiene la caseta del perro abrezada como si fuera la nave nodriza del Imperio del Mal, y a la menor oportunidad, se viste de guerrero, empuña su espada láser para ir a comprar el pan o a buscar a su hijo al colegio, decimos que es un friki. Pero ¿para qué llamarlo friki si todos sabemos que es un gilipollas? La palabra friki le exculpa.
Por definir de algún modo el libro, es una carcunda. Aunque en su epílogo (puede que si lo hubiesen puesto en el prólogo me lo hubiese tomado de otra manera. O no.) éstos señalan que ‘solicitamos tu benevolencia y capacidad de olvido si algunos de nuestros puntos de vista han incomodado en algún momento tus ideas y convicciones. No era nuestra intención. Hablar sobre España con espíritu crítico no exento de ternura y mala leche no es tarea sencilla (…) como autores de este libroide podemos certificar que los que habéis llegado hasta este epílogo estáis perfectamente capacitados para subir a pulso a un cuarto piso sin ascensor dos bombonas de butano y leeros de un tirón las memorias de Pepe Bono’.

Suerte que el libro me ha salido gratis.


Moltó y Herrera son guionistas del programa ‘El Hormiguero’. El primero, es el creador del reportero alemán Wolfgang Mainer, del que se han añadido alguno de los vídeos en el libro mediante código QR, y sí, es catalán. Herrera ha pasado por ‘Humor Amarillo’ y ‘El club de la comedia’. 


1/5

Imágenes: casadellibro.com

Fuentes: entrevista en el programa ‘Ya veremos’ de M80 Radio. Entrevista a Moltó en ‘Diario de Sevilla’
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

39 comentarios:

  1. Pues vas a ser que ho lo dejo pasar. Entre que el humor y la sátira, me pasa como a ti, no los entiendo, y lo del tópicos tampoco...
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Natàlia!

      Pues va a ser que es que ni te merece la pena perder el tiempo con esto. Es mejor dedicarlo a otra cosa, que cualquier otro libro seguro que te entretiene más.

      Un besoteee!!!

      Eliminar
  2. ¡Oh dioses!
    ¿Cómo existen estas cosas? Mira que criticamos a las típicas lecturas de hoy en día de vampiros violadores, pero esto no está muy lejos tampoco.
    No puedo con estas cosas, porque una cosa es el humor y reírse de uno mismo que me parece estupendo, pero otra cosa es humillar, y por lo que leo en tu reseña, este libro lo único que hace es humillar a todo dios.
    Lo que ellos llaman "chistes", yo lo llamo racismo, ignorancia y machismo.
    Me hace gracia que se rían de los catalanes, pero Barcelona funciona muchísimo mejor que otros lugares de España, y en cuanto a derecho animal les tenemos que envidiar muchísimas cosas.
    Sí, a eso iba, derecho animal. Es que lo de los toros sabes que es un tema delicado que me supera mucho. Ya conoces mi opinión, y estoy ABSOLUTAMENTE de acuerdo con cada una de las palabras que has escrito, no lo has podido decir mejor. No me cabe en la mente que se tomen este tema para "bromear", yo simplemente les diría que en cuanto a los toros, o eres un asesino psicópata o eres una persona normal, siendo esta última alguien que no apoya el sufrimiento ajeno llamado fiesta nacional por los primeros.
    Y que no me vengan con el dinero que aportan los toros, cuando es nuestro dinero el que destinan a semejante barbarie.

    Ugggggh, no puedo, si los tengo delante no me hago responsable de mis actos. Lo que más me duele es pensar en la cantidad de árboles que han muerto para producir semejante mierda de libro. Me duele.

    Increíble análisis, como siempre ;) ha sido un placer leerlo.
    ¡Un abrazo muy grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lucía!!

      Yo tampoco lo entiendo. El problema no es lo que leas, el problema es que la gente acepta como normal ciertos postulados que no lo son y que distan mucho de lo que debería conferir nuestra evolución como especie. Con lo de los vampiros violadores se debería poner en entredicho la misoginia y el machismo al que somete la sociedad a la mujer, y así mismo el daño que hacen este tipo de 'libros' al ser publicados. Y de este, ídem, pero en lo referente a topicazos. Digo yo que una cosa es leerlo y otra estar conforme con lo que se lee. El problema sucede con que la mayoría que tienen blogs pasan por el tubo y no señalan lo que está mal sino que se limitan a un triste conformismo.

      Pero a lo que voy, tienes toda la razón del mundo. Hay una diferencia entre reírse de uno mismo que es un ejercicio sano de auto crítica y el humillar a todo Dior. De ahí que esto no sea humor, sino que confiera una forma mediocre de escritura en lo que bien has definido como 'ignorancia (que abunda), racismo y machismo'. Que se rían de la cultura catalana me ha puesto los pelos de punta. Lo mismo me habría pasado si se hubiesen metido con la vasca o la gallega, que son culturas extensas con mitología propia. Barcelona es pionera en cuanto a derechos de los animales se refiere (ahora estamos luchando contra el exterminio de palomas por controladores hormonales) y respecto a los toros, hay que tener santa jeta para justificar lo injustificable. Lo que fastidia es que encima de aguantar semejante barbarie, la tengamos que pagar de dinero público, cuando ese dinero se podría dedicar, no sé, se me ocurre, a sanidad y educación.

      A mi también me duele pensar en los pobres árboles. No merecen esto. Tengo la conciencia tranquila de haberlo leído en digital.

      Gracias por tu comentario!!

      Un besote enooorme!!! ♥

      Eliminar
  3. ¡Hola guapísima!

    Ya leyendo la primera frase he sabido que no es un libro para mí ... Me gustan los que cuenten una historia, los que me enganchen y no pueda parar de leer ... aunque últimamente, no se que me pasa, que leo poquísimo. En casa no me apetece nada, yo era más de leer fuera ... Debería ponerme, pero si estoy en casa me apetece ver pelis o series.

    Un besoteeee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eva!

      De verdad, no pierdas el tiempo, ni te lo mires, que no te va a aportar más que una subida de mala leche cuajada. Ya llevaré más libros que de verdad valgan la pena.

      Un besoteee!!

      Eliminar
  4. Ufff... no pintaba bien el asunto, pero al llegar a la parte de los toros me he puesto de mala leche. He de suscribir una por una las palabras que dedicas a este tema. Quizá los autores, y mucha otra gente, debería leer un libro llamado La verdad sobre los toros, escrito por un biólogo que desmonta, uno por uno, todos los tópicos de los taurinos para defender su "fiesta"... Definitivamente, este libro no es para mí.
    Besos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sara!

      ¿A que si? ¿A que es para que te suba la tensión? Si es que no se puede justificar lo que es injustificable, y en este caso, lo que no es, no es y punto pelota, se pongan como se pongan. No conocía 'La verdad sobre los toros', pero está claro que es un libro que va a caer a la próxima, después de Einstein.

      Un besote y gracias por la recomendación!!!

      Eliminar
  5. Holaa ^^ ¡Uf! La verdad que el libro se las trae... menos mal que te salio gratis, como tú dices. Desde luego que en el mercado debe haber de todo pero desde luego es un libro que no solo no me leería, sino que no querría ni tener en mi estanteria.
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mamen!

      Pues sí, y menos mal que fue en digital y no en papel, que vamos, me lo llegan a dar en papel y va al cubo de reciclaje. Después hice un 'borrar de biblioteca virtual' y aquí paz y después gloria. Eso sí, el gustazo de decir lo que pienso no me lo quita nadie.

      Un besoteee!! ♥

      Eliminar
  6. ¡Hola! ^^
    Si ya me cuesta ver "El Hormiguero" (antes Pablo Motos me caía bien, pero ahora no lo trago ni con litros de agua) y dices que los autores son guionistas del programa, va a ser que paso del libro. Además, con la nota tan baja que le has puesto, no creo que me haga mucha gracia.

    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mary!

      Yo tampoco lo trago, me cae como una patada en el estómago. Haces bien en pasar, no vale la pena perder el tiempo.

      Un besoteee!!! ♥

      Eliminar
  7. ¡Hola!
    Dios mío, me ha encantado tu entrada. ¡Hacía tiempo que no leía una reflexión sobre España y sus topicazos tan buena!
    Como española, creo que estoy de acuerdo con casi todo lo que has dicho, sobre todo con el tema "tauromaquia". Soy antitaurina hasta la médula, me parece tan aberrante eso de llamar cultura a un acto que consiste en clavar espadas a un animal hasta la muerte. Y, para colmo, llamarnos "antiespañoles" a los que no apoyamos esa barbarie. Y, lo que todavía es más asqueroso, financiar la "fiesta" con dinero público, de ese que pagamos todos para que las cosas funcionen, pero se invierte en esta mierda y otras similares, cuando no acaba en cuentas en Suiza...

    A mí probablemente este libro me habría provocado la misma reacción que a ti, porque me parece muy triste que se haya llegado a aceptar como normal el choriceo y la falta de cultura. Lo que pasa es que yo ya estoy curada de espanto, porque todos los días me toca oír a gente que piensa así expresando sus ideas y no dejando hablar a los demás...

    En fin, esperemos que las cosas vayan cambiando... ¡Muchas gracias por escribir esto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!

      Gracias piropo! Yo también creo que ya va siendo hora de decir las cosas por su nombre y de señalar lo inaceptable. Y esto pasa principalmente por erradicar costumbres del medievo que no llevan a ninguna parte, más que al sufrimiento de otro ser vivo e inocente. Si estos taurinos responden con violencia a los actos pacifistas que hacemos los animalistas quiere decir que les quedan cuatro telediarios, por mucho que les pese. El dinero público debería ir para lo que puede hacer avanzar una sociedad, no enmarcarla en el pasado, y estoy totalmente de acuerdo en que ese dinero que pagamos todos debería ir a educación y sanidad.
      Debo confesar que yo también estoy curada de mezquindad humana, pero nunca está de mas señalarla y decir 'eso no está bien!' y como dice el refrán, no hay más ignorante que en que no quiere escuchar.

      Un besoteeee!!!! ♥

      Eliminar
  8. El libro no me llamaba desde el principio pero ahora a leer tu opinión me gusta mucho menos. Además, si está lleno de estereotipos... apaga y vámonos XD yo estoy ya harta de ellos. Y lo que has dicho de las corridas de toros, estoy totalmente de acuerdo contigo. Mira que aquí en el sur las corridas de toros se supone que tienen más popularidad y hasta hicieron un programa de niños para ser toreros (¿¡cómo te lo comes!?) pero yo soy antitaurina total y a pesar de que da dinero, ojalá lo quitaran de aquí también porque para mi, solo es una barbarie contra un pobre animal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sorasaku!

      Estereotipos como un piano. Y lo chungo es que les publican esto. Que yo no sé que es peor. Y ¡¿cómo que están haciendo un programa de niños para ser toreros?! Le clavarán la banderilla al profesor supongo, no? O irán haciendo rondas y se las clavaran entre todos los alumnos. Eso no es normal. Tarde o temprano lo acabarán prohibiendo, no hay que olvidar que el lobby animalista ejerce una gran cantidad de presión institucional.

      Un besoteee!!

      Eliminar
  9. En principio la idea de un libro que reune tópicos y sandeces varias puede resultar divertido y hasta entretenido... pero algunos de los fragmentos que has compartido no me hacen ni media de gracia. De la sátira al insulto hay un paso y sospecho que aquí lo han dado en más de una ocasión. Está bien reírse de uno mismo pero me parece que esta obra no consigue del todo su propósito, y más viendo la nota que le has tenido que dar tras su lectura. ¡Siento que saliera tan mal!

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Meg!

      Una cosa es el humor y reírse de uno mismo, que es bueno en cierto punto, y otra es caer en el insulto, que es el caso. Si a alguien le hace gracia esto es que tiene un problema de riego cerebral.

      Un saludo!

      Eliminar
  10. Pues yo el libro no me lo voy a comprar, pero que me lo he pasado pipa leyendote ya te lo digo, me hubiera encantado verte la cara mientras lo leías, jajajaja.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Noelia!

      Jajajaja! El poner a caldo no me lo quita nadie y más después de sufrirlo. Si me hubieses visto la cara mientras lo leía en el metro, fijo que me reconocerías por ser 'la chica agarrá a una barra que oscila entre enarcar las cejas con cara de mala leche y que a veces se le pone la cara entre un tótem y un tomate'. XD

      Un besoteeee!!! ♥

      Eliminar
  11. No me atrae nada la verdad...además me parece que recurre a temas bastante explotados ya. Así que esta vez no me lo anoto.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cris!

      Haces muuuuuuy bien en pasar!

      Un besote!!

      Eliminar
  12. Que e.é cosas se encuentra una en estos días... D: me gusta la sátira pero esto parece que excede mi nivel :S... Ojala leas pronto algo mejor que te quite el mal sabor de boca >.<

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ckdy!

      Totalmente, excede pero para mal. Jajajaja! Fíjate que estoy por coger y leerme 'Teoría de la relatividad', de Einstein a ver si se me pasa el susto.

      Un besoteeee!!

      Eliminar
  13. Holaaaaa ❤
    Bueno se me hace bastante curioso que lo que pasa allá es muy parecido a lo que sucede aquí y es bastante peculiar.

    Se ve que es un libro muy amarillista (aparte de que la portada está hecha en Canva según mi experiencia) y como te has expresado creo que no valdría la pena leerlo.

    Se nota que analizaste el libro y te quedó súper bien, para ser honesta adoro tus reseñas y más las largas.
    Besos ❤❤❤❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sandra!

      Si?? Allí también tenéis estos problemas? Uffff!!! La humanidad va pa' abajo y sin frenos. Es un libro totalmente pasable que no aporta nada. Gracia por el priropo!

      Un besoteee!!! ♥

      Eliminar
  14. Hola hermosa! No soy de España y probablemente no lea el libro pero si que se me ha hecho interesante tu reseña. Tienes una mano y una mente para escribir y expresarte tan libre y tan perfectamente que apasiona. Un besote ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nea!

      Que bonita eres!!! Gracias!!!!! Eso ha sido todo un señor piropo!

      Un besoteeee!!!! ♥

      Eliminar
  15. Visto lo visto, lo dejaré pasar. Me ha encantado tu reflexión sobre Vaquerizo y Marías. XD
    Una reseña FANTÁSTICA. :-)
    ¡Nos leemos! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!

      Déjalo pasar que brrrr....en fin, es prescindible. Es que tiene narices compararme a Vaquerizo (que es amor) con Marías (que es un homófobo racista y misógino). Por ahí si que no paso.

      Graciaaas!!!! Un besoteeee!!! ♥

      Eliminar
  16. Vamos a ver, ¿por dónde empiezo?
    ¿Quién ha escrito este libro? ¿Los cuatro abuelos que beben vino tinto y juegan al dominó en el bar de mi pueblo mientras ensalzan la figura de cierto caudillo asegurando que con él "se vivía mejor?

    ¿Cuál es la intención comunicativa? ¿Que nadie pise España? ¿Que el autor tenga que salir a la calle con guardaespaldas?

    Me parece que a día de hoy hay personas que no distinguen entre escribir una sátira y hacer el payaso (con todo mi respeto hacia los payasos).Para escribir una sátira se requiere un mínimo de inteligencia, pero claro, no le pidamos peras al olmo.

    El tema de la tauromaquia me ha encendido, la verdad. Parece un libro destinado a defender toda la mierda que tenemos en el país para seguir siendo un país de pandereta, toros, tortilla de patata y olé. La tauromaquia no es un tema a debatir, no es un "si no te gusta, no vayas" . No me toquéis la moral, es como si me dijerais que si no me gustan los asesinos, no contrate a un sicario.
    Me avergüenza sobremanera que lo primero que conoce un extranjero de nuestro país, es que nuestra festividad más grande consista en dar patadas a un animal por el vicio del salvajismo y el dolor. Hay temas para los que no hay espacio para la broma, uno es el machismo, el otro es este tema.

    Sobre Cataluña... ¿De verdad seguimos con esas? Creo que alguien debería escribir un libro para demostrar que en España no todos somos seres retrógados que vivimos de leer el Marca, defender los toros "porque eso da dinero", vivir en los bares y regodearnos en nuestra ignorancia. Justamente vivo en un pueblo de Castellón en los que más "fiestas" de toros hay y cuya biblioteca municipal se cae a cachos, por no hablar de que han tenido a chavales de la ESO en aulas prefabricadas durante años por no invertir dinero en la reconstrucción del instituto... En fin, que me parece una puta vergüenza todo esto, y que encima se nos quiera decir que eso es lo que nosotros somos y que haya gente que estos temas le parezcan divertidos... Buff.

    Me encantan tus reseñas, y me encanta como piensas. Ya no me siento tan sola en mi furia reivindicativa jajaja.

    Perdón por el rollazo que te he soltado.

    ¡Besotes y feliz domingo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chari!!!

      Vaya pedazo de comentario! Me encanta!
      Seguro que a los abuelos del bar Manolo les hubiese encantado discutirlo mientras se zampan aceitunas con anchoas con un palillo asomando por la comisura de los labios. Lo que escama es que hay gente joven que piensa lo mismo que la gente de hace 60 años. Pero sí, no habría descrito esa escena mejor. La intención comunicativa es según una entrevista que dieron 'chunguearse con cariño de este país', pero vamos, que el chungueo es una cosa y el insulto otra distinta. Estoy de acuerdo con que la sátira requiere inteligencia, información y sentido común, algo de lo que carece totalmente este libro.
      Con la tauromaquia, no me podía creer lo que estaba leyendo. Y fue un ¿pero qué diceeees? Claro que eso lo pensé internamente porqué gritarle a un libro digital en el metro es un poco raro. En este tema bromas las justas, porqué todo lo que produzca dolor ajeno o juegue con la psicología no merece tratarse de esa forma tan vil.
      Sobre Cataluña...en fin, estoy tan acostumbrada a que se venda una imagen que no es. En Bilbao nos preguntaron en plan 'pero en Cataluña estáis fatal en tema político, no?' Y ay, cuando les respondes que a los Catalanes nos importa un pepino y que todo se lo han montado algunos para tapar otras cosillas.
      Estoy convencida de que en este país hay gente escéptica sin prejuicios (la mayoría que han comentado esta entrada lo deben ser, sino dudo que la leyesen siquiera) que mira más allá de lo que dice la élite y los medios de comunicación. Ahora que dices de Castellón, es una verguenza lo que han hecho con los colegios, que eso no son escuelas sino cuchitriles. Eso sí, al caloret, que no se lo quiten.

      Me encanta que no te sientas tan sola en el posicionamiento reivindicativo. Al escribir esto pensaba que yo también estaba sola en esto. Agradezco saber que es todo lo contrario.

      Un besote enorme y feliz inicio de semana!! ♥

      Eliminar
  17. OH DIOS! Ni de coña me lo leo, aparte de los que comentas el libro en sí no me atrae nada, aunque siempre digo que haces tan buenas reseñas que me acaba llamando todo, pero en este caso no, y menos mal que como tu dices te ha salido gratis, y luego con esa notaza, un uno...
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!!

      Jajajaja!! A otra cosa, que con esto no vale la pena perder el tiempo. Ya me lo he leído yo y no le deseo tanta vomitera mental a nadie. De ahí la notaza XD

      Un besoteee!!! ♥

      Eliminar
  18. ¡Hola Hydre!

    La verdad es q yo de entrada ni me fijaría en el libro. Me molesta especialmente esta manía española de intentar vender como algo inmutable unos supuestos rasgos de personalidad absurdos, no xq no sean ciertos, sino porque parece q se asumen como eternos y son la excusa perfecta para aquellos q deciden seguir comportándose como trogloditas antidemocráticos desde la comodidad de un sofá. Y no hablo de casta política, sino social, que es muy cómodo, como digo, irse quejando de como va el país y luego preferir irte a la playa un domingo de elecciones y repetir según q discursos estúpidos. Este tipo de humor está claro q no va conmigo, me pone de sincera mala leche y paso absolutamente de él. Lo de la vergüenza ajena q he pasado cada vez q he caído, sin quererlo, en el Hormiguero ya no tiene ni nombre...

    Osea q nada, q lo disfrute quien quiera, pero por mi parte ya puede quedarse ahí pillando polvo.

    Un besote guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marta!

      Ahí les has dao. Es la pescadilla que se mueve la cola y que se ampara en 'lo tradicional' para seguir revolcándose en cosas que no conducen a ningún sitio. Si hiciésemos lo que han hecho los franceses contra el despido libre, todas esas manifestaciones y movilizaciones puede que hubiésemos impedido, o por lo menos dejado claro nuestra postura, pero es lo que tu dices, es muy cómodo criticar desde el sofá.

      Un besoteee!!!

      Eliminar
  19. ¡Hola, guapa!
    Hay pocas cosas que me gusten menos que alguien que pretende ser gracioso y no lo consigue en absoluto. Así que no me merece la pena ni siquiera plantearme el darle una oportunidad. ¿Nadie le ha dicho a estos autores que no son graciosos?

    ¡Un beso enoooorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sherezade!!

      Verdad que sí? De aquellos que se ríen de sus propios chistes. Que rabia dan. Una cosa es hacer humor inteligente y otra...en fin, lo visto.

      Un besote enoooorme!!!!! ♥

      Eliminar
  20. Madre del amor hermoso ... Ya sólo con el título hubiese empezado a correr porque no puede salir nada bueno de ahí ... Pero quien sabe ... Un bueno autor, con buen sentido y uso de la ironía podría haber logrado algo bueno pero en este caso ... Creo que voy a guardar 1 minuto de silencio por el árbol que dio su vida para crear semejante mojón.
    Creo que no voy a comentar nada ... En estos momentos me he quedado tan noqueada que no se ni como he logrado escribir algo. Sobre todo de los dos temas estrella: Cataluña, que típico! Y los toros ... De este último no puedo decir nada porque ahora mismo no me corre la sangre por las venas, me he quedado en shock! De hecho voy a hacer las maletas y como dijo la gran Mafalda, a cuyo cociente intelectual no llega medio país ni sumándolos todos: que paren el mundo, que yo me bajo.
    Por cierto, los toros darán 700 millones de euros o los que sean, esta muy bien. Estoy segura de que en Roma los gladiadores también eran rentables, podemos utilizar las plazas de toros para torturar animales y también gladiadores, total, estos últimos, al igual que los toros, fijo que son de algodón y no sufren. Igual los autores de esta maravilla y unos cuantos defensores más de este gran espectáculo se ofrecen como voluntarios y hasta nos hacen el favor de desaparecer.

    Un besoooos :)

    Pd: menos mal que no iba a decir nada.
    Pd2: y si, los acabaremos prohibiendo, sólo espero que sea más pronto que tarde. Espero que mis hijos no lleguen a ver en su vida una corrida de toros y para ellos eso sean cosas del medievo.
    Pd3: voy a llorar por este pobre país

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.