Crítica: ‘El viaje de Arlo’

By | 17:30 4 comments

¡Ya se acerca la Navidad! ¡Por fin! Soy de las que disfrutan con cada época del año que pasa, porqué todas tienen algo que las hace hermosas y a la vez, únicas. Así, que a gozar de las pequeñas cosas (ya sabéis que la felicidad siempre tiene forma de pequeños detalles) del invierno. Y aunque sé que es improbable, ojalá nieve. Bueno, a lo que voy.
 
Fuimos a ver El viaje de Arlo, y debo reconocer que tenía miedo. Sí, los niños, algunos, igual que los 'adultos', son unos toca narices. Y no me vale eso de ¡Oh, pobres, es que son niños! Que irónicamente, es lo mismo que dice la gente cuándo se meten los dedos en la nariz, y eso, en mi pueblo, de toda la vida se llama ser guarro de coj...
 
Por suerte, pillamos la sesión 'anti-kids', es decir, la más temprana, antes que los renacuajos salgan del cole. Y éramos cuatro gatos. Bueno, diez, pero ya se me entiende. Nos apoltronamos felices en el mejor sitio de la sala con un bol de palomitas de colores rosas, expectantes a ver qué nos tenía preparado Disney/Pixar y con una caja de 100 tissues al lado, por si acaso nos daba por sorprendernos a lágrima viva.
 
La historia se centra en Arlo, un apatosaurus (no confundir con brachiosaurus, camarasaurus o diplodocus como algún aneuronal aseguraba por ahí, en todo caso, apatosaurus también se conoce con el nombre de brontosaurus). Arlo, le tiene miedo a todo y ya, recién salido del cascarón, siente un profundo pánico hacia el exterior, y cuando crece, un miedo atroz a las gallinas. Arlo vive con su familia típica, tópica y tradicionalista (compuesta por su hermana, hermano, madre y padre) en una granja y se dedican a cultivar y a almacenar maíz. Pero todo se complica con la llegada de un polizón que se dedica a zamparse las reservas de maíz. El polizón en cuestión resulta ser un niño humano, con una actitud más propia de un perro, llamado (esto se sabe después) Spot, al que Arlo debe dar caza, cosa que no llega a hacer porqué Arlo todo un dinosaurio afable, tímido y bueno (de ahí, el título original en inglés, The good dinosaur). Una fatídica tarde, persiguiendo a Spot, una riada se lleva al buen dinosaurio montaña a bajo. Desconcertado, hambriento, muerto de miedo y magullado, Arlo deberá encontrar el camino de vuelta a casa para ayudar a lo que queda de su familia a recoger el maíz antes del invierno. Pero no estará solo en su viaje, el humano-perro Spot, lo protegerá, contra todo pronóstico, bajo viento y marea.
 
Spot sacando los dientes, literalmente. Photo by Pixar - © 2013 Disney and Pixar. All Rights Reserved.
 
Esta es la historia de una inverosímil y hermosa amistad. Sí, ya lo sé, los dinosaurios nunca convivieron con los humanos, pero en este film, resulta que el meteorito pasa de largo y no se extinguen.
 
En su viaje, Arlo y Spot se encontrarán con los más variopintos dinosaurios: un triceratops loco, cuatro velociraptores (sí, tenían plumas, en Jurassic World metieron la pata a base de bien), tres tiranosaurios la mar de achuchables y seis pterosaurios con muy mala uva. Lo bueno de las películas de Pixar es que humanizan los personajes que en un principio, nos imaginaríamos como inanimados, véase Aviones o Cars, por citar las primeras que me vienen a la cabeza, además de crear un mundo en el que los humanos no existen, no tienen cabida o están alejados de lo que nos es familiar.
 
Se puede poner la pega de que el guión no es original, que es el mismo planteamiento visto otras veces, pero en esta película destacan más que los diálogos, las miradas: de complicidad, de temor, de amistad, de amor. Lo que hace imposible la indiferencia hacia algunas escenas que son casi mágicas. Alelada, mirando la pantalla ante unos paisajes que parecen filmados y no creados a partir de un ordenador. Pixar no busca trascender en esta película, sino llegar al espectador, y eso, lo consigue con creces, porqué en la sala, todos sacaron el pañuelo. El guión también nos da escenas preciosas, como uno de los momentos cumbres más bonitos que recuerdo: el momento en el que Arlo y Spot hablan de sus respectivas familias, y lo hacen sin palabras. O la genial y entusiasta escena del colocón a base de fruta alucinógena.
 
La película recuerda a las veces a un western, con las reses, esas grandes explanadas en las que solo hay horizonte, las historias al lado de la hoguera, los forajidos….pero por encima de todo, es una historia sobre la madurez. Un viaje en el que nuestro buen dinosaurio desarrolla experiencia, conocimiento y sobretodo, sabiduría.
 
Las miradas son uno de los puntos fuertes de la película. Photo by Pixar - © 2013 Disney and Pixar. All Rights Reserved.
 
Arlo, personaje al que concibieron como si tuviese 11 años –en principio iba a tener 13, pero esa edad fue desechada porqué no cumplía con el propósito de la trama- ha pasado seis años en desarrollo. La película ha tenido una producción álgida gracias a los problemas que la salpicaron durante el transcurso: por un lado están los cambios de director.  Bob Peterson (Buscando a Nemo (2003), Up (2009), Monstruos S.A (2001)), era el encargado, en un principio, de llevar la decimosexta de Pixar a buen puerto, pero los retrasos fueron mermando el proyecto. Dejó la dirección en 2013, aunque figura en el cast como concepto original y desarrollo del film. La película pasó a manos de Peter Shon (Buscando a Nemo (2003), Los Increíbles (2004), Ratatouille (2007)) -que hasta entonces era productor de la que nos ocupa-, y que ha sido el encargado de completarlo para que lo podamos desfrutar en salas. También se cambió el compositor: Thomas Newman dejó el proyecto por los múltiples retrasos y pasó el relevo a  Mychael Danna, el ganador de un Oscar a mejor BSO por La Vida de Pi (2012) y a su hermano, Jeff Danna, en este aspecto, es la primera película de Pixar a tener dos compositores. Composición que por cierto, a veces recuerda a las antiguas pelis del oeste.
 
Por si fuese poco todo este vaivén de cambios, en noviembre de 2013, debido a los retrasos, Pixar despidió a 67 empleados de su plantilla de 1.200 personas, tras el cierre de su estudio en Canadá.  ‘Para Pixar fue un acontecimiento dramático,’ dijo Jim Morris, gerente general y vicepresidente ejecutivo del estudio. Su estreno, inicialmente previsto para noviembre de 2013, lo ocupó Frozen: el reino del hielo, así que se pospuso hasta mayo de 2014, que tampoco fue fecha viable, así que como el año pasado, fue clima de secano para Pixar, este año han estrenado, para deleite de los fans de la animación – y por primera vez en la historia de la compañía-, dos películas.

De acuerdo con el director original, Bob Peterson, la inspiración para esta película vino de la impresión que le causaron los animatronics de dinosaurios que vio en la Feria Mundial de Nueva York de 1964, cuándo era niño. Con guión de Meg LeFauve (guionista de Inside Out y futura guionista de Capitán Marvel), la película es también un homenaje a Jurassic Park, en referencia a la lucha de los Tiranosaurios con los Velociraptores que tiene lugar en la escena final de la famosa película de Spielberg. En este caso, se aprovecharon las estatuas de dinosaurios de Monsters University, para hacerlos como dinosaurios ‘reales’.

Las apariencias, a veces, engañan. Photo by Pixar - © 2013 Disney and Pixar. All Rights Reserved.

Para plasmar el movimiento de Arlo, los animadores se fijaron como modelo en  la forma de caminar de los elefantes jóvenes. Lo curioso de esta película es que no hay antagonista, sino que el enemigo, propiamente dicho, es la naturaleza y la lucha por la supervivencia.

Antes del film, como ya es un clásico en Pixar, se proyecta un corto. Esta vez, basado en hechos ‘bastante’ reales sobre un niño hindú. El corto, titulado Sanjay’s Super Team, es rompedor por el hecho de tratar otras creencias y hacer una pequeña inmersión al mundo de los dioses –son politeístas-, con especial énfasis en el choque de culturas. De la BSO en Español de El viaje de Arlo se encarga Manuel Carrasco, que parece que está remontando en el panorama musical nacional después de unos años de out.

Con un presupuesto de 90.962.643 dólares y 39.155.217 recuperados sólo en el primer fin de semana de estreno en Estados Unidos –al escribir estas líneas, todavía no hay datos oficiales en Europa-, es una de las películas –en mi humilde opinión- con mayor calidad técnica de la factoría.

No me ha sorprendido que algunos críticos –en masculino- de medios que están más bien faltos de lo que se considera la objetividad periodística tilden esta película de ‘ñoña’ y ‘cursi’, tachándola de niñería, como desprecio a las féminas, para ensalzar una virilidad machoril. A todos ellos, dejarles claro varias cosas: ser emotivo no es lo mismo que ser cursi y lo cursi no va asociado con lo femenino al igual que tampoco va asociado con la debilidad o la empatía. Deberían hacerse mirar su misoginia e intentar no recurrir al machismo para ensalzar su quebradiza hombría (os hacen saltar las lagrimitas y eso jode).  Estaría bien informarse antes de escribir necedades porqué es de mala educación hablar con la cabeza vacía.

Esta vez, Pixar ha creado un mundo en el que el agua y las nubes son un personaje más. Verán, en la animación, normalmente, estas últimas están quietas, en El viaje de Arlo, son volumétricas, en tres dimensiones, animadas como otro ser vivo, que además están llenas de vida porqué se mueven. El cielo es un elemento importante de la película. Como explica Sebastian Senn, el desarollador de nubes de la película en una entrevista emitida en Canal+ Estreno en Salas el día 29 de noviembre:
 
‘Antes, el departamento de Matte Painting pintaba las nubes a mano. Quedaban preciosas pero no podían moverse fácilmente. Buscamos la manera de que las nubes pudiesen moverse. Creamos herramientas totalmente nuevas. Las nubes existen en el espacio 3D y eso hacen que resulten mucho más reales. Se mueven cuándo se levanta el viento y cuando hay tormenta’.
Martin-Sebastian Senn: Clouds Development
Ejemplo de sofisticación paisajística. Photo by Pixar - © 2013 Disney and Pixar. All Rights Reserved.
 
Por su parte, Shon, el director, añadía que
 
‘Queríamos que la naturaleza estuviese viva, que respirase, por eso se nos ocurrió intentar hacer todas las nubes volumétricas en 3D.’
 
Para animarlo todo, para poder plasmar el realismo de la película y del lejano oeste el equipo hizo su propio viaje, incluyendo una excursión a caballo por el Grand Teton. Según dicen, como hay una escena en la que Arlo cae al río, hicieron rafting para saber que se sentía bajando por unos rápidos. Como cuenta Harley Jessup, diseñador de producción:
 
‘Sabíamos que se iba a ambientar en el oeste americano.’
 
Decir que no pude evitar pensar En busca del Valle encantando antes de ir a verla, la diferencia, es que en esta moría la madre (algo que siempre me toca los ovarios) y en la que nos ocupa es el padre –como en El Rey León-. Y por suerte, me la repampinfla bastante. Si le tengo que poner un pero, es que de repente, la madre se ve desvalida sin su compañero, como dando a entender que 'la figura paterna es el sustento de la familia'. En fin hija, al toro, por los cuernos, que los tíos se reponen pronto. Por lo demás, genial. La animación es diferente a Inside Out, y comparar El viaje de Arlo con Del Revés es una gran estupidez. Temática y animación son diferentes, al igual que el presupuesto. En Arlo (lo específico para aquellos que insisten en ello) la trama es más simple, sí, pero lo simple, a menudo resulta lo más hermoso. Y quién no sepa verlo, tiene un gran problema de narcisismo. O de pérdida de ilusión de vivir. No sé cuál es peor de las dos.
 
En fin, El viaje de Arlo es una preciosidad, en su simpleza narrativa, un alegato y un canto a la vida, a ese 'sigue nadando, sigue nadando, nadando, nadando...' que decía Dory en Buscando a Nemo, como mantra para respirar y ver que, ante nuestros ojos, por muy oscuro que sea el camino, siempre hay luz ( representado metafóricamente en la escena de las luciérnagas), siempre hay alguien a quién poder coger de la mano para sustentarnos.
 
Una reflexión sobre la fragilidad de la vida, la rapidez de la muerte plasmado desde una perspectiva arraigada a lo emocional, que transmite sentimientos a cada escena. Id a verla no os defraudará. Deja huella. Es una película tan dulce, emotiva y adorable que sabe amargo que se acabe.
 
4/5
★★★★

Ver tráiler
Premios: 2015: Globo de Oro: nominada mejor filme de animación. Premios Annie (los Oscar de la animación): 10 nominaciones incluyendo mejor película. Satellite Awards: Nominada al mejor largometraje de animación. Critics Choise Awards: ídem anterior.
Web oficial: http://aja.disney.com/the-good-dinosaur
Fuentes: IMDN, Filmafinnity, Acción, Canal +.

Imágenes: granviacines.com, polygon.com, atomix.vg, Photos by Pixar - © 2013 Disney and Pixar. All Rights Reserved.
Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

4 comentarios:

  1. ¡Hola guapa!

    La verdad es que esta película no la he visto, pero tampoco es de las que cuando he visto el tráiler he dicho ... ¡tengo que verla sí o sí! Sí, parece entretenida y tal ... y sí,algún día la acabaré viendo, pero ante la laaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaarga lista que tengo de pelis para ver, y ahora que se acercan los goya y los oscars... uff me falta tiempo sólo de pensarlo. Jajajajaja. Porque también aprovecho a ver todas las pelis que quería ver en verano que por el trabajo no podía.

    Pero venga, una más a la lista. Jajajaja

    Un besote guapísima. y sigue escribiendo que lo haces genial, y haces la crítica SUPER completa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Eva!

      Tu lista de pelis debe ser como leer la Biblia en verso, o El Quijote en prosa. Ando desconectadísima de los premios, que seguro que como cada año están apañados. El año pasado me llevé un chasco porqué no le dieron lo que se merecía a 'Boyhood' pero sí a 'Birdman', es la hipocresía de la Academia: prefieren premiar a una película rodada en toma entera que una que se ha tardado 12 años. Desde ese día, perdieron toda la credibilidad. Eso sí, estoy deseando que hagan los BAFTA.

      Un súper besoteee!!! ♥♥

      Eliminar
  2. Hola Hydre:

    No he visto la película. No esperaba mucho de la película pero luego de leer tu reseña creo que me la apunto si o si para verla durante el 2016. Ya te contaré que me parece.

    Un beso ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mindy,

      Espero que la disfrutes. Las pelis de Pixar siempre hay que darles una oportunidad, que para algo son los cracks de la animación.

      Un beso!

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.