X-Men: First Class

By | 12:45 Leave a Comment

Por si a alguien no le había quedado claro mi afición a los cómics de Marvel (a los antiguos) hoy vengo con otra crítica de cine que pensaba hacer desde hace más de un año, pero que entre pitos y flautas se ha alargado hasta ahora. Recuerdo que la vi desde mi ordenador segmentada en tres partes (es lo que tiene la Universidad) y también os diré que X-Men no es de mis favoritas. Así que imaginaos la grata sorpresa que me llevé al ver esta secuela, o precuela, o cómo se llame en alguno se esos nombres retorcidos que ponen ahora a los films.

El reparto tampoco ayudaba: James McAvoy, Michael Fassbender (sus interpretaciones me dejan completamente fría) y Jennifer Lawrence (fría, fría, fría). A los otros actores prácticamente ni los conocía. Así que con mentalidad abierta a ver que demonios me encontraba en el film me fue enganchando, enganchando, enganchando y ahora espero con ansias la segunda parte: X-men: days of future past (eso sí, a los de vestuario es pa' darles, esa camisa de Xavier no es normal).
Aunque Fassbender no me caiga en gracia, la Asociación de Críticos de Los Ángeles le dieron el premio a mejor actor 2011.

Se me ha pasado decir que aquí el título está traducido cómo X-Men: primera generación. Amén a las aberraciones de traducciones en español.



La historia se sitúa en la amistad de Charles Xavier (McAvoy) y Eric Lensherr (Fassbender) antes de llevarse a matar, literalmente. El tiempo se sitúa en la Guerra Fría (años 60). Pero no os voy a aburrir con detalles, que para quien no conozca la saga pueden ser superfluos e insuficientes. Como sabéis cada uno de los personajes son mutantes, cada uno con diferentes habilidades, y que no se acaban de llevar bien con sus poderes. Xavier, con la capacidad de leer la mente, Eric (alias Magneto) con su dominio de los metales. Mística (Lawrence) con la capacidad de transformarse en cualquier persona.  Y os preguntaréis... ¿dónde lechugas se ha metido el malo malísimo? Pues en un yate. El villano en cuestión es Sebastian Shaw, que traumó a Magneto de pequeño en un campo de concentración y que quiere una guerra nuclear entre humanos. Adivinad que hacen nuestros súper heróes? Pues eso mismo.

La peli, como en todas también aborda una doble vertiente. El espectador se puede sentir identificado con los ideales de ambos protagonistas principales...y escoger uno. No luchan bien o mal, sino personas con diferentes motivos agraviados por las experiencias vividas.

El punto a favor que encontré en este film, es que sin duda alguna es sumamente entretenido, lo que a mi parecer, ya acarrea bastantes puntos. Y si dedica bastantes escenas a los debates internos de los personajes, no hay nada más que hablar. Una peli de mutantes con contradicciones. Buen cine para los amantes de este universo pop.



A destacar la química entre los dos protagonistas principales (muy fan de McAvoy en la piel de Xavier) y algunos gags con chispa. Para pasar una buena tarde, de esas de sofá con una idea clara: esperemos que la segunda la supere.




Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

0 comentarios:

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.